Seguinos en redes

Chile

Análisis: la Constitución chilena en la era de los “killers”

Chile pone en juego su institucionalidad y Estado de derecho contra la amenaza socialista en una elección atípica. La analista política Karina Mariani recorre los movimientos de extrema izquierda que llevaron hasta este momento.

Publicado

en

Por Karina Mariani.

Hace unos días Arturo Pérez-Reverte se refirió a Pedro Sánchez, el presidente socialista español, como un killer, y acertó con su perfil al decir que “realmente le importa todo un huevo de pato. Es inmune a las hemerotecas. Es ambicioso, sin escrúpulos, valiente. Es un killer. Los ha matado a todos. Y a los que no ha matado los va a matar. Cada vez que abraza está buscando el lugar de la costilla donde va a meter la navaja. Para un novelista es un personaje extraordinario”.

La verdad es que el concepto es apasionante, el perfil del político que avanza más allá de lo permitido, haciendo lo que nadie espera, sin moral, cambiando de opinión sin que le importen los archivos, robando impunemente, destrozando todo mecanismo de control, mendaz, traicionero, voraz. El político al que le importa un bledo lo que digan de él, cuya supervivencia en el poder es más importante que un sistema, que un país. Los killers son sobrevivientes, son vengativos y son exitosos. Pero, ¿por qué el mundo cobija tantos killers? Porque puede.

Ad

DEMOCRACIA DEGRADADA 

Nos encontramos ante un fenómeno sociológico trágico pero fascinante, cuyos paralelismos no pueden comprenderse desde una perspectiva local. Los killers o, mejor dicho, el método killer es en parte consecuencia de décadas de la súper producción legislativa; del abandono del principio de la división de poderes frente a una justicia que es una velada caja de resonancia de poderes fácticos, del fin de la igualdad ante la ley aceptado globalmente, del desajuste; en definitiva, de la delicada maquinaria a la que llamamos democracia y de la degradación consensuada de todos sus principios, arrodillados ante un mecanismo de extorsión que brinda mayores beneficios.

Y vaya si brinda beneficios: hoy los chilenos realizarán un referéndum sobre su Constitución, decidiendo si quieren crear una completamente nueva (opción APRUEBO) o conservar la existente (opción RECHAZO). ¿Cómo se consiguió este referéndum? A lo killer: quemando, robando, amenazando, pisando todas las instituciones, mintiendo, asesinando la autoridad del Estado para implementar el orden, sin que nada importe, y logrando, así, el éxito.

El referéndum de hoy es el premio que el presidente Sebastián Piñera y los políticos chilenos le otorgaron a la política killer por las protestas y disturbios que dejaron daños estimados en casi 2.000 millones de dólares el año pasado. El 18 de octubre de 2019 Chile se convirtió en un campo de batalla de un solo contrincante. Una puesta en escena orquestada arteramente, que esperaba un disparador cualquiera y lo obtuvo a raíz del aumento del precio del boleto de subte. A partir de ahí, el neoterrorismo subvencionado que defendía a las clases oprimidas se encargó de destrozar los medios de transporte de esas clases, sus templos, saquear sus comercios y romper su tranquilidad.

El monopolio de la fuerza que los ciudadanos ceden al Estado, y que es la razón de su existencia, no estuvo a la altura de la afrenta como no lo estuvo en Argentina cuando la reforma jubilatoria de Macri, ni lo estuvo en España durante el avance secesionista, para poner sólo un par de casos.

Este referéndum es un premio a la delincuencia, al atropello y a la astucia de aplicar un método que consiste en despreciar, exitosamente, todo principio democrático. De hecho, para conmemorar el año del desastre terrorista del 2019, el 18 de octubre pasado se quemaron dos iglesias además de los saqueos y amenazas de costumbre. Así celebran los justicieros sociales sus aniversarios, como para ir calentando motores. Para que los killers existan, deben existir, también, traidores a la representación legítima. Esta es la era de los killers y de los traidores, seamos justos.

La Constitución chilena es parte de lo que se dio en llamar el milagro chileno, un período en el que nuestro vecino se convirtió en el país más seguro y próspero de la región, con indicadores de desarrollo superiores a la media del resto de los países de la zona, que avanzaban sin retén en la pendiente de pobreza y decadencia. Pero esto no tiene importancia: como en Argentina, como en España y como en tantos otros lugares, lo que importa es esa narrativa por la cual las tensiones civiles de otrora son el salvoconducto para que la izquierda reescriba la historia y sus consecuencias. Quienes quieren borrar la Constitución chilena se excusan en que fue escrita durante la dictadura del general Pinochet y, por algún principio animista, lo representa. Nada dicen de que la Constitución aprobada en 1980 tiene muchas modificaciones, mediante las cuales ya ni siquiera lleva la firma de Pinochet.

Ad

MOVILIDAD SOCIAL

En efecto, las modificaciones con que ya cuenta la Constitución de Chile fueron avaladas por la clase política que hoy, bailando la música que les parece más conveniente, desconocen. La firma en la Constitución actual es la de Ricardo Lagos, presidente en 2005 (fecha de la última reforma) y miembro plastificado de la clase política progresista chilena que, tras esa firma, declamó un punto y aparte, un final del conflicto con esta Constitución que “uniría a todos los chilenos”. Pero a quién le importan las hemerotecas: hoy la Concertación, fuerza política de Lagos y de Bachelet, apoya el APRUEBO, que (por supuesto y como no podía ser de otra manera) debería tener perspectiva de género, como si en 2005 no hubieran existido las mujeres pero ahora sí.

¿Le avergüenza al progresismo desmentirse? Nada, cero. Toda la izquierda, política, intelectual y artística, dio basamento discursivo a las protestas delincuenciales, mintiendo sobre la pobreza, el acceso a la educación, la salud y de nada sirve demostrar con datos que Chile tiene la mayor movilidad social. De hecho, se propusieron destrozar el sistema de jubilaciones para ver si pueden convertirlo en la estafa piramidal deshidratada que es el argentino. Representantes de la coalición de derecha gobernante apoyaron la agenda de la izquierda (que había perdido las elecciones del 2017 por un amplio margen) votando a favor de los retiros de los fondos de jubilación, mostrando su sumisión abyecta. Son los killers los que gobiernan verdaderamente en Chile, sin importar si tienen representación social y cada paso es una muestra de su poderío.

La cuestión acá es entender cómo se llega a instalar la narrativa de que el cambio constitucional podrá solucionar los problemas que en teoría llevaron a los acontecimientos del 18 de octubre de 2019. Nadie en su sano juicio podría pensar que, en ese día, el chileno de a pie decidió solicitar que se modifique la Constitución prendiendo fuego una estación de tren sin que medie ninguna organización criminal a priori. Una casualidad loca, digamos, que hizo que la gente pacífica y despolitizada decidiera de golpe destrozar su propio país porque ese día se acordaron todos al unísono que había que terminar con la Constitución de Pinochet, que era el freno a su realización personal.

Aquel fatídico 18 de octubre el Estado de Derecho falló en controlar la quema de ochenta estaciones de subte; pero no fue sólo eso, también sucumbió a las ideas retardatarias de un socialismo que nunca bajó los estandartes. Un tercermundismo setentista que jamás se dio por vencido y que se adaptó, y que durmió con el enemigo (la democracia liberal) esperando el momento de atacar y que, mal que nos pese, ganó la batalla ideológica en Chile y, si miramos las noticias internacionales, lo está logrando en el mundo.

Ad

CULPABLES

La derecha (o todo lo que no es izquierda, llámese como se llame) lleva todo este tiempo como un observador ajeno viendo crecer esta narrativa. Sólo es necesaria una amenaza de “estallido social” para que se asuste del qué dirán los cultores de la cosmogonía progresista. También se acobarda del uso legítimo de la fuerza en caso de ser gobierno, traicionando las bases mismas del Estado que les da sustento. Killers y cobardes son los responsables de esta oclocracia, en donde los grupos que toman la calle son capaces de torcerle la mano a un gobierno.

El neoliberalismo es hoy un insulto para todo el arco ideológico gracias a la narrativa triunfante que desprecia los períodos económicos exitosos y en cambio no lo es el socialismo productor de miseria en serie. La narrativa pródiga del Estado paternalista fue muy superior a la de la derecha, que ha demostrado que le tiene miedo a la izquierda intransigente y sin escrúpulos. Una vez más, la superioridad estratégica de los killers, su impunidad ante los datos, su capacidad de hacer lo indecible.

Ad

Si la amenaza terrorista consiguió un referéndum constitucional hoy en Chile es gracias a la cobardía y el colaboracionismo de las elites políticas que han traicionado a sus representantes. El fenómeno es visible también en el ataque mortal que se propinan entre sí las derechas españolas mientras el killer Sánchez sale airoso de cada encrucijada en la que entra, contra todo pronóstico. Y en Argentina, enclave vital del killer chavismo, se avanza abiertamente contra la propiedad privada, la libertad de expresión y circulación o la independencia de poderes mientras la oposición se desespera por hocicar coordinadamente en masa ante los personajes más repudiados por sus votantes, homenajeando a sus verdugos. La derecha juega una mancha venenosa virtual en la que unos temen ser tocados por otros. Poca esperanza para los honestos, los trabajadores, los amantes de la ley y el orden. Su representación política los ha despojado de un horizonte de victoria.

El fenómeno mundial de élites enclavadas y dispuestas a conservar su poder a como dé lugar, combinado con una sociedad empobrecida y dependiente logró un fenómeno sociológico clave: el de traspasar la moral de los individuos al Estado. Con ese poder digno de dioses ya pueden hacer cualquier cosa. No sólo están legitimados para redistribuir la riqueza (que parece que esa barbaridad ya no la discute nadie) sino que ahora también regulan las relaciones sociales. Sin este caldo de cultivo no se podría entender este sistema iliberal, que invade el espacio privado sin que a nadie le llame la atención, que legitima los abusos de poder en nombre del bien común, y que gracias a esto genera la inseguridad jurídica madre de la híper regulación contradictoria y sostén de privilegios. De esta matriz nacen los killers.

Ad

QUIEN LA ESCRIBE

¿Qué está en juego en Chile hoy? No las opciones de votación sino el principio de equilibrio y el contrapeso entre las instituciones republicanas. También se juega la legitimidad de la sujeción a la ley. La democracia no es la panacea mágica, pero cumple una función sanitaria al asegurarnos cierta alternancia en el reemplazo de las elites y, en tanto haya competencia política, constituyendo un seguro para la libertad de los individuos. De haber una nueva constitución, va a surgir de la adscripción moral e ideológica de esas élites que abiertamente han despreciado la democracia; ahora bien: ¿acaso no son las élites que escribirán la próxima Constitución las mismas que traicionaron la representación actual? ¿No son las mismas que juraron que con la modificación del 2005 llegaría la paz verdadera? ¿Cómo pueden los chilenos asegurarse que la nueva Constitución procure proteger al individuo de los abusos del poder, en lugar de llevarlos a una Constitución chavista? ¿Acaso no va a escribir la Constitución la misma casta que por el interés propio mancilla la actual? ¿Para qué quieren una nueva ley suprema si esta puede ser cambiada a fuerza de incendios y saqueos?

La era de los killers es el período por el cual los mentirosos, ambiciosos, impredecibles y sin escrúpulos ni temores pueden controlar a los demás y vivir en el mundo de privilegios que sólo el Estado es capaz de ofrecer. El miedo que implantan los ha traído a donde están y siempre están dispuestos a ir por todo. ¿Quiénes podrán enfrentarlos, los que les mandan mensajes de solidaridad y les tienden puentes de afecto? ¿Qué narrativa acabará siendo capaz liderar la oposición a los killers, la que se avergüenza de sí misma?. Hoy estamos hablando de Chile, pero podríamos estar hablando de nosotros.


Por Karina Mariani, publicada originalmente en diario La Prensa.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

La frutilla del postre: La izquierda quiere poner un preámbulo con alusiones cósmicas y hablar de un Estado “biocéntrico”

Publicado

en

Este miércoles se votaron 12 propuestas que buscarán quedar definidas como el texto que introducirá a la propuesta de nueva Constitución en Chile.

Luego que culminara la redacción del borrador de la nueva Constitución, la Convención sigue con su labor ahora para escribir el Preámbulo de la Constitución, el texto que introduce la Carta Magna y establece el tono con la que se dirige al pueblo.

Esta tarea recae en la Comisión del Preámbulo, que tiene 15 miembros y tiene tiempo hasta el 31 de mayo para redactarla. Ya hay 12 propuestas diferentes para el Preámbulo, una más delirante y disparatada que la otra.

Entre los textos sometidos a votación, se encuentra la iniciativa 277-2, que plantea como Preámbulo:

“Conscientes que vivimos una existencia unificada en una integración de naturaleza cuántica, planetaria y cósmica, y que todas las personas conformamos una sola familia humana anterior a cualquier Estado, conscientes que la realidad se manifiesta y desarrolla tangible e intangible, y que nuestra identidad esencial humana es anterior a las formas, espiritual y soberana”.

Por otra parte, la iniciativa 433-2 empieza: “El Estado que constituimos es social, biocéntrico, de derecho, plurinacional, inclusivo, solidario, afectivo y ecológico”.

A su vez, la iniciativa 637-2 señala: “Somos cordillera, somos río, somos mar, somos bosque, somos glaciares. Somos comunidades y pueblos que cohabitamos en este territorio y que luego de dos siglos irrumpimos en este escenario político para posicionar la voz del mundo popular que jamás quisieron escuchar. Somos la morenidad, la otredad, las regiones, las diversidades, las disidencias, la plurinacionalidad”.

Tono similar tiene la iniciativa 1-10, pero hablando en primera persona, algo que no tiene ninguna Constitución del mundo: “He emergido de entre vosotros, florecido en medio del proceso constituyente más democrático e igualitario de la historia mundial, pero que sin embargo, para algunos un desierto, un proceso de dudas y desaciertos; pero ahora estoy aquí, soy tangible, pueden apreciarme, y vengo con ustedes a disipar todos esos miedos; estoy aquí junto a vosotros para ser una nueva expresión de autenticidad. No sólo de quienes se han encontrado entre los pasillos de la Convención Constitucional que me dio vida. No soy sólo de quienes han sido elegidos para incursionar de entre la diversidad para sentir que, entre sus voces, existe este fundamental proceso, sino que además, para todos y todas por igual”.

No soy un mero documento másNo seré solo de algunos pocos. Soy mucho más, permitiré mejores acuerdos en pos de una construcción conjunta, para lograr una nueva y mejor comunión, reivindicadora, fraterna, con respeto a nuestra identidad y diferencias. Soy la fe de todos los pueblos, soy la creencia en un mundo mejor, reflejo todos sus sueños, soy la razón para imaginar que un nuevo porvenir sí es posible”, finaliza dicho texto.

Otra enfatiza “la lucha de los pueblos de Chile” y compara la independencia de 1810 con el estallido social de 2019: “La lucha política del gran pueblo de Chile frente a las elites, cerró el siglo con un golpe de fuerza que buscó destruir las luchas sociales e instalar por la violencia un modelo pétreo, que cerrara la discusión y excluyera, a través de distintos mecanismos, la participación de las personas en el dibujo de su propio destino”, establece el texto.

Y finaliza: “el río de la historia siempre sigue su curso y el 18 de octubre de 2019, ese mismo pueblo se reencontró con su lucha histórica en busca de igualdad y justicia social y fueron los mismos estamentos de siempre los que llenaron las calles con sus banderas y cantos de esperanza”.

Otra está escrito en lenguaje inclusivo habla de la plurinacionalidad: “Aquí estamos los pueblos que convivimos en el Chile plurinacional y que mantenemos y reivindicamos las convicciones y fuerzas de toda la historia que nos han traído hasta este momento. Chile y sus pueblos asumen el desafío histórico de edificar un Estado Social de Derechos, Plurinacional y Descentralizado, que articula los anhelos democráticos de todos nuestras memorias”.

También se refieren a la conformación de la sociedad, donde “somos humanes, construyendo nuestros destinos, con distintas miradas, sin distinciones de género y creencias, iguales en derechos y dignidad, buscando el justo equilibrio en la complementariedad (sic)”.

Una sola de estas 12 propuestas presentadas será el Preámbulo, aunque antes de la votación final podrá enmendarse y agregarse oraciones o párrafos. Finalmente, la comisión elaborará una propuesta que deberá ser ratificada en el pleno.

Seguir Leyendo

Chile

Esta es la nueva Constitución comunista de Chile: Con un total de 499 artículos, deberá ser aprobada en el plebiscito de septiembre

Publicado

en

Fue presentada de forma oficial este lunes 16 de mayo en el viaje de la Convención a Antofagasta.

Durante la jornada de este sábado, la Convención Constituyente anunció el primer borrador de la nueva Constitución que deberá ser votada el próximo 4 de septiembre en Chile.

Con un total de 499 artículos, se trata del primer documento completo que produjo la Convención, y contiene lenguaje inclusivo, artículos enteros destinados a entregarle privilegios a las comunidades indígenas, se declara la posibilidad de expropiar bienes privados y se establece un duro marco normativo para explotación de recursos naturales.

Este primer borrador ahora deberá transitar por las comisiones de Preámbulo, Armonización y Transitorias, previo a ser aprobado por el pleno de la Convención, aunque no se esperan mayores cambios.

El frenteamplista Jaime Bassa, primer vicepresidente de la Convención, celebró este domingo la instancia compartiendo el texto.

“En este link está la primera versión, completa, del borrador de nueva Constitución. En las próximas semanas trabajaremos en su sistematización, en el preámbulo y en los artículos transitorios que regularán los plazos para su implementación”, indicó el abogado en la red social Twitter.

Algunas de las joyitas de la nueva Constitución. En el capitulo 1, artículo 2, se establece el sistema político chilena como una “Democracia paritaria“.

El Estado reconoce y promueve una sociedad en la que mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexogenéricas participen en condiciones de igualdad sustantiva, reconociendo que su representación efectiva en el conjunto del proceso democrático es un principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y la ciudadanía“, lee el artículo constitucional.

En el artículo 4 se establece a Chile como un Estado Plurinacional: “Chile es un Estado Plurinacional e Intercultural que reconoce la coexistencia de diversas naciones y pueblos en el marco de la unidad del Estado“.

Incluso, en el mismo artículo, enumera las naciones indígenas que ahora tendrán rango constitucional, al mismo nivel que el ser chileno: “Son pueblos y naciones indígenas preexistentes los Mapuche, Aymara, Rapa Nui, Lickanantay, Quechua, Colla, Diaguita, Chango, Kawashkar, Yaghan, Selk’nam y otros que puedan ser reconocidos en la forma que establezca la ley“.

En el artículo 5, se les otorga autonomía e incluso se le da reconocimiento de sus tierras: “Los pueblos y naciones indígenas preexistentes y sus miembros, en virtud de su libre determinación, tienen derecho al pleno ejercicio de sus derechos colectivos e individuales. En especial, tienen derecho a la autonomía y al autogobierno, a su propia cultura, a la identidad y cosmovisión, al patrimonio y la lengua, al reconocimiento de sus tierras“.

Por último, se otorgan cupos políticos a los indígenas. Esto quiere decir que todos los organos del Estado deberán tener obligatoriamente un mínimo de representantes indígenas. En el mismo artículo 5: “El Estado debe garantizar la efectiva participación de los pueblos indígenas en el ejercicio y distribución del poder, incorporando su representación en la estructura del Estado, sus órganos e instituciones, así como su representación política en órganos de elección popular a nivel local, regional y nacional“.

Más adelante, se le cambia el nombre a la cámara baja, para pasarlo a lenguaje inclusivo, y se establece paridad de género y cupos indígenas: “El Congreso de Diputadas y Diputados es un órgano deliberativo, paritario y plurinacional que representa al pueblo“.

Chau Senado. La nueva Constitución reemplaza el Senado por la Cámara de las Regiones. “La Cámara de las Regiones es un órgano deliberativo, paritario y plurinacional de representación regional encargado de concurrir a la formación de las leyes de acuerdo regional y de ejercer las demás facultades encomendadas por esta Constitución“, explica, y aclara: “Sus integrantes se denominarán representantes regionales“.

Toda la Constitución está escrita en lenguaje inclusivo. Por ejemplo, en el artículo 23: “La Presidenta o Presidente de la República tendrá la potestad de dictar aquellos reglamentos, decretos e instrucciones que crea necesarios para la ejecución de las leyes.”

Ley completa

Seguir Leyendo

Argentina

Fran Sánchez, Vicky Villarruel, Pichetto y un diputado chileno llevan la batalla contra el avance mapuche a Neuquén

Publicado

en

Este jueves, los diputados y el ex senador disertarán en la ciudad de Neuquén sobre la “amenaza wallmapu”.

El diputado del PRO, Francisco Sánchez, la diputada de La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, el diputado chileno de RN, Diego Schalper, y el ex senador y actual auditor general de la nación, Miguel Ángel Pichetto, darán una conferencia en el Hotel Tower de Neuquén.

Disertarán sobre la principal amenaza que pone en jaque la soberanía tanto de Argentina como de Chile sobre su territorio, los grupos terroristas mapuches, específicamente su afán por crear una nación mapuche en La Araucanía chilena y en la Patagonia argentina, conocida como “Wallmapu“.

Las amenazas y usurpaciones de los terroristas mapuches no cesan en el territorio argentino, mientras elevan los ataques en Chile, especialmente luego de que el líder de la CAM anunciara la semana pasada que le declaraba la “guerra armada” al gobierno de Gabriel Boric.

Fran Sánchez, oriundo de Neuquén, organizó la mesa de exposición y eligió a sus invitados para que lo acompañen exponiendo los casos más preocupantes y profundizar en los potenciales peligros de los grupos que actúan fomentando el accionar violento.

El evento tendrá lugar este jueves 19 de mayo, a las 17 horas, y contará también con la presencia de los productores afectados de Tratayén, Neuquén, Carolina Galván y, de Villa Mascardi, Río Negro, Diego Frutos.

El panel además tendrá la presencia por teleconferencia del diputado nacional de Chile, Diego Schalper, uno de los principales legisladores chilenos en exponer esta problemática y advertir de sus efectos negativos al Estado de Derecho.

Sobre el evento, Sánchez destacó que “es importante hablar de esto con mucha gente que sabe del tema, y hacerlo públicamente, en Neuquén“. Y agregó: “No debemos mirar para otro lado cuando se avasallan los derechos de neuquinos y de tantos argentinos por relatos fundados y financiados por intereses espurios”.

Este tema es escasamente mencionado por el Gobierno nacional argentino, a pesar de que en este territorio opera la RAM, con ataques tan violentos y peligrosos como los del otro lado de la Cordillera. “Invito a los neuquinos a acercarse a conocer en primera persona una situación injusta que muchas veces se tapa, y a tener una mirada distinta del relato oficial”, concluyó.

Se estima que el evento tenga una duración de unas tres horas, y al finalizar se abra el micrófono para preguntas de la prensa y asistentes. Habrá cupos limitados para asistir al acto en el primer piso del Hotel Tower, Belgrano 174, por lo que se sugiere reservar lugar en cambionequen2023@gmail.com.

Seguir Leyendo

Tendencias