Seguinos en redes

Chile

Análisis: la Constitución chilena en la era de los “killers”

Chile pone en juego su institucionalidad y Estado de derecho contra la amenaza socialista en una elección atípica. La analista política Karina Mariani recorre los movimientos de extrema izquierda que llevaron hasta este momento.

Publicado

en

Por Karina Mariani.

Hace unos días Arturo Pérez-Reverte se refirió a Pedro Sánchez, el presidente socialista español, como un killer, y acertó con su perfil al decir que “realmente le importa todo un huevo de pato. Es inmune a las hemerotecas. Es ambicioso, sin escrúpulos, valiente. Es un killer. Los ha matado a todos. Y a los que no ha matado los va a matar. Cada vez que abraza está buscando el lugar de la costilla donde va a meter la navaja. Para un novelista es un personaje extraordinario”.

La verdad es que el concepto es apasionante, el perfil del político que avanza más allá de lo permitido, haciendo lo que nadie espera, sin moral, cambiando de opinión sin que le importen los archivos, robando impunemente, destrozando todo mecanismo de control, mendaz, traicionero, voraz. El político al que le importa un bledo lo que digan de él, cuya supervivencia en el poder es más importante que un sistema, que un país. Los killers son sobrevivientes, son vengativos y son exitosos. Pero, ¿por qué el mundo cobija tantos killers? Porque puede.

Ad

DEMOCRACIA DEGRADADA 

Nos encontramos ante un fenómeno sociológico trágico pero fascinante, cuyos paralelismos no pueden comprenderse desde una perspectiva local. Los killers o, mejor dicho, el método killer es en parte consecuencia de décadas de la súper producción legislativa; del abandono del principio de la división de poderes frente a una justicia que es una velada caja de resonancia de poderes fácticos, del fin de la igualdad ante la ley aceptado globalmente, del desajuste; en definitiva, de la delicada maquinaria a la que llamamos democracia y de la degradación consensuada de todos sus principios, arrodillados ante un mecanismo de extorsión que brinda mayores beneficios.

Y vaya si brinda beneficios: hoy los chilenos realizarán un referéndum sobre su Constitución, decidiendo si quieren crear una completamente nueva (opción APRUEBO) o conservar la existente (opción RECHAZO). ¿Cómo se consiguió este referéndum? A lo killer: quemando, robando, amenazando, pisando todas las instituciones, mintiendo, asesinando la autoridad del Estado para implementar el orden, sin que nada importe, y logrando, así, el éxito.

El referéndum de hoy es el premio que el presidente Sebastián Piñera y los políticos chilenos le otorgaron a la política killer por las protestas y disturbios que dejaron daños estimados en casi 2.000 millones de dólares el año pasado. El 18 de octubre de 2019 Chile se convirtió en un campo de batalla de un solo contrincante. Una puesta en escena orquestada arteramente, que esperaba un disparador cualquiera y lo obtuvo a raíz del aumento del precio del boleto de subte. A partir de ahí, el neoterrorismo subvencionado que defendía a las clases oprimidas se encargó de destrozar los medios de transporte de esas clases, sus templos, saquear sus comercios y romper su tranquilidad.

El monopolio de la fuerza que los ciudadanos ceden al Estado, y que es la razón de su existencia, no estuvo a la altura de la afrenta como no lo estuvo en Argentina cuando la reforma jubilatoria de Macri, ni lo estuvo en España durante el avance secesionista, para poner sólo un par de casos.

Este referéndum es un premio a la delincuencia, al atropello y a la astucia de aplicar un método que consiste en despreciar, exitosamente, todo principio democrático. De hecho, para conmemorar el año del desastre terrorista del 2019, el 18 de octubre pasado se quemaron dos iglesias además de los saqueos y amenazas de costumbre. Así celebran los justicieros sociales sus aniversarios, como para ir calentando motores. Para que los killers existan, deben existir, también, traidores a la representación legítima. Esta es la era de los killers y de los traidores, seamos justos.

La Constitución chilena es parte de lo que se dio en llamar el milagro chileno, un período en el que nuestro vecino se convirtió en el país más seguro y próspero de la región, con indicadores de desarrollo superiores a la media del resto de los países de la zona, que avanzaban sin retén en la pendiente de pobreza y decadencia. Pero esto no tiene importancia: como en Argentina, como en España y como en tantos otros lugares, lo que importa es esa narrativa por la cual las tensiones civiles de otrora son el salvoconducto para que la izquierda reescriba la historia y sus consecuencias. Quienes quieren borrar la Constitución chilena se excusan en que fue escrita durante la dictadura del general Pinochet y, por algún principio animista, lo representa. Nada dicen de que la Constitución aprobada en 1980 tiene muchas modificaciones, mediante las cuales ya ni siquiera lleva la firma de Pinochet.

Ad

MOVILIDAD SOCIAL

En efecto, las modificaciones con que ya cuenta la Constitución de Chile fueron avaladas por la clase política que hoy, bailando la música que les parece más conveniente, desconocen. La firma en la Constitución actual es la de Ricardo Lagos, presidente en 2005 (fecha de la última reforma) y miembro plastificado de la clase política progresista chilena que, tras esa firma, declamó un punto y aparte, un final del conflicto con esta Constitución que “uniría a todos los chilenos”. Pero a quién le importan las hemerotecas: hoy la Concertación, fuerza política de Lagos y de Bachelet, apoya el APRUEBO, que (por supuesto y como no podía ser de otra manera) debería tener perspectiva de género, como si en 2005 no hubieran existido las mujeres pero ahora sí.

¿Le avergüenza al progresismo desmentirse? Nada, cero. Toda la izquierda, política, intelectual y artística, dio basamento discursivo a las protestas delincuenciales, mintiendo sobre la pobreza, el acceso a la educación, la salud y de nada sirve demostrar con datos que Chile tiene la mayor movilidad social. De hecho, se propusieron destrozar el sistema de jubilaciones para ver si pueden convertirlo en la estafa piramidal deshidratada que es el argentino. Representantes de la coalición de derecha gobernante apoyaron la agenda de la izquierda (que había perdido las elecciones del 2017 por un amplio margen) votando a favor de los retiros de los fondos de jubilación, mostrando su sumisión abyecta. Son los killers los que gobiernan verdaderamente en Chile, sin importar si tienen representación social y cada paso es una muestra de su poderío.

La cuestión acá es entender cómo se llega a instalar la narrativa de que el cambio constitucional podrá solucionar los problemas que en teoría llevaron a los acontecimientos del 18 de octubre de 2019. Nadie en su sano juicio podría pensar que, en ese día, el chileno de a pie decidió solicitar que se modifique la Constitución prendiendo fuego una estación de tren sin que medie ninguna organización criminal a priori. Una casualidad loca, digamos, que hizo que la gente pacífica y despolitizada decidiera de golpe destrozar su propio país porque ese día se acordaron todos al unísono que había que terminar con la Constitución de Pinochet, que era el freno a su realización personal.

Aquel fatídico 18 de octubre el Estado de Derecho falló en controlar la quema de ochenta estaciones de subte; pero no fue sólo eso, también sucumbió a las ideas retardatarias de un socialismo que nunca bajó los estandartes. Un tercermundismo setentista que jamás se dio por vencido y que se adaptó, y que durmió con el enemigo (la democracia liberal) esperando el momento de atacar y que, mal que nos pese, ganó la batalla ideológica en Chile y, si miramos las noticias internacionales, lo está logrando en el mundo.

Ad

CULPABLES

La derecha (o todo lo que no es izquierda, llámese como se llame) lleva todo este tiempo como un observador ajeno viendo crecer esta narrativa. Sólo es necesaria una amenaza de “estallido social” para que se asuste del qué dirán los cultores de la cosmogonía progresista. También se acobarda del uso legítimo de la fuerza en caso de ser gobierno, traicionando las bases mismas del Estado que les da sustento. Killers y cobardes son los responsables de esta oclocracia, en donde los grupos que toman la calle son capaces de torcerle la mano a un gobierno.

El neoliberalismo es hoy un insulto para todo el arco ideológico gracias a la narrativa triunfante que desprecia los períodos económicos exitosos y en cambio no lo es el socialismo productor de miseria en serie. La narrativa pródiga del Estado paternalista fue muy superior a la de la derecha, que ha demostrado que le tiene miedo a la izquierda intransigente y sin escrúpulos. Una vez más, la superioridad estratégica de los killers, su impunidad ante los datos, su capacidad de hacer lo indecible.

Ad

Si la amenaza terrorista consiguió un referéndum constitucional hoy en Chile es gracias a la cobardía y el colaboracionismo de las elites políticas que han traicionado a sus representantes. El fenómeno es visible también en el ataque mortal que se propinan entre sí las derechas españolas mientras el killer Sánchez sale airoso de cada encrucijada en la que entra, contra todo pronóstico. Y en Argentina, enclave vital del killer chavismo, se avanza abiertamente contra la propiedad privada, la libertad de expresión y circulación o la independencia de poderes mientras la oposición se desespera por hocicar coordinadamente en masa ante los personajes más repudiados por sus votantes, homenajeando a sus verdugos. La derecha juega una mancha venenosa virtual en la que unos temen ser tocados por otros. Poca esperanza para los honestos, los trabajadores, los amantes de la ley y el orden. Su representación política los ha despojado de un horizonte de victoria.

El fenómeno mundial de élites enclavadas y dispuestas a conservar su poder a como dé lugar, combinado con una sociedad empobrecida y dependiente logró un fenómeno sociológico clave: el de traspasar la moral de los individuos al Estado. Con ese poder digno de dioses ya pueden hacer cualquier cosa. No sólo están legitimados para redistribuir la riqueza (que parece que esa barbaridad ya no la discute nadie) sino que ahora también regulan las relaciones sociales. Sin este caldo de cultivo no se podría entender este sistema iliberal, que invade el espacio privado sin que a nadie le llame la atención, que legitima los abusos de poder en nombre del bien común, y que gracias a esto genera la inseguridad jurídica madre de la híper regulación contradictoria y sostén de privilegios. De esta matriz nacen los killers.

Ad

QUIEN LA ESCRIBE

¿Qué está en juego en Chile hoy? No las opciones de votación sino el principio de equilibrio y el contrapeso entre las instituciones republicanas. También se juega la legitimidad de la sujeción a la ley. La democracia no es la panacea mágica, pero cumple una función sanitaria al asegurarnos cierta alternancia en el reemplazo de las elites y, en tanto haya competencia política, constituyendo un seguro para la libertad de los individuos. De haber una nueva constitución, va a surgir de la adscripción moral e ideológica de esas élites que abiertamente han despreciado la democracia; ahora bien: ¿acaso no son las élites que escribirán la próxima Constitución las mismas que traicionaron la representación actual? ¿No son las mismas que juraron que con la modificación del 2005 llegaría la paz verdadera? ¿Cómo pueden los chilenos asegurarse que la nueva Constitución procure proteger al individuo de los abusos del poder, en lugar de llevarlos a una Constitución chavista? ¿Acaso no va a escribir la Constitución la misma casta que por el interés propio mancilla la actual? ¿Para qué quieren una nueva ley suprema si esta puede ser cambiada a fuerza de incendios y saqueos?

La era de los killers es el período por el cual los mentirosos, ambiciosos, impredecibles y sin escrúpulos ni temores pueden controlar a los demás y vivir en el mundo de privilegios que sólo el Estado es capaz de ofrecer. El miedo que implantan los ha traído a donde están y siempre están dispuestos a ir por todo. ¿Quiénes podrán enfrentarlos, los que les mandan mensajes de solidaridad y les tienden puentes de afecto? ¿Qué narrativa acabará siendo capaz liderar la oposición a los killers, la que se avergüenza de sí misma?. Hoy estamos hablando de Chile, pero podríamos estar hablando de nosotros.


Por Karina Mariani, publicada originalmente en diario La Prensa.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

Masivo hackeo a las Fuerzas Armadas de Chile: 300.000 emails filtrados, con fuertes críticas a Alberto Fernández

Publicado

en

Tras el escándalo, Boric obligó a la ministra de defensa, que formaba parte de la delegación del presidente en la Asamblea de Naciones Unidas, a volverse al país para reunirse con la cúpula de las FF.AA. 

El gobierno chileno abrió una investigación en los últimos días sobre la catalogada “falla de seguridad” que filtró 300.000 correos electrónicos de toda la cúpula militar. Inmediatamente la ministra de Defensa, que se encontraba en Estados Unidos, regresó al país para reunirse con los altos mandos de las fuerzas armadas.

Fuentes oficiales indican que Gabriel Boric le ordenó a la titular de la cartera de Defensa, Maya Fernández, que regresara a Chile para “liderar la respuesta frente a estos hechos”, en simultáneo se inició un sumario administrativo para determinar los motivos y causas de la filtración. 

Maya Fernández se encontraba en Nueva York, ya que formaba parte de la comitiva chilena que viajó con motivo de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. 

Los medios chilenos indican que se filtraron más de 300.000 e-mails del Estado Mayor Conjunto, y que el hackeo se lo atribuye al grupo terrorista “Guacamaya”, una organización centroamericana que ya han realizado ataques cibernéticos a fuerzas militares de la región en el pasado.

Los correos filtrados revelan una serie de comunicaciones, cuidados, complicaciones y reportes de gastos operacionales de las Fuerzas Armadas durante el Estado de Excepción Constitucional que se realizó en la administración de Sebastian Piñera para las regiones del Bío Bío y La Araucanía.

Además, en los correos se encontraron varios “perfiles” realizados por el Estado Conjunto Mayor de importantes dirigentes argentinos, entre ellos el propio Alberto Fernández, y varios líderes del Partido Justicialista (PJ).

Sobre el presidente argentino, los generales de Chile lo calificaron como “un mandatario que se inmiscuye en la política interna de lo países limítrofes“. También mencionan los encuentros que mantuvo Fernández con “dirigentes opositores de la izquierda chilena” durante el gobierno Sebastián Piñera.

Por otro lado, hay un documento titulado “Informe de estimación de riesgo de amenazas” en el cual se alerta: “Un 46% de probabilidades de que se produzcan alteraciones a la seguridad nacional y al normal desarrollo de las relaciones diplomáticas bilaterales, a razón de exhibir un escenario anormal“.

El informe también hace énfasis en el límite patagónico entre Chile y Argentina, con la cúpula del Ejército preocupada por “planes de las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa de Argentina desarrollan un plan para robustecer la presencia militar en Tierra del Fuego“.

Otro de los informes filtrados muestra un perfil dedicado al ex-terrorista montonero y actual Ministro de Defensa argentino, Jorge Taiana, elaborado por la inteligencia militar chilena, quien generó extrema preocupación entre los generales chilenos, según se puede apreciar en las filtraciones. 

En el informe se cita como fuente a La Derecha Diario, levantando una nota que fue realizada el 9 de agosto de 2021, cuando Jorge Taiana fue nombrado como ministro. 

Dicho artículo describe el pasado terrorista del actual ministro y dirigente kirchnerista, narrando un atentado perpetrado en el año 1975 contra un bar del centro porteño. El objetivo era asesinar a un oficial naval, que aquel día no había salido por su café, lo que en consecuencia provocó la muerte de una mujer, un mozo y varios heridos de gravedad. 

Por ese atentado Taiana fue enviado al penal de Rawson durante algunos años, de donde salió debido a sus conexiones políticas. Además, el informe también señala ocupaciones anteriores, nivel de estudios y medidas efectuadas bajo su gestión como ministro de Defensa

También se encontraron exhaustivos reportes de intervenciones de países tales como Venezuela e Irán en territorio chileno, confabulados con sectores de la ultraizquierda oficialista en el actual gobierno.

Aún se desconocen las magnitudes de la filtración pero fuentes extraoficiales aseguran que el objetivo real es desprestigiar las maniobras militares y de inteligencia bajo el gobierno del presidente anterior, Sebastían Piñera

El Gobierno ha ordenado un sumario administrativo para determinar las responsabilidades correspondientes“, explaya el comunicado y sentencia: “Adicionalmente, los antecedentes han sido puestos a disposición de la justicia militar para dar pie a la investigación penal“. Sin embargo, se sospecha cierta connivencia entre algunos funcionarios de Boric y estas filtraciones.

Seguir Leyendo

Chile

Chile atraviesa la inflación más alta de su historia desde la vuelta a la democracia: Los precios llevan un 14% de aumento anual

Publicado

en

La inflación chilena aumentó por encima de las proyecciones de mercado, y alcanzó el nivel más alto desde junio de 1992. La incertidumbre por la reforma Constitucional impactó negativamente en la demanda de dinero, a pesar de los esfuerzos del Banco Central, que dejó de ser independiente. 

Al mismo tiempo en que se derrumba la imagen positiva del Gobierno de Gabriel Boric, la inflación en Chile persiste en su sendero alcista. Los precios minoristas alcanzados en la canasta del IPC tuvieron un aumento promedio del 1,2% al término de agosto, superando así la previsión de 1% esperada por el consenso de los analistas. 

La inflación interanual alcanzó el 14,1% en comparación con el mismo mes del año pasado, y fue la cifra más extrema desde junio de 1992. La variación de la inflación acumulada a 12 meses no muestra ningún tipo de rebaja desde febrero de 2021. 

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) confirmó que la totalidad de las divisiones que componen el IPC aportaron una incidencia positiva para el incremento de precios general. Entre ellas, destaca el aumento en el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas (2%) y las tarifas del transporte público (1,6%)

El Banco Central de Chile, presidido por Rosanna Costa, determinó una nueva suba de la tasa de interés a corto plazo hasta el 10,75% nominal anual. La última vez en que el país registró un valor nominal tan elevado fue en agosto de 1998, en medio de la detención súbita de capitales hacia mercados emergentes.

Pero pese al aumento de las tasas de interés y a la moderación de la expansión monetaria primaria, el Gobierno de Boric amenaza la estabilidad de precios con medidas y anuncios contraproducentes

La inflación en Chile está actualmente dirigida por una fuerte caída en la demanda de dinero. Este fenómeno queda en evidencia a partir de la relación entre todos los agregados monetarios en términos del PBI. 

Tanto el circulante monetario, como la propia base monetaria y la oferta amplia de dinero en la economía (medida por los agregados M1 y M2) disminuyeron su proporción en relación al PBI en los primeros 7 meses del año. 

La reforma constitucional constituye el principal factor por el cual se desata una fuerte incertidumbre económica y la caída en la demanda de pesos. Las reformas extremistas propuestas por Gabriel Boric, entre ellas la anulación del sistema de capitalización individual en el país (y con ello el mercado de capitales local) y la falta de seguridad jurídica para la inversión privada en servicios públicos, generaron un tenso clima de desconfianza. 

“Desde el punto de vista de la economía, la experiencia pasada nos enseña que todos estos procesos conllevan un grado de incertidumbre que, si no logran ser atenuados, puede afectar negativamente la inflación, el crecimiento y la estabilidad de los mercados financieros”, explicó Rosanna Costa. 

Seguir Leyendo

Chile

Salvavidas de Biden a Boric: FMI acordó con Chile un préstamo por US$ 18.500 millones para rescatar la economía

Publicado

en

El staff del organismo de crédito aprobó un paquete de financiamiento a dos años, a pesar de la desconfianza que provoca la figura de Gabriel Boric. El préstamo contó con el visto bueno del presidente Joe Biden.

El Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció un acuerdo con el Gobierno de Chile para la aprobación de Línea de Crédito Flexible (LCF) a dos años, por un monto equivalente a 13.954 millones de DEGs. En relación al tamaño de la economía y la población del país, el préstamo es de una proporción similar al que recibió Argentina en el año 2018.

La cifra del préstamo asciende a los US$ 18.500 millones convirtiendo los derechos especiales de giro (la moneda del FMI) en dólares. Esto representa hasta el 800% de la cuota de Chile como país miembro del Fondo Monetario.

La Línea de Crédito Flexible es un tipo de préstamo cuyos desembolsos pueden utilizarse casi sin ninguna restricción para atender necesidades en la balanza de pagos, ya sean estas reales o potenciales. Además, este programa tiene la particularidad de que el giro de sus desembolsos no depende de condiciones ex-post o “metas” como las que cumple Argentina.  

Según explica el FMI, el préstamo aprobado tiene como objeto la fortificación financiera del fondo anticíclico del país, el cual se utiliza ante situaciones inesperadas como shocks externos (caídas en los precios de bienes exportables) o escenarios como el que provocó la pandemia.

La LCF reforzará temporalmente los buffers precautorios para Chile y brindará un seguro importante frente a una amplia gama de riesgos, como los derivados de una posible desaceleración brusca de la economía mundial, choques de precios de las materias primas, las repercusiones de la guerra de Rusia en Ucrania, o un continuo endurecimiento de las condiciones financieras internacionales”, reza el comunicado del FMI.

El FMI explicó que Chile cumple con las condiciones técnicas necesarias como para poder solicitar un programa de estas características, entre ellas el superávit primario y el superávit financiero, y la reputación creíble para que estos equilibrios se mantengan a través del tiempo.

El Gobierno de Gabriel Boric prometió respetar la disciplina fiscal sobre las cuentas públicas, pero sus políticas extremistas, así como su vocación por reformar la Constitución y por ende las principales reglas de juego de la economía, despiertan dudas entre los inversores.

El paso decisivo para la aprobación del préstamo fue el amplio apoyo de la administración de Joe Biden al Gobierno de Boric, del mismo modo en que el expresidente Donald Trump había intercedido a favor de Argentina en 2018.

Seguir Leyendo

Tendencias