Seguinos en redes

Chile

Ministro de Economía de Boric desesperado porque un quinto retiro podría terminar de derribar la economía

Publicado

en

Marcel instó a dejar que “la economía complete su rebalanceo”, manifestando que la medida genera “resquemores” entre “todos los que seguimos y tenemos responsabilidades respecto a la economía”.

El ministro de Hacienda, Mario Marcelreafirmó el rechazo hacia un quinto retiro de fondos de pensiones, catalogándolo de un “shock sobre los mercados financieros” que podría conducir a un mayor desequilibrio de la economía chilena.

Marcel, quien representa lo más serio de la socialdemocracia chilena y se opuso consistentemente a los retiros de fondos de las AFP, hoy debe liderar la cartera de Economía de un gobierno cuyos legisladores apoyan unánimemente la medida.

Al ser consultado sobre los resquemores que produce la medida a la presidenta del Banco Central, Rosanna Costa, el funcionaro de Estado subrayó que “todos los que seguimos y tenemos responsabilidades respecto a la economía en Chile tenemos mucho más que resquemores respecto a un quinto retiro”.

“Estamos en un proceso en que la economía está dejando atrás un periodo de desequilibrio, que no era sostenible, y lo que menos necesitamos en este momento es un shock sobre los mercados financieros, sobre las tasas de interés, que desequilibre aún más la economía”, agregó Marcel.

Dejemos que la economía complete su rebalanceo, trabajemos para que la inversión se pueda recuperar hacia fines de este año y principios del próximo año para que estén pasando cosas en la economía que evitan que tengamos cifras cercanas a 0 en términos de actividad en 2023″, insistió el ministro de Hacienda, apuntando que “ese es el trabajo que todos tenemos que hacer”.

Si bien Boric ha expresado que no apoya los retiros, sus congresistas se rebelaron a la bajada de línea y ahora están impulsando el quitno retiro, que según analistas podría ser la gota que rebalse el vaso y termine de quebrar los sistemas de pensiones privados.

Los retiros de fondos surgieron en un momento en que no había una respuesta apropiada del Estado en términos de apoyo a las familias que estaban enfrentando mayores dificultadas con la crisis pero ahora con este nuevo gobierno nos encargaremos de no llegar a ese punto”, había dicho Boric siguiendo las palabras de Marcel.

Sobre retiros adicionales de fondos de las AFP a los tres que ya se han realizado, Boric dijo que “vamos a hacer todos nuestros esfuerzos para que nunca más los trabajadores tengan que pagar con sus propios ahorros una crisis que es global y, por lo tanto, no están dentro de nuestro programa nuevos retiros y en esto tenemos plena coincidencia con el ministro Marcel. Yo no voy a favorecer retiros y espero que el parlamento, pese que he escuchado algunas voces que hablan de más retiros, no es la solución claramente”.

Chile

Vuelve a subir la inflación en Chile: Los precios subieron un 1% en noviembre y la inflación llegó al 13,3%

Publicado

en

La economía chilena atraviesa un escenario de estanflación por primera vez en décadas. La actividad económica cayó un 1,6% desde noviembre del año pasado y la inflación volvió a aumentar por encima de las previsiones de los analistas. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcó una suba mensual del 1% en noviembre, y la inflación escaló al 13,3% interanual en comparación con noviembre del año pasado. La expansión de los precios se volvió a acelerar con respecto a la inflación del 12,8% registrada durante el mes de octubre.

La variación mensual de la inflación duplicó las expectativas de los analistas de mercado, que esperaban un techo del 0,5% contra octubre. En los primeros 11 meses del 2022 los precios minoristas tuvieron una suba acumulada del 12,5%

La inflación mayorista correspondiente al mes de octubre alcanzó el 13,7% interanual, con lo cual la evolución de los precios minoristas para noviembre parece haberse divorciado de la tendencia que sugerían los precios al productor. 

El precio de los alimentos acumularon un aumento interanual de hasta 24% contra noviembre de 2021, el dato más alto de la historia desde el comienzo de la serie estadística del INE en enero de 2014. Este rubro lideró los aumentos de precios, junto con las tarifas de transporte y las bebidas no alcohólicas. 

La escalada inflacionaria más importante desde 1994 llega en conjunto con una fuerte desaceleración de la actividad económica, lo que configura oficialmente una situación de estanflación. 

El índice IMACEC de actividad económica mensual acumuló una caída del 1,59% entre noviembre de 2021 y septiembre de este año. En el mismo período la inflación interanual se duplicó y escaló del 6,7% al 13,7%. La estanflación queda en evidencia a la luz de las estadísticas oficiales. 

El Banco Central de Chile emprendió una fuerte suba de la tasa de política monetaria hasta llevar al 11,75% nominal anual desde octubre, aunque continúa por debajo de la tasa de inflación. 

Asimismo, el Gobierno federal arribó al superávit primario y registró un muy modesto superávit financiero del 0,04% del PBI en el acumulado anual de agosto. Este hecho fue explicado por un drástico aumento de la recaudación tributaria, que acumuló un salto de 3 puntos porcentuales en lo que va de la administración de Gabriel Boric

Pero pese a la disciplina fiscal y la respuesta del banco central, el problema de Chile es la falta de credibilidad del Gobierno. La economía chilena se desmonetiza, ya que tanto la base monetaria como los principales agregados monetarios caen en términos reales y se deterioran con respecto a la evolución de los precios.

El salto inflacionario sobre el nivel de precios responde a una fuerte retracción en la demanda de pesos, y el Gobierno de Boric no inspira confianza para detener la corrida contra la moneda local. 

Seguir Leyendo

Chile

Boric lanza su reforma previsional para estatizar las jubilaciones de los chilenos y terminar con las AFP

Publicado

en

La reforma previsional del Gobierno socialista propone anular el rol actual de las administradoras privadas, para dar paso a una entidad estatal centralizadora. Se reducirá el peso del sector privado y se aumentarán los impuestos laborales a cargo de las empresas. 

El presidente comunista Gabriel Boric anunció el lanzamiento de una reforma previsional estatizadora que busca limitar el rol del sector privado en la capitalización y el ahorro de los contribuyentes chilenos. Los cambios enunciados son los más importantes sobre el sistema de pensiones desde su creación en 1981. 

Boric pretende eliminar la categoría legal de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y reemplazarlo por un sistema de control estatal y de contribución obligatorio que solo utilice al sector privado para las inversiones con todo el dinero recaudado, como la ANSES en Argentina.

A pesar de que la izquierda chilena no cuenta con mayoría parlamentaria en ninguna de las dos cámaras legislativas, y tanto la oposición como las AFPs expresaron un profundo rechazo al proyecto de ley, desde el Gobierno tienen la esperanza de convencer a suficientes congresistas de centro para aprobarla.

Las claves de la reforma previsional de Boric

Centralización de las cotizaciones y fin de las AFP

Hasta ahora, y desde la reforma de Pinochet aprobada en 1981, el sistema previsional chileno se sostenía sobre el aporte del 10% del sueldo mensual para un sistema de capitalización individual, en las llamadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Este sistema dejará de tener vigencia si se aprueba la reforma. El proyecto supone la creación de un Administrador de Pensiones Autónomo (APA) de carácter estatal, que centraliza y monopoliza las tareas de afiliación de contribuyentes, recaudación de fondos y realización de pagos de beneficios capitalizados. 

Estas tareas descritas eran realizadas por las AFP, pero perderán su rol administrativo con la reforma, en detrimento de un mayor peso del Estado. El sector privado seguirá teniendo injerencia en el sistema pero solamente bajo la función exclusiva de invertir los fondos y capitalizarlos, y no administrarlos y distribuirlos como hasta ahora. La transición para el fin de las AFP tendrá un plazo máximo de hasta 24 meses. 

Los contribuyentes podrán mantener inalteradas sus cuentas de capitalización individual (CCI), pero lo harán bajo las nuevas reglas de juego del sistema, esta vez configurado bajo la etiqueta de “mixto” entre el sector público y el privado.

Aumento del rol del Estado en el sistema previsional

Aunque existirán entidades privadas que podrán invertir los fondos de los cotizantes, la reforma de Boric dispone la creación de un ente estatal llamado Inversor de Pensiones Público y Autónomo (IPPA), con participación para invertir los fondos en conjunto con las entidades privadas. 

El IPPA será el inversor designado por default para todos los cotizantes chilenos, a menos que estos declaren explícitamente sus intenciones por enviar sus fondos a una entidad privada para que los administre mejor. En este sentido, habrá competencia entre la entidad estatal y las entidades privadas

Fin de los multifondos y de la libertad de elegir

El esquema de “multifondos” sobre el sistema previsional que actualmente rige en Chile supone una garantía para que los contribuyentes puedan elegir libremente qué tipo de riesgo están dispuestos a tolerar, a cambio de mayores rendimientos futuros para sus haberes jubilatorios. 

En otras palabras, hoy los cotizantes pueden elegir entre cinco tipos de riesgos (del A al E) para la inversión de sus ahorros. Mayor riesgo promete mayores tasas de retorno y viceversa. 

La reforma de Boric anula por completo la libertad de elección, y se creará un sistema llamado “Fondos Generacionales” que asignará centralmente a cada persona una determinada regulación, indicando a qué tipo de riesgo será expuesta, considerando parámetros de sexo y edad. 

Aumento de impuestos laborales para trabajadores y empleadores

Los trabajadores afiliados al sistema tendrán un aumento del 10% al 10,5% en la cotización obligatoria sobre su salario mensual. Supone un muy tenue aumento impositivo del 0,5%. 

Pero para los empleadores el aumento de la carga fiscal será considerable. Las empresas deberán pagar una contribución del 6% sobre la remuneración de cada trabajador, adicional al 5% que ya pagan actualmente. 

Este punto de la reforma de Boric fue especialmente polémico, ya que el aumento de los impuestos laborales desalienta la contratación en el sector privado formal, y la disminución de la formalidad amenaza con reducir también los aportes que efectivamente van al sistema previsional. 

La reforma determina que los recursos recaudados por el nuevo impuesto patronal serán destinados al Fondo Integrado de Pensiones, de carácter estatal y colectivo, mediante el cuál se pagarán pensiones básicas no contributivas. 

Pensiones no contributivas

El paquete de medidas comprende un aumento de la Pensión Garantizada Universal (PGU) desde $193.917 hasta $250.000, un aumento por encima de las fórmulas de actualización que rigen actualmente.

El Estado chileno no utiliza recursos del sistema previsional para financiar el piso mínimo universal de pensiones, sino que utiliza su propia recaudación tributaria. El consiguiente aumento del gasto público que esto conlleva sería financiado a través de una reforma tributaria para subir los impuestos

Seguir Leyendo

Chile

Boric destruye la economía: Chile no crecerá el año próximo y la inflación alcanza el 14% interanual

Publicado

en

El FMI asegura que la economía chilena será la única en América que no registrará crecimiento en el año 2023. Mientras, los precios minoristas subieron un 0,9% en septiembre y la inflación alcanzó el 13,7% en los últimos 12 meses. 

La economía chilena atraviesa el primer escenario de estanflación en décadas, a la par en que las expectativas del país empeoran por la llegada del extremista Gabriel Boric al poder. La actividad económica del país, medida por el índice mensual IMACEC, acumuló una caída del 1,71% entre noviembre del año pasado y agosto de este año

Frente a los resultados tan adversos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó sus pronósticos de expansión para Chile y asegura que será el único país de América que no tendrá crecimiento en el año 2023, ya que incluso se pronostica crecimiento para Venezuela y Argentina. 

El FMI espera que la economía chilena caiga un 1% en el 2023, después de acumular una modesta expansión del 2% al término de este año. De esta manera, Chile se une a una muy escueta lista de países que no tendrán crecimiento esperado para el año próximo, junto con Rusia, Suecia, Alemania, Italia y Sri Lanka. 

El encantamiento de la actividad es coincidente con la inflación más alta desde la década de 1990. El Banco Central de Chile anunció que los precios minoristas tuvieron un incremento del 0,9% al término de septiembre, por lo que la inflación interanual alcanzó el 13,7% en el acumulado de 12 meses

“En el noveno mes del año, nueve de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice, y tres presentaron incidencias negativas”, confirmó el último informe de la autoridad monetaria chilena.

Evolución de la actividad económica mensual de Chile entre 2015 y 2022.

Pero la inflación no es el único factor que limita el potencial de crecimiento del país, sino también la amenaza a la seguridad jurídica. Del mismo modo en que ocurrió con las protestas violentas del año 2019, el cambio de reglas de juego para la economía y la reforma constitucional limaron las expectativas de los mercados.

El reciente rechazo al proyecto socialista para la nueva Constitución reflotó la cotización de la moneda chilena en el mercado de divisas y mejoró la perspectiva de los activos financieros, pero la volatilidad no cesará hasta tanto se hayan establecido reglas estables para los inversores

Seguir Leyendo

Tendencias