Seguinos en redes

Chile

Continúa la dictadura sanitaria en Chile: Piñera no levanta el toque de queda a pesar de no tener más casos

Publicado

en

Agosto prácticamente no registró nuevos casos y las muertes están en el momento más bajo de toda la pandemia.

El régimen sanitario de Sebastián Piñera no cede y continúa gobernando con mano de hierro el país justificándose con la emergencia de la pandemia. Si bien en las últimas semanas han existido un descenso significativo de los contagios y de las muertes por el virus COVID-19, según se desprende del portal de la Universidad de Oxford, OurWorldInData, esto no se ha traducido en avances para que los chilenos vuelvan a recuperar sus libertades individuales esenciales amparadas por la Constitución chilena.

Piñera ha anunciado que continuará con las fronteras cerradas, donde solo pueden salir quienes hayan recibido dosis de vacunas aprobadas por el Instituto de Salud Pública del país, lo que quiere decir que los menores de edad sin dosis seguirán encerrados en Chile.

Además, al regreso deben permanecer recluidos en sus hogares por siete días, y se vislumbra que el toque de queda continuará, todo amparado en un estado de excepción constitucional que viene instalado desde el 18 de marzo de 2020, es decir, hace más de un año y medio.

Mientras tanto, el mercado aéreo de Chile se mantiene en el peor momento de su historia, al borde de la quiebra y con una caída del más del 60% solamente en julio.

Estas restricciones, sumadas a un toque de queda todavía vigente, una excepción constitucional que pone en peligro los derechos humanos de los chilenos, y medidas arbitrarias que solo perjudican a los trabajadores, se dan en un contexto de prácticamente no más casos nuevos de Covid.

Luego de las tres olas del virus chino en Chile, la primera en junio del 2020, la segunda en abril y la tercera en junio de este año, actualmente el país andino se encuentra en el mejor momento epidemiológico desde que comenzó la pandemia. Agosto prácticamente no registró nuevos casos, y no hubo en ningún día más de 100 muertes diarias por el coronavirus. Pero así y todo, Piñera resista volver a la normalidad.

Fuente: Worldometer Chile.

En la continuidad de Piñera, el abanderado de Chile Vamos (ahora Chile Podemos Más), Sebastián Sichel, señaló querer terminar con los toques de queda.

Si bien esto es un buen paso en la dirección correcta, y no se entiende por qué no lo hace Piñera ahora si su propio candidato lo propone, esta medida no terminaría con el régimen sanitario, dado que este se basa en el estado de excepción constitucional al que están sometidos los chilenos en estos momentos, el cual ni Sichel ni nadie de su espacio propone eliminar.

El gobierno y su plan denominado “Paso a Paso”, en donde va gestionando, arbitrariamente, las libertades y las prohibiciones de las personas, según se señala en su web oficial, este plan se trata de 4 pasos graduales que van desde la Cuarentena hasta la Apertura, con libertades para quienes, en forma responsable y solidaria, cumplieron con su esquema de vacunación contra el COVID-19, restricciones y obligaciones”, sin embargo ese mismo plan no establece ningún criterio para retornar a la normalidad, es decir, el régimen autoritario-sanitario de Piñera no da espacio para que su país se reestablezca a condiciones previas a marzo de 2020.

Mientras algunos países europeos, como Rumania, los vacunatorios han ido cerrando por haber alcanzado ya la inmunidad de rebaño, con una población inoculada con vacunas que ronda el 25%, ya se vive una vida normal.

En cambio, Chile, siendo uno de los países con más vacunados en el mundo, sigue sufriendo el yugo piñerista que solo busca controlar a la población para evitar un nuevo movimiento social que desestabilice su gobierno, el cual implementó nuevas medidas obligatorias para cerrar bares, gimnasios y restaurantes, los que deben solicitar pase verde para poder consumir en el interior sino están sujetos a severas multas.

De esta forma, el escenario político en Chile, con la incertidumbre constituyente, sumado a al aumento de deuda pública, bonos, subsidios (IFE) y presión inflacionaria, presenta un escenario complicado para las elecciones del 21 de noviembre, donde los chilenos tendrán que votar por un nuevo presidente, senadores, diputados y consejeros regionales.

Chile

Boric presentó proyecto para una brutal suba de impuestos en Chile: Creación de un impuesto a la riqueza y retenciones a la actividad minera

Publicado

en

El ministro Mario Marcel, que se había vendido como liberal, impulsa una agenda de extrema izquierda en la economía.

El presidente comunista de Chile, Gabriel Boric, presentó oficialmente el proyecto para subirle los impuestos a los chilenos. La columna vertebral de la propuesta incluye una nueva regalía para la actividad minera y un impuesto a la riqueza.

“El objetivo de la reforma tributaria es avanzar en mayor equidad, mayor igualdad y cohesión social para que todos estemos un poquito más protegidos”, dijo en un delirante discurso Boric.

La propuesta, que va a ingresar en cuatro proyectos de ley separados al Congreso, establece una nueva grilla de los impuestos personales que afectará a todos los asalariados, con un fuerte cambio a los chilenos con sueldos a partir de los 4 millones de pesos (4.275 dólares).

Además, se establecerá un impuesto adicional a las personas con un patrimonio mayor a los 5 millones de dólares, en total unas 6.300 personas que deberán pagar, a parte del 43% propuesto, un extra de hasta el 1,8%.

Se establece también un nuevo régimen tributario de retenciones para la minería. La propuesta establece un incremento de las retenciones al valor de entre 1 y 4% y otro sobre la renta minera, con tasas de entre 2% y 32% sobre la rentabilidad operativa en dependencia de los precios del cobre, cuando estos fluctúen entre dos a cinco dólares la libra física en la Bolsa de Metales de Londres.

Las reformas buscan recaudar un 4,1% del PBI adicional, para financiar la expansión de las políticas asistencialistas de Boric, con enormes inversiones en el sistema de salud público y la creación de una pensión básica universal, entre otros.

Según el ministro de Economía, Mario Marcel, que se había vendido como un liberal pero está promoviendo una agenda de extrema izquierda, asegura que “el nuevo sistema busca un estado social mucho más moderno y solidario“, y se justificó con que está en línea con los países de la OCDE, “para lograr una mayor recaudación y una mejor distribución de los ingresos“.

No busca separar al país entre buenos y malos, sino generar recursos para financiar proyectos sociales, de descentralización“, dijo Marcel en una ceremonia en el palacio de La Moneda, a la que asistió el presidente Boric.

Hemos llegado después de meses de arduo trabajo a presentar estas propuestas para una reforma tributaria, que ocupa un lugar central en la agenda del gobierno. Responde a la idea de un pacto fiscal que aporte al desarrollo del país, que modernice el sistema tributario y le dé más justicia, así como más eficiencia tanto en la recaudación como en el uso de recursos”, señaló.

“Sabemos que la reforma tributaria busca generar recursos para financiar buena parte de la agenda de ampliación de derechos sociales, de diversificación de la productividad y descentralización, pero al mismo tiempo mejorar el sistema tributario”, recalcó.

Proyecto de Ley – Suba de Impuestos Gabriel Boric

Seguir Leyendo

Chile

Gobierno de Boric analiza hacer obligatoria la quinta dosis contra el coronavirus: Se endurece el control social de la pandemia

Publicado

en

El Ministerio de Salud informará esta semana si se incorporará una quinta dosis contra la covid-19 a la grilla de vacunación obligatoria.

La ministra de Salud, María Begoña Yarza, anunció que esta semana informarán si se incorporará una quinta dosis de la vacuna para el coronavirus en la grilla obligatoria para tener un pasaporte sanitario aprobado.

Desde el Gobierno aseguran que por el momento esta medida aún no es necesaria, pero adelantaron que si en los próximos meses no se decreta su aplicación, el próximo año es casi una certeza que se implementará.

El ministerio de Salud publicó el informe de la evolución de la pandemia en el país, y reportó 7.806 casos nuevos, un valor sorprendente para un país que tiene prácticamente toda la población vacunada con tres dosis.

Según el gobierno, la positividad diaria se mantiene en 14,60% a nivel nacional y se reportaron 29 nuevos decesos por causas asociadas a la enfermedad, valores que “hay que analizar de cerca pero que por el momento no despiertan alarmas”, según MinSal.

Sobre las declaraciones de la ministra Yarza, que anunció en conversación con TVN que esta semana se va a informar la postura del Minsal sobre una eventual campaña de vacunación con una quinta dosis.

Expertos en el tema cuestionaron su implementación comentando que claramente no es necesaria para un país que tiene al 92% de su población vacunada. El consenso se mantiene en 3 dosis, y a esperar una nueva fórmula para las eventuales mutaciones géneticas que tenga el virus a medida que entra en su fase endémica.

Los gobiernos que piden por una cuarta o quinta dosis están entrando en un terreno de fuerte de irresponsabilidad, ya que no hay estudios que indiquen que dosis adicionales otorguen más protección, o que si lo hacen lo hagan de tal forma que valga la pena dados los riesgos de efectos adversos.

El doctor Ignacio Silva, infectólogo del Hospital Barros Luco, cuestionó la llegada de una nueva vacuna y comentó que de ser así, debería ser una nueva producción en base a la variante Omicrón que tiene el virus, y no la misma vacuna que se viene dando de el inicio de la vacunación en 2021.

Por último, el secretario nacional del Colegio Médico, el doctor José Miguel Bernucci, comentó que una quinta dosis es injustificable para la población general.

Seguir Leyendo

Chile

Encuesta Pulso Ciudadano: Solo el 24% de los chilenos aprueba a Boric y su apoyo a la Constitución comunista derrumba el Apruebo

Publicado

en

Un 65% de los encuestados señaló desaprobar la gestión de los ministros, un 56% rechaza al presidente y un 44% está completamente convencido de votar “Rechazo” en el plebiscito constituyente.

Este domingo fueron publicados los resultados de la encuesta Pulso Ciudadano de la segunda quincena de junio, en que se consultó a la población sobre sus opinión de la gestión del gobierno y sobre el plebiscito de salida donde los chilenos tendrán una última oportunidad de rechazar la nueva Constitución comunista que la Convención dominada por la izquierda quiere aprobar.

De acuerdo con el sondeo, el presidente Gabriel Boric tiene una desaprobación del 56,4%, mientras que solo un 24,3% aprueba su gestión y un 19,3% se mantiene indeciso al respecto.

En esta línea, los encuestados fueron consultados sobre la gestión del gabinete de Gobierno. Un 65,1% señaló desaprobar el trabajo realizado por los ministros. Al respecto, un 19% afirmó que lo aprueba, mientras que un 15,9% no sabe.

En la misma edición de Pulso Ciudadano fue medido el nivel de confianza en la Convención Constitucional, que actualmente se encuentra ultimando los detalles finales de la nueva Constitución antes de la presentación de la propuesta de Carta Magna el próximo 4 de julio.

Un 60,1% de las personas señaló tener nada o poca confianza en la convención. En tanto, un 22% dijo tener confianza mediana y solo un 17,9% respondió que tiene confianza o mucha confianza en el proceso.

Por último, los participantes en la encuesta fueron consultados sobre su preferencia para el plebiscito de salida del próximo 4 de septiembre. Un 44,4% de la población sondeada dijo estar segura que rechazará la propuesta constitucional.

En tanto, un 30,6% dijo que no sabía por qué votar y solo un 25% está segura que votará por el apruebo de la nueva Constitución.

El estudio estimó además que el votante probable sería de un 47% y que de éstos, un 44,9% rechazaría, un 37,4% aprobaría y un 17,7% todavía no definió su voto.

Pero lo más interesante surje del segmento que respondió que ya tiene el voto decidido. En este grupo, un fuerte 59% ya decidió que votará en contra, mientras que un 34,4% lo hará a favor.

Entre la población que expresa intención de ir a votar, un 75,1% de los empadronados, un 49,1% respondió que votará por el Rechazo, y un 29,5 que votará por el Apruebo. Sin embargo, todavía hay un 21,4% que no tiene decidido su voto, aunque está segura que irá a votar.

Pulso Ciudadano: Aprobación de Boric cae al 24% y un 44% rechazaría en el Plebiscito de Salida

Seguir Leyendo

Tendencias