Conecte con nosotros

Chile

Piñera va en contra de Trump en la elección de la Presidencia del BID y conduce a Chile hacia la izquierda

Piñera, en un nuevo intento de congraciarse y ceder ante la izquierda, se alinearía con el kirchnerismo, México, y el comunismo chavista para postergar la elección del Presidente del BID para después de la elección presidencial de los Estados Unidos.

Publicado

en

En una posición que podría interpretarse perfectamente con la alineación geopolítica con el Partido Comunista chino, el Gobierno de Chile ha señalado que no apoyará al candidato al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, propuesto por el Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es una organización financiera ubicada en Washington D.C., creada en el año 1959, con el propósito de financiar proyectos viables de desarrollo económico, social e institucional, así como también promover la integración comercial regional en el área de América Latina y el Caribe. El BID es la institución financiera de desarrollo regional más grande del mundo.

Las flojas razones que dio el gobierno de Sebastián Piñera fueron entregadas a través de su nuevo Canciller, Andrés Allamand, quién indicó dos principales argumentos para postergar las elecciones del presidente del BID:
Hay que evitar tensiones por factores externos al Banco para que este pueda volcar toda su energía a la reactivación de la región” y por otro lado que “también constatamos que hay una tradición que preservar. Desde su origen, el BID ha funcionado con la lógica de un presidente latinoamericano y un vicepresidente estadounidense. Y nosotros no vemos razón para cambiarla“.
Piñera, en un nuevo intento de congraciarse y ceder ante la izquierda logró que la posición tomada fuese aplaudida por la izquierda, entre ellos Alberto Fernández, agrupada en el Foro Permanente de Política Exterior.

Mauricio Claver-Carone, candidato de Trump para el BID.

Ad

Mauricio Claver-Carone es un abogado español-americano nacido en Florida que se desempeñó en varios cargos en el Departamento del Tesoro y el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Fue el fundador y presentador del programa bilingüe de política exterior “From Washington Al Mundo”. Claver-Carone es experto en Derecho Internacional y Comparado por la Universidad de Georgetown y ha estado involucrado en la causa contra el régimen dictatorial cubano, además de apoyar a republicanos como Marco Rubio y Mario Díaz-Balart en sus esfuerzos por presionar al régimen sanguinario de Nicolás Maduro en Venezuela.

En el año 2018, fue nombrado Asistente Especial del Presidente (Trump) y Director Principal de la Dirección de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Su victoria al frente del BID implicaría un fuerte cambio para la composición del banco, que como bien mencionó Allamand, históricamente tuvo presidentes sudamericanos, que impulsaron agendas progresistas y fueron blandos con el avance del comunismo en Latinoamérica.

Claver-Carone vendría a concretar el rotundo giro a la derecha que se está dando en América Latina. Tan solo 10 años atrás casi toda la región tenía gobiernos de izquierda, mientras que hoy, a excepción de Argentina y de Chile en ocasiones, toda la región democrática tira en contra del Foro de San Pablo.

Así estaba el mapa en 2013, tan solo 7 años atrás.

Así está el mapa hoy: teniendo en cuenta que López Obrador ha brindado su apoyo a Trump en la agenda regional, solo Argentina, de la mano de Alberto Fernández, quedó levantando la bandera de la izquierda en la América Latina que todavía tiene elecciones libres.

Como bien se puede ver, Chile quedaría parada con la minoría de izquierda, junto a México y Argentina, y la Unión Europea que tiene una posición en el BID y no ha dado su apoyo a Estados Unidos en esta oportunidad.

En contraste con lo anterior, los países con líderes de derecha como Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, han manifestado su apoyo rotundo a Mauricio Claver-Carone para presidir dicha instancia.

Ad

Las alternativas a Claver-Carone no son buenas. Argentina propuso a su propio candidato, el ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner, Gustavo Béliz, un apologista de la dictadura chavista. 

Además, está la candidatura de la ex presidente de Costa Rica, la socialdemócrata Laura Chinchilla, que a pesar de no tener una postura firme en favor de la dictadura venezolana, ha tomado posición tibia al respecto y ha dejado preocupado a más de uno, especialmente con el anuncio de su plan mega-millonario para subsidiar cientos de miles de proyectos en toda la región para impulsar una reactivación pos pandemia.

Las elecciones están pautadas para el 12 de septiembre, pero Chile, no contento con ningún candidato, podría terminar colaborando con Argentina y México para postergar las elecciones. Recientemente el ministro de Hacienda de Chile y gobernador de Chile en el BID, Ignacio Briones, se sumó a las presiones para postergar las elecciones con la excusa de prepararse para combatir los impactos del coronavirus.

Esta excusa es la más vaga de todas, la elección del BID nada tiene que ver con los esfuerzos para combatir el contagio viral del COVID-19. Al contrario, una victoria de Claver-Carone podría dar el puntapié necesario para una nueva política inteligente de asistencia social en la región. 

Briones señaló en declaraciones públicas que “una discusión profunda sobre el liderazgo del BID, la red de seguridad financiera internacional y la institucionalidad adecuada para apoyar el desarrollo regional, es necesaria, y requiere de tiempo y dedicación por parte de las actuales autoridades de la región. Consideramos que esto no es factible en el escenario actual de la pandemia.  Además, una postergación contribuiría a una mejor definición del rol del Banco Interamericano de Desarrollo en la ayuda a los países miembros para enfrentar la recuperación post COVID-19, incluyendo las conversaciones relacionadas a un aumento de capital de la institución“.

Ad

Según indica el diario El País, el candidato de Trump, Claver-Carone, tendría la victoria asegurada si la elección se realizara el mes próximo gracias a los apoyos de Estados Unidos (30% de los votos), Brasil (11,3%), Colombia (3,1%) y otros países latinoamericanos ya comprometidos con la propuesta de Washington. 

La clave de la maniobra consiste en evitar que se reúna el quorum mínimo del 75% necesario para dar validez a la votación. Si todos los países de la Unión Europea (9,3%) se abstuvieran, junto con Argentina (11,3%) y Chile (3,1%), el quorum sería insuficiente y, según los reglamentos internos, la votación quedaría pospuesta hasta la siguiente asamblea general, en marzo de 2021.

Para entonces pueden haber profundos cambios en la composición de liderazgo en los países de América. Ya van a haber habido elecciones clave en Estados Unidos, Bolivia y Ecuador, donde tranquilamente pueden ganar candidatos de izquierda que tumben la propuesta de Trump.

El actual Director Ejecutivo del think tank Ideas Republicanas, José Manuel Edwards, vinculado al pre-candidato presidencial José Antonio Kast calificó la decisión del Gobierno de Chile como “decepcionante“.

En un escenario geopolítico de grandes tensiones entre el mundo libre, liderado por los Estados Unidos contra la opresión totalitaria del Partido Comunista Chino, se suscitan serias sospechas sobre esta decisión del gobierno de Sebastián Piñera que, una vez más, muestra su lejanía con el bloque regional de derecha, y que hasta la fecha había sido un tradicional aliado de Estados Unidos.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

La izquierda chilena y Piñera se unen para impulsar una ley que regule las empresas digitales como Rappi o Uber

Publicado

en

El Partido Socialista, la DC, el RN y la UDI se unieron con los diputados de Boric para aprobar un marco regulatorio a los contratos de empleados con plataformas digitales, principalmente de delivery y de transporte.

El Congreso despachó la ley que regula el contrato de trabajadores de empresas de plataformas digitales, iniciativa ingresada en mayo de 2020 por la izquierda chilena, frente a la falta de regulación en este tipo de compañías que predominan en los rubros de delivery y transporte.

Este proyecto le daría un marco legal especial a los contratos de empresas como Rappi, Uber Eats, y otras plataformas, estableciendo sindicatos en el rubro, vacaciones pagas obligatorias, cobertura de seguridad social, y salario mínimo.

Así lo explicó la senadora de la DC, Carolina Goic, una de las impulsoras de la propuesta: “Hay dos aspectos que concordamos con el Ejecutivo, que serán incluidos en un veto aditivo, relativos al inciso que regula el acceder a cobertura de seguridad social, que si bien hay normas, nos parece que debe quedar explícito; y el ejercer los derechos colectivos por parte de trabajadores de plataformas”.

Otro de los patrocinantes del proyecto, el senador socialista Juan Pablo Letelier, destacó que el objetivo es regular “algo que afecta a decenas de miles de personas, la economía de nuestro país cambió con los trabajadores de plataformas y no tienen ninguna protección”.

Además de Letelier y Goic, el documento fue ingresado por los senadores Manuel José Ossandón (RN) y David Sandoval (UDI), y cuenta con el apoyo de prácticamente todo el arco político, desde la extrema izquierda que respalda a Gabriel Boric, hasta la centroderecha que responde a Sebastián Piñera. Por lo que es casi una certeza que será aprobada.

De hecho, el proyecto cuenta con el apoyo explícito del gobierno. El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, explicó que “lo que hace este proyecto primero que todo es darle la categoría de trabajador, es decir, reconocer como trabajadores a las personas que se desarrollan en las plataformas digitales”.

En concreto, la iniciativa surgió en medio de la denominada “revolución digital” y apunta a modificar el Código del Trabajo, instaurando como contrato especial el de “trabajo mediante plataformas digitales de servicios” mediante una serie de regulaciones a los empleados y empleadores.

Además, dispone que la calificación de trabajador dependiente o independiente dependerá de la existencia de una prestación remunerada, bajo vínculo de subordinación y dependencia.

Seguir Leyendo

Chile

Boric asegura que pondrá “bajo revisión” los tratados comerciales de Chile: Peligra el acuerdo con Brasil

Publicado

en

El acuerdo firmado entre Bolsonaro y Piñera podría verse saboteado por las políticas del nuevo Presidente electo.

Tras el triunfo de la extrema izquierda en Chile, crece la idea de revisar los acuerdos comerciales firmados en los últimos años. El entonces candidato Gabriel Boric prometía realizar revisiones de acuerdo a estándares de “equidad”, “desarrollo sostenible” y “trabajo decente”, ampliando la maniobrabilidad de Chile para imponer nuevas regulaciones que de otra forma estarían limitadas por las cláusulas actuales.

Entre otros objetivos, las famosas revisiones de Gabriel Boric plantean la marcha atrás con la flexibilización del mercado laboral, las imposiciones de nuevas cláusulas y regulaciones de índole ecologista, y la limitación de la apertura económica con un supuesto objetivo basado en la equidad.

En particular, el tratado de libre comercio entre Chile y Brasil se torna de gran importancia para el comercio exterior de ese país con la región, siendo el acuerdo más importante de Chile en los últimos años.

Este acuerdo firmado por Sebastián Piñera y Jair Bolsonaro busca profundizar el comercio entre ambos países y continuar con la agenda aperturista comenzada en 1996.

Se determinó una fuerte rebaja arancelaria y se trataron objetivos de modernización del mercado laboral. Por otra parte, el acuerdo contempla un consenso sobre la inversión en el sector financiero entre ambos países, y la facilitación de la inversión directa.

El documento firmado por ambos presidentes facilita, además, que empresas en Chile y Brasil puedan participar de licitaciones de compras públicas en ambos países. Esta iniciativa rescata y afianza otro acuerdo que ya había sido formulado en 2018 bajo la dirección de Temer y el propio Piñera.

Los presidentes Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera reunidos por el motivo de un nuevo acuerdo comercial entre Chile y Brasil.

Boric asegura que su intención no es romper los acuerdos internacionales, pero la polémica por sus ideas poco convencionales no tardó en sembrar incertidumbre en los mercados. En sus propias palabras, Boric estableció su intención de crear una “inserción inteligente” en los mercados internacionales, un discurso que guarda muchas semejanzas con las declaraciones de Alberto Fernández en Argentina.

El discurso de Boric parecía insinuar una cierta moderación, pero las propuestas de su propio partido, Apruebo Dignidad, plantean un cambio radical del modelo económico chileno y un mayor aislacionismo comercial como el que llevó adelante Argentina y Venezuela.

Ante la incertidumbre, la Unión Europea le solicitó formalmente al presidente electo de Chile una mayor profundización del acuerdo comercial entre ambas regiones, y el cese de la agenda aislacionista que pregona la izquierda extremista en América Latina.

Se teme, además, que bajo la futura presidencia de Boric se avance en la instalación de regulaciones y limitaciones no arancelarias, del mismo modo en que lo hace el Gobierno de Alberto Fernández en la Argentina. Estas medidas podrían ser incluso más restrictivas de lo que son los aranceles comunes.

Seguir Leyendo

Chile

Boric presentó su gabinete: guiños a la DC y una purga militar a cargo de la nieta de Allende

Publicado

en

El presidente electo de Chile hizo la presentación del gabinete que lo acompañará desde el próximo 11 de marzo. La mayoría de las carteras estarán ocupadas por mujeres y dirigentes de los partidos izquierdistas que no lo acompañaron en la primera vuelta, para obtener diálogo en un Congreso donde es minoría.

Gabriel Boric designó el pasado viernes, al gabinete de ministros que lo acompañara desde el inicio de su mandato. El objetivo del comunista es tener mayor consenso parlamentario, donde tendrá minoría.

Por eso nombró miembros de los espacios de izquierda e independientes que le brindaron apoyaron en la primera vuelta, como el Frente Amplio y el Partido Comunista. Por otro lado, un tercio del gabinete será para referentes independientes y sin partido, pero de alta intensidad dentro del electorado izquierdista.

Otro de los puntos a destacar es que la mayoría de las carteras serán ocupadas por mujeres, con el objetivo de limpiar su imagen tras las denuncias de acoso a una excompañera de militancia. 14 de los 24 funcionarios serán mujeres, será el primer gabinete de la historia chilena con mayoría femenina.

“Hemos conformado este equipo de trabajo con personas preparadas, con conocimiento y experiencia, comprometidos con la agenda de cambios que el país necesita y con la capacidad de sumar miradas, distintas perspectivas y nuevas visiones”, dijo Boric.

Además, siete de los 24 ministros no alcanzan los 40 años. El promedio de edad del gabinete será de 42 años. Desde el entorno del próximo mandatario indican que hay que darles “mayor trascendencia a los jóvenes”.

Los nombramientos más importantes

  • Mario Marcel: actual presidente del Banco Central, en una muestra de la moderación para la política y la ciudadanía.
  • Camila Vallejos: la comunista y exdiputada, será la vocera presidencial. En el pasado fue compañera de militancia de Boric en las revueltas estudiantiles en contra del primer mandato de Piñera.
  • Izkia Siches: médica y ex presidenta del Colegio Médico, ocupará el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, primera mujer en la historia chilena en adueñarse del cargo. Fue la jefa de campaña de Boric.
  • Maya Fernández: afiliada al PS y nieta del derrocado Salvador Allende, será la encargada de Defensa Nacional. Su tarea será limpiar a los militares pinochetistas que todavía quedan en las fuerzas.

Así quedará conformado el gabinete en su totalidad:

Seguir Leyendo

Trending