Conecte con nosotros

Brasil

Sergio Moro será candidato a presidente para sacarle votos a Bolsonaro y evitar su triunfo en primera vuelta

Publicado

en

El ex ministro de Bolsonaro llegó a un acuerdo con el partido socialdemócrata Podemos y será candidato en las elecciones del 2022. Fuentes cercanas aseguran que tiene un 10% de intención de voto.

El ex juez Sergio Moro confirmó esta semana que será candidato a presidente en las elecciones del 2022. El ex ministro de Bolsonaro ha dicho que buscará una agenda centrada en el combate a la corrupción como su bandera y de presentar una opción de centro “alejada tanto de Bolsonaro como de Lula”.

Moro, que está actualmente en Estados Unidos dando clases, viajó a Brasilia a fines de septiembre para planificar su futuro político. Según trascendió, se afiliará al partido Podemos, que será su vehículo político para la candidatura, en un acto partidario el próximo 10 de noviembre.

Se espera que Moro llegue a Brasil en la primera semana de noviembre y se quede definitivamente allí, con vistas de empezar a preparar su campaña política.

Podemos es el nuevo nombre del Partido Laborista Nacional, un partido de izquierda que dijo haber cambiado su nombre por la frase “We Can“, de la campaña de Barack Obama en Estados Unidos, un político con el que dicen tener muchas coincidencias.

La bancada de Podemos en el Congreso, dirigida por la presidente Katia Abreu, está actualmente peleando contra las privatizaciones de Bolsonaro, algo muy curioso puesto que los simpatizantes de Moro habían criticado a Bolsonaro por no haber logrado las privatizaciones de Correios y Eletrobras el año pasado, habiendo sido Podemos uno de los responsables de haber frenado los proyectos.

A pesar de la hipocresía de presentarse con una formación de centroizquierda, Moro está convencido de que puede romper la polarización Bolsonaro/Lula, y asegura que las encuestas internas lo ubican en tercer lugar, con un 10% de intención de voto.

Muchos especulan que Moro llegó a un acuerdo con el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, para quitarle votos por centroderecha a Bolsonaro, y así evitar que el mandatario reeliga en primera vuelta. Todas las esperanzas del ex presidente de izquierda están puestas en ir a un ballotage contra Bolsonaro y lograr destronarlo uniendo a todos los votantes del centro para la izquierda.

De todos modos hay un plan B, y fuentes cercanas a Podemos aseguran que en caso de que las encuestas no lo acompañen cuando empiece la campaña, el partido está preparado para que se presente como gobernador o senador por el Estado de Paraná.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Brasil

El derechista André Mendonça fue aprobado por el Senado y será juez de la Corte Suprema

Publicado

en

Después de meses de intentos de la izquierda de bloquear su llegada, finalmente se aprobó el nombramiento del juez conservador que nominó Jair Bolsonaro.

El conservador André Mendonça, nominado por Jair Bolsonaro hace algunos meses para la Corte Suprema, será juez del Supremo Tribunal Federal (STF). Su candidatura fue aprobada este miércoles en el pleno del Senado por 47 a 32 votos, después de varias semanas de intentos de la izquierda de bloquear su nombramiento.

Mendonça fue Ministro de Justicia de Bolsonaro tras la salida de Sérgio Moro, en un momento de máxima tensión en el gobierno. El por entonces Abogado General de la Unión trajo estabilidad a la cartera de Justicia y desactivó muchas de las traiciones que había iniciado el ahora candidato a presidente Moro.

Tras su paso por el Ministerio de Justicia, Bolsonaro lo nominó para ocupar la vacante dejada por el juez Marco Aurélio Mello, quien se retiró en julio tras cumplir 75 años.

Anteriormente, por 18 votos a favor y 9 en contra, la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) del Senado también había aprobado el nombramiento de André Mendonça para la Suprema Corte, pero el bloque de izquierda en el Senado había demorado tratarlo en el plenario.

Tiene una sólida formación jurídica, y a parte de ser abogado (y ahora juez), Mendonça es un pastor evangélico, y no oculta sus valores judeocristianos en sus fallos.

Al dirigirse al Senado antes de la votación, Mendonça reafirmó su compromiso con la democracia, la defensa del Estado de Derecho democrático y la armonía entre los poderes.

Para él, el Poder Judicial debe ser el pacificador de los conflictos sociales y garante de la actuación legítima de los demás poderes, sin activismo ni injerencia indebida en ellos.

Mendonça reconoció que está a favor de la prisión de criminales tras la condena en segunda instancia, algo que el STF, dominado por la izquierda, revisó a principios del año pasado y eliminó, dejando en libertad al ex presidente Lula.

PSOL pede impeachment de ministro da Justiça, André Mendonça, por dossiê  antifascista - Revista Fórum
Bolsonaro y Mendonca mantienen una estrecha amistad.

Defendiendo el principio de seguridad jurídica, dijo que el Tribunal solo debería pronunciarse de nuevo sobre la cuestión si el Congreso cambia la legislación.

Mendonça llega como miembro de la Corte en un momento de máxima tensión entre los poderes. De los 11 jueces supremos, 9 fueron designados por gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula y están llevando a cabo una persecución política de los seguidores de Bolsonaro.

Si bien la llegada de Mendonça al STF no cambiará el balance en favor de la derecha, le dará un lugar más para disentir y pelear contra la hegemonía de la izquierda en la justicia brasileña.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Brasil

João Doria será candidato a presidente en 2022 por el PSDB y sigue dividiéndose el voto anti-Lula

Publicado

en

Tras una elección primaria digital plagada de irregularidades, el gobernador paulista encabezará la lista de la socialdemocracia, prometiendo enfrentarse tanto a Lula como a Bolsonaro.

El gobernador de São Paulo, João Doria, ganó las primarias y fue elegido este sábado 27 como candidato del Partido SocialDemócrata Brasileño (PSDB) para disputar la presidencia de Brasil en las elecciones de 2022.

Doria obtuvo el 54% de los aproximadamente 30 mil votos emitidos por afiliados al histórico partido brasileño, superando a Eduardo Leite, gobernador de Río Grande do Sul, con el 45% y a Arthur Virgílio, ex alcalde de Manaus, con el 1%, tras una intensa y tumultuosa disputa interna.

Esta fue la primera vez en la historia que el partido fundado en 1988 recurrió a la realización de encuestas preliminares para elegir a su precandidato a la Presidencia de la República.

El PSDB fue por décadas el partido más importante de Brasil junto al Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, y ambos se disputaron todas las presidencias desde 1994 hasta 2018, cuando Jair Bolsonaro, por derecha, rompió ese bipartidismo.

Doria será otro candidato más representando al voto anti-Lula, que se suma al de Jair Bolsonaro y del también confirmado candidato Sergio Moro.

Esta división del voto por derecha, centroderecha y centro confirma casi seguro que no habrá victoria de Bolsonaro en primera vuelta, como se especulaba según algunas encuestas antes de que se confirmen estas candidaturas.

La votación interna del PSDB se hizo online para afiliados registrados, y estuvo plagada de irregularidades. El pasado domingo 21 habían intentado hacer la votación, pero la app fue vulnerada por un probable ataque de hackers contra el sistema de votación. Se tuvieron que suspender los comicios y reanudar una semana más tarde.


Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro privatizó cuatro puertos en lo que va de noviembre: la nueva política que beneficia a todos los brasileños

Publicado

en

El gobierno brasileño privatizó cuatro puertos en São Paulo, Santa Catarina, Alagoas y Rio Grande do Norte, recaudando más de mil millones de reales y generando miles de puestos de trabajo.

En lo que va de noviembre, el gobierno de Jair Bolsonaro privatizó 4 puertos en Brasil por más de mil millones de reales, subastas que generaron ingresos para el Estado sin tener que aumentar la presión fiscal, miles de puestos de trabajo y solucionar problemas históricos de logística.

Desde la primera semana de este mes hasta la fecha, Bolsonaro ha adoptado una agresiva política de privatización, vendiendo 4 puertos en cuatros Estados distintos del país.

El 19 de noviembre se privatizaron terminales en el Puerto de Santos en São Paulo, el puerto más grande de Brasil y Latinoamérica, y el Puerto de Imbituba, en Santa Catarina. Se trata de las áreas STS08 y STS08A y la IMB 05.

Ambas garantizaron 700 millones de reales en inversiones, 558,4 millones de reales en donaciones y 33 mil nuevos puestos de trabajo. Esta es la mayor subasta de puertos en los últimos 20 años.

Esta privatización, impulsada por el muy popular Ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes de Freitas, solucionó un problema histórico de transporte de líquidos como combustibles o fertilizantes, que por distintas trabas burocráticas tardaban mucho en ingresar al país.

Las empresas que se beneficiaron de estas dos subastas son principalmente Petrobras y Fertilizantes Santa Catarina LTDA, las más afectadas por este problema.

Antes de esa subasta, el 5 de noviembre se privatizaron los terminales portuarios MAC13 en el Estado de Alagoas y TERSAB en el Estado de Rio Grande do Norte.

La primera fue subastada por 57,8 millones de reales y la segunda por 165 millones de reales y generaran empleos para alrededor de 3.000 familias.

El presidente Bolsonaro celebró la privatización en sus cuentas en redes sociales. Esto posiciona nuevamente al gobierno brasileño en la vanguardia de la promoción del libre mercado en la región y en el mundo.

Seguir Leyendo

Trending