Conecte con nosotros

Ecuador

Trump ayudó a Ecuador a salir de la trampa de deuda china que había dejado el gobierno de Rafael Correa

A 3 semanas de las elecciones presidenciales, el Gobierno ecuatoriano firmó un acuerdo con la saliente administración Trump de 3.500 millones de dólares para reemplazar parte de su deuda externa con China y evitar la instalación de la red 5G china en el país.

Publicado

en

El Gobierno de Ecuador ha suscrito un acuerdo con la Corporación Financiera Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos (DFC, por sus siglas en inglés) por US$ 3.500 millones, con el objetivo de reactivar el sector productivo, promover proyectos de monetización de activos y cancelar la costosa deuda que mantiene el país con China.  

El plazo para pagar dicho crédito será de ocho años y tendrá una tasa de interés del 2,48% anual (2,25%+ libor). Todo esto, a cambio de que el país latinoamericano excluya a China y sus compañías de sus redes de telecomunicaciones. 

Es una línea de crédito que ha resultado “sorpresiva” para la mayoría de agentes relacionados al mundo financiero. Algunos analistas internacionales la consideran una atractiva estrategia por parte de Estados Unidos para atraer a Ecuador a su zona de influencia. 

El Ministro de Finanzas, Mauricio Pozo aseguró que será la primera vez que Estados Unidos firma un convenio de esta naturaleza con otro país, y agregó, que para el país sudamericano, este acuerdo es una manifestación de confianza de su mayor socio comercial”. 

Trump impulsó esta medida tan solo unos días antes de abandonar el gobierno, pero hace tiempo que venía observando a Ecuador como un buen candidato para quitarle un Estado vasallo a China.

Por su parte, el Director Ejecutivo de la DFC, Adam Bohler, expresó que el acuerdo es un enfoque novedoso para expulsar a China de Ecuador”, al mismo tiempo, aseguró que “se buscará evitar que un país autoritario ejerza influencia sobre otros países”.

Ad

La deuda de Ecuador con China data de la gestión de Rafael Correa, quien en 2008 declaró la moratoria en la deuda soberana, a pesar de contar con recursos para su pago. Correa justificó la acción, afirmando que la deuda era ilegítima, y acusó a los tenedores de bonos como “verdaderos monstruos”. 

De esta forma, Ecuador dio la espalda a Washington y acordó una serie de préstamos con China que aún forman parte de la deuda externa. Se entregaron al país asiático millones de barriles de petróleo como pago anticipado, con tasas de interés muy superior a las manejadas por los organismos multilaterales. 

Los fondos entregados por China se destinaron a diversas obras que jamás se finalizaron. Cabe destacar además que uno de los cómplices del endeudamiento de Ecuador es el actual candidato presidencial Andrés Arauz, quien formaba parte de la la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (actualmente denominada Secretaría Técnica de Planificación) durante la gestión correísta. 

Según el Ministerio de Finanzas, la deuda pública ascendió a US$ 60.049 millones hasta noviembre de 2020, que equivalen a 62,11% del Producto Interno Bruto (PIB). El reporte indica además que US$ 5.234 millones corresponden a la deuda con China.

Ad

El actual presidente, Lenín Moreno, ha criticado los acuerdos chinos como “opacos y perjudiciales” para el país. El gobierno ha renegociado varios términos de la deuda y el año anterior consiguió US$ 2.000 millones en nuevos fondos, procedentes de un banco chino.

Además, Ecuador recibió más de US$ 7,000 millones de organismos multilaterales para cubrir el déficit fiscal provocada por la pandemia, y para la reestructuración de la deuda externa, por lo que dichos recursos no fueron destinados al sector privado para ayudar a empresas en situación de riesgo. 

No cabe duda que Ecuador ha estado comprometiendo su soberanía con China a lo largo de estos años, a tal punto de convertirlo en su comprador único de petróleo. 

Se espera que con el reciente convenio suscrito con Estados Unidos, el país ecuatoriano logre pasar de una relación de dependencia a una relación de beneficio mutuo. 


Por Julio Layana, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Ecuador

Escandaloso: Lasso declara que el pase sanitario está por encima de la Constitución

Publicado

en

El mandatario ecuatoriano fue consultado sobre su postura en cuanto al pasaporte sanitario y generó polémica al responder que está de acuerdo.

El presidente de Ecuador, dijo en entrevista que nadie en el país está siendo obligado a vacunarse; no obstante, sí reconoció que el pase sanitario es requerido para ingresar a ciertos establecimientos o actividades. 

Cuando la entrevistadora le recrimina la inconstitucionalidad de la medida, Lasso no titubea al decir que la vida está por encima de la Constitución y la Ley.

Guillermo Lasso se vanagloria de sus posturas liberales y en favor de las libertades civiles, pero no ha dudado en implementar el pase sanitario, que obliga a los ecuatorianos a vacunarse si quieren ejercer sus derechos.

“En los centros comerciales y en los lugares públicos se va a exigir el carnet de vacunación como un mecanismo de protección colectiva de todos los ecuatorianos”, anunció a principio de año.

El 86% de la población ya cuenta con la primera dosis, mientras que el 76% ya completó la pauta de dos inyecciones. Además, 800.000 personas ya recibieron una dosis de refuerzo.

Ante estos datos, miles de ecuatorianos, incluyendo buena parte de sus votantes, expresaron su malestar por los dichos del jefe de estado a través de las redes sociales. No se entiende por qué el deseo de lograr la vacunación forzada de la totalidad de la población, si arriba del 70% ya es un buen número para lograr inmunidad de rebaño.

Seguir Leyendo

Ecuador

Cumbre Duque-Lasso: Colombia acordó reabrir fronteras y ayudar con la crisis carcelaria de Ecuador

Publicado

en

Los mandatarios se reunieron el fin de semana pasado y Duque aceptó repatriar a los presos colombianos en Ecuador, que suman a la gran cantidad de reos que tienen al sistema carcelario ecuatoriano colapsado.

El presidente de Colombia, Iván Duque y el primer mandatario del Ecuador, Guillermo Lasso, se reunieron el pasado domingo 21 de noviembre en el Palacio de Carandolet

Los mandatarios abordaron temas como: reapertura de fronteras, seguridad carcelaria, repatriación de presos, medioambiente e innovación. Duque y Lasso acordaron reabrir la frontera binacional a partir del próximo 1ro de diciembre, después de que haya permanecido cerrada desde marzo de 2020 por la pandemia de COVID-19.

La misma será estructurada y focalizada, para garantizar el control epidemiológico de los ciudadanos ecuatorianos y colombianos. Se acordó el cruce de carga sin restricciones, para contribuir a la reactivación económica.

Esta reapertura no es solamente un mensaje a las regiones de frontera sino también a la continuidad y conectividad de nuestras naciones”, dijo el presidente Duque en una rueda de prensa conjunta con el presidente Guillermo Lasso en el Palacio de Gobierno, en Quito.

En cuanto a la seguridad carcelaria se trató sobre la repatriación de 170 privados de la libertad colombianos desde Ecuador. Duque manifestó que por este proceso supone la activación de un protocolo continuo, regular y basado en fundamentos precisos para que esa repatriación opere oportunamente.

“Es importante iniciar con este proceso, para eso se requieren tres voluntades: la primera es del propio reo, la segunda, del Estado, en donde está cumpliendo la pena; y la tercera es el país de donde el cual él procede. Entonces, si hay esas tres voluntades se puede avanzar”, dijo Fausto Cobos, director encargado del sistema penitenciario en Ecuador. 

Actualmente, Ecuador atraviesa una crisis carcelaria. En la última masacre ocurrida este fin de semana pasado en la Penitenciaría de Guayaquil murieron 68 personas, algunas de las cuales no tenían sentencia condenatoria en firme.

“Queremos destacar el compromiso y respaldo que hemos asumido, junto a nuestra Fuerza Pública, para acompañar a Ecuador y a su Presidente, Guillermo Lasso, en materia de seguridad y lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y el terrorismo”, sostuvo Duque. 


Por Charly Castillo para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Ecuador

Lavandería del SUCRE: Cómo Alex Saab lavó miles de millones de dólares para Rafael Correa en Ecuador

Publicado

en

La pieza fundamental del esquema de corrupción del testaferro de Maduro está en Ecuador, donde con el SUCRE, Correa lavó más de US$ 2.000 millones entre 2010 y 2013.

En una de tantas reuniones en Caracas, Rafael Correa observaba con admiración a Hugo Chávez, mientras él se refería al SUCRE en un discurso a las cámaras. “Les pido a los venezolanos del sector privado y público, a los bancos públicos y privados, que juguemos duro con el SUCRE, no seamos mezquinos, es un mecanismo maravilloso, ustedes lo conocen, los invito a todos para que sepamos esta maravilla, nos estamos liberando de la dictadura del dólar a nivel internacional“.

Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE) es el nombre del sistema de transferencias de dinero de los países adheridos a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA). Nunca llegó a ser una moneda, pero si una unidad de cuenta virtual, creada por Chávez y Correa en 2008 para “gradualmente reemplazar al dólar en el comercio interregional.

El SUCRE sin embargo, y como era de esperarse, se convirtió en la mayor “lavandería” de América Latina, con transacciones financieras producto de la corrupción venezolana camuflándose fácilmente en exportaciones e importaciones ficticias a Ecuador que sumaron unos US$ 2.000 millones entre 2010 y 2013, a través de varias empresas asociadas a los distintos gobiernos socialistas.

El negocio consistía en comprar materiales de construcción en Ecuador desde empresas estatales venezolanas que pagaban en ese país en bolívares, pero el dinero al ser transferido del Banco Central de Venezuela al de Ecuador se convertía a dólares y con ello lavaban el dinero en el mismo Banco Central ecuatoriano.

Eran compra ficticias, se enviaban contenedores vacíos, se registraban como exportaciones, pero el dinero sí llegaba a las empresas contratistas, como el Fondo Global de Construcciones de Alex Saab y Álvaro Pulido.

Alex Saab, empresario colombiano que echó sus garras tanto en Venezuela como en Ecuador, fue identificado recientemente como el testaferro de Nicolás Maduro.

Luego de su arresto, fue extraditado a Estados Unidos desde Cabo Verde acusado de lavar 350 millones en Norteamérica para el chavismo, pero la clave para que Saab sea condenado por lavado de activos está en Ecuador donde también operó la “lavandería bolivariana”.

En el año 2011, Hugo Chávez junto con Manuel Santos y Alex Saab firmaron un acuerdo de “inversión social” para importar desde Ecuador y Colombia materiales prefabricados para la Gran Misión Vivienda. Estas casas nunca se construyeron, pero FOGLOCONS, la empresa de Saab, sí cobró los dólares.

Esta empresa lavó en Ecuador aproximadamente US$ 160 millones de esta manera, y se valió del SUCRE para no ser detectado en el momento. Sirvió para lavar dinero a través de los bancos centrales de Ecuador y Venezuela para no ser detectados, desde ahí se pagaba a FOGLOCONS y este enviaba el dinero a los denominados paraísos fiscales.

Alex Saab armó un sistema que habría ayudado a lavar USD 2.000 millones  entre los gobiernos de Hugo Chávez y Rafael Correa - Infobae
Infografía de Infobae sobre el esquema de corrupción del SUCRE.

Relación entre Alex Saab y el gobierno correísta

Jaime Sánchez Yánez es el personaje clave para la relación que existió entre Alex Saab y el gobierno del prófugo crimianl Rafael Correa. Apodado como “El Chamo” por Hugo Chávez, fue el principal vínculo entre él y Correa.

Además, la mano derecha de Rafael Correa es Luis Eduardo Sánchez Yáñez, hermano de Jaime y uno de los principales accionistas de la empresa FONGLOCONS.

En enero de 2016 los accionistas de FONGLOCONS Ecuador, Álvaro Pulido y Luis Sánchez Yánez fueron investigados en Ecuador por el delito de lavado de activos.

Galo Chiriboga, funesto fiscal correísta, fue al artífice principal para declararlos inocentes y después por una orden judicial se ordenó devolver a Fondo Global (la empresa de Saab), unos 56,3 millones de dólares que estaban retenidos en el Banco Central de Ecuador.

Sin embargo, la devolución a Fondo Global reveló a 18 personas que se beneficiaron del reparto del dinero blanqueado entre los que aparecen figuras como Jorge Glas, ex vicepresidente de Correa y del actual presidente de la Liga Pro de Fútbol Ecuatoriano.

En su defensa en Estados Unidos, los abogados de Saab aseguran que la justicia de Ecuador lo declaró inocente, pero eso fue un Poder Judicial intervenido por el correísmo, y cualquier revisión de la causa por la justicia estaodunidense dará un resultado muy distinto. El capítulo ecuatoriano es el engranje que le falta a la justicia de EE.UU. para entender cómo operaba en la tierra de Bolívar, la lavanderia de SUCRE. 


Por Julio Aquiles, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Trending