Conecte con nosotros

Brasil

¿Quién es Nelson Teich, el nuevo ministro de Salud que designó Bolsonaro?

El perfil del nuevo ministro de Salud de Bolsonaro, un histórico oncólogo del país, experto en gestión de la salud y que ya había trabajado con la entidad gubernamental, hoy asume el cargo en tiempos de crisis. ¿Quién es el Dr. Nelson Teich?

Publicado

en

Jair Bolsonaro anunció este jueves, desde el Palacio de Planalto, la remoción del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta y, en su lugar, designó al oncólogo Nelson Luiz Teich como su reemplazo. 
El Presidente denunció que Mandetta estaba haciendo política en vez de gestión desde el Ministerio, y que no le quedó otra opción que removerlo del cargo. En este contexto de grandes desafíos por la crisis sanitaria mundial y, bajo el antecedente que deja Mandetta con Bolsonaro, el Dr. Nelson Teich tiene un gran desafío por delante.
El nuevo ministro llegó a Brasilia este jueves por la mañana y se reunió con Bolsonaro en el Palacio de Planalto. El Presidente, luego se reunió con Mandetta y le informó que sería despedido, presentándole también a quien sería su reemplazo.

“No condeno, no recrimino y no critico al ministro Mandetta. Hizo lo que, como médico, pensó que debería hacer en ese tiempo. La separación, cada vez más, se hacia realidad. Pero no podemos tomar decisiones de forma que el trabajo realizado hasta el momento se pierda. Lo que hablé durante ese tiempo con el oncólogo doctor Nelson, aquí a mi lado, fue hacerle entender la situación en general”, dijo el Presidente.

“¿De qué hablé con el Dr. Nelson? Tenemos que abrir gradualmente el trabajo en Brasil. Esta gran masa de personas humildes no pueden quedarse adentro de sus casas” agregó y concluyó, poniendo paños fríos a la cuestión con mucha cordialidad. “En este momento, además de agradecer al Sr. Henrique Mandetta por su cordialidad y cómo dirigió el Ministerio, agradezco al Dr. Nelson por aceptar esta invitación. Él conoce el enorme desafío que se avecina”.

Ad

Mandetta, que había sido diputado federal y, parece que le gustó más la política que la medicina, ha dirigido el Ministerio de Salud desde enero de 2019, cuando Bolsonaro asumió el cargo. 

Bolsonaro confirmó que desde el comienzo de la pandemia, se dirigió a todos los ministros por igual y a todos les comunicó que no había que tomar medidas políticamente correctas, sino que había que trabajar sobre “la vida y el empleo”. 

“Es como un paciente que tiene dos enfermedades. No podemos abandonar una y tratar exclusivamente otra, porque al final de la línea este paciente puede perder la vida”, declaró el Presidente.

Ad

Perfil del nuevo ministro: ¿Quién es el Dr. Nelson Teich?

Nelson Teich fue responsable en la década del ’90 de la fundación del Centro Integrado de Oncología (Grupo COI), donde trabajó hasta 2018. Actualmente, según su perfil en una red social, trabaja como consultor en gestión de la salud.
Desde septiembre del año pasado hasta enero de este año, también de acuerdo con su perfil, Teich proporcionó orientación a la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Insumos Estratégicos (SCTIE) dirigida por Denizar Vianna que, a su vez, respondía al mismo Ministerio de Salud de Mandetta.
Teich tiene un título en medicina de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, y fue residente de oncología en el Instituto Nacional del Cáncer. Luego, enfocó su capacitación en el área de gestión de la salud, mientras cursaba un MBA en la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y una maestría en la Universidad de York (Reino Unido) se centró en el tema. Sus estudios indican que es un experto en oncología y en gestión de la salud.
Entre 2010 y 2011 fue consultor para el Hospital Israelita Albert Einstein, en São Paulo. A su vez, Teich fue uno de los socios fundadores del Instituto de Educación e Investigación MDI, donde fue socio de Denizar Vianna.

El nuevo ministro de Salud dio un discurso en la conferencia en el Planalto, donde aseguró que hay una “alineación completa” entre él, Bolsonaro y “todo el grupo ministerial”.

Dejo en claro que hay una alineación completa aquí entre mí, el Presidente y todo el grupo ministerial. Realmente lo que estamos haciendo aquí hoy es trabajar para que la sociedad pueda reanudar una vida normal cada vez más rápido y trabajamos para el país y la sociedad“, dijo.

Nelson Teich también dijo que discutir sobre salud y economía durante una pandemia “es muy malo” porque las dos áreas “no compiten entre sí”. También le avisó a los medios que le hace muy mal a la sociedad polarizar esta crisis “como si fuera personas versus dinero, bien versus maldad, empleo versus enfermedad”.

Ad

Esta mañana, Bolsonaro dio una entrevista exclusiva junto al flamante nuevo ministro de Salud, donde aclaró ciertos temas. Aseguró que “como todos los ministros de mi gobierno”, el Dr. Teich es pro-vida. Además, aseguró que está abierto al uso de la hidroxicloroquina, un anti-viral que sirve de tratamiento para el COVID-19 y que los estudios preliminares y la experiencia de EE.UU., Corea del Sur y Japón vienen dando resultados esperanzadores para vencer al coronavirus.

Este había sido un punto de choque entre Bolsonaro y el ex-ministro Mandetta, ya que este último se negaba a habilitar el uso y el estudio de este medicamento en los más de 30.000 casos que tiene Brasil.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Brasil

La dictadura de la Corte Suprema en Brasil va por todo: ordena el arresto del periodista Allan dos Santos

Publicado

en

El juez izquierdista Alexandre de Moraes ordena la detención de un reconocido periodista de derecha por criticarlos en su diario. Será extraditado de Estados Unidos.

El juez Alexandre de Moraes de la Corte Suprema, ordenó unilateralmente la prisión preventiva del periodista de derecha Allan dos Santos, del medio bolsonarista Terça Livre. Según la decisión, el Ministerio de Justicia debe iniciar de inmediato el proceso de extradición del dueño del diario, quien se encuentra en Estados Unidos.

Moraes también ordenó a la Policía Federal que incluyera la orden de arresto en la lista de captura de la Interpol, para asegurarse de que Allan sea capturado y regrese a Brasil. También se llamó a la embajada de Estados Unidos para tratar de dar con su paradero.

Semejante despliegue parecería indicar que Allan es un criminal internacional, un narcotraficante o un corrupto, pero su único delito es el de “crimen de pensamiento”. El periodista es actualmente investigado por la Corte Suprema en dos indagatorias: una que investiga la difusión de noticias falsas en contra del máximo tribunal; y otra por supuestamente organizar a grupos de personas para instalar tópicos anti-democráticos en redes sociales.

El juez De Moraes, nominado a la Suprema Corte por el gobierno del PT, sabe que los simpatizantes de Bolsonaro son fuertes en redes sociales y a través de esas plataformas llegan a mucha gente. De cara a las elecciones del 2022, si logran desarticular ese apoyo, le sacarían una importante pata a la campaña del mandatario derechista.

Efecto Folha

La decisión se produce 15 días después de que un informe del medio izquierdista Folha de Sao Paulo acusara a Allan dos Santos de utilizar a Tatiana García Bressan, ex empleada de la oficina del juez Ricardo Lewandowski, como informante. El intercambio de mensajes, iniciado el 23 de octubre de 2018 y finalizado el 31 de marzo de 2020, fue recogido por la Policía Federal.

Allan estaba supuestamente preparando un artículo para exponer los desmanejos de los jueces supremos, con la ayuda de esta informante, algo que el Tribunal Supremo no podía permitir.

En uno de los extractos destacados por el periódico, por ejemplo, Tatiana dice que le sorprendió descubrir que los jueces de la Corte Suprema a menudo cambian de opinión cuando algunos políticos necesitan su ayuda, analizó.

Seguir Leyendo

Brasil

La Cámara de Diputados aprueba el proyecto de Bolsonaro para bajar los impuestos a los combustibles

Publicado

en

Se le dio media sanción al proyecto que reduce la carga sobre combustibles del Impuesto sobre la Circulación de Bienes y Servicios, en un gran triunfo para el presidente que está determinado a bajar el precio de la nafta y gasoil sin intervenir el mercado.

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles 13 un proyecto de ley impulsado por el presidente Jair Bolsonaro que modifica el cálculo de los impuestos para lograr una reducción en los precios de los combustibles, uno de los principales problemas que más preocupado tiene al máximo mandatario, quien a su vez anunció que buscaría privatizar Petrobras para ayudar con la reducción.

La propuesta determina que el ICMS (Impuesto sobre la Circulación de Bienes y Servicios) cobrado en cada Estado del país se calculará en base al precio medio del combustible en los dos años anteriores.

Actualmente, el ICMS aplicado a los combustibles tiene como referencia el precio medio de la gasolina, el gasóleo y el etanol en los 15 días anteriores en cada estado. Es decir, cada 15 días cambia la base de cálculo, que incluye la reciente fluctuación de precios y lo presiona al alza.

El presidente de la Cámara, el centrista Arthur Lira (PP-AL), quien apoyó el proyecto de Bolsonaro y viene siendo un socio clave del presidente en el Congreso, aseguró que el cambio permitirá reducir el precio de la gasolina en un 8%; el del etanol, en un 7%; y el del gasóleo, en un 3,7%.

La propuesta además habilita que los precios puedan ser incluso más bajos según cada Estado, ya que le da a los gobiernos locales la autonomía para definir, anualmente, sus propias tasas de ICMS, siempre que no superen, en reales por litro, el valor de la media de los precios “practicados habitualmente en el mercado” en los dos últimos años.

El texto ahora deberá pasar al Senado, donde dominan los partidos de centroizquierda y la situación es más adversa para la derecha. En caso de convertirse en ley, el primer ajuste que hagan los Estados deberá considerar el precio medio cobrado entre enero de 2019 y diciembre de 2020, lo cual supondrá una fuerte reducción.

Lo increíble: los liberales anti-Bolsonaro criticaron la baja de impuestos.

João Amoedo, el ex presidente del partido liberal “Novo” y quien compitió en las elecciones presidenciales del 2018 contra Bolsonaro vendiéndose como la verdadera alternativa liberal y pro-mercado, criticó la aprobación de la ley en Twitter.

Con la nueva regla del IMCS de combustibles aprobada en la Cámara, los Estados y Municipios dejarán de recuadar 24 billones de reales al año“, aseguró el supuesto empresario liberal, quien además pidió que se mantengan los precios altos del combustible para darle planes sociales a “los 19 millones de brasileños que pasan hambre“.

Ahora se entiende por qué Amoedo sacó 2,5% en las últimas elecciones: el pueblo brasileño es muy inteligente.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro anuncia que va a privatizar Petrobras con el objetivo de bajar el precio del combustible

Publicado

en

El mandatario dijo que no quiere seguir siendo señalado por el aumento del precio del combustible cuando desde su llegada la empresa estatal opera con autonomía. “Quiero privatizar Petrobras. No puedo dirigir los precios de la gasolina, pero cuando sube es culpa mía”.

A pesar de las fuertes bajas a los impuestos a los combustibles que estuvo impulsando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el precio de los hidrocarburos sigue subiendo debido a las fuertes ineficiencias de la petrolera estatal Petrobras.

En este contexto, Bolsonaro expresó que no quiere que el Estado se siga metiendo en el mercado de los combustibles, y que le parece absurdo que sea responsabilidad del presidente la suba de la nafta y gasolina cuando la petrolera es administrada de manera autónoma y su precio es determinado por las fuerzas del mercado.

“Quiero privatizar Petrobras. Realmente quiero hacerlo. Revisaré con el equipo económico lo que podemos hacer al respecto. Porque no puedo controlar la empresa, no puedo dirigir los precios de la gasolina, pero cuando sube es culpa mía”, dijo Bolsonaro en una entrevista con una radio de Pernambuco.

“¿Puedo interferir en Petrobras? Puedo, pero no debo. Si interfiero, seré responsable de un crimen de responsabilidad. ¿Puedo bajar la gasolina a 3 reales en el surtidor por decreto? Incluso puedo hacer eso, pero es un delito de responsabilidad“, señaló Bolsonaro profesando su clara postura liberal.

El precio del combustible no es alto ahora, siempre ha sido alto. Recuerdo mi época de niño. Ahora, Petrobras tiene la autonomía para hacer eso, es una empresa de economía abierta, está en las bolsas de valores de todo el mundo… si yo hago algo sería una interferencia, así que vamos a privatizarla“.

Ayer, el ministro de Economía Paulo Guedes sugirió que el gobierno podría vender parte de su participación en la empresa estatal para dejar de ser el socio mayoritario y controlar su administración.

Además, aseguró que esa enorme cantidad de dinero que se ganaría por la privatización de Petrobras iría destinada a financiar programas de bienestar a las familias más afectadas por las cuarentenas que impusieron los gobernadores de izquierda.

Las acciones preferentes de Petrobras subieron un 2% en la jornada tras los comentarios del mandatario, los cuales evidentemente generaron una fuerte expectativa en el mercado.

Todo esto ocurre a tan solo un año de las elecciones presidenciales en las que el mandatario buscará la reelección. Sin embargo, la privatización no será fácil. Si bien el mandatario logró pasar por el Congreso la privatización del gigante de generación y distribución eléctrica Eletrobras hace pocos meses, la situación en el Senado cada vez se complica más.

El Senado es dominado por partidos del “Centrao”, agrupaciones políticas de centro o centroizquierda que en el pasado apoyaron a Lula pero que luego impulsaron el impeachment de Dilma Rousseff y respaldaron la candidatura de Bolsonaro en 2018. Pero cuando llegó a Brasilia en 2019 todos estos partidos le soltaron la mano al mandatario y cada vez le cuesta más al ex congresista lograr su apoyo en las leyes claves que envía al Poder Legislativo.

El mandatario apuntó además contra el ICMS, una suerte de IVA que cobran los estados, que impacta sobre el precio del gas y exculpó al gobierno central: “¿Sabe cuál es el impuesto federal sobre el gas para cocinar? Cero”.

Aumentos del combustible

La semana pasada Petrobras aumentó la gasolina un 7,2%, que elevó a casi el 40% el incremento del combustible acumulado en los últimos doce meses.

El titular de Petrobras, el general Joaquim Silva e Luna, ratificó la “política de precios” de la empresa, que ajusta el costo de los combustibles tomando en cuenta el precio del dólar y del barril de petróleo a nivel internacional.

En los últimos meses, el petróleo ha experimentado un fuerte repunte en el mercado internacional, lo cual provocó un desajuste entre la oferta y la demanda del insumo, y también en medio de una mayor restricción de la producción por parte de los principales exportadores de la OPEP, que aglutina a los principales productores mundiales.

Esto viene como consecuencia de una pésima política energética del estadounidense Joe Biden, quien decidió cortar con la mega-producción de combustibles que había impulsado Trump, y le volvió a dar todo el poder a los países de Medio Oriente que producen y venden el combustible a altísimos precios.

Si bien Brasil es autosuficiente en petróleo, dado que extrae casi la misma cantidad del producto que consume, el país importa petróleo refinado y exporta el insumo crudo, que se calcula en dólares. Por tanto, el tipo de cambio impacta directamente en el precio en las estaciones de servicio.

Bolsonaro aseguró hoy haber tomado medidas para frenar el incremento de los precios. “Si no hubiéramos hecho nada la inflación ya se habría triplicado, basta con ver como está el resto del mundo en materia de inflación y de desabastecimiento”, comparó.

Seguir Leyendo

Trending