Conecte con nosotros

Brasil

Periodistas bolsonaristas censurados por sus opiniones sobre el fraude en las urnas electrónicas

Publicado

en

La dictadura de la Corte Suprema continúa y ordena la desmonetización y censura de periodistas, activistas y otras personalidades de derecha pro-Bolsonaro.

El inspector general del Tribunal Superior Electoral (TSE), ministro Luis Felipe Salomão, ordenó, este lunes 16, la desmonetización de varios canales de la derecha brasileña en las redes sociales y limitó el alcance de sus publicaciones. Esta decisión se suma a una serie de investigaciones sobre “Fake News”, “actos antidemocráticos” y “milicia digital” que determinaron la prisión de varios bolsonaristas por “crimen de opinión”.

El documento firmado por el ministro Salomão, quien fue designado al Tribunal Superior de Justicia (STJ) por el ex presidiario Lula Da Silva, determinó que las plataformas Facebook, Instagram, Twitch, Twitter y YouTube deberán suspender la monetización de los canales investigados por presunta difusión de noticias falsas sobre las elecciones en Brasil. El alcance de todo el material publicado también será reducido.

Según la decisión, los montos que serían transferidos por las plataformas a estos canales no estarán disponibles y serán depositados en una cuenta judicial hasta el final de las investigaciones.

Entre los afectados se encuentran los perfiles y canales Universo, de Roberto Boni; Ravox, de Adilson Nelson Dini; Giro de Notícias, de Alberto Junio da Silva; Terça Livre, de Allan dos Santos; Te Atualizei, de Bárbara Zambaldi Destafani; Direto aos Fatos, de Camila Abdo; Vlog do Lisboa, de Fernando Lisboa da Conceição; y las cuentas de los periodistas Alan Lopes, Emerson Teixeira, Marcelo Frazão de Almeida y Oswaldo Eustáquio; el movimiento Nas Ruas y los diarios Folha Política y Jornal da Cidade Online

En una entrevista a la radio Capital Notícias, el martes 17, Bolsonaro criticó la resolución. “El inspector del Tribunal Superior Electoral está ordenando la desmonetización de las páginas de quienes dicen que las urnas no son confiables o que necesitan una forma de auditar. Pocas personas tienen el coraje o la oportunidad de decir la verdad. Tenemos que resistir, no podemos aceptar dictaduras en Brasil”, dijo el mandatario en cierto momento de la entrevista.

Jueces de la Corte Suprema de Brasil, cabeza de la dictadura judicial.

La caza al sector bolsonarista

La persecución política hacia los conservadores y liberales no es algo novedoso. Desde que Jair Bolsonaro asumió como presidente en el 2019, sectores opositores al gobierno, incluyendo el Supremo Tribunal Federal (la Corte Suprema de Brasil, más conocido por sus siglas en portugués STF) han realizado investigaciones, acusaciones y prisiones arbitrarias a todo aquel que se exprese diferente al pensamiento de la izquierda brasileña.

En abril de 2019, el juez supremo Dias Toffoli, designado por Lula Da Silva para el STF, dio inicio a la investigación de las “Fake News“, que busca penalizar las fuentes de las supuestas noticias falsas, las amenazas y las infracciones que pueden constituir calumnias, difamaciones e insultos contra los miembros de la Corte Suprema.

Con una orden de allanamiento e incautación, alrededor de veinticinco personas, todos de derecha, tuvieron sus casas invadidas por la Policía Federal. Entre ellos, empresarios, diputados, activistas, periodistas, influencers y youtubers pro-Bolsonaro. Al mismo tiempo, se rompió el secreto bancario de cuatro empresarios sospechosos de “financiar noticias falsas“. 

El entonces Ministro de Educación, Abraham Weintraub, y el presidente Bolsonaro también pasaron a ser investigados por esta causa. Weintraub por su polémica frase en la reunión de gabinete: “Por mí, pondría a todos estos delincuentes en la cárcel. Empezando por el STF”, y Bolsonaro por un vivo que realizó y en el cual presentó indicios de fraude electoral, lo que fue considerado por la Corte Suprema como un “atentado contra las instituciones democráticas”. 

En la misma línea, los jueces de la Corte Suprema iniciaron otra investigación contra la ala derechista por supuestos “actos antidemocráticos. La investigación buscaba la existencia de una supuesta red coordinada que defendía ideas como la clausura del Congreso Nacional y del STF. Al igual que en la de las Fake News, hubo allanamientos, incautaciones y rotura del secreto bancario de algunos investigados. 

La investigación de los actos antidemocráticos fue archivada en julio de este año, pero a la vez el relator de todas las investigaciones, el juez izquierdista Alexandre de Moraes, determinó la apertura de otra investigación sobre “milicias digitalespara identificar la acción de grupos organizados que buscan atentar contra la democracia y el Estado de derecho democrático.

Desde el inicio de todas la investigaciones, la derecha ha sufrido prisiones arbitrarias por parte de la Corte Suprema, entre ellas, la de la activista Sara Winter, que fue liberada con el archivamiento de la investigación de los actos antidemocráticos, después de un año presa; la del periodista Oswaldo Eustáquio que, aunque ya no está más preso, quedó parapléjico luego de haber sufrido un accidente en su celda; la del diputado Daniel Silveira (PSL) que sigue preso tras haber hecho un video criticando los jueces de la Corte Suprema; y la del ex diputado y presidente nacional del Partido Laborista Brasileño (PTB), Roberto Jefferson, el último preso político de la Corte Suprema y que permanece en la cárcel. 

Con las elecciones presidenciales aproximándose, peligran los perfiles y canales bolsonaristas. Mientras el mandatario brasileño estudia una posibilidad de frenar estos atentados a la democracia sin salirse de las cuatro líneas de la Constitución Nacional, los jueces de la Corte Suprema siguen interfiriendo en los demás poderes y pisan sobre eso que algún día ellos prometieron defender.


Por Maria Laura Assis, para La Derecha Diario.

Brasil

Bolsonaro no asistirá a la toma de posesión de Boric en Chile: “Miren quiénes van a asistir… Yo no lo haré”

Publicado

en

Se especula con la presencia de Maduro, Ortega, Evo Morales y Rafael Correa, además de su contrincante, Lula da Silva.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro, dijo este miércoles que no asistirá al cambio de mando el 11 de marzo, donde asumirá el marxista Gabriel Boric como nuevo Presidente de Chile.

“No voy a entrar en detalles porque no quiero crear problemas en las relaciones exteriores, pero ¿quién asistirá a la toma de posesión del nuevo presidente de Chile? Yo no lo haré”, dijo el derechista durante una entrevista radial.

Las palabras de Bolsonaro vienen en referencia al anuncio de múltiples dictadores y ex dictadores comunistas de la región que anunciaron que podrían asistir al evento, como Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y Nicolás Maduro.

Cabe recordar que Bolsonaro fue el último presidente en la región en saludar a Boric tras su triunfo en la segunda vuelta sobre José Antonio Kast, cuatro días después, y con un mensaje exclusivamente protocolar.

En esa instancia, el mandatario brasileño dijo que “prácticamente la mitad de la población se abstuvo y con la otra mitad que fue a votar dio el 55% por el tal Boric y un 45% por Kast“.

Bolsonaro ha dicho en múltiples oportunidades que ve como un peligro para la región la llegada del líder del Frente Amplio al poder en Chile, y que su llegada solo traerá inestabilidad a Sudamérica.

Ante esto, Boric comentó que “no voy a tener declaraciones destempladas, creo que en políticas de Estado y relaciones exteriores hay que ser un poco más cuidadosos. Claramente somos muy distintos”.

Seguir Leyendo

Brasil

Lula promete que si llega a la presidencia eliminará la reforma laboral de Temer y Bolsonaro

Publicado

en

Usando de ejemplo las intenciones del español Pedro Sánchez de revocar la reforma laboral de Rajoy, el candidato a presidente por la extrema izquierda promete usar sus políticas de hoja de ruta para lo que sería su vuelta al Planalto.

El ex-presidiario y candidato a presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, amenazó esta semana con revocar la reforma laboral, aprobada en 2017 por el ex presidente Michel Temer y expandida por el gobierno de Jair Bolsonaro en 2021, si llega a salir victorioso en las elecciones presidenciales que sucederan en octubre de este año.

La reforma entró en vigencia pocos meses después de la caída de la presidente Dilma Rousseff (PT), en agosto de 2016. La izquierda brasileña reclama que con las nuevas normas una serie de derechos laborales fueron eliminados y las relaciones laborales, precarizadas.

En la tarde del martes 4, Lula compartió la noticia sobre las intenciones del gobierno socialista de España en derogar la reforma laboral del 2012, y dijo que los brasileños la deberían “acompañar de cerca”.

“Es importante que los brasileños sigan de cerca lo que está sucediendo en la Reforma Laboral en España, donde el presidente Pedro Sánchez está trabajando para recuperar los derechos de los trabajadores”, escribió en sus redes sociales.

La presidente del PT, Gleisi Hoffmann, también comentó la noticia, que consideró “prometedora” y a su vez celebró la derogación de la privatización de empresas energéticas en Argentina.

Noticias prometedoras de este período: Argentina revoca la privatización de empresas energéticas y España revoca la reforma laboral que eliminó derechos. La reforma española sirvió de modelo a la brasileña y ambas no crearon empleo, solo minaron derechos. Ya tenemos el camino”, expresó en su Twitter. 

Reacción del bolsonarismo

El ministro de Trabajo Onyx Lorenzoni, reaccionó este jueves a las declaraciones de Lula. Onyx las calificó de “totalmente sin sentido, sin ningún razonamiento, apenas para generar impacto en su militancia”.

Espero que no haya sido después de unas copas de vino que Lula dijo lo que dijo“, bromeó Onyx en una entrevista para Jornal da Manhã de Jovem Pan. Onyx afirmó que el gobierno de Bolsonaro no tiene pensado por el momento volver a poner este tema en la agenda.

“En el gobierno del PT, en el que todo lo que Lula quiere traer de vuelta estaba en vigor, tuvimos en los últimos dos años y medio de la administración de Dilma Rousseff la destrucción de millones de puestos de trabajo. Y no hubo pandemia. En el gobierno de Bolsonaro, con la mayor pandemia del siglo, tuvimos, en 2021, la generación de casi 3 millones de empleos formales en Brasil“, expresó el ministro. 

Según Onyx, “Brasil ha avanzado mucho” y busca conciliar la informalidad con la generación de nuevos puestos de trabajo con un contrato formal. Por último, el ministro dijo que “no podemos volver al pasado, cuando solo se robaba”. “Tuvimos un presidente que usó a Brasil, le robó a los brasileños y generó desempleo”, concluyó.

Cambios normativos

A partir del sábado 11 de diciembre, empezó a regir una serie de normas laborales modificadas por el gobierno de Bolsonaro, que apuntan a simplificar la relación empleador-empleado en Brasil. Los cambios fueron anunciados el 10 de noviembre, mediante el decreto nº 10.854.

El texto consolidó en apenas 15 puntos alrededor de 1.000 decretos, ordenanzas e instrucciones normativas relacionadas con la legislación laboral. Esta fue una mini-reforma laboral que Bolsonaro promulgó por encima de la existente, cuyo objetivo fue desburocratizar y facilitar el trabajo de las empresas en el cumplimiento de la normativa, sin dejar de lado el derecho del trabajador.


Por María Laura Assis, para La Derecha Diario 

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro desmintió al kirchnerismo y explicó por qué no aceptó la “ayuda humanitaria” que ofreció Alberto Fernández

Publicado

en

El mandatario brasileño explicó el motivo por el cual rechazó la ayuda humanitaria ofrecida por Argentina tras las inundaciones de Bahía.

El presidente Jair Bolsonaro explicó en sus redes sociales, este jueves 30, el verdadero motivo por el cual el gobierno brasileño rechazó la ayuda humanitaria ofrecida por Argentina en las inundaciones que azotan a la provincia de Bahía, al nordeste de Brasil, hace más de una semana. 

A meses de las elecciones presidenciales en el país, los líderes de la izquierda brasileña junto a los medios de comunicación alineados a la oposición trataron de sabotear nuevamente al mandatario de derecha al criticarlo por no aceptar la ayuda de Argentina y así crear un nuevo conflicto entre ambos países.

En Twitter, el precandidato a la Presidencia de la República, Ciro Gomes (PDT), criticó la negativa del gobierno federal y afirmó que la negación se produjo sólo “por capricho, disputa ideológica y porque le gusta coquetear con la muerte de inocentes“. 

El diputado federal y exministro de Salud en los gobiernos del PT, Alexandre Padilha, también atacó a Bolsonaro y dijo que “se están perdiendo más vidas” por la decisión del gobierno federal de obstaculizar “cualquier ayuda a la región“.

Frente a las críticas injustificadas, Bolsonaro habló sobre la decisión del gobierno federal a través de una serie de publicaciones en las redes. El líder de la derecha explicó que la oferta era de solo 10 cascos blancos, cuyo número no iba a impactar en las tareas humanitarias para lo “caro” que iban a salir, dando a entender que esa ayuda no era gratis y que tiene un motivo ulterior del presidente Alberto Fernández.

“La cancillería Argentina ofreció la asistencia de 10 cascos blancos para labores de almacén y selección de donaciones, montaje de carpas y asistencia psicosocial a la población afectada por las inundaciones en Bahía. La fraternal oferta argentina, aunque muy cara para Brasil, se da cuando las fuerzas armadas, en coordinación con la Defensa Civil, ya estaban brindando ese tipo de asistencia a la población afectada”, escribió el mandatario. 

Es importante recordar que países como Cuba han infiltrado incontables países a través de la ayuda humanitaria. Las personas que envían luego no regresan a su país, y se quedan en las zonas damnificadas esparciendo propaganda en contra de los enemigos políticos del Partido Comunista.

A su vez, Bolsonaro, así como el Ministerio de Relaciones Exteriores, enfatizó que la asistencia por parte de Argentina “podría ser solicitada a su debido tiempo, en caso de empeoramiento de las condiciones”, y que no es una cerrada de puertas total.

Por otro lado, el presidente brasileño dijo “que está abierto a ayudas y donaciones internacionales” y contó que el país ya aceptó donaciones “de la Agencia de Cooperación de Japón (JICA)” como “tiendas de campaña, colchonetas, mantas, lonas de plástico, galones de plástico y purificadores de agua”.

Trás el pronunciamiento de Bolsonaro, el gobernador de Bahía, el comunista Rui Costa, dirigente del partido de Lula da Silva (PT), publicó en su Twitter que sortearán la decisión del presidente y aceptarán la ayuda. “A pesar de la negativa del Gobierno Federal”, su provincia “aceptará directamente, sin tener que pasar por la diplomacia brasileña, cualquier tipo de ayuda en este momento”.

Trás el escándalo, el embajador de Argentina, Daniel Scioli, expresó su apoyo a Bolsonaro y dijo que la negativa del gobierno brasileño al envío de ayuda humanitaria a Bahía está siendo distorsionada por el entorno político del país.

Como político, sé que este es un momento delicado, con mucha disputa política y, el próximo año, habrá elecciones presidenciales”, dijo al diario O Estado de S. Paulo.

“El gobierno federal nos comunicó su negativa, en términos muy respetuosos, de acuerdo a lo que es hoy la relación entre Brasil y Argentina, basada en la cooperación y la existencia de una agenda positiva”, resaltó.

Embaixador da Argentina no Brasil, Daniel Scioli | Foto: Reprodução/Redes Sociais

Inundaciones en Bahía

Según la Superintendencia de Protección y Defensa Civil (Sudec), más de 90.000 personas se encuentran desplazadas y 24 personas fallecieron a causa de las inundaciones registradas en la provincia. 

Otras 434 personas están heridas y más de 136  localidades continúan bajo estado de emergencia a causa de los daños materiales registrados por las fuertes tormentas. 

Nuevamente los medios y la oposición han tratado de utilizar el contexto para difundir fake news sobre Bolsonaro y su supuesta “despreocupación” por la situación Bahía, y criticaron al jefe de Estado por viajar con su esposa e hija a Santa Catarina para las fiestas. 

Sin embargo, el Presidente estuvo en Bahía el 12 de diciembre, visitó las ciudades afectadas y sobrevoló la región en helicóptero. 

Al mismo tiempo el gobierno federal ya liberó más de 32,1 millones de reales para la provincia en el combate a las inundaciones y 200 millones para la reconstrucción de carreteras federales dañadas por la lluvia.


Por Maria Laura Assis, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending