Seguinos en redes

El Salvador

Bukele aprobó una masiva reforma para reducir la burocracia en El Salvador y simplificar el proceso electoral

Publicado

en

La propuesta del Presidente de recortar casi un 30% el número de bancas en el Congreso. Las reformas permitirán reducir el gasto público y aminorar el impacto de la corrupción en la estructura estatal.

El popular presidente Nayib Bukele envió unos días atrás al Congreso de El Salvador una masiva reforma con dos objetivos fundamentales: reducir el aparato burocrático y los gastos que esto implica, y atacar frontalmente la corrupción enquistada en la estructura estatal.

Haciendo valer su mayoría parlamentaria, Bukele aprobó en tiempo récord la primera parte de la legislación, que reforma el Código Electoral para eliminar el sistema de residuos en la distribución de escaños legislativos y reducir de 84 a 60 el número de diputados.

De esta manera, los diputados se elegirán en cada circunscripción electoral departamental siguiendo el método DHondt, eliminando el sistema de cocientes y residuos que es altamente injusto y complicado de entender para la población en general, pasando a un sistema más estandarizado que usa el resto de países del mundo.

Tomando como ejemplo 2015, el total de votos válidos en el departamento de San Salvador fue de 621.084, al dividir esta cantidad entre 24 (que es el número de diputados que le corresponde a este departamento), el cociente fue de 25.879.

Entonces, la cantidad de votos válidos que obtiene cada partido político se divide entre el cociente. En 2015, ARENA obtuvo 270.757 votos válidos, que al dividirlo entre 25.879 dio como resultado 10.4624; es decir, eso le permitió tener 10 diputados por cociente y uno por residuo.

¿Y cómo se obtienen los diputados por residuos? Hay otros partidos políticos que no logran obtener diputados por cociente. Cada partido político saca un residuo de votos y aquel que logra la diputación es el que tiene el residuo más alto. Tal es el caso de GANA que obtuvo 25.816 votos válidos en San Salvador, y que al dividirlo entre el cociente dio como resultado 0.9975, siendo el residuo más alto.

Esta compleja manera de elegir diputados es más injusta que el sistema D’Hont a la hora de hacer la repartija proporcional, y es más complejo. De esta manera, habrá una forma más directa de elegir a los diputados, que a su vez serán menos cantidad, ya que habrá solo 60 en la próxima Asamblea Legislativa.

Dejamos atrás el sistema de residuos que violentan el principio constitucional de la igualdad del voto. Aplicaremos el sistema D’Hont, que es utilizado por la mayoría de los países del mundo. Ahora, todos los votos valdrán lo mismo”, manifestó el ministro de Gobernación, Juan Carlos Bidegain.

El Congreso unicameral aprobó las reformas por 66 votos a favor, 13 en contra y cinco ausencias, y éstas entrarán en vigor ocho días después de su publicación en el Diario Oficial y regirán para las elecciones legislativas a partir de los comicios previstos para el 4 de febrero de 2024.

El presidente del Congreso, Ernesto Castro, del partido oficialista Nuevas Ideas, respaldó la postura de Bukele y aseguró que la medida permitirá reducir los gastos del Estado. “Esta transformación de nuestro país permitirá una mejor administración y menos gasto estatal. Los partidos tradicionales ya no podrán seguir abusando. ¡No más diputados por residuos!”, dijo Castro en conferencia de prensa.

Según las proyecciones, con estas reformas del Código Electoral, el claro beneficiado sin dudas es el partido Nuevas Ideas, que ya no perderá diputaciones por el sistema de residuos a partidos más chicos que por cantidad de votos solamente no deberían ganar una banca.

Con esta medida, es probable que solo sobrevivirían cuatro partidos, mientras que el reso, con la cantidad de votos que vienen obteniendo, perderán representación parlamentaria. Quedará el partido de Bukele, Nuevas Ideas; el conservador Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó el país por 30 años; el terrorista izquierdista FMLN, y el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), que es aliado del Bukele.

El ministro de Gobernación de Bukele también presentó en el Congreso su propuesta para reorganizar el territorio y reducir la cantidad de alcaldías de 262 a 44, con el objetivo de reducir el gasto público y los costos administrativos.

El nuevo mapa de El Salvador siempre estará dividido por sus 14 departamentos, solo que estarán distribuidos en 44 municipios y los 262 municipios actuales se convertirán en distritos”, explicó Bidegain.

De esta manera, solo habrá 44 alcaldes con sus respectivos consejos municipales, una estructura que parece mucho más razonable de acuerdo a la limitada geografía del país. La propuesta se está estudiando en comisión que deberá de emitir un dictamen antes de pasar al recinto.

Las tasas impositivas municipales permanecerán sin cambios, pero ahora esos mismos recursos se condicen con menor gasto público, por lo que inmediatamente pasarán a tener superavit fiscal y podrán pensar en bajar impuestos locales.

El Salvador

Bukele impulsa la suspensión de todos los aranceles a los alimentos de la canasta básica en El Salvador

Publicado

en

En un anuncio realizado por su cuenta oficial de X, el presidente salvadoreño anuncio la propuesta de suspensión total de los aranceles a los alimentos que integran la canasta básica y a otros 70 productos adicionales.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció este martes en la red social X que propondrá la suspensión de todos los aranceles a los alimentos que forman parte de la canasta básica ampliada y a otros 70 productos, por un período de 10 años.

La iniciativa del mandatario salvadoreño será presentada a la Asamblea Legislativa (Parlamento), donde el partido oficialista Nuevas Ideas (NI) tiene mayoría, para su aprobación.

Según las estadísticas oficiales, cuando Bukele asumió la presidencia en 2019, el costo promedio de la canasta básica alimentaria era de 200,02 dólares. En 2024, este costo ha aumentado a 256,02 dólares en áreas urbanas, mientras que en zonas rurales ha pasado de 144,48 a 182,62 dólares durante el mismo período.

La canasta básica alimentaria en El Salvador incluye elementos como pan, tortillas, frijoles, carnes, huevos y frutas, entre otros, suficientes para una familia de aproximadamente 4 miembros. El salario mínimo en El Salvador varía según el sector: en comercio y servicios es de 365 dólares, en la industria maquiladora es de 354,36 dólares, y los trabajadores agrícolas ganan entre 243,45 y 272,66 dólares.

La mayor parte de los productos de la canasta básica en El Salvador se importan de países vecinos como Guatemala, Honduras y Nicaragua para satisfacer la demanda local.

Esta dependencia alcanza el 90 % para hortalizas y verduras, el 60 % para productos lácteos, el 32 % para maíz, el 25 % para frijoles y el 33 % para arroz.

Esta medida impulsada por el presidente Bukele, que busca la reducción de impuestos en el país, se suma a otras iniciativas que van en el mismo camino.

En abril del año pasado, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó una ley que elimina los impuestos a las empresas dedicadas al desarrollo de inteligencia artificial (IA) y otras labores de programación informática durante un período de 15 años, con el objetivo de posicionar al país como un destino más atractivo para la tecnología.

La Ley de Fomento a la Innovación y Manufactura Tecnológica exime a las empresas que cumplan con los requisitos del impuesto sobre la renta, las plusvalías y los impuestos municipales, además de exonerar el pago de aranceles sobre los bienes importados necesarios para las actividades de las empresas tecnológicas.

En el mismo sentido, en junio de 2023, el Bukele anunció una "reorganización de la división política administrativa" del país, reduciendo el número de municipios de 262 a 44 y los diputados en el Órgano Legislativo de 84 a 60.

"Vamos a reducir el número de alcaldías del país de 262 a 44 (…) los municipios actuales se convertirán en municipios que a su vez integraran estas 44 alcaldías (…) es decir, ya no tendremos 262 alcaldes, solo 44 con sus respectivos consejos municipales", expresó.

El mandatario enfatizó que "muchos alcaldes se dedican simplemente a robar o a buscar beneficios personales con los recursos del pueblo".


Seguir Leyendo

El Salvador

Dios, Patria y Familia: Bukele despidió a 300 funcionarios de Cultura que estaban promoviendo Agenda 2030

Publicado

en

El mandatario salvadoreño declaró que con esta medida “ahorraremos fondos públicos en el proceso” y subrayó que “la gente eligió un camino y ese camino vamos a tomar”.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha anunciado la destitución de más de 300 funcionarios del Ministerio de Cultura por "promover agendas no compatibles" con el Gobierno salvadoreño. Bukele destacó que esta medida permitirá al Estado ahorrar fondos públicos en el proceso.

Específicamente, se trata de funcionarios de izquierda que intentaban promover desde el Estado agendas progresistas pro aborto e ideología de genero, algo que atenta contra la cultura, el estilo de vida y la familia de los salvadoreños.

"En estos momentos, el nuevo ministro de Cultura, Raúl Castillo, procederá a la destitución de más de 300 empleados del Ministerio, quienes promueven agendas que no son compatibles con la visión de este Gobierno", afirmó Bukele en su cuenta de la red social X. Además, subrayó que están siguiendo el "camino" que la gente eligió con sus votos. "Medicina amarga", añadió.

Raúl Castillo, el nuevo ministro de Cultura de El Salvador, ha reafirmado su compromiso con la "protección" y la "promoción" de los valores y la cultura del país, destacando que considera "impostergable" la reestructuración de su cartera.

En un mensaje en la red social X, el mandatario Nayib Bukele aseguró que "en estos momentos el nuevo ministro de Cultura, Raúl Castillo, procederá a la destitución de más de 300 empleados", quienes "promueven agendas que no son compatibles con la visión de este Gobierno".

Nayib Bukele prometió el pasado 1 de junio, durante su investidura para un segundo mandato consecutivo, "sanar" la economía después de haber abordado el problema urgente de la seguridad, principalmente generado por grupos de pandillas.

"Ahora, que ya arreglamos lo más urgente, que era la seguridad, vamos a enfocarnos de lleno en los problemas importantes, empezando por la economía", afirmó Bukele en ese momento.

Según una reciente encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (Iudop), un 73,7 % de la población considera que el principal problema del país está relacionado con factores económicos, mientras que el 25,8 % opinó que el principal fracaso del Gobierno de Bukele se dio en materia económica.

Según datos revelados, el 60,5 % de los salvadoreños considera que la economía ha empeorado o se mantiene igual al cierre del quinto año de la primera gestión de Bukele, mientras que el 69,2 % opina que su economía familiar ha empeorado o permanece igual.

Bajo la administración de Bukele, El Salvador ha registrado un crecimiento económico rezagado en comparación con otros países de Centroamérica y muestra una alta dependencia de las remesas familiares, que anualmente superan los 8.000 millones de dólares.

El economista José Luis Magaña subrayó en declaraciones a EFE que la pobreza extrema monetaria "se ha duplicado", aumentando de 86.000 hogares en 2019 a 170.000 en 2023. De acuerdo con datos oficiales, el porcentaje de pobreza general ha aumentado del 22,8 % al 27,2 % de los hogares durante este período.

A pesar de estos datos, el pueblo salvadoreño confía plenamente en su presidente, como lo demostraron en las últimas elecciones, en donde Bukele obtuvo casi el 85% de los votos. Su excelente gestión en materia de seguridad, devolviendo la paz y tranquilidad a la gente, ha logrado que otros problemas, como los económicos, prácticamente no afecten a la imagen del mandatario salvadoreño.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Argentina

Gracias a la relación entre Milei y Bukele, Argentina exportará vehículos a El Salvador y busca firmar tratados de libre comercio

Publicado

en

Las Cancillerías de ambos países avanzan en una mayor venta de unidades hacia el país centroamericano, y tambien busca la exportación hacia Honduras.

En medio de la participación del presidente argentino Javier Milei en la segunda investidura del presidente salvadoreño Nayib Bukele, la Cancillería argentina anunció que está avanzando en negociaciones para habilitar un cupo de exportación de vehículos argentinos hacia El Salvador.

Fuentes oficiales informaron que, en el contexto de la asunción del presidente Nayib Bukele, el presidente Milei se reuniría con el mandatario salvadoreño para hablar sobre las necesidades del sector automotriz, como una de las áreas clave para el desarrollo comercial entre los países.

Otro eje que conversaron los presidentes fue la posibilidad de ensamblar automotores para reexportarlos a otros mercados, aprovechando la capacidad instalada de los fabricantes de equipos eléctricos en la región.

"Se trata de países donde las marcas asiáticas están bien establecidas y los mercados son pequeños, pero es importante comenzar a mostrar la producción argentina y mejorar la inserción", indicaron las fuentes.

Argentina "es un gran productor mundial de pickups y con la venta de apenas 1.500 unidades al año, El Salvador representa un mercado con gran potencial para aumentar las ventas de vehículos", expresaron las fuentes.

"Para nosotros, El Salvador es un mercado interesante. Aunque los niveles de importación son bajos, creemos que puede ser una puerta de entrada a otros mercados de Centroamérica", explicaron desde Cancillería.

"No solo estamos activando el acuerdo desde el punto de vista comercial, sino también buscando agregar valor, como realizar alguna terminación o proceso de transformación aquí en El Salvador", aseguraron.

En cuanto a la distribución de marcas a nivel regional, del total de vehículos tipo automóvil que circulan en Centroamérica, aproximadamente el 55% corresponden a las marcas Toyota, Hyundai, Nissan y Honda, según datos proporcionados por la industria.

Además, en los registros del parque vehicular centroamericano, cerca del 30% de las unidades tipo automóvil corresponden a Mitsubishi, Mazda, Chevrolet, Ford, Suzuki, Volkswagen y Kia.

Recientemente, la canciller Diana Mondino se reunió con su homólogo costarricense, Arnoldo André Tinoco, y subrayó que Costa Rica "es un socio significativo para Argentina en la región, con coincidencias en diversos foros multilaterales y una cooperación bilateral que abre nuevas oportunidades".

Ambos enfatizaron que, aunque el comercio entre ambos países es superavitario para Argentina, existe un gran potencial para aumentarlo y diversificarlo, especialmente en sectores como el automotriz, donde la Cancillería continúa promoviendo la exportación de pickups hacia Centroamérica.

Otros sectores como maquinaria agrícola, turismo, software, servicios informáticos, productos alimenticios e insumos médicos también podrían ingresar a Centroamérica en el mediano plazo. De manera gradual, el Gobierno y las terminales automotrices comenzarán a ingresar en un mercado muy amplio, aunque actualmente dominado por marcas asiáticas.

Según fuentes de la industria, la “hoja de ruta” también incluye a Honduras, aunque aún no se ha definido una fecha. El objetivo principal es firmar acuerdos de libre comercio, ya que la potencialidad para exportar pickups es considerable. Para el viaje a Honduras, se han inscrito autopartistas y terminales, con la consigna de fomentar un mayor intercambio comercial. “Hoy se exportan 3,000 unidades al año y el mercado tiene una capacidad de 11,000 unidades/año”, explicó un directivo del sector.

El Salvador, según un informe sectorial, muestra un "negocio cíclico y muy frágil frente a las crisis internacionales". Guatemala está dominada por las marcas asiáticas y predomina la compra de autos usados, aunque el mercado de vehículos nuevos está en crecimiento.


De Kevin Frank para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias