Seguinos en redes

Ecuador

Golpe de Estado Ecuador: El terrorismo indígena atacan camiones de alimentos, ambulancias, centrales eléctricas y suministro de agua

Publicado

en

Los terroristas indígenas piden más salud y atacan ambulancias, piden menores precios de alimentos y atacan camiones de alimentos, y tratan de destruir el gobierno de Lasso.

Si uno ve el mapa, Ecuador es un oasis en medio de un subcontinente cada vez más teñido de rojo. No obstante, aunque parezca que el triunfo de Lasso en 2021 solucionó los problemas del país, la realidad es otra. Ecuador está en medio de un golpe de Estado orquestado en nombre de la “lucha indígena”.

En teoría, el “Paro Nacional” lucha contra el elevado costo de vida, la falta de medicinas en los hospitales públicos y la falta de empleo. Pero en la práctica, por medio de amenazas, los paralizadores no dejan trabajar a la sociedad civil.

Lo que están alegando es buscar más trabajo, más salud y más educación, pero han cerrado los colegios, bloquean y destruyen las ambulancias, y no permiten trabajar a la gente. Si un taxi se atreve a salir, lo prenden fuego, si un bus se atreve a transitar, lo sacan a palazos, tanto al vehículo como a los pasajeros.

Los taxis han sido incendiados, los buses y los pasajeros abordo detenidos a palazos. Ni las ambulancias se han salvado. Dada la escasez, que ha causado la falta de circulación de vehículos, los precios se han encarecido. De manera que mientras exigen pagar menos, obligan al pequeño comerciante a vender a más.

Y lo más contradictorio es que han llegado a destruir, desperdiciar y desparramar alimentos básicos, incluida la leche, en un país donde 27% de niños menores de 2 años sufre desnutrición crónica. La situación es aun peor para la la niñez indígena: 39% padece desnutrición crónica.

En lugar de garantizar alimentos a la comunidad, manifestantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), le negaron el acceso a conductores y pasajeros de 600 camiones de alimentos y vehículos particulares.

Un centenar de militares se dirigieron hasta la ublicación para liberar a los civiles y los alimentos para la población, pero fueron emboscados, atacados y golpeados brutalmente por los terroristas de la CONAIE.

Sucedió la noche del jueves 23 de junio, en las afueras de Quito, en Nanegalito. Decenas están heridos, 17 están en estado grave de salud y al menos 5 están secuestrados.

Luego de 11 días de movilizaciones la violencia no ha disminuido, al contrario. Estos incidentes sucedieron nada menos que después que el gobierno cedió ante varias de las demandas de los indigenistas, entre ellas entregar la Casa de la Cultura (CCE).

Pues la policía tomó el control del lugar luego que recibieron una denuncia de actividad irregular ahí un domingo por la noche. La izquierda política llamó “dictadura” a esta medida.

No obstante, pasa por alto como la CCE sirvió como centro de operaciones para el movimiento indigenista en octubre del 2019, cuando soplaron las “brisas bolivarianas” en Ecuador, Chile y Colombia. Allí mantuvieron secuestrados a policías y civiles.

De manera que para buena parte de la sociedad civil fue indignante ceder ante el terrorismo. Pues en lugar de facilitar el acceso el diálogo, envalentonó a los paralizadores y el tiempo les dio la razón.

Pero no se quedaron de brazos cruzados. Ciudades como Ambato y Quito se levantaron contra el vandalismo, el chantaje y el terrorismo. En Ambato los supuestos defensores del agua y el medio ambiente contaminaron el agua de la ciudad. También intentaron quitarle suministro eléctrico a la población pero, fueron detenidos.

Quito por su parte llenó las calles con la bandera del Ecuador y una bandera blanca como símbolo de paz, un reclamo cada vez más recurrente como alternativa a la violencia que se vive.

A diferencia de las marchas indigenistas, en las marchas en defensa de Quito, se canta el himno y se ondea la bandera nacional. Pues ese está al servicio de la patria. Como tal, la policía y las Fuerzas Armadas son celebradas con aplausos y palabras de gratitud por los manifestantes a lo largo de la ruta.

La ideología detrás de la paralización

Tal como opera Black Lives Matter en Estados Unidos, el indigenismo desde México hasta Argentina busca aplicar la lucha de clases del socialismo a la guerra étnica.

Chile y Argentina conocen bien lo que es el indigenismo y su funcionalidad al separatismo, por medio de los mapuches. En el caso de Ecuador, es aun más intenso en cuanto las poblaciones no se limitan a una región y numéricamente son muchos más.

La interseccionalidad del neomarxismo propone no una resolución de conflictos sino, lo que en términos orwellianos sería, la guerra perpetua. Pues, a diferencia de los supuestos “transraciales” y “transgénero”, las personas no pueden modificar su sexo ni su grupo étnico.

Aquí juega a su vez un rol clave el determinismo darwiniano y su funcionalidad al socialismo. Al ser el libre albedrío un concepto cristiano, el materialismo marxista lo rechaza y adopta la idea que para la lucha de clases el que nace pobre muere pobre. Pues ya está genéticamente comprometido para ese fin. Al no poder valerse por sí mismo, entonces el pobre debe depender del Estado o bien de la revolución, según la etapa en la cual esté.

Esta teoría aplicada al indigenismo, hará que el indígena, sobre todo el rural, crea que él es pobre porque otro es rico y que no podrá salir de la pobreza. Ya que esa es su supuesta condición de nacimiento.

Comunismo indoamericano o barbarie” amenazó Leonidas Iza, líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) en su obra Estallido.

Con el triunfo del exguerillero Gustavo Petro en Colombia, Ecuador pareciera ser de los pocos rincones que no sucumbieron ante la izquierda radical en la región. Sin embargo, la realidad es otra.

El presidente Lasso insiste en no ser ni de izquierda ni derecha. Y su gobierno lo ha demostrado. Bajo la consigna “Gobierno del encuentro”, por quedar bien con todos, no queda bien con nadie.

Sin embargo, en las manifestaciones por la paz, el respaldo al mandatario fue unánime. Lo mismo sucedió con las Fuerzas Armadas y Policía.

Ecuador

Derrota de Lasso en Ecuador: Perdió los 8 referéndums para mejorar la Seguridad y reducir el tamaño del Congreso

Publicado

en

A pesar del lento escrutinio, el resultado ya es irreversible y mostró el rechazo ciudadano a las enmiendas propuestas por el Ejecutivo.

El presidente derechista Guillermo Lasso llegó al poder en 2021 con una insólita alianza con partidos socialdemócratas e indigenistas que esperablemente se derrumbó en los primeros años de su gobierno.

Desde entonces, el mandatario ecuatoriano sufre un bloqueo en el Parlamento que le ha impedido pasar las leyes más importantes de su agenda política, especialmente las relacionadas a la Seguridad. Por ello, Lasso apostaba con superar el bloqueo a través de un referéndum con ocho enmiendas que servirían para convertir en ley sus propuestas.

Pero los resultados oficiales demuestran un revés político, dado que el rechazo a las preguntas consultadas ha prevalecido en todas las categorías, dejando a Lasso sin la posibilidad de impulsar ninguna de las 8 reformas que quería.

La jornada electoral inició a las 07:00 del domingo con la instalación de las juntas receptoras del voto en los 4.380 recintos que el Consejo Nacional Electoral (CNE) instaló en todo el país. Según los reportes de las autoridades electorales, el 80% de los más de 13 millones de votantes acudieron a las urnas.

Sin embargo, los resultados tardaron varios días en procesarse, y el conteo fue excepcionalmente lento. Recién este martes por la mañana, los resultados se volvieron irreversibles, y el “No” triunfó en todos los segmentos del referéndum.

Las 8 preguntas

Con el 93,16% de avance en el escrutinio, la primera pregunta consultaba para permitir la extradición de ecuatorianos que hayan cometido delitos relacionados con el crimen organizado transnacional en otros países. Tuvo el 48,5% de los votantes a favor del “Sí” y 51,4% a favor del “No”.

Entre otras cosas, Lasso buscaba con esta reforma poder repatriar al ex presidente Rafael Correa, buscado por la justicia por el Caso Sobornos 2012-2016, por el cual tiene una condena a 8 años de prisión. Actualmente reside en Bélgica, donde Ecuador no puede pedir la extradición.

La segunda pregunta era referente a realizar cambios en el Consejo de la Judicatura y de la Fiscalía General, con el propósito de brindarle mayor autonomía a estas instituciones para desacoplarla de la política. El “No” se impuso al “Sí” con el 57%. El escrutinio en este caso llegó al 87%.

La tercera pregunta, una de las más importantes, consultaba para firmar una reducción de legisladores en el Congreso. Con esto se lograría desburocratizar el Poder Legislativa, reducir el gasto público y fomentar la democracia representativa.

A pesar de la baja aceptación popular del los actuales diputados, y que todas las encuestas indicaban que la población apoyaba ampliamente reducir la cantidad de bancas, la votación mostró un 54,3% a favor del “No”, cuando las actas se han escrutado en un 72,6%.

La pregunta cuatro, establecía un nuevo reglamente partidario, y establecería un número de afiliados mínimo para poder conformar un partido político en Ecuador. Además, se conformaría un registro de sus miembros auditado periódicamente por el Consejo Nacional Electoral. Con esto, Lasso buscaba cerrar un vacío legal que le permite al correísmo crear constantemente partidos satélites que lo benefician en las urnas. Al 68,3% escrutado, el “No” ganó con el 55,6% de los votos válidos.

La quinta y sexta pregunta, ambas referentes al cambio de forma de elección autoridades de control, promovía la modificación de atribuciones del Consejo de Participación Ciudadana, que está siendo tomado por el correísmo. El “No” alcanzó el 59% de los apoyos en ambos casos. Hasta ahora, el escrutinio de las dos interrogantes está en el 62% y 61%, respectivamente.

Las dos últimas preguntas planteadas por el Ejecutivo tenían como tema principal el cuidado del Medio Ambiente, y afortunadamente fueron rechazadas. La interrogante siete buscaba enmendar la Constitución para que se incorpore un subsistema de protección hídrica al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Por su parte, la última pregunta pretendía entregar compensaciones estatales a las personas que generaran servicios ambientales, como una manera de promover el cuidado del Medio Ambiente. En ambas preguntas, escrutadas en un 59%, el “No” ganó con el 56,7% y el 57,4%, respectivamente.

Elecciones Subnacionales

A esta derrota se suman los resultados mixtos de las elecciones subnacionales, que fueron celebradas simultáneamente con el referéndum. El correísmo ganó las alcaldías de Quito y Guayaquil, las ciudades más importantes del Ecuador, y las prefecturas de las provincias más pobladas del país: Pichincha, Guayas y Manabí; mientras que Lasso ganó en Samborondón y Daule.

Cabe aclarar que el Partido Social Cristiano (PSC) perdió el control de su bastión más importante después de manejar la ciudad de Guayaquil por tres décadas con León Febres-Cordero y Jaime Nebot, pero porque el propio Nebot está peleado con Lasso y en 2021 se unió a la bancada de Correa en el Congreso, en contra del oficialismo.

Incluso Lasso atacó con dureza a la candidata de Nebot en Guayaquil, Cynthia Viteri, durante la campaña. “No les voy a decir por quién voy a votar para la Alcaldía de Guayaquil, pero sí por quién no votaré. No votaré por quién ha destruido las finanzas de la ciudad”, dijo en referencia a la candidata del PSC.

La elección deja en una posición muy vulnerable a Lasso. Su Gobierno ha recibido un golpe demoledor, dado que su partido CREO por poco ha desaparecido como movimiento político de la faz del Ecuador, y porque está en un callejón sin salida en la Asamblea.

Lasso convocó la consulta en el peor momento de todos, luego de desperdiciar ocasiones de oro, cuando gozaba de alta popularidad el año pasado después de sacar a Ecuador de la crisis de la pandemia.

Ahora, los roces de la política han vuelto, y su posición se ha desgastado a lo largo del 2022. En el Congreso, tras romper del todo con el PSC, se aprobó la creación de la Comisión Multipartidista para tramitar el caso ‘Encuentro’, más conocido como el ‘Gran Padrino’, donde se lo quiere señalar a Lasso como el jefe de una banda mafiosa.

Además, el jefe indígena Leonidas Iza calienta las calles desde fin del año pasado. Y ahora que el correísmo tendrá el control de Quito, tendrá vía libre para instalarse en la ciudad y lanzar una nueva ola de protestas. La izquierda ahora quiere su propio “estallido social” en Ecuador.

Seguir Leyendo

Economía

El presidente Lasso eliminó completamente el déficit fiscal en 20 meses de gestión

Publicado

en

El Gobierno ecuatoriano estabilizó las finanzas públicas y retornó al superávit fiscal por primera vez desde el año 2012. Con la inflación estabilizada y el desempleo en mínimos históricos, la economía se abre paso al crecimiento.

El Banco Central de Ecuador anunció que el déficit fiscal del Gobierno nacional fue completamente eliminado hacia el segundo trimestre del año pasado, y para el tercer trimestre se registró un superávit financiero del 0,1% del PBI.

El Estado ecuatoriano no solamente es solvente para financiar el grueso de sus erogaciones corrientes y gastos operativos, sino que además alcanza a cubrir completamente el costo de los servicios por la deuda pública.

La solvencia patrocinada por el Gobierno le permitió al país una gradual pero sostenida reducción del índice de Riesgo País, que cayó de los 1.945 puntos básicos en noviembre del año pasado a los 1.213 en enero de 2023. Este hecho abarata no solamente el crédito disponible para el Estado en el mercado de capitales internacional, sino también para familias y fundamentalmente empresas. 

Asimismo, la holgura fiscal permitió empezar el año 2023 con una reducción del stock de deuda pública en dólares, que se redujo de los US$ 4.388,92 por persona a los US$ 4.340,72 entre diciembre de 2021 y diciembre de 2022.

Es la primera vez en que se produce una baja de la deuda pública desde 2010, después de una década de constante crecimiento durante la década correísta. El stock de deuda se redujo del 62,64% del PBI al 58,9% según las estadísticas del Fondo Monetario Internacional, y las proyecciones indican que seguirá bajando durante los próximos 5 años. 

El presidente Guillermo Lasso asumió el cargo con una herencia de déficit fiscal en torno al 7,43% del PBI según las estadísticas del banco central, y en solo 20 meses de administración lo eliminó por completo. El ritmo del ajuste fiscal promedió casi 1,25 puntos del PBI por trimestre. El gasto público se redujo en 1,36 puntos del PBI desde 2021, mientras que la recaudación total se incrementó en más de 6 puntos del producto. 

Con las finanzas públicas ordenadas, el stock de deuda en retroceso y el Riesgo País cayendo, el panorama para la economía de Ecuador se hace más previsible para la inversión y mejoraron las expectativas de crecimiento. 

Esto se produce porque cae el riesgo de insolvencia del Estado, se abarata el crédito al sector privado y se consolida la confianza en la estabilidad de las reglas de juego, y de entre todas ellas la dolarización es la más importante. Después de haber crecido un 4,2% en 2021 y 2,9% en 2022, el Banco Central de Ecuador estima que la actividad se expandirá hasta un 3% en 2023, mientras que para el FMI el crecimiento alcanzará el 2,7%. 

El retorno al crecimiento se produce en un contexto de estabilidad de precios. La inflación interanual alcanzó solamente el 3,74% en diciembre del año pasado, en línea con el promedio de los últimos 15 años. La tasa de desocupación retrocedió por debajo del 5%, y se consolidó en el nivel más bajo de los últimos 10 años.

Seguir Leyendo

Ecuador

Un hombre ecuatoriano cambió de género en su documento para quedarse con la tenencia de sus hijos

Publicado

en

El padre aseguró que la Justicia favorece a las madres y pidió que ahora se le permita disputar la custodia de sus hijos. Asociaciones trans quieren frenarlo para proteger las malas leyes feministas.

Un hombre en Ecuador se aprovechó de las delirantes leyes de género del país y, a pesar de no tener ningún problema con su identidad, decidió cambiarse de género en el documento personal de identidad para poder disputar la tenencia de sus dos hijas contra los reclamos de su ex esposa.

Se trata de René Salinas Ramos, quien actualmente está disputando la tenencia compartida con su ex esposa, y aseguró que decidió realizar el cambio de género para obtener una ventaja legal en la lucha por la custodia de sus hijas y no por motivos de identificación sexogenérica.

Según contó, la justicia le había denegado la posibilidad de pedir la custodia bilateral debido a que, gracias a la ley ecuatoriana, las mujeres tienen prioridad a la hora de pedir el cargo de cuidado personal.

Salinas Ramos realizó el trámite de cambio de género en su cédula de identidad en el Registro Civil de Azuay, al sur del Ecuador, donde simplemente dijo que quería ser identificado como una mujer, y gracias a una reciente reforma progresista en el país, no necesitó presentar ninguna evidencia o certificado médico que demuestre su disforia de género.

Cuando el caso llegó a los medios, el hombre redobló la apuesta, y sin ni siquiera intentar aparentar sentirse una mujer, dijo que le ha pedido a la jueza que ahora lo llame “madre de los hijos” y que “ya no podrán quitarle sus derechos parentales por ser hombre“.

Esta acción, según Salinas, busca que se considere el bien superior de los niños y que se deje de ver al varón como un proveedor. Además, ha calificado a este cambio como “una prueba de amor” para sus hijas, asegurnado que “está dispuesto a cualquier cosa para no perder el contacto con ellas“.

La realidad es que no solo la ley feminista es un desastre que permite estos abusos, si no que la justicia ha fallado injustamente en favor de la madre. Salinas ha contado que su ex mujer se llevó a sus hijas y hace tiempo que no las puede ver. Incluso, las pocas veces que las pudo ver, constató que fueron abusadas físicamente, y presentó la denuncia ante la policía.

A pesar de los argumentos de Salinas, la Junta Cantonal de Protección de Derechos le respondió que mientras se investiga la situación, en una causa que puede tardar años, “las niñas tienen que estar con su mamá”. Ahora, la justicia se encuentra en una encrucijada y se ha pedido unos días para decidir cómo continuar con el caso.

El cambio de género en el documento de identidad sin la necesidad de presentar pruebas de disforia de género ni un certificado médico se estableció en 2015, con una reforma a la ley registral que cambió la palabra “sexo” por “género” en la cédula de identidad para los ecuatorianos.

La normativa fue señalada como una victoria para la comunidad trans, pero ahora han estallado en críticas y apuntan contra el hombre por aprovecharse de sus “buenas intenciones“. Es un baldazo de agua fría para varios activistas LGBT, que han promovido que cualquier persona pueda cambiarse de género sin ningún bloqueo, y ahora se dan cuenta que no fue una buena idea.

La Asociación Silueta X, la Plataforma Nacional Trans Ecuador, el Observatorio GLBTI y la Federación Nacional de Organizaciones LGBT sacaron un comunicado donde repudian el accionar de Salinas Ramos.

Nos sorprende que un hombre visiblemente cisgénero, haya pasado con aparente facilidad el cambio de género opcional en la cédula, incluso cuando hemos denunciado que en la misma ciudad de Cuenca, se han presentado problemas para el reconocimiento del género y sexo de las personas Trans”, se quejaron.

Además, criticaron que Salinas Ramos está utilizando con otros fines que no fueron los que concibieron la norma. Por ello, las organizaciones han solicitado a la Corte Constitucional del Ecuador o a la Corte Nacional de Justicia que se pronuncien con una interpretación de la legislación sobre el cambio de género.

Seguir Leyendo

Tendencias