Conecte con nosotros

Ecuador

Elecciones en Ecuador el 7 de febrero: ¿Quiénes son los favoritos en una de las elecciones más importantes del año?

En tan solo 10 días se celebrarán elecciones presidenciales en Ecuador en donde tres candidatos llegan como favoritos para ganar las elecciones. Ellos son el empresario centro-derechista Guillermo Lasso, el indigenista Yaku Pérez y el correísta Andrés Arauz.

Publicado

en

El próximo 7 de febrero se celebrarán las elecciones presidenciales en Ecuador, una de las más importantes de su historia, ya que pondrá a prueba al electorado entre volver al correísmo más de izquierda, mantenerse en el camino del centro o si finalmente dar un corrimiento hacia la derecha.

Con
una enorme cantidad del electorado inconforme con las candidaturas
presidenciales, el país decidirá entre el continuismo estatista que acabará con
la dolarización, el progresismo, ambientalismo, indigenismo y
sumisión al globalismo, o una alternativa de centro-derecha pro-mercado. 

De un total de 16 candidatos, son tres las candidaturas que tienen posibilidades reales de llegar a la presidencia:

  • Andrés Arauz (Centro Democrático – UNES)
  • Yaku Pérez (Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik)
  • Guillermo Lasso (Alianza CREO – Partido Social Cristiano). 
Actualmente las encuestas posicionan a Araúz 1°, Lasso 2° y a Pérez 3°, con un promedio de 25%, 20% y 10% respectivamente. Si ninguno llega al 40% con una diferencia de más del 10% del segundo, los dos primeros candidatos irán a una segunda vuelta. Este escenario de ballotage es el más probable, y lo que se disputará en esta elección es quienes 2 se enfrentarán el 11 de abril.

Ad

Andrés Araúz

El candidato correísta Andrés Arauz es sin lugar a dudas el más extremista, e incluso ha sido objeto de burlas a través de redes sociales, debido a algunas propuestas que distan de la realidad nacional y son realmente absurdas. 

Una de ellas es la promoción de la “minería inversa” en Ecuador, que consiste en la extracción de oro de los dispositivos celulares de los ciudadanos, con el objetivo de evitar la explotación minera en el país. El país no dispone de la infraestructura para realizar este plan y tampoco cuenta con la cantidad de equipos móviles que harían de la extracción de 0.035 gramos por dispositivo, una práctica rentable, por lo que la propuesta de Arauz carece de sentido. 

Además, ha sido uno de los más acérrimos críticos de la divisa estadounidense, a través del “Observatorio de la Dolarización”. Al igual que su líder (y verdadera
cara del movimiento), Rafael Correa, Araúz considera que haber abandonado el sucre,
moneda con alta inflación que fue descartada por el dólar, fue un error. 

Sin embargo, desde que empezó la
campaña electoral, se ha alejado de esta posición, probablemente debido a que un amplio sector de la sociedad ecuatoriana rechazaría esta medida. Incluso los sectores más de izquierda defienden el sistema del dólar.

Aunque esta opción de izquierda no se ha caracterizado por el progresismo
como parte central de su accionar, durante este proceso electoral han promovido varias ideas de este sector, como parte de su estrategia de captar a un mayor número de electores. 

Ad

Yaku Pérez

Por su parte, el candidato por Pachakutik, Yaku Pérez, ha tomado popularidad de mayor forma a nivel nacional desde lo sucedido en octubre del 2019, periodo en que fue uno de los protagonistas de las violentas protestas marxistas que destruyeron Quito y paralizaron al país entero. 

Con este discurso de insurrección, y la
supuesta lucha contra la minería (solo contra aquella que es legal), Pérez ha logrado captar el voto sobre todo de la juventud progre y aquellos de la
izquierda más radical. 

Si bien tanto en el debate presidencial, como en todas
sus apariciones públicas recientes, se ha mostrado más moderado, e incluso
ha confrontado al correísmo, Pérez promueve el socialismo económico y progresismo cultural en su plan de gobierno

Además, es uno de los mayores
representantes de la agenda pro-aborto en el país, y propone realizar una consulta popular sobre este tema,
en caso de obtener el triunfo en estos comicios.

Ad

Guillermo Lasso

El candidato Guillermo Lasso, en su tercera carrera por la presidencia, se perfila como la
opción más cercana a la derecha
que permita vencer al correísmo. 

A pesar de su derrota en los pasados comicios presidenciales del 2017 (los cuales mostraron claros indicios de fraude electoral), Lasso ha
mantenido una base de votantes significativa. 

El empresario se ha pronunciado a favor del porte legal de armas, y entre sus propuestas destacan medidas como la reducción del gasto público, la eliminación de impuestos “regresivos”, reformas para la flexibilización laboral, reformas al sistema sanitario, renegociación de los contratos petroleros, entre otras. 

Lasso es el único candidato que propone enfrentar a la inseguridad, e incluso se ha mostrado a favor de la desregulación de las armas para que los ecuatorianos puedan defender su vida de la delincuencia. Hoy los delincuentes tienen todos las armas y la ciudadanía está indefensa, con una policía sin recursos suficientes e ineficaz para enfrentar a la inseguridad.

Este candidato ha sido muy criticado por los sectores correístas, ya que argumentan que la llegada de Lasso a la Presidencia de Ecuador sería equivalente a la continuidad del “morenismo” (políticas del actual presidente Lenín Moreno), pese a que fue el propio Rafael Correa quien impulsó a Moreno para llegar al poder.

Aunque la figura de Guillermo Lasso es la opción que podría acabar con varios años de correísmo en el poder, algunos de sus candidatos a nivel legislativo mantienen posturas cercanas al progresismo, lo que podría generar problemas similares a los ocurridos en Chile, donde las autoridades de centro-derecha han terminado apoyando medidas de izquierda impulsadas por sus propios diputados.

Ad

Además de los mencionados, tras el debate presidencial realizado durante este mes, dos figuras cobraron una relativa importancia

  • Xavier Hervas, de la Izquierda
    Democrática,
  • Pedro Freile, del Movimiento Amigo. 

Ambos se han mostrado
muy flexibles hacia la apertura de mercados
, aunque Hervas abandera un
partido que busca captar el voto progresista de Pérez o Arauz, pero sin su tono combativo.

Por otro lado, Pedro Freile ha sido muy liberal en sus propuestas y, si bien
es cierto que no será suficiente para captar el voto de la derecha, podría convertirlo en una opción a considerar en futuros comicios

Se espera que muchos de los votantes más liberales de terminen decantando por Guillermo Lasso, con el objetivo de no dividir el voto y enfrentar al correísmo de manera sólida.

Ecuador tiene una importante decisión en sus manos. Aunque no exista una
alternativa de derecha pura, se definirá el camino a seguir durante los próximos cinco años: el agrandamiento del Estado con funciones absurdas, una burocracia
infinita, una justicia social injusta y en contra de la sociedad, y una ciudadanía indefensa; o una mayor apertura que permita guiar a Ecuador hacia el desarrollo, y con una población que pueda defenderse de la
delincuencia
.


Por Israel Vega, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Ecuador

Primeros 100 días: Lasso elimina los privilegios de la casta política y reduce el empleo público

Publicado

en

Los altos funcionarios perderán la seguridad personal tras del el Estado, se reducirán los gastos del ejecutivo y se prohíbe explícitamente el nepotismo en las designaciones gubernamentales.

Esta semana pasaron los primeros 100 días del gobierno del liberal Guillermo Lasso en Ecuador y si algo que le ha hecho marcar distancia con sus predecesores, es su posición frente a los privilegios que mantiene la clase política ecuatoriana, incluyéndose a él y su familia.

Algunos de los privilegios que eliminó son:

  • Seguridad personal pagada por todos los ecuatorianos para la familia del presidente y vice-presidente incluso después de finalizado su mandato;
  • Seguridad personal para ex presidentes y vicepresidentes;
  • Salario vitalicio para presidente y vice-presidente (aún no se ha eliminado pero se plantea su eliminación);
  • Más de 900 empleados para el Palacio Presidencial;
  • Aviones presidenciales: Embraer Legacy 600 y Falcon 7X valorados en 80 millones de dólares (El Falcon 7X fue pagado con una deuda de 50 millones para el Ecuador);
  • Funcionarios con autos sin placas;
  • Gastos de adecuación del palacio presidencial financiados por todos los ecuatorianos (Se han llegado a costear yacuzzies dentro del palacio, etc);
  • Nepotismo en entidades no relacionadas directamente con el ejecutivo.

Para combatir esto, decidió predicar con el ejemplo y marcar distancia desde el primer día de mandato y es así que su cambio de mando le costó al país 10 veces menos de lo usual. Mientras Correa y Moreno gastaron cada uno 1,5 millones de dólares en su posesión, Lasso gastó apenas 125.000 dólares.

Pero el cambio más radical, fue la firma de sus primeros decretos, entre los cuales se encontró el código de ética que busca limitar el accionar de los funcionarios públicos.

Entre las prohibiciones más relevantes del código de ética están:

  1. El nepotismo (“Aun cuando la ley no prohíba la designación de familiares en otras entidades” art.3);
  2. Que los familiares de funcionarios públicos estén en contratación directa o indirecta con el Estado;
  3. La contratación para fines ajenos a la descripción del cargo;
  4. La firma de contratos con cláusulas reservadas;
  5. Los retratos de autoridades u organizaciones dentro de entidades publicas;
  6. Cualquier evento privado dentro de las instituciones públicas: Ej. Fiestas para funcionarios y autoridades;
  7. La utilización de vehículos sin placa por parte de los funcionarios del Estado.

También dispuso donar el salario presidencial por completo a diferentes fundaciones, incluyendo el salario vitalicio en el caso que no se elimine. Aunque, ya ha mostrado interés por eliminarlo también.

Asimismo, será el primer presidente en no habitar el lujoso palacio presidencial, dado que decidió vivir en su propia casa apenas termine su construcción. Hasta tanto, decidió financiar él mismo las adecuaciones del palacio presidencial en lugar de pasarle la cuenta al gobierno nacional, como es la costumbre. 

Además, comenzó la reducción de los empleados del palacio presidencial para llegar a 450 hasta finalizar este año, dado que cuando entró el Palacio contaba con más de 900 personas.

También le quitó la seguridad pagada por el Estado a la familia presidencial y vice-presidencial, esto aplica también para los familiares de los ex-presidentes. Asimismo, se dispone que la seguridad para ex-presidentes solo dure un año, y en el caso de los vice-presidentes por el lapso de 6 meses, pero siempre y cuando no salgan del país.

Fuera del país se les quitará la seguridad, este decreto fue una respuesta a la salida de Lenín Moreno del país.

Adicional a todo lo anterior, en su último decreto se prohíbe a sí mismo utilizar el Avión presidencial Legacy EMB-135 BJ (al menos que sea estrictamente necesario) y lo pasa a manos del Ministerio de Defensa para que éste se encargue de efectuar su venta.

A pesar de todo esto, el reto más grande es el de reducir el número de asambleístas, proyecto que fue propuesto por el asambleísta Fernando Villavicencio, quien propone reducir el número de representantes a 70, esto antes que aumenten a 156 como manda la constitución ecuatoriana, debido al crecimiento de la población.

Esta reforma incluiría la eliminación de los salarios para asambleístas y reemplazarlo por dietas que vayan acorde a los proyectos trabajados, reduciendo considerablemente el gasto público.


Por Jeremy Uzca, para La Derecha Diario

Seguir Leyendo

Ecuador

¿Lasso privatiza la justicia? Ecuador vuelve al CIADI y permite el arbitraje privado para mediaciones

Publicado

en

El nuevo gobierno de centroderecha en Ecuador continúa con sus reformas liberales y publica un nuevo Reglamento a la Ley de Arbitraje y Mediación que le da más poder a los tribunales privados de resolución de conflictos.

En el marco de la reapertura comercial del Ecuador, el presidente liberal Guillermo Lasso logró reinsertar al Ecuador dentro del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) con la finalidad de crear un marco de seguridad jurídica para la atracción de inversionistas internacionales.

Para lograrlo, mandó el Decreto 122 que ratifica el convenio del CIADI, a pesar del ataque recibido por parte de la oposición que aseguraba que esta decisión atenta contra la soberanía nacional, alegando a los motivos por el cual el país abandonó el convenio en el año 2009, bajó el mando del ex presidente comunista Rafael Correa, quien actualmente está prófugo de la justicia ecuatoriana.

Para complementar está decisión el primer mandatario firmó también esta semana el Decreto 165, el cual ha recibido críticas por parte de toda la izquierda que afirma que con este decreto se está privatizando la justicia.

Pero, ¿Está realmente Lasso privatizando la justicia? ¿Qué dice el Decreto 165?

Este decreto es el Reglamento a la Ley de Arbitraje y Mediación y dota de independencia y autonomía a los tribunales arbitrales, a los que la izquierda hace referencia como tribunales privados ya que median entre privados antes de llegar a juicio.

Estos arbitrajes privados no estarán sometidos a orden, disposición o autoridad alguna que menoscabe sus atribuciones según lo estipulado en el artículo 1 del reglamento, donde indica que queda prohibido que cualquier autoridad estatal ejerza control o interfiera en sus funciones.

Por otra parte, en su Artículo 10, “Libertad de regulación de las actuaciones”: Se dota de toda libertad para que las partes pacten y determinen libremente las reglas procesales a las que se sujetaran en el tribunal de arbitraje.

Incluso, este decreto permite que estos arbitrajes privados puedan mediar en casos con el Estado y entes del sector público. Garantizando así la independencia de la justicia para ambas partes.

Lasso no está privatizando la justicia, pero está sacándole la corrupta intervención estatal al sector privado en la resolución de sus conflictos judiciales que pueden ser resueltos en mediación.


Por Jeremy Uzca, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Ecuador

Guillermo Lasso lleva a cabo la mayor reducción de aranceles de la historia de Ecuador

Publicado

en

El flamante presidente ecuatoriano cumple su promesa de campaña y reduce los aranceles de 667 productos, la gran mayoría a 0%, generando un boom comercial en el país.

El pasado viernes 9 de Julio, el presidente Guillermo Lasso firmó el Decreto Ejecutivo Nº 68, en la sesión del Comité de Comercio Exterior (COMEX). Este decreto, que entró en efecto este 1ro de agosto, establece la nueva Política Pública de Facilitación al Comercio y Agenda de Competitividad, que establece la primera reforma arancelaria del nuevo gobierno liberal.

El objetivo de esta política se detalla dentro del Decreto y es el de “mejorar la calidad de vida de los ecuatorianos y fortalecer la competitividad del agro y la industria del país con la revisión de tarifas y aperturas arancelarias y simplificación de los trámites”.

Esto llevará también a que varios productos que los ecuatorianos compran todos los días atraviesen una fuerte rebaja en sus precios al consumidor, estimulando el consumo y beneficiando a la economía en su conjunto. Por lo menos el 10% de los bienes de consumo se verán afectados por este beneficio arancelario.

El ministro de Producción Julio J. Prado afirmó que la reforma reduce las tasas arancelarias a 667 productos de los cuales 590, es decir el 88%, pasaron directamente a tener 0% de arancel

Hasta el 2019, el Ecuador contó con una tasa arancelaria aplicada promedio de 8,11%, unas 2,77 veces más que su vecino Colombia, o lo que es peor, 11 veces más que su otro vecino Perú, donde la tasa es de apenas el 0,73%.

Esta medida vuelve más competitivo al país, mientras beneficia a 81 sectores productivos. Lo que Lasso estuvo dispuesto a hacer, aunque esto signifique un sacrificio fiscal para el Estado de US$ 180.3 millones, resulta positivo para 6.381 empresas que importan al país y generan 560.555 empleos en Ecuador, el equivalente a 1 de cada 5 empleos formales.

Esto según las palabras del ministro Prado la vuelve a esta reforma arancelaria, “la más importante y más grande de la última década”. Con esto Lasso estaría acercándose más al cumplimiento de uno de sus eslóganes de campaña que fue: Más Ecuador en el mundo y más mundo en el Ecuador.

El Gobierno planifica también una nueva etapa de reducción arancelaria para que a mediano plazo más productos e insumos industriales ingresen al país a menores costos.


Por Jeremy Uzca, para la Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending