Seguinos en redes

Chile

Tras la reorganización del mapa de la derecha el Quórum de 4/7 es aprobado en comisión

Publicado

en

Como el principio de un “gran acuerdo” post plebiscito plantearon entre las bancadas de diputados de centroderecha el despacho de la ley que rebaja los quórum para llevar adelante reformas constitucionales. Lo catalogaron como un hito histórico, del que quedó fuera el Partido Republicano.

“Volvió la política de los acuerdos”, le dijo el diputado DC Miguel Ángel Calisto a su par de la UDI Jorge Alessandri, mientras estrechaban sus manos en el hall de El Pensador en el Congreso Nacional. Eran pasadas las 17:00 horas del martes 9 de agosto y, solo minutos antes, la comisión de Constitución de la Cámara Baja había aprobado por casi unanimidad el proyecto de ley que permitía rebajar los quórum de reformas constitucionales a 4/7.

“Quiero destacar lo histórico de este proceso”, dijo en un punto de prensa esa tarde el jefe de bancada de RN, Andrés Longton, quien estaba acompañado en el podio de otros dirigentes como Alessandri, Calisto, el Evópoli Francisco Undurraga, la diputada RN Camila Flores e incluso la descolgada del Partido Republicano, Gloria Naveillán.

Los Republicanos no se aparecieron: su representante en la comisión de Constitución, Luis Fernando Sánchez, había votado en contra de esta iniciativa y antes presentó una indicación para resguardar de ese quórum artículos relacionados a los derechos fundamentales. No obtuvo ni un respaldo en dicha instancia.

Los miembros del Frente Amplio y del Partido Comunista, de Constitución, en tanto, miraban esta escena desde el segundo piso del edificio de la Cámara, a lo lejos. Karol Cariola (PC), Catalina Pérez (RD) y Gonzalo Winter (CS) comentaban entre ellos y observaban a la centroderecha y a la DC celebrar. Si bien ellos sí dieron su voto a favor de la reforma, no se hicieron parte de ese momento público. “Que venga Winter”, gritó Longton mientras los presentes dirigían su vista hacia arriba. Pero el llamado fue en vano.

Undurraga y Alessandri, por su parte, agradecieron luego al Partido Socialista que había retirado una indicación para modificar Las Leyes Orgánicas Constitucionales (LOC) que, dijeron, hubiese atrasado la discusión. “El más ‘Apruebista’ de todos cedió y los Republicanos no”, decía en privado un dirigente opositor al hacer el contrapunto con las indicaciones en la comisión.

Longton, en el punto de prensa, más tarde, enfatizaba en otra idea que han buscado instalar desde ese sector: “Esta es una nueva generación de la centroderecha, que no solo está dispuesta a los cambios sino que está dispuesta a que operen las mayorías como corresponde en los países democráticos”.

Esa escena fue la previa de la votación en la Sala que se dio al día siguiente -este miércoles 10 de agosto- que obtuvo 130 votos a favor, 15 en contra (los 14 de la bancada republicana y Viviana Delgado, del Partido Ecologista Verde) y una abstención (Jaime Naranjo, PS).

El martes, en todo caso, los Republicanos habían notificado a sus pares de Chile Vamos que votarían en contra de los 4/7. Su estrategia fue intentar no hacer una noticia demasiado extendida de esto. Es más: la visión republicana es que los 4/7 solo desvían el foco de la campaña -que, dicen, debe ser ‘rechazar’ y hablar solo de la propuesta constitucional, de ‘lo malo que es el texto’- a tal punto de que, creen, cuando hubo una baja significativa del Rechazo en las encuestas fue cuando se impuso el tema de los 4/7 en la agenda y, agregan, ‘dejamos de hablar de contenidos’.

Para Chile Vamos, en la interna, este hito de los 4/7 no solo cambia el escenario de la papeleta del 4 de septiembre sino también empieza a ser el “inicio del gran acuerdo” que se debiese dar post plebiscito, sobre todo si triunfa el Rechazo.

“(Quiero) recordarle al Presidente de la República que este Parlamento, cuando él era miembro, generó un Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución; por eso, invito al Presidente de la República a que, una vez el 4 de septiembre gane el Rechazo, volvamos a tener un Acuerdo por la Paz”, dijo, en tanto, este miércoles el diputado Undurraga una vez que se despachó a ley la rebaja de quórums.

Para la DC, asimismo, esta reforma constitucional es un retorno, general, a los acuerdos pues, acuñan, los altos quórum, como 2/3 y 3/5, imposibilitaban aquello. “Este es un hecho histórico que deja en el pasado estos entrampes de la dictadura de quórum altísimo de 2/3 y 3/5; con ellos no se podía llegar a ningún acuerdo, porque finalmente el Congreso estaba capturado por minorías circunstanciales”, dice el diputado Calisto.

En esa línea, el parlamentario complementa que “la votación expresada en la discusión de los 4/7 es el reflejo de que estamos frente a una nueva etapa de la política chilena. Y los extremos justamente fueron los que se negaron al Acuerdo del 15 de noviembre, los partidos políticos que hoy aprobamos esta reforma fuimos partícipes de la construcción del Acuerdo de la Paz y la nueva Constitución”.

“Para Chile se abre una luz de esperanza, una luz de esperanza de moderación, de acuerdos políticos desde el Partido Socialista hasta la UDI”, aseguró, por su parte, Alessandri, tras el despacho del proyecto.

En el Congreso, así, se instaló por estos días que los 4/7 vendrán a inaugurar una nueva etapa donde los extremos pueden quedar fuera de las discusiones relevantes. Porque el quórum de los 4/7 en la práctica significa que las reformas constitucionales podrán ser aprobadas por 89 diputados. Y si se suma la composición de la actual Cámara se ve que, sin el FA, ni el PC ni el comité Ecologista Verde ni el Partido Republicano, sí se puede alcanzar ese quórum -y de sobra-. El desglose es el siguiente: RN (25 diputados), UDI (23), Evópoli (4), Partido De la Gente (8), DC (8), bancada radical-liberal (8), PPD (9) y el PS (13), lo que suma 98 diputados. ¿Cómo se rebajará el naipe post plebiscito? Esa es la duda que acecha por estos días a los partidos.

Por qué a la derecha le importan tanto las Leyes Orgánicas Constitucionales

Una vez despejada la nueva ley de los 4/7, en la centroderecha surgió el debate respecto a qué posición tomarán frente a la rebaja de quórum de las Leyes Orgánicas Constitucionales (LOC) que hoy operan con 4/7. Senadores del PS y del PPD presentaron estas semanas una reforma para disminuir este quórum a mayoría absoluta, es decir, la mayoría de los senadores en ejercicio (26). Actualmente se requieren de 29 senadores para aprobar las LOC.

Lo cierto es que este es un debate que complica más a Chile Vamos que la rebaja del quórum de 2/3 a 4/7. “La idea es llegar hasta acá no más”, decía un importante dirigente de la centroderecha al graficar el escenario que se dio luego del despacho de los 4/7. ¿La razón? Aquí aparecen los temores del sector respecto a la posibilidad de que mayorías circunstanciales puedan influir en aspectos que, dicen, otorgan los “contrapesos” al gobierno de turno. Un senador de la UDI, por ejemplo, explica que una mayoría absoluta podría interceder en cambios relevantes, como en el funcionamiento de la Contraloría, el sistema electoral o en el poder judicial.

Justamente, dicen en el gremialismo, es un aspecto que aún no tiene resuelto el comité de la UDI, que lo integra el presidente de la colectividad, Javier Macaya. Más que todo, dicen, por los matices que han transmitido al respecto. Pero las distintas posturas no solo surgen entre los senadores UDI sino también en los diputados del partido. Por estos días, el objetivo, comentan, es que ambas bancadas conversen y tomen una postura unitaria con el fin de que la UDI esté 100% alineada.

Si bien la centroderecha, incluso la UDI -específicamente Macaya- han acuñado que la actual Constitución ya cumplió un ciclo o que ya murió, bien saben que los límites o cercos que corran en este periodo, “sentarán las bases” para un nuevo texto, una tercera propuesta constitucional. Y ahí justamente está el nudo de la discusión. Por otra parte, sostienen, deben seguir dando señales de apertura a los cambios.

El hecho molestó al Partido Republicano y a la UDI -a este último sobre todo por “una cuestión de procedimiento”-. Al punto de que el miércoles, por la tarde, el senador Edwards pidió en reunión de comités dejar inválido ese acuerdo, por ser, dijo, “espurio”. El parlamentario indicó que coincidentemente una senadora le pidió conversar fuera de la Sala -aunque precisó que no podía saber la intención que tuvo su par (si efectivamente era dejarlo fuera para que no se opusiera a discutir en Sala las LOC)- y que, por lo mismo, pedía repetir el acuerdo o bien correr la discusión en alusión al “derecho de las minorías” que opera actualmente. También propuso citar a una sesión este viernes o lunes, lo que no tuvo respaldo. Edwards, así, acuñó otra idea: otorgar plazo para ingresar indicaciones.

“En la UDI y en Chile Vamos hemos dado muestras de nuestro compromiso con una nueva Constitución si gana el Rechazo. Los 4/7 fueron prueba de ello. Y con respecto a este nuevo proyecto (LOC), vamos a seguir demostrando que estamos por los cambios. Sin embargo, siento que hay algunos parlamentarios del oficialismo y de la DC que tienen demasiada ansiedad de que se aprueben estos proyectos en 24 horas”, señala el senador Moreira.

De ese modo, la derecha logró “ganar tiempo” para alinear a sus filas respecto a un tema que les complica.

Los 4/7, de ese modo, se convierte en el gran paso que piensa dar la derecha, previo al plebiscito. Tampoco el objetivo es avanzar en el proyecto de ley presentado por Walker y Rincón para darle la potestad al Presidente Gabriel Boric de llamar a un plebiscito para iniciar un nuevo proceso constituyente. Es decir: no se opondrán a discutirlo, pero presentarán indicaciones y no mostrarán premura como ocurrió con los 4/7. Porque también ha existido el análisis esta semana de que un eventual triunfo del Rechazo podría igualmente darle un aire a Boric en caso de que sea él quien lidere un nuevo proceso. Así, comentan, la centroderecha no debiese evitar que ese plebiscito o ese proceso pase por el Congreso.

El tiempo está a su favor, en todo caso, porque solo restan 23 días para el plebiscito -tres semanas, de las cuales una es distrital no coincidentes entre el Senado y la Cámara, por lo que, en la práctica, sólo quedaría una semana legislativa-, de ese modo, no darían los tiempos para terminar los procesos de los siguientes proyectos de ley (las LOC y plebiscito que establezca mecanismo para una nueva Constitución).

Hay sectores de Chile Vamos, de todas maneras, que están abiertos a votar a favor de la rebaja de quórum de las LOC, sobre todo la “nueva generación”, porque, argumentan en privado, que, en estos nuevos tiempos, ya no se puede legislar “parapetados en los quórum”. Otros, en cambio, señalan que, si se trata de ceder, prefieren entregar las LOC antes de definir de antemano que sea una nueva Convención la que redacte un tercer texto.

Chile

Tras perder en las urnas, Boric pone fin a las restricciones sanitarias para intentar recuperar imagen positiva

Publicado

en

Como hizo el Frente de Todos en Argentina, tras ser derrotados en las elecciones legislativas del 2021, se levantaron prácticamente todas las restricciones que existían por la pandemia.

Tras el rotundo fracaso del plebiscito constituyente chileno y el aumento de la desaprobación de su imagen, el presidente comunista Gabriel Boric ha decidido relajar considerablemente las medidas sanitarias contra la pandemia.

Una práctica política conocida, tomada de la estrategia de Alberto Fernández en la Argentina tras perder en las elecciones legislativas del 2021, y que busca abrir espacios para aumentar la aprobación de Boric, que se encuentra en un piso histórico con tan solo un 38%, según CADEM.

Un triunfo de la sociedad civil ante una medida política

El “Rechazo” a la Nueva Constitución se entendió en la clase política no solo como un rechazo al intento por reemplazar la carta magna de Chile, si no como un rechazo a todo el gobierno de Boric, que en pocos meses tras su llegada al poder se puso al hombro la campaña del “Apruebo”, y la llevó de haber ganado por una diferencia de 40 puntos a perderla por una diferencia de 30.

Para maquillar la crisis social, política y económica del país, el gobierno chileno ahora se ha abierto a flexibilizar la dictadura sanitaria que empezó Piñera en 2020. El pasado 21 de septiembre, anunció la eliminación del uso de barbijo obligatoria y del pase de movilidad (pasaporte verde).

Desde la sociedad civil y diferentes expertos o analistas se ha estado presionando desde los inicios por las sospechas a las medidas políticas instaladas por la pandemia de coronavirus, lo que llevó a que un grupo de diputados del Partido Republicano y Partido de la Gente presentaran diferentes iniciativas y cuestionamientos institucionales para poner fin al pase de movilidad y uso de mascarillas obligatorio, sobretodo en niños.

Por su parte el movimiento Chile Libre celebró la iniciativa indicando: “Hoy logramos un gran paso en nuestras libertades y derechos. Seguiremos luchando tal como lo hicimos desde el primer día que Chile Libre”.

La alerta sanitaria sigue en Chile

Con esta decisión, la alerta sanitaria no desaparece, y sigue abierta la puerta a mayores restricciones en el futuro si Boric así lo deseara. Pero por ahora, Chile pasó a fase de Apertura, donde el pase de movilidad no se exigirá más, y las mascarillas solo serán exigibles en centros de salud, según indicó Ximena Aguilera, la nueva Ministra de Salud.

Aguilera, una fanática de las restricciones por el COVID, aclaró que el uso de barbijo “llegó para quedarse”, que la pandemia “aún sigue presente” y que el pase “en este momento se va a dejar de utilizar” y dependiendo de la situación sanitaria del país, el Ministerio va a “tener la posibilidad de poder volver a exigir [el pase] en el futuro”.

Otro aspecto importante es que se resolvió incorporar la vacuna contra el COVID bivalente, de manera estacional para grupos vulnerables, al Programa Nacional de Inmunización. La vacuna bivalente anunciada por la Ministra de Salud de Chile, fue recientemente aprobada por la FDA en los Estados Unidos de América.

Estas medidas no han dado respuesta al sector del turismo, y pareciera que el gobierno comunista sigue haciendo oídos sordos. Las nuevas medidas no quitan la exigencia de un certificado de vacunación o PCR negativo antes de ingresar al país, lo cual sigue siendo un detrimento al nivel de actividad turística que se vivía antes de la pandemia.

Se solicitará certificado de vacunación o PCR negativo máximo 48 horas previo al viaje (para viajeros no residentes). Al ingreso al país se mantendrá un testeo aleatorio solamente a residentes, pero se reducirá de un 10% a un 5% de los viajeros”, aseguran.

El escenario confirma que Chile continuará siendo uno de los 10 países con más restricciones del mundo a los no vacunados, ocupando el octavo lugar en el grupo junto a dictaduras como Irán, Pakistán o China.

Fuente: https://ourworldindata.org/covid-stringency-index

Llaman a no bajar los brazos

Las medidas en cuestión, fueron llevadas a cabo por una demanda popular que condujeron distintas autoridades, diputados y movimientos ciudadanos que se han alzado contra la dictadura sanitaria chilena, que desde la implementación de medidas por la administración Piñera han sido utilizadas como medio de control ante una crisis profunda que vive Chile. 

El diputado Johannes Kaiser, anunció que presentará un proyecto de ley para limitar las facultades del Estado para declarar una alerta sanitaria, y que “nunca más el estado pueda abusar de la forma en que lo hizo de nuestras libertades, sin siquiera consultar al congreso“.

Por su parte, otros referentes liberales celebraron la medida indicando la importancia de juzgar las medidas impuestas, que sobrepasaron la racionalidad.

Con los anuncios realizados por la autoridad sanitaria del país, finalmente no queda claro la fecha que se pondría fin a todas las medidas y planes implementados.

Seguir Leyendo

Chile

Masivo hackeo a las Fuerzas Armadas de Chile: 300.000 emails filtrados, con fuertes críticas a Alberto Fernández

Publicado

en

Tras el escándalo, Boric obligó a la ministra de defensa, que formaba parte de la delegación del presidente en la Asamblea de Naciones Unidas, a volverse al país para reunirse con la cúpula de las FF.AA. 

El gobierno chileno abrió una investigación en los últimos días sobre la catalogada “falla de seguridad” que filtró 300.000 correos electrónicos de toda la cúpula militar. Inmediatamente la ministra de Defensa, que se encontraba en Estados Unidos, regresó al país para reunirse con los altos mandos de las fuerzas armadas.

Fuentes oficiales indican que Gabriel Boric le ordenó a la titular de la cartera de Defensa, Maya Fernández, que regresara a Chile para “liderar la respuesta frente a estos hechos”, en simultáneo se inició un sumario administrativo para determinar los motivos y causas de la filtración. 

Maya Fernández se encontraba en Nueva York, ya que formaba parte de la comitiva chilena que viajó con motivo de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. 

Los medios chilenos indican que se filtraron más de 300.000 e-mails del Estado Mayor Conjunto, y que el hackeo se lo atribuye al grupo terrorista “Guacamaya”, una organización centroamericana que ya han realizado ataques cibernéticos a fuerzas militares de la región en el pasado.

Los correos filtrados revelan una serie de comunicaciones, cuidados, complicaciones y reportes de gastos operacionales de las Fuerzas Armadas durante el Estado de Excepción Constitucional que se realizó en la administración de Sebastian Piñera para las regiones del Bío Bío y La Araucanía.

Además, en los correos se encontraron varios “perfiles” realizados por el Estado Conjunto Mayor de importantes dirigentes argentinos, entre ellos el propio Alberto Fernández, y varios líderes del Partido Justicialista (PJ).

Sobre el presidente argentino, los generales de Chile lo calificaron como “un mandatario que se inmiscuye en la política interna de lo países limítrofes“. También mencionan los encuentros que mantuvo Fernández con “dirigentes opositores de la izquierda chilena” durante el gobierno Sebastián Piñera.

Por otro lado, hay un documento titulado “Informe de estimación de riesgo de amenazas” en el cual se alerta: “Un 46% de probabilidades de que se produzcan alteraciones a la seguridad nacional y al normal desarrollo de las relaciones diplomáticas bilaterales, a razón de exhibir un escenario anormal“.

El informe también hace énfasis en el límite patagónico entre Chile y Argentina, con la cúpula del Ejército preocupada por “planes de las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa de Argentina desarrollan un plan para robustecer la presencia militar en Tierra del Fuego“.

Otro de los informes filtrados muestra un perfil dedicado al ex-terrorista montonero y actual Ministro de Defensa argentino, Jorge Taiana, elaborado por la inteligencia militar chilena, quien generó extrema preocupación entre los generales chilenos, según se puede apreciar en las filtraciones. 

En el informe se cita como fuente a La Derecha Diario, levantando una nota que fue realizada el 9 de agosto de 2021, cuando Jorge Taiana fue nombrado como ministro. 

Dicho artículo describe el pasado terrorista del actual ministro y dirigente kirchnerista, narrando un atentado perpetrado en el año 1975 contra un bar del centro porteño. El objetivo era asesinar a un oficial naval, que aquel día no había salido por su café, lo que en consecuencia provocó la muerte de una mujer, un mozo y varios heridos de gravedad. 

Por ese atentado Taiana fue enviado al penal de Rawson durante algunos años, de donde salió debido a sus conexiones políticas. Además, el informe también señala ocupaciones anteriores, nivel de estudios y medidas efectuadas bajo su gestión como ministro de Defensa

También se encontraron exhaustivos reportes de intervenciones de países tales como Venezuela e Irán en territorio chileno, confabulados con sectores de la ultraizquierda oficialista en el actual gobierno.

Aún se desconocen las magnitudes de la filtración pero fuentes extraoficiales aseguran que el objetivo real es desprestigiar las maniobras militares y de inteligencia bajo el gobierno del presidente anterior, Sebastían Piñera

El Gobierno ha ordenado un sumario administrativo para determinar las responsabilidades correspondientes“, explaya el comunicado y sentencia: “Adicionalmente, los antecedentes han sido puestos a disposición de la justicia militar para dar pie a la investigación penal“. Sin embargo, se sospecha cierta connivencia entre algunos funcionarios de Boric y estas filtraciones.

Seguir Leyendo

Chile

Chile atraviesa la inflación más alta de su historia desde la vuelta a la democracia: Los precios llevan un 14% de aumento anual

Publicado

en

La inflación chilena aumentó por encima de las proyecciones de mercado, y alcanzó el nivel más alto desde junio de 1992. La incertidumbre por la reforma Constitucional impactó negativamente en la demanda de dinero, a pesar de los esfuerzos del Banco Central, que dejó de ser independiente. 

Al mismo tiempo en que se derrumba la imagen positiva del Gobierno de Gabriel Boric, la inflación en Chile persiste en su sendero alcista. Los precios minoristas alcanzados en la canasta del IPC tuvieron un aumento promedio del 1,2% al término de agosto, superando así la previsión de 1% esperada por el consenso de los analistas. 

La inflación interanual alcanzó el 14,1% en comparación con el mismo mes del año pasado, y fue la cifra más extrema desde junio de 1992. La variación de la inflación acumulada a 12 meses no muestra ningún tipo de rebaja desde febrero de 2021. 

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) confirmó que la totalidad de las divisiones que componen el IPC aportaron una incidencia positiva para el incremento de precios general. Entre ellas, destaca el aumento en el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas (2%) y las tarifas del transporte público (1,6%)

El Banco Central de Chile, presidido por Rosanna Costa, determinó una nueva suba de la tasa de interés a corto plazo hasta el 10,75% nominal anual. La última vez en que el país registró un valor nominal tan elevado fue en agosto de 1998, en medio de la detención súbita de capitales hacia mercados emergentes.

Pero pese al aumento de las tasas de interés y a la moderación de la expansión monetaria primaria, el Gobierno de Boric amenaza la estabilidad de precios con medidas y anuncios contraproducentes

La inflación en Chile está actualmente dirigida por una fuerte caída en la demanda de dinero. Este fenómeno queda en evidencia a partir de la relación entre todos los agregados monetarios en términos del PBI. 

Tanto el circulante monetario, como la propia base monetaria y la oferta amplia de dinero en la economía (medida por los agregados M1 y M2) disminuyeron su proporción en relación al PBI en los primeros 7 meses del año. 

La reforma constitucional constituye el principal factor por el cual se desata una fuerte incertidumbre económica y la caída en la demanda de pesos. Las reformas extremistas propuestas por Gabriel Boric, entre ellas la anulación del sistema de capitalización individual en el país (y con ello el mercado de capitales local) y la falta de seguridad jurídica para la inversión privada en servicios públicos, generaron un tenso clima de desconfianza. 

“Desde el punto de vista de la economía, la experiencia pasada nos enseña que todos estos procesos conllevan un grado de incertidumbre que, si no logran ser atenuados, puede afectar negativamente la inflación, el crecimiento y la estabilidad de los mercados financieros”, explicó Rosanna Costa. 

Seguir Leyendo

Tendencias