Conecte con nosotros

Brasil

Gobernador de San Pablo prohíbe a comercios trabajar los primeros días de enero pero al menos 20 alcaldes anunciaron que no aplicarán estas medidas

El gobernador anti-bolsonarista Joao Doria impulsó un decreto que restringe a restaurantes, centros comerciales, bares y tiendas trabajar durante los primeros días de enero. Recibió el rechazo de 20 alcaldes de su propio partido político.

Publicado

en

En el último día del 2020, el gobierno de San Pablo extendió por decimoquinta vez la cuarentena en todo el Estado hasta el 7 de febrero. La medida fue publicada en el Boletín Oficial, con la argumentación de “contener la propagación del Covid-19 y garantizar el buen funcionamiento de los servicios de salud“.

Además, la medida incluye un confinamiento absoluto para los primeros tres días de enero, como la prohibición de todas las actividades “no esenciales”, cierre de centros comerciales, restaurantes, bares, gimnasios, plazas, y más.

Ya en el mes de noviembre, el gobierno estatal había decretado la extensión de la cuarentena hasta el 4 de enero. El gobernador paulista, Joao Doria, insiste en restringir las libertades esenciales de los ciudadanos y ponerle un freno a la recuperación económica de todo el país.

En Brasil, el Presidente no tiene el poder constitucional de imponer una cuarentena nacional ni de cerrar las fronteras del país sin pasar una ley por el Congreso que le dé esos poderes extraordinarios. De todos modos, Bolsonaro jamás tuvo la intención de llevar a cabo estas restricciones, y los gobernadores de cada Estado tomaron en sus manos la decisión de confinar a sus ciudadanos o no.

A lo largo del país, se notó particularmente la diferencia entre los gobernadores de izquierda y de derecha, ya que los primeros corrieron a imponer cuarentenas y los segundos no. Sin embargo, Doria, un ex aliado de Bolsonaro, se convirtió en uno de los mayores confinadores del país sin pertenecer al clásico sector de la izquierda brasileña.

Ad

En 2018, el contundente triunfo de Jair Bolsonaro en la segunda vuelta de los comicios presidenciales se convirtió en la máxima representación del descontento ciudadano en Brasil. 

El efecto Bolsonaro vendría acompañado por el surgimiento de nuevas figuras que decían defender sus mismos valores y que utilizarían su imagen para obtener notoriedad entre la campaña. De esta manera, muchos lograrían obtener puestos clave en el Senado, la Cámara de Diputados, y otros como Gobernadores estatales. 
Sin embargo, la crisis generada por el coronavirus revelaría las verdaderas intenciones de muchos de sus aliados, que con el apoyo de sectores socialistas provocaron numerosas disputas entre los miembros de su gabinete.
Pero nadie ejercería mayor oposición a la notable gestión de Jair Bolsonaro durante la pandemia que su antiguo aliado Joao Doria, quien se convirtió en el máximo promotor del cierre de la economía y de los confinamientos estrictos en el país.
Doria pasó de ser “el gobernador de Bolsonaro” a recibir el apoyo de las caras más famosas del socialismo brasileño como Lula da Silva, mientras adopta un discurso autoritario en pos de restringir las libertades civiles de los paulistas por el coronavirus.
Estas medidas no serían respetadas ni por el mismo Doria, quien luego de decretar un aumento en las restricciones a nivel estatal en diciembre, viajaría con su esposa a Miami para disfrutar de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo
En un principio trató de hacerlo a escondidas, pero poco a poco empezaron a aparecer escraches en redes sociales que indicaban que en Miami no utilizaba barbijo y disfrutaba de las libertades del norteamericano Estado de Florida.
Ante las críticas recibidas, el Gobernador regresó de urgencia a San Pablo, con la excusa de que el Vicegobernador del Estado, Rodrigo García, había dado positivo por coronavirus. 

Ad

La conducta de Doria frente a la pandemia poco tiene que ver con cuidar la salud pública de los paulistas, y puede ser calificada de manera clara como oportunista

En 2018 buscó acercarse a la figura de Jair Bolsonaro en un momento clave de las elecciones de ese año, cuando tras no lograr un triunfo en primera vuelta, tenía un panorama complicado en el ballotage contra el socialista Márcio França.

Esta decisión fue más que polémica, ya que su propio partido, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), tenía a Gerardo Alckmin como candidato presidencial, y para el ballotage nacional habían decidido no apoyar ni a Bolsonaro ni a Haddad.

Alckmin obtuvo menos del 5% de los votos a nivel nacional y Doria entendió que debía aliarse con Bolsonaro si quería ganar, a pesar de las críticas de sus propios aliados. A pesar de todo, fue muy positivo. Esta alianza le terminó sumando más de 4 millones de votos en la segunda vuelta de San Pablo, que terminó ganando con más del 51%.

Al preguntarle acerca de las razones para apoyar a Bolsonaro, Doria afirmó que además del antipetismo (oposición al Partido de los Trabajadores), el tema económico era uno de los puntos de convergencia con Bolsonaro“.

“La propuesta económica del candidato Bolsonaro, elaborada por el economista Paulo Guedes, está muy bien estructurada, defendiendo el liberalismo, los mismos principios que yo defiendo aquí en São Paulo”, expresó en aquella ocasión, aunque con el paso del tiempo, demostraría todo lo contrario. 

Ad

En los últimos meses, algunos sectores de la prensa brasileña han especulado sobre una posible alianza entre Joao Doria; el ex Ministro de Justicia, Sergio Moro; el presentador de televisión de la cadena izquierdista TV Globo, Luciano Huck; y el ex Ministro de Salud, Henrique Mandetta, con el objetivo de impulsar a un “perfil centrista” para enfrentar a Jair Bolsonaro en 2022.

De todos modos, esta coalición moderada es una fachada, ya que incluiría también a algunos sectores del Partido de los Trabajadores (PT), Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Partido Democrático Laborista (PDT), entre otros partidos de izquierda. 

Según un último sondeo de PoderData para las elecciones presidenciales del 2022, que por ahora pesquisa a todas estas figuras por separado, el presentador Luciano Huck obtendría un 9% de los votos, mientras que Moro, Doria y Mandetta, obtendrían un 7, 3 y 1%, respectivamente. Esto demuestra que en caso de formar una alianza, obtendrían alrededor de un 20% de los votos, mientras que el presidente Jair Bolsonaro se mantiene en torno a un 35%, pero faltan todavía 2 años y esta formación centrista podría seguir creciendo.

Un indicio de esto son las últimas elecciones municipales de Brasil en 2020, donde los candidatos de los partidos más centristas como PSDB, DEM, MDB y REP fueron los grandes ganadores.

Ad

En el caso de Doria, contrario a lo que pasa con los demás miembro de esta posible alianza, parece que cada vez crece más su imagen negativa

Los bajos niveles de aceptación del Gobernador parecen también ser respuesta a las recientes muestras de rechazo de al menos 20 alcaldes de diversas ciudades de San Pablo, incluyendo incluso a muchos miembros de su propio partido.

Estos alcaldes anunciaron que no aplicarían en sus ciudades las medidas de Doria, lo que provocó la ira del Gobernador quien amenazó con iniciar acciones legales ante el Ministerio Público y otros entes judiciales

Esto lo confirmó el alcalde de Mirandópolis, Everton Sodario. Sodario comparó a Doria con el dictador Nazi, Adolf Hitler, y expresó que en su ciudad se han registrado apenas 3 hospitalizaciones por COVID-19 en los últimos meses, por lo que carece de sentido aplicar medidas así de severas en su Municipio.

Tenemos que unirnos contra el autoritarismo. Hitler, en Alemania, empezó así, no con el Ejército en las calles. Comenzó con decretos, con órdenes, que se suponía beneficiarían a la población. Y estamos viendo este tipo de actitud por parte del gobernador João Doria”, expresó el alcalde Everton Sodario. 
El alcalde de Mirandópolis, Everton Sodario ha prometido que no seguirá el decreto “irresponsable” de Joao Doria. 


Por Miguel Barahona, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

Bolsonaro se reúne con Boris Johnson en Nueva York: más vacunas y un posible acuerdo de libre comercio

Publicado

en

Según el gobierno británico, los líderes hablaron sobre libre comercio, la lucha contra el Covid-19 y el papel de los inmunizadores en el mundo.

El presidente Jair Bolsonaro viajó a Nueva York ayer por la noche ya que abrirá la Asamblea General de la ONU este martes. Después de recorrer las calles de Manhattan, el máximo mandatario de Brasil se reunió esta mañana con el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

Luego de una hora a puertas cerradas, los mandatarios invitaron a medios internacionales y hablaron juntos ante las cámaras, donde Boris habló sobre las buenas relaciones entre los dos países y dijo que había prometido visitar Brasil antes de la llegada del Covid-19, pero que la visita todavía está pendiente.

El primer ministro también habló de inmunización contra el coronavirus, algo que se ha convertido en el foco de su gobierno, que ha dejado de lado cosas como reducción de impuestos, frenar la inmigración ilegal y promover el libre comercio, los tres pilares de su campaña del 2019. 

“Estamos trabajando junto con Brasil para que produzcan nuestras vacunas, es una gran vacuna, la tomé dos veces”, dijo Boris Johnson, refiriéndose a las dosis de Oxford/AstraZeneca, que son fabricadas en Brasil por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

El presidente de Brasil le aclaró que aún no ha sido vacunado, y recordó que ya contrajo la enfermedad, por lo que no necesita la vacuna con la misma urgencia que otros, y agregó: “Tengo una tasa de inmunización muy alta”, lo que llevó a las risas de todos los presentes.

También hablaron sobre un acuerdo de libre comercio entre los países. Desde que el Reino Unido abandonó la Unión Europea, el gobierno inglés necesita llegar a nuevos acuerdos comerciales con el resto de los países del mundo para que no apliquen las restrictivas reglas comerciales internacionales.

Al final de la reunión, el primer ministro dijo estar “encantado” de conocer a Jair Bolsonaro. En un comunicado de prensa, un portavoz de Downing Street dijo que los dos líderes también hablaron sobre el importante papel que juega Brasil en la preservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático.

“También hablaron de la lucha global contra la nueva pandemia de coronavirus. El primer ministro destacó la importancia de las vacunas como la mejor herramienta para combatir el virus y salvar vidas en todo el mundo. Hizo hincapié en el importante papel que ha desempeñado la vacuna Oxford-AstraZeneca en el Reino Unido, Brasil y otros lugares ”, dice un extracto del comunicado.

Como representante de Brasil, se espera que Jair Bolsonaro pronuncie el primer discurso entre los líderes estatales en la Asamblea General de las Naciones Unidas este martes 20 en Nueva York. El mandatario llegó al país este domingo 19. De acuerdo con la agenda oficial difundida por el gobierno, debería participar en una recepción ofrecida por el Representante Permanente de Brasil ante las Naciones Unidas.

Seguir Leyendo

Brasil

El IPEA estima que el libre comercio con EEUU generaría un aumento del 90% en las exportaciones de Brasil

Publicado

en

Un nuevo estudio del Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas de Brasil analizó el impacto de un acuerdo de libre comercio entre EE.UU y Brasil, el cuál se mantiene en negociación desde 2019. Los beneficios del libre comercio generarían un mayor crecimiento económico para ambas economías.

En julio de 2019 Brasil y Estados Unidos, bajo los liderazgos de Jair Bolsonaro y Donald Trump respectivamente, iniciaron una rueda de negociaciones para establecer un acuerdo de libre comercio entre ambos países. Las negociaciones siguen vigentes entre las partes pero ahora con el liderazgo de Joe Biden se han estancado.

A raíz de esto, un nuevo informe del Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas (IPEA) de Brasil, analizó y estimó el impacto positivo de un futuro acuerdo de apertura de la economía brasileña, con resultados sorprendentes.

De concretarse el libre comercio, Brasil podría aspirar sin mayores dificultades a generar un crecimiento adicional del 0,41% en el PBI cada año (unos 7.500 millones de dólares adicionales al año), además de la variación positiva producida por el resto de los factores relevantes.

Un mayor crecimiento económico podría mitigar progresivamente los efectos negativos causados por la pandemia en el 2020 y, teniendo en cuenta que Brasil ya recuperó el nivel de actividad que tenía en febrero de ese año, un mayor dinamismo económico podría ayudar a sortear el efecto recesivo heredado de la última gran crisis del Gobierno del PT entre 2015 y 2016.

El estímulo para el PBI viene explicado por la expectativa de un importante aumento del 90% en las exportaciones, concretamente en seis sectores estratégicos: productos metálicos, equipos de transporte, alimentos y bebidas, servicios financieros e informáticos, y petróleo y gas natural. En todos estos sectores Brasil cuenta con una ventaja competitiva que podría explotar a través del comercio internacional.

Actualmente y dada la estructura económica de Brasil, China se convirtió en su principal socio comercial, según las estadísticas correspondientes al primer semestre de 2021, seguido por la Unión Europea y recién en tercer lugar los Estados Unidos.

Un nuevo acuerdo comercial podría profundizar las relaciones entre ambos países, generando que Estados Unidos vuelva a tener una posición más relevante en la economía más grande del Sudamérica, una idea proyectada por Donald Trump en 2019, y que a su vez lastimaría a China beneficiando a los brasileños en el medio.

La economía norteamericana también se vería ampliamente beneficiada por la afluencia de competencia a nivel local, pero también por un mayor estímulo para sus exportaciones. Concretamente, las exportaciones norteamericanas podrían colocarse fácilmente en el mercado brasileño en rubros como dispositivos electrónicos, maquinaria, vehículos y productos minerales.

Pero pese a los numerosos beneficios y a la impronta comercial aperturista de Donald Trump, la gestión del presidente Biden se muestra mucho más escéptica del tratado y podría adoptar incluso una posición más proteccionista.

En palabras del propio representante asistente del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, Daniel Watson, la administración de Biden no buscará hacer nuevos acuerdos comerciales en el corto plazo, y no será una mayor prioridad en la agenda de los demócratas.

Seguir Leyendo

Brasil

Histórica desregulación del mercado laboral en Brasil: Bolsonaro impulsa nuevas modalidades de empleo

Publicado

en

El Congreso le dio media sanción a un ambicioso paquete de medidas que crearán nuevos programas para incentivar la creación de trabajo en el sector privado formal, especialmente para jóvenes, que fue enviado por Jair Bolsonaro.

Después de un primer intento por flexibilizar las regulaciones laborales en Brasil durante el 2017, el Gobierno de Bolsonaro cumple con lo prometido y se prepara para lanzar un ambicioso paquete de medidas para desregular el mercado y generar trabajo formal.

El día de hoy, la Cámara de Diputados brasileña dio media sanción para la reforma laboral que impulsó Bolsonaro, en la cual se incluyen una serie de programas ampliamente ambiciosos para permitir nuevas modalidades de empleo sin ataduras por las regulaciones anteriores.

La iniciativa de Bolsonaro se propone lanzar el REQUIP (Régimen Especial de Calificación e Inclusión Productiva) y el PRIORE (Programa Primera Oportunidad y de Reinserción en el Empleo), que garantizarán la apertura de nuevas modalidades flexibles que ayudarán a reducir el desempleo, especialmente entre los jovenes.

El programa REQUIP crea una nueva modalidad de trabajo en la cual el Estado no regulará el período de vacaciones pagas remuneradas, se elimina la obligatoriedad del aguinaldo y el aporte obligatorio al seguro de desempleo. Los contratos bajo esta modalidad se verán libres de estas regulaciones y tendrán una duración máxima de 18 meses, pensada para jóvenes de entre 18 y 29 años.

REQUIP solamente mantendrá ciertas restricciones sobre el pago de salarios, pues se mantiene vigente la exigencia de un salario mínimo, pero el alivio regulatorio apunta a combatir el alto nivel de desocupación en el segmento etario más joven de la población.

Los empleadores bajo esta modalidad no deberán cargar con impuestos al trabajo (aportes patronales), con lo cual el incentivo para la creación de empleo formal es contundente. El llamado “costo laboral” se ve virtualmente reducido a su mínima expresión, sin afectar en absoluto los salarios y en beneficio de los trabadores.

Bolsonaro junto a Paulo Guedes, el ministro de Economía que ideó esta reforma laboral.

Por otra parte, el programa PRIORE enfatiza la situación del primer empleo para jóvenes y las personas mayores de 55 años que durante un año no hayan podido encontrar trabajo. Para estas situaciones problemáticas, la reforma laboral crea una nueva modalidad legal en la cual el empleador estará eximido de realizar aportes patronales, y si bien se realiza el pago por el seguro de desempleo, la carga que esto supone queda reducida para estos contratos.

Los nuevos contratos flexibles estarán disponibles para cubrir hasta el 25% de la dotación de una empresa promedio. Para el caso de las empresas de hasta 10 empleados, la dotación máxima aumenta hasta el 30%.

La carga por seguros de desempleo quedará reducida para sectores específicos. La contribución actual para cualquier empleador al Fondo de Desempleo es del 8% del salario, pero la reforma laboral permitirá que las microempresas abonen un 2%, las pequeñas empresas pagarán un 4%, y todas las demás sin excepción pagarán hasta un 6%.

Bajo los lineamientos del programa PRIORE, todas las empresas gozarán de una rebaja tributaria en la carga de aportes patronales en torno al 15% con respecto a lo que abonan actualmente. Esto constituye un fuerte incentivo para expandir la contratación formal.

La reforma laboral contempla, además, nuevos cambios en las regulaciones sobre la cantidad de horas máximas para los distintos contratos. Para el caso de la minería, y en una clara señal para impulsar el dinamismo del sector, se resuelve una extensión de la jornada laboral desde las 6 horas actuales hasta un máximo de 12 horas, con un límite de 36 horas semanales. Esto se traducirá a mejoras productivas y salarios más altos.

Bolsonaro en el pleno de la Cámara.

El proyecto con media sanción en el Congreso de Brasil además propone recortar las regulaciones para el pago de horas extras. Este será el caso para los contratos en categorías profesionales como el sector bancario y el periodismo, entre otros. Legalmente las remuneraciones “adicionales” bajarán del 50% al 20% en relación a las horas remuneradas ordinarias.

Para afianzar los derechos de propiedad y fomentar la inversión en capital humano, la reforma plantea la prohibición para anular cualquier tipo de acuerdo extrajudicial, libre y voluntario, entre los trabajadores y las empresas. La justicia de Brasil ya no tendrá la potestad para intervenir en las negociaciones libres entre partes, una reforma muy parecida a la que está impulsando el liberal Guillermo Lasso en Ecuador.

Este último punto busca garantizar mayores acuerdos y evitar conflictos innecesarios que obstaculicen el normal funcionamiento del proceso productivo en Brasil.

Las regulaciones anteriores suponían una gran injusticia, pues independientemente de la voluntad de las partes, el Estado estaba habilitado para imponer una solución no querida ni buscada por trabajadores y empresarios.

Seguir Leyendo

Trending