Conecte con nosotros

Chile

La revolución necesita financiamiento: ahora se plantea la confiscación de los fondos previsionales de Chile

Nuevas presiones del socialismo deterioran el sistema de capitalización chileno, permitiendo retiros anticipados y una quita de sus protecciones constitucionales. La izquierda revolucionaria chilena quiere financiarse con la plata de los jubilados.

Publicado

en

Actualmente los fondos de pensiones individuales de los chilenos suman más de 270 mil millones de dólares y están en la mira de los políticos de izquierda para ser confiscados o expropiados, o incluso ser directamente administrados por el Estado, por medio de resquicios inconstitucionales.

Siempre que hay una caja que acumula muchísimo dinero, los líderes socialistas empiezan a pensar qué se podría hacer con todo ese dinero. En este caso, las AFP se usan por el sector privado para pagar las jubilaciones más altas de Sudamérica y permitirle a los chilenos construir una vida laboral sin preocuparse por cómo los desmanes de la política afectarán su jubilación.

Sin embargo, todo cambió con la insurrección del pasado octubre y ahora, como no ocurría en Chile hace 40 años, se dará la oportunidad de reescribir la constitución y debilitar la propiedad privada con el plebiscito constituyente.

Luego de que el proyecto de ley para permitir el retiro anticipado del 10% de las pensiones, presentado por una agrupación de extrema izquierda, prosperara sorpresivamente en el Congreso, y que el presidente Sebastián Piñera se negara a vetarlo, los fondos de jubilaciones se vieron severamente desfinanciados y peligra su futuro.

Ahora, con el embate constituyente, se está hablando de quitarle la protección constitucional al eficiente sistema chileno.

Ad

Ya en la década del ’50 se hablaba en Chile de la inminente crisis de los sistemas de reparto para los pagos de las pensiones de vejez y supervivencia. Por esos años, existían 54 cajas de previsión que recaudaban los aportes de sus afiliados y cada uno de ellos poseía formulas diferentes para pagar las jubilaciones.

Obviamente, los parlamentarios y los que tenían mayor influencia gozaban de saludables beneficios, y casi el 50% de la población sólo aportaban sin recibir absolutamente nada. 

En los 80’s, estas cajas previsionales tenían pérdidas, y representaban para el erario nacional un desembolso de un 30% del presupuesto de los recursos para paliar los déficits y pagar las pensiones. 

Esto obligaba al Estado a complementar cada pensión con un aporte de un 45% de cada pago, y redistribuyendo los ingresos por impuestos para paliar el rojo financiero. 

Sumado a lo anterior, la pobreza en Chile rondaba el 70% a principios de la década del ’70, uno de los peores índices de América Latina, con una inflación de dos dígitos que golpeaba doblemente a los jubilados y a la población en general.

Lo peor no se venía venir aún, ya que los sistemas de reparto se sustentan en que los que trabajaban (activos) les pagan su pensión a los jubilados (pasivos), y luego cuando ellos se jubilan, la siguiente generación de trabajadores se encargaría y así sucesivamente.

Las personas mayores de 60 años en el año 1970 eran un 7% de la población. El 2019, ya representaron un 15%. Para el 2050, Chile tendrá una de las poblaciones más envejecidas del mundo, siendo los mayores de 60 un 33% de la población, como consecuencia del desarrollo económico y tecnológico que permite el aumento de la expectativa de vida.

Actualmente, 2 trabajadores activos, con sus impuestos, pagan la pensión de un jubilado. En los 60’s, había 7 trabajadores activos pagándole la pensión a cada jubilado.

Sólo este aspecto ya representa una carga tributaria brutal: si consideramos los impuestos que el Estado requiere para pagar Fuerzas Armadas, Salud, Educación, Justicia, Obras Públicas y un largo etcétera, los impuestos deberían estar por sobre el 70% para cada trabajador, o en su defecto, endeudar el Estado hasta quebrar el país. 

Ad

¿Cómo hizo Chile para solucionar este problema en 1981?

Durante el gobierno del dictador Augusto Pinochet se creó el concepto de capitalización individual, con la idea de que los trabajadores pudieran realizar un ahorro del 10% de sus ingresos a una cuenta individual, intransferible e inembargable, entre las más de 10 instituciones de Administración de Fondos (AFP), que tendrían un solo objetivo, rentabilizar estos aportes, siendo ellas fuertemente supervisadas para cumplir este propósito y bajo un riguroso marco legal.

Por ley y constitucionalmente, ningún gobierno podría confiscar estos dineros. Se creó un seguro en caso de fallecimiento e invalidez administrados por Compañías de Seguro privadas que son licitadas periódicamente.

Sumado a lo anterior, se creó un pilar solidario que permitió que todas aquellas personas que no contaban con la posibilidad de ahorrar, tales como personas sin contrato o informales, tuvieran una pensión básica solidaria financiada por los impuestos de la Nación.

De esta manera, se logró cubrir por primera vez al 100% de la población entre el sector público y privado y desde entonces ha sido un modelo para el resto de los países del mundo de cómo pasar de un sistema socialista, quebrado e ineficiente a uno capitalista, financiado y con cobertura total.

El único punto débil del sistema es que una reforma constitucional podría quitar rápidamente la protección del sistema, y aún con un Gobierno de derecha, una Asamblea Constituyente podría tirarlo abajo.

José Piñera Echenique, ministro de Trabajo de Pinochet y principal impulsor del sistema de capitalización individual en Chile. (Hermano mayor del actual Presidente)

Ad

Se apoyó el ahorro voluntario para mejorar la pensión futura, con incentivos tributarios para que las personas contribuyeran adicional a su 10% de descuento legal. 

Hasta el momento de cada 10 dólares en las cuentas individuales, 7 tienen su origen en las rentabilidades del sistema, el cual en promedio desde su origen han entregado un 8% anual real, es decir, un 8% adicional a la inflación anual.

Uno de los más grandes defensores del sistema de capitalización privada es el ex candidato a presidente, José Antonio Kast, quien con el #NoDestruyanLasPensiones impulsó una masiva campaña contra este asedio socialista.

El sistema chileno es considerado uno de los 10 más exitosos del mundo (según el Índice Mundial de Pensiones Mercer Melbourne) y ha permitido cautelar constitucionalmente , hasta ahora, los fondos individuales de las personas, independiente de los apetitos políticos, pero el botín es demasiado grande y la revolución no espera.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

El Gobierno reveló cuáles son las empresas que se adjudicaron la licitación del litio: una chilena y una china

Publicado

en

Ahora, ambas empresas deberán obtener los permisos pertinentes, entre ellos los medioambientales. El Estado recibirá, sin considerar los pagos futuros por producción, US$121 millones por estas dos cuotas.

El Gobierno, a través del Ministerio de Minería, notificó la adjudicación del proceso de licitación para impulsar la producción de litio en el país.

Se optó por entregar dos de las cinco cuotas que se ofrecían a las empresas BYD Chile SpA (de capitales chinos) y Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A.

“Cada una se adjudicó una cuota de 80.000 toneladas de litio metálico comercializable (LME), por las cuales BYD Chile SpA presentó una oferta por US$61 millones y Servicios y Operaciones Mineras del Norte S.A. ofertó US$60 millones, respectivamente”, sostuvo la cartera de Minería a través de un comunicado.

Ambas ofertas -sustancialmente más altas que el resto de las ofertas recibidas, precisó el Ejecutivo- “son las que mejor responden al interés del Estado de aumentar la competencia en este mercado y obtener la recaudación por cuota más satisfactoria”.

El Estado recibirá, sin considerar los pagos futuros por producción, US$121 millones por estas dos cuotas.

El Ministerio de Minería remarcó que la convocatoria nacional e internacional buscaba elevar la producción de este mineral en Chile, atendiendo así la creciente demanda mundial generada por el desarrollo, entre otros, de la electromovilidad.

La entrada de ambas compañías permitirá aumentar el dinamismo de la industria local de litio para que Chile recupere su posición en la escena mundial. “Las cuotas adjudicadas, por un total de 160.000 toneladas de LME, representan el 1,8% de las reservas conocidas de litio en nuestro país”, agregó Minería.

Siguientes pasos

Previo al inicio de la etapa exploración y producción, las compañías deberán obtener frente a las autoridades pertinentes -ambientales y otras- todos los permisos requeridos, así como “generar los espacios de diálogo necesarios para asegurar que los proyectos se desarrollen en armonía con las comunidades locales, cuidando el medioambiente y respetando nuestra legislación vigente”.

Asimismo, el Gobierno sostuvo que trabajará con las compañías adjudicatarias la incorporación de fórmulas que permitan destinar una porción de los pagos que éstas deberán realizar, a aportes a las comunidades locales y a inversiones en I+D.

Por último, el Ejecutivo señaló que “reafirma su disposición a conformar una Mesa Nacional del Litio para elaborar una estrategia de desarrollo de esta industria, con una mirada de Estado y de largo plazo”.

Seguir Leyendo

Chile

El senado aprueba a María Cristina Gajardo y Diego Simpértigue como nuevos ministros de la Corte Suprema

Publicado

en

Con esta designación, el pleno del máximo tribunal tiene 14 de sus 21 miembros nominados por Sebastián Piñera, seis por Michelle Bachelet y uno por Ricardo Lagos

La abogada María Cristina Gajardo y el magistrado Diego Simpértigue fueron ratificados por el Senado y serán ministros de la Corte Suprema. Esto, luego del nombramiento que realizó el Presidente Sebastián Piñera y que se discutió en la Comisión de Constitución del Senado el pasado 22 de diciembre.

Para Gajardo, la deliberación resultó con 29 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, mientras que para Simpértigue fue mediante unanimidad, alcanzando así los 36 votos. Reemplazarán a las ministras María Eugenia Sandoval y Rosa María Maggi con motivos de su jubilación.

La votación de María Cristina Gajardo obtuvo críticas y alabanzas por los distintos sectores políticos. Por un lado, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, mostró su satisfacción con el nombramiento, aludiendo a su larga carrera en la materia.

Por otro lado el senador socialista Juan Pablo Letelier, votó en contra del nombramiento de la abogada, aludiendo sus diferencias sobre como se aborda el derecho laboral en Chile.

En la misma línea, el senador Alejandro Navarro se sumó a Letelier y argumentó sus diferencias con los fallos de la abogada, que cataloga de ser “permanente pro empresarial”.

De todas formas, Gajardo logró conseguir el quórum necesario de 29 votos y será ministra de la Corte Suprema junto al magistrado Diego Simpértigue, quien será la primera persona perteneciente a un pueblo originario (Aymara) en llegar al Tribunal Supremo.

Seguir Leyendo

Chile

Rojo Edwards asume la presidencia del Partido Republicano, en reemplazo de José Antonio Kast

Publicado

en

El senador electo por la Región Metropolitana se convirtió en el nuevo presidente del partido de Kast, y descartó una alianza con Chile Vamos.

Este viernes, el Partido Republicano de Chile ratificó al senador electo por la Región Metropolitana, Rojo Edwards, como el nuevo presidente de la agrupación política de derecha.

Edwards reemplazará a José Antonio Kast, fundador y actual presidente del partido, luego de que el derrotado candidato presidencial decidiera alejarse, por el momento, de la actvidad política. Kast dirigirá Acción Republicana, el movimiento del partido enfocado en la acción social.

Agradezco a la directiva que depositó su confianza en mí y todos los Republicanos que son parte de esta gran familia. Trabajaré por seguir el legado que nos entregó José Antonio Kast, por la defensa de la libertad, la familia y el Estado de Derecho. ¡Muchas gracias!”, señaló el senador electo por la RM.

En un acto en la sede del partido, Kast y Edwards hicieron el traspaso de mando, lo cual quedó registrado en las redes sociales del nuevo presidente del Partido Republicano.

Kast lideró al partido de un 7% en la primera vuelta de las elecciones del 2017, a un 29% en 2021, sumado a un 44% en la segunda vuelta del año pasado. Edwards tendrá un enorme desafío en mantener las bases republicanas movilizadas, y crear una candidatura competitiva para el 2025.

En conversación con La Tercera, Rojo Edwards apuntó a lo que buscará con el Partido Republicano. “Nuestro proyecto propone cambios en libertad y democracia. Mi gestión como presidente del Partido Republicano va a ser para nuestras ideas, que son las que han traído progreso en democracia a los pueblos”, indicó. “Espero que el Partido Republicano sea el más influyente de Chile de aquí a cuatro años más”, manifestó el senador electo.

La decisión más importante que tomó Edwards en su primer día en el cargo es que descartó cualquier alianza con los partidos de Chile Vamos.

No estamos buscando formar una coalición con Chile Vamos, pero sí creemos que tenemos que lograr algún tipo de coordinación en el Congreso para poder, en aquellas cosas que estemos de acuerdo, potenciar nuestras posturas”, cerró.

Seguir Leyendo

Trending