Conecte con nosotros

Chile

Primer debate presidencial en Chile: Kast se impone ante una izquierda que se canibaliza entre sí

Publicado

en

Kast, único candidato de derecha en las elecciones presidenciales de Chile, logró imponer su mensaje ante una izquierda dividida y muy peleada entre sí.

Chile se dirige a las elecciones presidenciales más importantes de su historia, donde se definirá si el país continúa su trayectoria a convertirse en una potencia económica mundial o si cae en la estafa del socialismo latinoamericano.

En ese contexto, los principales candidatos se presentaron al primer debate televisado por CHV y CNN sobre temas como gobernabilidad, economía y agenda social.

Ataques personales y cuestionamientos al pasado de sus adversarios conformaron la temática del debate, que contó con la presencia del centrista Sebastián Sichel (Chile Podemos Más, coalición de Piñera), la socialdemócrata Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social, ex Concertación), el comunista Gabriel Boric (Apruebo Dignidad, principal referente de los movimientos que promovieron el estallido social del 2019), el derechista José Antonio Kast (Partido Republicano) y el izquierdista Eduardo Artés (Unión Patriótica).

Hasta el momento, las encuestas dan una dura pelea entre Sichel y Boric, aunque Kast viene creciendo a pasos agigantados y tanto Provoste como Artés le quitan votos claves a Boric. Lo más probable hasta el momento es que se llegue a un ballotage entre Siche y Boric.

Algunos de los momentos mas tensos se vivieron durante el segmento de preguntas cruzadas, donde, uno de los puntos más comentados en redes sociales, fue una pregunta realizada por Yasna Provoste a Sebastián Sichel, cuando discutían sobre la aplicación de un impuesto a los más ricos.

En ese momento, la senadora citó al sitio web Wikipedia para afirmar que “tú has tenido relación con empresas y empresarios poderosos, y entiendo que en algún momento de su vida profesional hizo lobby por ese mundo”.

Ante esto, Sichel afirmó que “jamás he hecho lobby para nadie”. “Es increíble que Wikipedia sea una fuente confiable para una senadora, pero bueno, puede haber sido escrito incluso por alguien de su comando, pero no lo he hecho, porque habría registro en la Ley de Lobby, que no hay”, la remató.

En el turno del emplazamiento de Sichel a Boric, el candidato piñerista le recordó a su par de Apruebo Dignidad por su apoyo en el pasado al Frente Patriótico Autónomo y la hipocresía de haber aparecido con una polera en la cual aparece el exsenador de la UDI Jaime Guzmán, asesinado por el FPMR, además de votar en contra de la extradición del ex frentista Raúl Escobar Poblete, quien fue extraditado a Chile este jueves, acusado del asesinato del propio Guzmán.

Durante el emplazamiento de José Antonio Kast a Provoste, el candidato del Partido Republicano le preguntó por su apoyo a dos proyectos de ley, el de “nacionalizar las cuentas individuales de las personas a fondos del Estado” y el de “indulto” a los detenidos en el contexto del estallido social: “¿Usted va a estar con las víctimas o los delincuentes?”.

Provoste delirando, atacó a Kast por antidemocrático: “Esta pregunta nos permite marcar una diferencia muy profunda entre aquellos que queremos construir y reconstruir en nuestra democracia y aquellos que son una amenaza para nuestra democracia, porque están acostumbrados a hacer de la mentira su base discursiva”.

Y siguió: “Lo que nosotros hemos firmado es terminar con las AFP, que es tal vez lo que le moleste. A usted le molestó hace muchos años cuando planteamos la necesidad de terminar con el lucro en la educación, de terminar con el negocio en la educación…”. Kast interrumpió señalando que “No”. “Lo que me molestó es que se perdieran 600 millones de dólares”, le retrucó.

Visiblemente ofuscada, Provoste respondió: “Ah, qué bueno, estaba esperando, mirándolo a los ojos, porque usted ha hecho de la mentira una base muy importante. Usted llevó adelante una acusación constitucional en mi contra, cinco capítulos y en ninguno de ellos respecto de la pérdida de recursos. Usted sabe muy bien que esa acusación constitucional la basó sobre hechos incluso anteriores a que yo fuera ministra de Educación”.

También se generó una discusión cuando Sebastián Sichel le preguntó a José Antonio Kast por su apoyo al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. 

“¿No te arrepientes de haberle llevado esa camiseta a Bolsonaro?”, preguntó Sichel. “No, no me arrepiento. ¿Y tú te arrepientes de haber sido parte del gobierno de Bachelet, de Aylwin, de Frei, de Piñera”, contestó tenazmente Kast, quien destacó que “hay que tener siempre una convicción, una línea, y en algunas cosas no hay que cambiar de opinión tan fácilmente”.

Sichel, despistado, contraatacó indicando que “creo que una persona de centro tiene que buscar la mejor solución para los problemas y no jugar con la política como si fuera una camiseta de fútbol”. La respuesta fue extraña, ya que Kast no es ni trata de ser un político de centro.

Artés, a su turno, señaló a Sichel que ha sido parte de todos los gobiernos desde el regreso a la democracia, “pero hoy día se presenta como independiente, como un hombre de centro, apoyado claro por RN y la UDI”.

“Yo quiero que explique cómo es que existe alguien que está al margen de las ideologías, de los pensamientos, y de las propuestas, alguien que está por encima de todo, casi como un ángel caído del cielo”, aseguró el candidato de extrema izquierda.

Sichel le contestó: “Yo sé que muchos de ustedes viven en los 60, en la Guerra Fría, y la gran mayoría de los chilenos no siente identificación de los partidos políticos. Siento orgullo de haberme ido de los partidos políticos cuando no sentí identificación con ellos”. “Pero estas apoyado por partidos políticos. Tu representas intereses determinados, y respondes por ellos, asúmelo”, cerró Artés.

Cuarto retiro y fin de las AFP

Al inicio del debate, que tuvo un formato novedoso en el que los candidatos tuvieron tres minutos en cada bloque para distribuir sus respuestas, el primer tema conversado el tema más caliente en Chile en el momento: el posible cuarto retiro de fondos previsionales que se debate hoy en el Congreso.

El sistema privado de jubilaciones de Chile está al borde de ser quebrado por tres retiros que habilitó el Poder Legislativo y que Piñera no se animó a vetar. Sin este dinero, las AFPs perderán solvencia y deberán ser salvadas a través de una expropiación por el Estado.

El candidato Gabriel Boric mencionó su postura a favor “introduciendo modificaciones para atenuar los efectos de la desigualdad que este tiene”, algo que Eduardo Artés, quien, a pesar de estar a favor de la medida, le retrucó que esa modificaciones serían “letra chica”.

Boric

“Es una intromisión inaceptable de las aseguradoras norteamericanas que nos vienen a decir al parlamento chileno -que por lo menos tendría que haber sacado una nota de repudio- lo que tiene que hacer. Y sin letra chica, porque cuando algunos dicen que hay que apoyar con letra chica, en el fondo están rechazando”, dijo Artés, quién propuso un sistema previsional bipartito. “Que sea por un lado, la parte patronal, y por otro lado, el estado. Y terminar con este sistema privado”.

Boric, también se mostró a favor de modificar el sistema previsional por uno “público, sin fines de lucro y que entregue pensiones dignas a todos los chilenos y chilenas, que alcance, a lo menos, al sueldo mínimo”.

Sebastián Sichel como ya ha mencionado en semanas pasadas, se mostró contrario a esta iniciativa, que quiere “solucionar las pensiones ahora y por lo tanto no estoy disponible a apoyar un cuarto retiro cuando se necesita mejorar las pensiones primero”.

Para Kast, los retiros “no son una cosa de principios, pero es una mala política pública” y que se recurrió a ellos solo porque el gobierno llegó tarde en la ayuda necesaria por la pandemia del Covid-19. Advirtió que también provocaría una enorme inflación, algo que afectaría a los más pobres. Finalmente, argumentó que “es una mala política pública generada por algunos parlamentarios que están buscando su reelección usando el populismo y el clientelismo”.

Yasna Provoste se manifestó a favor del cuarto retiro haciendo énfasis en las mujeres y las pensiones alimenticias que habían recibido gracias a esta política.

Boric, Artés y Sichel también coincidieron en que es necesario “una pensión básica universal garantizada, que cada chileno elija dónde y en qué cuenta quiere que queden sus recursos. Sichel, peligrosamente, aseguró: “Yo quiero que termine el modelo de AFP como lo conocemos hoy día, pero que existan administradoras privadas, públicas, sin fines de lucro, y que seamos nosotros y no un burócrata o un político el que decida dónde van sus fondos”.

Sichel.

Gobernabilidad y nueva Constitución

En el segundo tema tratado en el debate, el desafío de gobernar en medio de un proceso constituyente, fue Yasna Provoste quien abrió los fuegos asegurando que la derecha no respeta lo que se está hablando en la Convención dominada por el comunismo: “Este es un momento crucial para poder garantizar las transformaciones en paz que ha definido la ciudadanía. Yo tengo una profunda confianza en que lo que nos proponga la Convención Constituyente será un mejor presente y un mejor mañana para nuestro país, pero tenemos preocupaciones (…) aquí hay convencionales que están representados por candidaturas que lo que buscan es hacer fracasar este modelo de la constituyente, y con eso lo que fracasa es la paz social”. 

Hay otros sectores que hoy están aquí también representados que no han dado gobernabilidad al interior de la Convención, y eso nos preocupa, porque difícilmente se puede gobernar un país si es que no se ha entregado gobernabilidad en la Convención”, disparó.

Por su parte, Sichel indicó que “nos olvidamos de gobernar cuando la política se politiza y le roba los problemas a las personas, tenemos que arreglarle los problemas a las personas. Tenemos que trabajar en construir un presidente de todos los chilenos, que construya grandes mayorías para lograr acuerdos, que no caiga en la polarización del pasado (…) que entienda que necesitamos una Constitución para resolver problemas del futuro”.

El candidato de Unión Patriótica, Eduardo Artés, con su tacto comunista, sostuvo que “la gente es el centro de todo, acá hubo un levantamiento popular en octubre de 2019, y lo que pidió fueron cambios fundamentales: todos pedimos Asamblea Constituyente y terminamos en una Convención, que no es lo mismo (…) Siguen planteados el tema de la Asamblea Constituyente y las grandes demandas con las cuales salimos a la calle (…) Que haya un gobierno en que las autoridades sean revocables, y que exista un control desde la base social.

Y auguró una nueva insurrección comunista: “Sin embargo, las condiciones que nos llevaron al levantamiento, hoy se están dando con más fuerza, y todo anuncia un segundo levantamiento popular. No se puede hablar de gobierno y paz social si no se resuelven los grandes problemas planteados”.

Artés

A su turno, Gabriel Boric indicó que “quizás la senadora Provoste debe preguntarse por qué su partido está representado por solo un constitucional en la Convención”.

Sobre la gobernabilidad, señalo que “respecto de lo que decía Sebastián Sichel, yo desconfío profundamente de quienes buscan permanentemente negar la historia. Nosotros estamos aquí porque estamos parados en hombros de gigantes, de luchadores y luchadoras sociales que han constituido el Chile que tenemos, y por lo tanto renegar de ese pasado es renegar de ese futuro que queremos construir”.

Espero ser un presidente que cuando termine su mandato, tenga menos poder que cuando empezó, que hayamos sido capaces de distribuirlo de mejor manera en regiones, en la sociedad civil, empoderando a ese pueblo que quiere ser parte del destino de Chile”, concluyó el comunista autonomista.

En tanto, José Antonio Kast sostuvo que “la gobernabilidad se funda para mí en dos principios: en decir la verdad y en respetar los compromisos. En gran parte el problema que tenemos en Chile es la falta de credibilidad, la falta de confianza en el mundo político, porque no dice la verdad y no cumple los compromisos”.

Sobre el emplazamiento de Yasna Provoste, Sichel indicó que estaba a favor de la Convención Constitucional. “Quiero que salga una buena Constitución, estoy preocupado porque se ha gastado más tiempo en la discusión reglamentaria, en los sueldos, en las peleas, en constituyentes que mintieron a los chilenos de ciertos sectores que están aquí representados y estoy preocupado que no estemos debatiendo sobre el fondo de la Constitución”.

Sobre el tema, Kast indicó que “la Convención no ha estado a la altura (…) Espero que les vaya bien, pero han hecho todo lo posible porque les vaya mal”.

Kast

También emplazó a Boric de estar del lado de la violencia por usar la polera con la imagen de Jaime Guzmán y por la reunión que tuvo en 2018 en París con el ex frentista Ricardo Palma Salamanca. “Pediste perdón por reunirte con un terrorista asesino? ¿Por defender al FPMR?“, preguntó Kast, lo que no tuvo respuesta de parte de Boric.

Hacia el final, Provoste emplazó a Sichel por su gestión cuando fue presidente de Banco Estado. “Uno no defiende sus ideas solo cuando es candidato. Él fue presidente del Banco Estado, entonces plantear su esfuerzo y su compromiso con las Pymes, cuando en medio de la crisis el Banco Estado cerró las puertas a las Pymes.

Sin lugar a dudas los grandes ganadores del debate fueron Kast y Artés, quienes por izquierda y por derecha lograron marcar los tiempos del debate, fueron inquebrantables ante las críticas ajenas y lograron instalar sus mensajes. Siche estuvo correcto, aunque sus indeterminaciones y tibieza se notaron en sus respuesta. Boric y Provoste estuvieron impresentables, respondiendo cosas delirantes y atacando sin sustento y sin haber pensado una réplica a las respuestas de sus preguntas.

Chile

El candidato presidencial Gabriel Boric dice que eliminará los Tratados de Libre Comercio de Chile

Publicado

en

El marxista Gabriel Boric explicó este miércoles que su programa de Gobierno plantea revisar los acuerdos de libre comercio para aislar a Chile de la economía global.

El candidato presidencial de Apruebo Dignidad, el marxista Gabriel Boric, había dicho que en un eventual gobierno suyo pondría en revisión la totalidad de los tratados internacionales que ha firmado Chile en su historia, pero después salió a aclarar que no se refería a tratados de derechos humanos o de liberad de expresión, si no que solo pondría bajo revisión los tratados de libre comercio.

Además, tuvo que aclarar que en el caso del acuerdo con la Unión Europea, respetarán las negociaciones ya vigentes, por los históricos acuerdos que mantienen.

Esto, luego de la preocupación expresada por ocho ex ministros de Relaciones Exteriores de anteriores gobiernos socialdemócratas, que por medio de una carta cuestionaron la “revisión” que quiere hacer Boric, señalando que “la ambigüedad deliberada con que se emplea el concepto de ‘revisión’ debilita gravemente la inserción” de nuestro país y “su credibilidad”.

El diputado por Magallanes, en medio de una conversación con la Asociación de Diplomáticos de Carrera, que agrupa al Servicio Exterior de Chile, salió a aclarar estas preocupaciones y dijo que las negociaciones ya resueltas, serán respetadas.

La respuesta de Boric sorprendió a muchos de su espacio, que están viendo como el candidato marxista está lentamente girando hacia el centro para despegarse del Partido Comunista de Chile, que domina su campaña pero que lo está llevando por un camino del extremismo que le hace perder votos.

La principal persona que lo influencia en estos temas es el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, líder del Partido Comunista, quien criticó la postura de los ex cancilleres, afirmando que “no se esperaba menos de quienes les entregaron todas las riquezas de Chile a países extranjeros”.

Seguir Leyendo

Chile

Piñera declara Estado de Emergencia y despliega fuerzas militarizadas a las regiones de La Araucanía y Biobío

Publicado

en

El mandatario chileno explicó en conferencia de prensa que este decreto se debe a los “graves y reiterados hechos de violencia vinculados al narcotráfico, al terrorismo y al crimen organizado” en zonas del sur del país.

El presidente de Chile Sebastián Piñera declaró el Estado de Excepción Constitucional por Emergencia durante 15 días en las provincias de Biobío y Arauco, de la Región del Biobío; y en las provincias de Malleco y Cautín, en la Región de La Araucanía, dos territorios sumidos en la cuasi guerra civil contra grupos terroristas mapuches.

Una decisión correcta pero muy tardía, finalmente las Fuerzas Armadas podrán intervenir en el conflicto armado que inmaculó a las dos regiones del sur de Chile en el caos total.

El mandatario explicó en conferencia de prensa que este decreto se debe a los “graves y reiterados hechos de violencia vinculados al narcotráfico, al terrorismo y al crimen organizado” en zonas del sur de Chile durante las últimas semanas, con lo que agregó imputaciones y calificaciones penales a la guerrilla mapuche.

Sobre la medida, indicó que tendrá una duración de 15 días, “prorrogables por otros 15 días, según la Constitución y la ley”. Según la actual Constitución chilena en su artículo 42, las provincias bajo la medida quedarán a cargo de los jefes de Defensa Nacional que designe el Presidente de la República.

Sobre el anuncio, el gobernador de la región de La Araucanía, Luciano Rivas, uno de los pocos candidatos oficialistas que triunfó en las elecciones regionales de mitad de año, señaló que la medida “responde a un fracaso que ha venido ocurriendo por parte del Estado hace muchos años en temas de seguridad” y celebró la decisión.

Miles de personas marchan en Chile en defensa de pueblo mapuche | Al  Mayadeen Español

Como es costumbre, los comunistas salieron en defensa de los terroristas. La diputada comunista Camila Vallejo aseguró que la estrategia del Gobierno con este anuncio es repetida y “fracasada” y que sólo “aumenta el espiral de violencia” en la zona.

Vallejo, que integra el comando de campaña del candidato izquierdista Gabriel Boric, sostuvo vía Twitter que, con esta medida, el Ejecutivo “demuestra que no quieren dialogar ni buscar acuerdos, ni menos respetar los derechos humanos, sólo aumenta la polarización”.

Según Piñera, el decreto establece que “las Fuerzas Armadas podrán prestar apoyo logístico, tecnológico y de comunicaciones” a las fuerzas de seguridad de la zona, más no reemplazarlas para atender la violencia de las localidades.

El terrorismo mapuche, un enfrentamiento entre terroristas de la comunidad inígena apoyada por militantes de izquierda contra las fuerzas de seguridad del Estado, ha escalado en violencia luego de conocerse la muerte de una estudiante de derecho que estaba apoyando a los terroristas mapuches en el centro de Santiago el pasado domingo.

Denisse Cortés, de 43 años, colaboradora de la ONG Defensoría Popular, murió la tarde del domingo 10 de octubre durante una marcha mapuche luego de ser impactada por fuegos artificiales que dispararon los mismos manifestantes.

Como es costumbre, la izquierda culpó a Carabineros, y es que en la manifestación se generaron episodios de enfrentamientos entre los presentes y la policía en la Avenida Libertador Bernardo O’Higgins, conocida como la Alameda, una de las principales avenidas de la capital chilena.

Al respecto, la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte de Santiago informó que tres unidades de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) tendrán a su cargo la investigación sobre la muerte de Cortés, ocurrida en situaciones aún no esclarecidas, mientras manifestantes y carabineros se endilgan mutuamente la responsabilidad en el asesinato.

“Según la versión de Carabineros, la mujer habría recibido el impacto de un fuego artificial lanzado por personas que estaban participando de la marcha”, reseña el diario La Tercera.

Seguir Leyendo

Chile

Análisis: los principales candidatos se batieron a duelo en el segundo debate presidencial en Chile

Publicado

en

La discusión enfrentó a seis de los siete candidatos que disputarán la jefatura de Estado en las elecciones del próximo 21 de noviembre.

En líneas generales, la estructura del debate fue muy mala. Resultó perjudicial a la hora del desenvolvimiento de Sichel, lo que no quita igual no haya sabido aprovechar los desvaríos del formato y de los otros candidatos. 

Hubo una fuerte complicidad entre los candidatos Gabriel Boric, Yasna Provoste y Marco Enríquez Ominami. Este eje “comunista” fue central. Los tres colaboraron para que Sichel permaneciera aislado en partes del debate y que fuera Kast quien se subiera al ring de confrontación directa.

Cada intervención cruzada de estos para con Sichel dejaba a la vista algunas desprolijidades en su discurso. Cada candidato de este eje supo dominar al candidato centrista con una “fibra sensible”: Provoste y el lobbismo; MEO y el cargo de responsabilidad de ser el candidato del oficialismo; Boric y su tendencia a hacerlo quedar como un mentiroso con “hechos y moralidad”.

La investigación contra el mandatario de Chile, Sebastián Piñera, y su eventual juicio político por los papeles de Pandora fue uno de los temas clave del segundo debate televisivo que enfrentó a seis de los siete candidatos presidenciales, junto a la grave crisis migratoria que vive el país.

La Fiscalía chilena anunció el viernes la apertura de una investigación por ilícitos de cohecho, soborno y delitos tributarios presuntamente cometidos por Piñera al vender en Islas Vírgenes Británicas en 2010 parte de sus acciones en el megaproyecto Minera Dominga.

Vamos a seguir todos los caminos institucionales que permitan un juicio político a Sebastián Piñera y eso es una acusación constitucional”, indicó el diputado y candidato por el bloque izquierdista Apruebo Dignidad, Gabriel Boric.

El ex líder estudiantil y primero en todas las encuestas se refería así al juicio político que la oposición presentará esta semana en el Parlamento contra Piñera y que podría terminar en su destitución e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

El ex ministro y candidato oficialista Sebastián Sichel, quien durante semanas estuvo segundo en las encuestas pero en los últimos sondeos ha caído a la tercera posición e incluso a la cuarta por los papeles de Pandora y otros escándalos, trató de desvincularse del Gobierno.

¿Cómo fue el debate para la centroderecha y derecha?

Sebastián Sichel

Si bien por momentos el candidato de Chile Podemos Más se diluyó, mostró la capacidad de mantenerse en pie en una situación adversa, luego de caer en las encuestas, y siguen esperanzados con repetir la hazaña de las primarias. A pesar de haber estado abajo en todos los sondeos, finalmente se impuso al candidato de Piñera, Joaquín Lavín.

José Antonio Kast

Ante tanto caos, Kast transmitió orden y paz. Tanto así que la única bala que le entró (los Pandora Papers) se hizo notar, porque por un instante fue más impulsivo que en el resto del debate. Pero, visto y considerando el resto de las exposiciones, Kast adquiere un perfil más atractivo para los electores de la centro derecha, haciendo que el pequeño tropiezo pueda ser tomado como intrascendente y una bajeza por parte de Boric.


Por Ezequiel Acuña, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending