Seguinos en redes

Colombia

Elecciones Colombia: El comunista Petro denuncia que quieren asesinarlo y cancela su visita al interior

Publicado

en

El candidato del Foro de Sao Paulo tuvo que suspender una gira por el centro del país tras asegurar que un grupo sicario contratado por las Fuerzas Armadas quiere atentar contra su vida.

La recta final de la campaña electoral en Colombia está llegando a niveles de tensión preocupantes. El candidato de la extrema izquierda que lidera en las encuestas, Gustavo Petro, tuvo que suspender una gira por el denominado "Eje Cafetero", ubicado en el centro del país, luego de recibir información de un supuesto plan para asesinarlo

El comando de campaña del candidato planteó que la información provino de "una fuente confiable" y apunta a que un grupo irregular de sicarios llamado La Cordillera busca asesinarlo para que no gane las elecciones.

Este grupo estaría involucrado en el asesinato de Lucas Villa, un líder juvenil al que dispararon desde un puente durante las protestas del año pasado contra el Gobierno.

Petro dijo en sus redes sociales: "Lamentable que tenga que suspender la gira del eje cafetero. El paso de los sectores de la corrupción a pagar bandas de sicarios para mi eliminación física, muestra la desesperación política a la que han llegado".

Esta situación hace recordar a muchos de los asesinatos de candidatos presidenciales de izquierda en las últimas décadas, como Arnulfo Gomez (1927), Jorge Eliecer Gaitán (1948), Luis Carlos Galán (1989) y el mismo Carlos Pizarro Leongómez, comandante del M-19 y compañero de Gustavo Petro. Todos fueron asesinados en plenas campañas presidenciales.

Hace unos días el comandante del Ejército Nacional de Colombia, Eduardo Zapateiro, respondió un tuit de Petro sobre la relación de generales y miembros de paramilitarismo,

Esto hace referencia a un cruce ocurrido el pasado 20 de abril cuando Gustavo Petro se pronunció a través de su cuenta de Twitter sobre la muerte de siete soldados tras un ataque del Clan del Golfo en el municipio de Frontino, en el occidente de Antioquia.

"Mientras los soldados son asesinados por el clan del golfo, algunos de los generales están en la nómina del Clan. La cúpula se corrompe cuando son los politiqueros del narcotráfico los que terminan ascendiendo a los generales", manifestó el candidato comunista.

La respuesta del General fue mediante un extenso hilo de tuits en el que destaca: "No hay a quien le duela más la muerte de un soldado que a los que portamos el camuflado". 

"No se valga de su investidura (inviolabilidad parlamentaria) para pretender hacer politiquería con la muerte de nuestros soldados. A ningún general he visto en televisión recibiendo dinero mal habido. Los colombianos lo han visto a usted recibir dinero en bolsa de basura", disparó con contundencia el jefe militar. 

Pero lo más importante es que esta no fue la opinión de un militar suelto sino del conjunto de las Fuerzas Armadas, que empiezan a mirar con desconfianza a Petro y anticipan una relación de extrema tensión en caso de ser electo. Ese fue el foco de una nota que se tituló "Malestar en los Cuarteles" de la revista Semana, que para el sector de Petro forma parte del tono amenazante contra la campaña de la izquierda.

En Perú ocurrió una situación similar, y tras la llegada del comunista Pedro Castillo, el mandatario llevó a cabo una purga de los altos rangos de las Fuerzas Armadas para evitar este tipo de tensiones.

Colombia

Los congresistas se rieron cuando el presidente socialista Petro afirmó que su Gobierno "ha sido eficiente" en un discurso en la Legislatura

Publicado

en

En un discurso repleto de mentiras, el mandatario colombiano destacó la "reducción" de la pobreza y de la desigualdad en el país.

En medio de la instalación de la nueva legislatura, el presidente colombiano, Gustavo Petro, generó controversia al afirmar que su administración ha mostrado "acciones efectivas" en línea con sus promesas de campaña.

Destacó estos logros a pesar del escándalo de corrupción en la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), que involucró la desviación de recursos y el direccionamiento de contratos, y que salpicó al exdirector de la entidad, Olmedo López.

En medio de las turbulencias de los Olmedos, esto ha sido un elixir y un oasis, porque, de alguna manera, y tengo que decirlo, el Gobierno ha sido eficiente”, afirmó el presidente en su discurso, provocando risas y comentarios entre senadores y representantes a la Cámara presentes.

Petro subrayó que algunos de los "logros" de su administración se centran en la "reducción de la pobreza y la desigualdad social", que considera uno de los problemas más graves del país. “Lo que me tiene hablando en este pupitre es la promesa que hicimos a la sociedad colombiana: disminuir pobreza, disminuir inequidades, injusticias, desigualdad, ese es nuestro programa”, explicó.

El jefe de Estado indicó que en 2023 se logró reducir el número de personas en situación de pobreza, a pesar de que el país enfrentaba un estancamiento económico que se pensaba podría resultar en resultados negativos. “Sacamos 1.600.000 personas de la pobreza monetaria y 1.120.000 de la pobreza extrema. Me siento orgulloso, y ustedes que nos han acompañado deberían sentirse igualmente orgullosos, porque es así como se construye la patria y la Nación” añadió Petro.

En su discurso, también mencionó al expresidente Iván Duque, asegurando que dejó al país con un índice de pobreza del 36%, cifra que, según explicó, se logró reducir en apenas un año de su administración (entre 2022 y 2023). Detalló que, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la reducción de la pobreza se debió en gran parte a los ingresos laborales de los colombianos, con una incidencia del 80%.

En su discurso, Petro destacó que el aumento significativo del salario mínimo fue crucial para la reducción de la pobreza. También criticó que, a pesar de que Colombia es uno de los países con más horas de trabajo semanales, es uno de los menos productivos.

“No fue sino porque aumentamos el salario mínimo, porque disminuimos el ascenso de los precios de los alimentos y porque insuflamos capital a la economía popular, que no se mide en ingresos laborales, pero que en el Dane sí se refleja, que la pobreza en Colombia se redujo en un 10%,” detalló Petro. Quien festeja haber "reducido" la pobreza mediante la firma de un decreto.

El presidente afirmó que para lograrlo es esencial establecer un acuerdo nacional que involucre al “pueblo”. Advirtió que dicho acuerdo no debe ser utilizado para frenar las reformas de su gobierno, pues, según él, estas están demostrando "ser efectivas".

El discurso de Petro provocó críticas entre la oposición. El senador Miguel Uribe, durante la instalación del nuevo periodo legislativo, cuestionó la visión del presidente sobre la situación del país, calificándola de “no existente”.

Presidente, usted vino a hablar de sueños y fantasías, supongo que es porque pasa más tiempo soñando que despierto. La realidad de los colombianos es otra”, afirmó Uribe.

Argumentó que muchas familias no logran cubrir sus necesidades básicas al final del mes y que más de un millón de personas han dejado de comer tres veces al día. “Hoy hay más colombianos con hambre”, precisó.


Seguir Leyendo

Colombia

Descubren in fraganti al presidente socialista de Colombia, Gustavo Petro, engañando a su mujer con un travesti

Publicado

en

El ex líder terrorista defendió su "derecho a la intimidad" y acusó de "nazis" a quienes lo critican por su infidelidad. Además, amenazó al travesti para que no hable al respecto.

La figura del presidente colombiano y ex terrorista, Gustavo Petro, ha generado controversia en las redes sociales después de la difusión de dos videos donde se le observa tomado de la mano con un travesti mientras caminaba por el Casco Antiguo del centro histórico de Panamá, acompañado por tres escoltas.

Los videos muestran a un hombre con gorra y camisa blanca, con características físicas similares a las del mandatario colombiano, junto a una mujer vestida de azul que claramente no es su esposa, Verónica Alcocer, y que claramente es un hombre vestido femeninamente.

Muchos usuarios especularon sobre la identidad del hombre en los videos, que casualmente coincidió con la visita de Petro a Panamá para la toma de posesión del nuevo presidente panameño, Raúl Mulino. Inmediatamente, una catarata de tweets se preguntaban si era el mandatario colombiano.

Sin confesar su infidelidad pero confirmando que se trataba de él, Petro respondió a los comentarios con una declaración en su cuenta de redes sociales: "Yo soy heterosexual, pero jamás escucharán o leerán de mí una palabra transfóbica. Porque no solo dejaría de ser hombre, sino humano."

El presidente también criticó a quienes, según él, no respetan la intimidad de las personas y expresan comentarios supuestamente discriminatorios y homofóbicos. "Siempre he considerado que la intimidad es la última trinchera del ser libre, y conservaré este principio hasta mi último día", añadió, en un intento de defender su infidelidad.

Sin embargo, la publicación de Petro no logró detener las críticas y burlas en las redes sociales, y solo ayudó a confirmar que efectivamente se trataba de él, lo que llevó a una indignación generalizada de quienes cuestionan la infidelidad durante un viaje oficial y el uso de recursos estatales para fines personales.

El travesti visto en una relación romántica con el presidente colombiano es la presentadora trans colombiana Linda Yepes, con quien se le observa tomados de la mano y sonriendo afectuosamente.

Después del escándalo en el que fue implicado, Yepes ofreció una entrevista sobre el tema en el programa Despierta América de Univisión, donde no negó ni tampoco confirmó ser la persona del video, sin embargo, afirmó que había sido contactada por el equipo de Presidencia tras la publicación del video para que no hable del tema.

"El equipo de Presidencia no me deja que dé detalles, estuve en Panamá, pero no puedo decir si soy o no la del video. Voy a estar aquí dispuesta para ustedes para cuando me permitan hablar", declaró, generando aún más controversia en las redes sociales en lugar de aclarar los rumores de infidelidad.

"Todavía no puedo ofrecer detalles ni una respuesta definitiva debido a las amenazas que estoy recibiendo", subrayó la presentadora.

Seguir Leyendo

Colombia

Una historia de dictadores y terroristas: Gustavo Petro se reunió en Caracas con Nicolás Maduro y defendió las elecciones fraudulentas

Publicado

en

El ex terrorista devenido en presidente de Colombia viajó a Caracas para reunirse en persona con su jefe político, el dictador chavista de Venezuela, Nicolás Maduro.

El Palacio de Miraflores fue escenario este martes de un encuentro que no pasó desapercibido. El presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, protagonizaron una reunión en Caracas, capital del régimen castrochavista.

Se trata de la quinta reunión que mantienen en dos años, pero esta quizás fue la de mayor envergadura. El exterrorista de M-19 viajó a Venezuela en un momento clave, donde Maduro se está disputando la continuidad de su régimen en unas elecciones que está fraudulentando para legítima su poder.

El pacto entre Maduro y Petro se centró en el supuesto apoyo mutuo a la "paz y estabilidad política, social y económica" en ambos países. Sin embargo, detrás de este gesto de cordialidad se esconden una serie de críticas y especulaciones sobre la postura de la figura presidencial colombiana frente al régimen chavista.

Durante el encuentro, Petro no dudó en criticar el bloqueo que ha sufrido la oposición venezolana para inscribir sus candidaturas en las próximas elecciones presidenciales, calificándolo como un "golpe antidemocrático".

Maduro no lució sorprendido por los dichos de Petro, indicando que le había anticipado que debía repudiar las inhibiciones para no quedar mal frente al plano internacional. Sin embargo, estas críticas no se tradujeron en acciones concretas por parte del mandatario colombiano, quien expresó su compromiso con la "paz política" en Venezuela a pedido de Maduro.


Además, las declaraciones posteriores al encuentro generaron suspicacias entre quienes ven en Petro una figura demasiado complaciente con un régimen autoritario como el de Maduro.

Se han despertado una serie de interrogantes sobre la postura del mandatario colombiano frente al gobierno venezolano. Mientras algunos interpretan este gesto como una muestra de buena voluntad y disposición al diálogo, otros lo ven como una clara señal de debilidad y falta de firmeza en la defensa de los valores democráticos y los derechos humanos.

Adherido a esto, se tocaron temáticas como el conflicto palestino-israelí, en la que por supuesto reinó el antisemitismo, y tanto Maduro como Petro condenaron al Estado de Israel por defenderse de los ataques de Hamás.

Por último, se abordó el tópico Haití, y para sorpresa de nadie, primaron las tácticas resolutivas por su ausencia, y simplemente se relegaron a "valorar positivamente el accionar del CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)".

A pesar de las "declaraciones conciliatorias y los gestos de colaboración", la realidad sobre el terreno muestra una situación muy diferente. En Venezuela, la situación política y económica continúa deteriorándose bajo el régimen autoritario de Maduro, con una creciente represión contra la oposición y una profunda crisis humanitaria que afecta a millones de venezolanos. La falta de libertades civiles y la violación sistemática de los derechos humanos son problemas que persisten sin solución a la vista.

En cuanto a Colombia, el país enfrenta desafíos internos significativos, incluyendo la persistencia de grupos armados ilegales, el narcotráfico y la corrupción. Petro ha dedicado sus primeros dos años a hacer turismo internacional y no ha hecho nada para promover la paz como había prometido en campaña.

El encuentro entre estas dos figuras en Caracas marca un antes y un después en la región, ya que Maduro se anota una victora en el plano internacional poniendo a Colombia, con todo lo que eso significa, de su lado.

Mientras tanto, los observadores en la región continúan vigilando de cerca los desarrollos en ambos países pero están lejos de hacer una oposición real a la dictadura en Venezuela y de frenar que ocurra lo mismo en Colombia.


De Agustin Ulises Ferrin, para La Derecha Diario.


Seguir Leyendo

Tendencias