Seguinos en redes

Chile

Reportan nuevo avión venezolano-iraní que estuvo en Chile y Argentina

Publicado

en

Un Airbus A340-600 habría aterrizado el 28 de abril, 3, 9 y 17 de mayo de 2022 en Argentina, con tripulación venezolana e iraní. La aeronave fue transferida a Conviasa en marzo de este año. Según trascendió, la aeronave también habría viajado a Santiago de Chile la mañana de este miércoles.

En medio de la polémica por el avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza, que aún se encuentra bajo investigación, se conoció que otro avión de la empresa Mahan Air, transferido a la venezolana Conviasa, estuvo en Argentina anteriormente.

La aeronave de Conviasa YV 3533 estuvo en Buenos Aires en cuatro oportunidades: los días 28 de abril, 3, 9 y 17 de mayo de 2022. Sin embargo, en este caso habría viajado como un avión de pasajeros, y no de carga.

Se trata de un Airbus A340-600, el mismo avión que trasladó a Nicolás Maduro a Teherán recientemente y que usó para su gira a Irán, que había sido traspasado a Venezuela por Mahan Air el 15 de marzo.

De acuerdo a esta información, la aeronave también se utilizó para vuelos entre Caracas, La Habana y Buenos Aires –en al menos tres oportunidades– y también hizo la ruta Moscú-Teherán-Caracas.

Andrei Serbin Pont, analista internacional y especialista en seguridad y defensa, sostuvo en una entrevista televisiva que “más allá del avión de EMTRASUR, tenemos un avión de Conviasa (YV 3533) que es ex Mahan (EP-MMF) que ha realizado cuatro vuelos a Buenos Aires”.

El investigador detalló que el avión aterrizó cuatro veces en el país, y que había sido transferido de Mahan Air a Conviasa en marzo de este año 2022, y que por estas horas viajó a Santiago de Chile.

Con el Boeing 747 varado en Ezeiza (YV3531) y el YV3535, otra aeronave que intentó ingresar a Argentina pero fue rechazada y retornó a Caracas, suman tres las aeronaves de Mahan que opera Venezuela.

Paraguay inició una investigación sobre el avión iraní varado en Ezeiza

La Fiscal General del Estado de Paraguay, Sandra Quiñonez, dispuso la apertura de una investigación “a fin de indagar los hechos ocurridos y determinar las conductas que pudieran tener relevancia penal”, en el caso de la aeronave YV3531 que aterrizó en Ezeiza con tripulación iraní.

Desde el gobierno paraguayo aseguran que notificaron a las autoridades de países vecinos, entre ellas Argentina, sobre la presencia de un avión en la región, dado que desde mayo tomaron conocimiento sobre la composición de la tripulación.

El proceso judicial, detallaron las autoridades, se abrió el 21 de junio de manera “inmediata” al recibir por escrito la comunicación documentada por un funcionario público de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil de ese país (DINAC).

Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, explicó en sus redes sociales que “el Gobierno Nacional, cumpliendo su obligación de denunciar ante la justicia, presentará elementos relativos al caso del avión iraní, esperando que los hechos sean investigados y esclarecidos”.

Chile

Tras la reorganización del mapa de la derecha el Quórum de 4/7 es aprobado en comisión

Publicado

en

Como el principio de un “gran acuerdo” post plebiscito plantearon entre las bancadas de diputados de centroderecha el despacho de la ley que rebaja los quórum para llevar adelante reformas constitucionales. Lo catalogaron como un hito histórico, del que quedó fuera el Partido Republicano.

“Volvió la política de los acuerdos”, le dijo el diputado DC Miguel Ángel Calisto a su par de la UDI Jorge Alessandri, mientras estrechaban sus manos en el hall de El Pensador en el Congreso Nacional. Eran pasadas las 17:00 horas del martes 9 de agosto y, solo minutos antes, la comisión de Constitución de la Cámara Baja había aprobado por casi unanimidad el proyecto de ley que permitía rebajar los quórum de reformas constitucionales a 4/7.

“Quiero destacar lo histórico de este proceso”, dijo en un punto de prensa esa tarde el jefe de bancada de RN, Andrés Longton, quien estaba acompañado en el podio de otros dirigentes como Alessandri, Calisto, el Evópoli Francisco Undurraga, la diputada RN Camila Flores e incluso la descolgada del Partido Republicano, Gloria Naveillán.

Los Republicanos no se aparecieron: su representante en la comisión de Constitución, Luis Fernando Sánchez, había votado en contra de esta iniciativa y antes presentó una indicación para resguardar de ese quórum artículos relacionados a los derechos fundamentales. No obtuvo ni un respaldo en dicha instancia.

Los miembros del Frente Amplio y del Partido Comunista, de Constitución, en tanto, miraban esta escena desde el segundo piso del edificio de la Cámara, a lo lejos. Karol Cariola (PC), Catalina Pérez (RD) y Gonzalo Winter (CS) comentaban entre ellos y observaban a la centroderecha y a la DC celebrar. Si bien ellos sí dieron su voto a favor de la reforma, no se hicieron parte de ese momento público. “Que venga Winter”, gritó Longton mientras los presentes dirigían su vista hacia arriba. Pero el llamado fue en vano.

Undurraga y Alessandri, por su parte, agradecieron luego al Partido Socialista que había retirado una indicación para modificar Las Leyes Orgánicas Constitucionales (LOC) que, dijeron, hubiese atrasado la discusión. “El más ‘Apruebista’ de todos cedió y los Republicanos no”, decía en privado un dirigente opositor al hacer el contrapunto con las indicaciones en la comisión.

Longton, en el punto de prensa, más tarde, enfatizaba en otra idea que han buscado instalar desde ese sector: “Esta es una nueva generación de la centroderecha, que no solo está dispuesta a los cambios sino que está dispuesta a que operen las mayorías como corresponde en los países democráticos”.

Esa escena fue la previa de la votación en la Sala que se dio al día siguiente -este miércoles 10 de agosto- que obtuvo 130 votos a favor, 15 en contra (los 14 de la bancada republicana y Viviana Delgado, del Partido Ecologista Verde) y una abstención (Jaime Naranjo, PS).

El martes, en todo caso, los Republicanos habían notificado a sus pares de Chile Vamos que votarían en contra de los 4/7. Su estrategia fue intentar no hacer una noticia demasiado extendida de esto. Es más: la visión republicana es que los 4/7 solo desvían el foco de la campaña -que, dicen, debe ser ‘rechazar’ y hablar solo de la propuesta constitucional, de ‘lo malo que es el texto’- a tal punto de que, creen, cuando hubo una baja significativa del Rechazo en las encuestas fue cuando se impuso el tema de los 4/7 en la agenda y, agregan, ‘dejamos de hablar de contenidos’.

Para Chile Vamos, en la interna, este hito de los 4/7 no solo cambia el escenario de la papeleta del 4 de septiembre sino también empieza a ser el “inicio del gran acuerdo” que se debiese dar post plebiscito, sobre todo si triunfa el Rechazo.

“(Quiero) recordarle al Presidente de la República que este Parlamento, cuando él era miembro, generó un Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución; por eso, invito al Presidente de la República a que, una vez el 4 de septiembre gane el Rechazo, volvamos a tener un Acuerdo por la Paz”, dijo, en tanto, este miércoles el diputado Undurraga una vez que se despachó a ley la rebaja de quórums.

Para la DC, asimismo, esta reforma constitucional es un retorno, general, a los acuerdos pues, acuñan, los altos quórum, como 2/3 y 3/5, imposibilitaban aquello. “Este es un hecho histórico que deja en el pasado estos entrampes de la dictadura de quórum altísimo de 2/3 y 3/5; con ellos no se podía llegar a ningún acuerdo, porque finalmente el Congreso estaba capturado por minorías circunstanciales”, dice el diputado Calisto.

En esa línea, el parlamentario complementa que “la votación expresada en la discusión de los 4/7 es el reflejo de que estamos frente a una nueva etapa de la política chilena. Y los extremos justamente fueron los que se negaron al Acuerdo del 15 de noviembre, los partidos políticos que hoy aprobamos esta reforma fuimos partícipes de la construcción del Acuerdo de la Paz y la nueva Constitución”.

“Para Chile se abre una luz de esperanza, una luz de esperanza de moderación, de acuerdos políticos desde el Partido Socialista hasta la UDI”, aseguró, por su parte, Alessandri, tras el despacho del proyecto.

En el Congreso, así, se instaló por estos días que los 4/7 vendrán a inaugurar una nueva etapa donde los extremos pueden quedar fuera de las discusiones relevantes. Porque el quórum de los 4/7 en la práctica significa que las reformas constitucionales podrán ser aprobadas por 89 diputados. Y si se suma la composición de la actual Cámara se ve que, sin el FA, ni el PC ni el comité Ecologista Verde ni el Partido Republicano, sí se puede alcanzar ese quórum -y de sobra-. El desglose es el siguiente: RN (25 diputados), UDI (23), Evópoli (4), Partido De la Gente (8), DC (8), bancada radical-liberal (8), PPD (9) y el PS (13), lo que suma 98 diputados. ¿Cómo se rebajará el naipe post plebiscito? Esa es la duda que acecha por estos días a los partidos.

Por qué a la derecha le importan tanto las Leyes Orgánicas Constitucionales

Una vez despejada la nueva ley de los 4/7, en la centroderecha surgió el debate respecto a qué posición tomarán frente a la rebaja de quórum de las Leyes Orgánicas Constitucionales (LOC) que hoy operan con 4/7. Senadores del PS y del PPD presentaron estas semanas una reforma para disminuir este quórum a mayoría absoluta, es decir, la mayoría de los senadores en ejercicio (26). Actualmente se requieren de 29 senadores para aprobar las LOC.

Lo cierto es que este es un debate que complica más a Chile Vamos que la rebaja del quórum de 2/3 a 4/7. “La idea es llegar hasta acá no más”, decía un importante dirigente de la centroderecha al graficar el escenario que se dio luego del despacho de los 4/7. ¿La razón? Aquí aparecen los temores del sector respecto a la posibilidad de que mayorías circunstanciales puedan influir en aspectos que, dicen, otorgan los “contrapesos” al gobierno de turno. Un senador de la UDI, por ejemplo, explica que una mayoría absoluta podría interceder en cambios relevantes, como en el funcionamiento de la Contraloría, el sistema electoral o en el poder judicial.

Justamente, dicen en el gremialismo, es un aspecto que aún no tiene resuelto el comité de la UDI, que lo integra el presidente de la colectividad, Javier Macaya. Más que todo, dicen, por los matices que han transmitido al respecto. Pero las distintas posturas no solo surgen entre los senadores UDI sino también en los diputados del partido. Por estos días, el objetivo, comentan, es que ambas bancadas conversen y tomen una postura unitaria con el fin de que la UDI esté 100% alineada.

Si bien la centroderecha, incluso la UDI -específicamente Macaya- han acuñado que la actual Constitución ya cumplió un ciclo o que ya murió, bien saben que los límites o cercos que corran en este periodo, “sentarán las bases” para un nuevo texto, una tercera propuesta constitucional. Y ahí justamente está el nudo de la discusión. Por otra parte, sostienen, deben seguir dando señales de apertura a los cambios.

El hecho molestó al Partido Republicano y a la UDI -a este último sobre todo por “una cuestión de procedimiento”-. Al punto de que el miércoles, por la tarde, el senador Edwards pidió en reunión de comités dejar inválido ese acuerdo, por ser, dijo, “espurio”. El parlamentario indicó que coincidentemente una senadora le pidió conversar fuera de la Sala -aunque precisó que no podía saber la intención que tuvo su par (si efectivamente era dejarlo fuera para que no se opusiera a discutir en Sala las LOC)- y que, por lo mismo, pedía repetir el acuerdo o bien correr la discusión en alusión al “derecho de las minorías” que opera actualmente. También propuso citar a una sesión este viernes o lunes, lo que no tuvo respaldo. Edwards, así, acuñó otra idea: otorgar plazo para ingresar indicaciones.

“En la UDI y en Chile Vamos hemos dado muestras de nuestro compromiso con una nueva Constitución si gana el Rechazo. Los 4/7 fueron prueba de ello. Y con respecto a este nuevo proyecto (LOC), vamos a seguir demostrando que estamos por los cambios. Sin embargo, siento que hay algunos parlamentarios del oficialismo y de la DC que tienen demasiada ansiedad de que se aprueben estos proyectos en 24 horas”, señala el senador Moreira.

De ese modo, la derecha logró “ganar tiempo” para alinear a sus filas respecto a un tema que les complica.

Los 4/7, de ese modo, se convierte en el gran paso que piensa dar la derecha, previo al plebiscito. Tampoco el objetivo es avanzar en el proyecto de ley presentado por Walker y Rincón para darle la potestad al Presidente Gabriel Boric de llamar a un plebiscito para iniciar un nuevo proceso constituyente. Es decir: no se opondrán a discutirlo, pero presentarán indicaciones y no mostrarán premura como ocurrió con los 4/7. Porque también ha existido el análisis esta semana de que un eventual triunfo del Rechazo podría igualmente darle un aire a Boric en caso de que sea él quien lidere un nuevo proceso. Así, comentan, la centroderecha no debiese evitar que ese plebiscito o ese proceso pase por el Congreso.

El tiempo está a su favor, en todo caso, porque solo restan 23 días para el plebiscito -tres semanas, de las cuales una es distrital no coincidentes entre el Senado y la Cámara, por lo que, en la práctica, sólo quedaría una semana legislativa-, de ese modo, no darían los tiempos para terminar los procesos de los siguientes proyectos de ley (las LOC y plebiscito que establezca mecanismo para una nueva Constitución).

Hay sectores de Chile Vamos, de todas maneras, que están abiertos a votar a favor de la rebaja de quórum de las LOC, sobre todo la “nueva generación”, porque, argumentan en privado, que, en estos nuevos tiempos, ya no se puede legislar “parapetados en los quórum”. Otros, en cambio, señalan que, si se trata de ceder, prefieren entregar las LOC antes de definir de antemano que sea una nueva Convención la que redacte un tercer texto.

Seguir Leyendo

Chile

Boric se suma al pedido de la izquierda de lanzar una moneda única latinoamericana

Publicado

en

El comunista recalcó que “todas las instancias de integración regional que fortalezcan la cooperación entre nuestros países me parece que apuntan en una buena dirección” y destacó el ejemplo europeo.

El comunista Gabriel Boric se refirió a la posibilidad de la creación de una moneda única que sea utilizada en todos los países de Latinoamérica y controlada por un único Banco Central regional como ocurre en la Unión Europea.

Boric expresó su apoyo a la idea y sostuvo que “todas las instancias de integración regional que fortalezcan la cooperación entre nuestros países me parece que apuntan en una buena dirección“.

Sus dichos se produjeron durante su visita al cambio de mando en Colombia, luego de que el presidente entrante, el también comunista Gustavo Petro, se mostrara a favor de la propuesta que previamente mencionó Lula en Brasil de crear una moneda regional.

La medida parece tener cierto apoyo del establishment financiero latinoamericano, ya que importantes empresarios tanto en Chile como en Brasil y Argentina se mostraron a favor. En este último, el dueño de Ualá, Pierpaolo Barbieri, quien recibe financiación de George Soros, habló extensamente de esta posibilidad, demostrando que hay un interés incluso internacional por una unificación de la moneda.

La idea original parecería ser una moneda del Mercosur, y que este “Banco Central del Mercosur” se ubique en Sao Paulo. Sin embargo, Boric se mostró a favor de que tanto Chile como Colombia se sumen a la iniciativa, lo cual expandiría el alcance significativamente.

Ahora, estos mecanismos específicos son muy complejos. En el caso europeo, si mal no recuerdo, partió con la comunidad económica del carbón y del acero en 1951 y llegaron a la moneda única el 2002″, explicó Boric, bajando las expectativas de la izquierda que pide por mayor centralización de la política monetaria.

Del mismo modo, indicó que “por lo tanto, son procesos de largo aliento y tenemos mucho que avanzar antes. Hablábamos de la comunidad andina de naciones, de fortalecer la CELAC”.

En esa misma línea, hizo un llamado a que “nuestras alianzas no sean solamente por afinidades ideológicas de turno sino en función de la cooperación entre nuestros pueblos”, una frase que viene repitiendo seguido últimamente y parecería estar dirigida a los votantes de centro que necesita para aprobar la nueva Constitución.

Por lo tanto, tenemos muchos elementos en los que avanzar antes de algo de esas características, pero que se plantee como tema de estudio para futuro, estamos disponibles para que sea parte de las conversaciones”, sentenció Boric.

Seguir Leyendo

Chile

Encuesta Criteria: Boric es uno de los presidentes más impopulares de la historia y el Rechazo lidera por 9 puntos

Publicado

en

La desaprobación a la gestión de Boric llega a un 56%, mientras que un 62% dice que la situación económica del país es mala y solo un 2% dice que es buena.

En julio, la aprobación al presidente comunista Gabriel Boric se mantiene en un 35% (+1 punto respecto de junio), a pesar de los masivos subsidios que anunció a mediados de mes. Sin embargo, y más sorprendente, la desaprobación a su gestión aumenta cuatro puntos porcentuales y llega a 54%, la más alta de la serie.

A pesar de que muchos lo eligieron a Boric porque no estaban conformes con las “políticas neoliberales” de Piñera, las percepciones ciudadanas sobre la situación económica siguen fundamentalmente negativas: sobre la situación económica del país, un 62% señala que va por mal camino (2 puntos más que el mes precedente) y sólo un 2% dice que se va por buen camino.

  • La situación económica personal sigue siendo claramente más negativa (41%) que positiva (10%), con una mayoría que la considera regular (49%).
  • Por otra parte, la proyección de la situación económica personal a 12 meses, muestra que el horizonte económico aparece predominantemente pesimista, en la medida que quienes consideran que su situación empeorará en 12 meses (33%) superan significativamente a quienes creen que mejorará (23%).
  • Por último, la percepción del rumbo del país mantiene su tendencia eminentemente negativa. La percepción que el país retrocede es señalada por un 56% de encuestados. Sólo un 15% considera que el país avanza.

Plebiscito de salida

En relación al plebiscito de salida, parece que la mala imagen de Boric resultó ser el último clavo en el ataúd, ya que a exactamente un mes de la elección la opción “Rechazo” lidera al “Apruebo” por poco más de 9 puntos.

Además, la predisposición a concurrir a las urnas es significativamente superior en relación al plebiscito de entrada del año 2020. Un 81% se declara muy decidido a votar, contra el 63% en 2020.

A más de un mes del plebiscito, y antes del inicio de la campaña televisiva, las inclinaciones ciudadanas sobre las opciones en juego en el plebiscito del 4 de septiembre sufren variaciones respecto del mes pasado: Un 45% se inclina por rechazar (-3) el nuevo texto constitucional; un 36% se inclina por aprobar (+5), y un 19% (-3%) aún no lo tiene claro.

En cuanto a la disposición a votar por las distintas opciones, hay un 41% que dice que nunca votaría “Apruebo” mientras que solo un 34% dice que nunca votaría “Rechazo”, números similares a junio, lo cual indica que estos valores podrían ser finales.

También se le preguntó a los encuestados qué piensan acerca del futuro del país en un eventual triunfo de cada opción. Para el triunfo del “Rechazo”, prima una visión más positiva de la economía (control inflacionario, crecimiento económico) y del control del narcotráfico, mientras que prima una visión de menor conflictividad social (protestas) asociada a un eventual triunfo del “Apruebo”.

Evaluación del texto constitucional

El juicio general al texto es más negativo que positivo. Un 41% de encuestados, según lo que ha escuchado o leído, le pone notas entre 1 y 3 (de 10) a la nueva Constitución. Un 28% en tanto, le pone notas regulares (4 y 5) y solo un 24% notas positivas (6 o 7).

En términos comparativos, entre el texto propuesto y la Constitución vigente, un 46% de encuestados opina que el contenido de la propuesta de Nueva Constitución es peor; un 41% que es mejor que el de la actual Constitución y un 13% que son iguales en calidad de contenido.

Sobre las expectativas electorales ante un eventual nuevo proceso Constituyente, al igual que para la elección de constituyentes en 2021, la gran mayoría optaría por elegir independientes antes que representantes de partidos políticos.

Sin embargo, a diferencia de 2021, hoy las expectativas sobre la participación de expertos y académicos crecen significativamente en relación a que sean personas comunes y corrientes. Algo similar ocurre con la demanda por más participación de personas mayores que de jóvenes, cuando en 2021 se aspiraba a convencionales más bien jóvenes que de más edad. Consecuencia directa del circo que resultó ser la Convención dominada por ex líderes estudiantiles de extrema izquierda.

Seguir Leyendo

Tendencias