Seguinos en redes

México

Guerra total entre operadores judiciales de AMLO sacude al gobierno mexicano: “Lo tienen de rehén al presidente”

Publicado

en

El ex Consejero Jurídico y el actual Fiscal General mantienen una brutal guerra interna con denuncias cruzadas que podría tumbar al gobierno de López Obrador, al que todavía le quedan 2 años.

El presidente socialista Andrés Manuel López Obrador enfrenta la crisis política más importante de su gobierno. Los casos de corrupción, su relación con el narcotráfico y la persecución de periodistas no le movieron los cimientos de presidencia como la trama judicial que tiene al mandatario de rehén.

La trama la integran el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, el ex asesor de temas jurídicos del gobierno mexicano Julio Scherer y el presidente de la Corte Suprema Arturo Zaldivar.

La historia de corrupción y aprietes comienza cuando Scherer ayudó a Gertz para que se convierta en Fiscal en una alianza que incluía a Zaldivar. Esa tríada intentó manejar y controlar todos los temas judiciales del país, pasando incluso por encima del presidente.

Antes de convertirse en Procurador, Gertz arrastraba una serie de asuntos personales, por los que haría cualquier cosa por mantener a su favor. Uno de ellos era el caso de su hermano, Federico Gertz Manero.

La muerte del hermano del magistrado se volvió un tema de Estado cuando Gertz inició un demanda por “homicidio por omisión” contra su cuñada Laura Morán y su sobrina política, Alejandra Cuevas, y pidió que la Corte desactive un amparo para que ambas continúen en prisión

Gertz pidió ayuda para eso a Scherer, pero este se la negó, lo que rompió el vínculo. En venganza, porque así funciona la política mexicana, dio inicio un proceso de investigación de la fiscalía contra el operador judicial del presidente por extorsionar y ofrecer “criterios de oportunidad” (una suerte de figura del arrepentido o testigo colaborador) en diversos casos de corrupción que estaban bajo la órbita de la fiscalía a cambio de sumas dinero

AMLO respalda a Gertz Manero pese a filtración de audios
Alejandro Gertz Manero y AMLO.

Frente a esta situación, Scherer decidió publicar una carta y revelar al público lo que estaba pasando detrás de escena. En su carta, Scherer asegura que todo inició con un carpeta que armó Olga Sánchez Cordero al dejar la Secretaría de Gobierno para irse a presidir el Senado.

Allí empezó lo que describe como una “confabulación” y una “extorsión” a funcionarios del gobierno, de la que Gertz estaba enterado y utilizó en su beneficio. Según sus palabras, AMLO le dijo que esté tranquilo porque “eran puros chismes” y que no tenían nada contra ellos.

La explicación que brinda Scherer sobre su confrontación con Sánchez Cordero es que AMLO le quitó casi todas las atribuciones a la SeGob. Primero sacó Seguridad de su órbita, al crear una Secretaría propia. Y también le quitó el vínculo con el Poder Judicial, que quedó a cargo del propio Scherer. Esto causó la furia de Cordero.

Sobre su relación con Gertz, Scherer admite que antes eran cercanos y qué él fue quien lo ayudó a llegar a la Fiscalía. “A finales del último septiembre un reportaje de Proceso despertó en el fiscal una ira que hasta entonces desconocía y la descargó contra mi persona. Publicado con el título ‘La casa secreta de Gertz Manero’, me atribuyó haber facilitado información para la elaboración del texto“, asegura el ex consejero jurídico.

Julio Scherer aseguró que es parte de una persecución a manos de Gertz Manero.

En un primer momento se creía que AMLO miraba todo de costado porque se trataba de dos personas de su confianza usando al Estado para librar una guerra personal. Scherer integró su mesa chica por mucho tiempo y Gertz fue propuesto por AMLO y defendido en varias ocasiones con toda la fuerza del Ejecutivo.

Pero parece que Gertz Manero tiene de “rehén” al presidente, como reveló el periodista Raymundo Riva Palacio. “Gertz Manero mantiene una investigación sigilosa en contra de la familia de Andrés Manuel López Obrador, empezando con su hijo Andrés, así como un sobrino y sus socios”.

Si el Fiscal puede abrir una investigación contra el hijo del Presidente y el secretario de Gobernación, es porque se siente con el poder para hacerlo, más allá de lo que piense el Presidente, a quien tiene, de alguna manera, de rehén”, apuntó.

Este miércoles, AMLO insistió en que no intercederá en el conflicto que Scherer sostiene con Sánchez Cordero y Gertz Manero. “No voy yo a pronunciarme. Es un asunto que tiene que ver con denuncias públicas. Si acaso, si lo amerita la circunstancia, es cosa de las agencias del Ministerio Público y de Juzgados. Tengo, la verdad, otras cosas que considero más importantes; mucho más importantes”, dijo.

México

Infierno en México: Ejército militariza Juárez y Tijuana para frenar una guerra narco

Publicado

en

Tras un enfrentamiento entre Los Chapos y Los Mexicles, la violencia se extendió hacia las calles de las ciudades fronterizas de Chihuahua y Baja California, dejando una decena de civiles muertos.

Cientos de soldados mexicanos fueron enviados el viernes a Juárez y a Tijuana después de que estallara una guerra narco en las calles de las ciudades fronteriza, que dejó una docena de civiles muertos, daños a la propiedad privada y una sociedad rehén de un grupo de criminales cómplices del gobierno.

La guerra comenzó en Juárez luego de un enfrentamiento en una prisión entre miembros de dos cárteles rivales. El choque entre los reclusos resultó en un masivo motín, que se extendió a las calles de la ciudad con tiroteos en los que murieron 11 personas, la mayoría civiles.

Los Chapos, miembros del infame Cártel de Sinaloa anteriormente dirigido por Joaquín “El Chapo” Guzmán, y el grupo local Los Mexicles se enfrentaron en una prisión el jueves por la tarde, dijo el viceministro de Seguridad, Ricardo Mejía.

Luego estalló un motín, que dejó 2 reclusos muertos a tiros y 4 heridos de bala, dijo Mejía, hablando junto al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en una conferencia de prensa habitual. Otros 16 narcos resultaron heridos en los combates, dijo.

Desde su llegada al poder, el socialista López Obrador ha permitido la convivencia de los grupos narcos con las fuerzas de seguridad gubernamentales, incluso llegando a intervenir personalmente para reducir penas o frenar investigaciones a estos grupos.

La sangre derramada en Juarez y en todo el país, y el nivel de violencia que no se veía hace décadas en México tiene un solo responsable: López Obrador. En gobiernos anteriores se encabezaron guerras contra el narco, donde los casos de complicidad con los carteles eran esporádicos y considerados de alta corrupción. Hoy esto es la norma y dentro del gobierno de izquierda hasta parece que hay incentivos para trabajar con el narco.

Esto ha llevado a que exista un nivel de impunidad sin precedentes, y los grupos narcos usan a las ciudades mexicanas como campo de batalla, sin importar la vida humana.

Después del motín, donde los Mexicles habrían salido victoriosos, sus miembros arrasaron la ciudad, dijeron las autoridades, y mataron a 9 civiles. Entre ellos había cuatro empleados de una estación de radio, incluido un locutor, dijeron las autoridades.

Los Mexicles intentaron tomar control de toda la ciudad, miles de comercios fueron baleados e incendiados. FEMSA, la empresa matriz de la cadena de supermercados Oxxo, dijo en un comunicado que uno de sus empleados y una mujer que estaba en una entrevista de trabajo murieron en la violencia.

La violencia continuó hasta bien entrada la madrugada del viernes, y se extendió a Tijuana, en el estado de Baja California, donde la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda pidió a la Guardia Nacional que interviniera.

Así, el Ejército ingresó a las ciudades y después de varias horas de combate en las calles pudo poner fin a la violencia. Incluso pudieron apresar a Jorge Antonio “N”, uno de los líderes narcos del motín que fue registrado tirando bombas molotov a vehiculos civiles.

Los alcaldes de estas dos ciudades, ambos del partido Morena de López Obrador, han sido extensamente acusados por sus vínculos al narcotráfico. La alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero, en vez de organizar una defensa de la ciudad, se paró frente a un estrado y le pidió a los narcos que “cobren factura a quienes no les pagan” pero que “no se metan con los civiles”.

Por su parte, el alcalde de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, delfín político del convicto ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, falló en garantizar la seguridad en sus cárceles, y se lo acusa de complicidad con los grupos narcos, una complicidad que ciertamente se le fue de control.

Por su culpa, los ataques del jueves provocaron el incendio de taxis, autobuses, comercios y unas 20 tiendas Oxxo. Según especialistas, la única manera de que el narco llegue a estos niveles de violencia e impunidad, es por la relación con el poder. Ningún alcalde que se oponga al narcotráfico pasará por estas situaciones.

Seguir Leyendo

México

México: Un ciudadano mató a tres delincuentes y dejó una nota diciendo que es un justiciero de nombre “El Limpiador”

Publicado

en

Crece el misterio en torno a la figura de “El Limpiador”, un misterioso justiciero que ya asesinó a tres criminales en México y esperanza a la gente del estado de Morelos.

En una de esas historias que parecen salidas de la ficción, un hombre anónimo mató a tres ladrones en el estado de Morelos, México, y al lado de sus cuerpos dejó una nota donde explica por qué abatió a los criminales, y firmó con un apodo sacado directamente de una tira de comics: “El Limpiador“.

La nota que dejó el vengador anónimo. “Hijos de su puta madre. Esto le va a pasar a todos los que anden robando niñas o anden haciendo mamadas con niñas y mujeres“, escribió.

Hasta ahora, son tres casos ocurridos entre el 5 y el 10 de mayo, y desde entonces no se ha registrado otro ataque a delincuentes por su parte, sin embargo, las autoridades están alerta y aseguran que lo buscan tanto como a los demás criminales.

Modus Operandi

El justiciero sería el responsable de un crimen que se relaciona con los dos cadáveres encontrados en el interior de un vehículo el pasado 5 de mayo en el municipio de Cuautla, Morelos.

En el parabrisas del auto se encontró la primera nota, previamente citada, con la firma: “El Limpiador”. Las autoridades encontraron el vehículo porque en el baúl sobresalía la mano de una mujer y el cadáver de un hombre, que luego fueron identificados como dos delincuentes de la zona con antecedentes penales, que habrían intentado secuestrar niños.

Cinco días después, nuevamente se localizó el cadáver de un hombre en el baúl de un vehículo abandonado en la autopista La Pera – Cuautla. Una vez más, la misma nota con la misma caligrafía fue encontrada en el parabrisas: “Atte: Limpiador“.

“Hijos de su puta madre. Esto le va a pasar a todos los que anden robando niñas o anden haciendo mamadas con niñas y mujeres ".

La razón de la aparición de un vengador anónimo

La violencia en Morelos está imparable. Durante los tres primeros meses del año se tiene registro de 144 homicidios, 8 secuestros, 214 robos de vehículos, 127 robos a casas, 10 extorsiones violentas y 1 trata de personas, un 60% más homicidios respecto al mismo periodo del año pasado.

El resto de México sigue con el mismo nivel de delincuencia, y por ahora, marzo fue el mes más violento de lo que va del año. En total se cometieron, por lo menos, 2.241 asesinatos, de acuerdo con cifras oficiales preliminares, un promedio de 72 homicidios por día.

El des-gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la poca atención que se le pone a temas de índole de seguridad han llevado a México al peor nivel de criminalidad en varias décadas. La aparición de un verdadero justiciero anónimo no debería sorprender a nadie.

Seguir Leyendo

México

López Obrador dejó solo a Alberto Fernández frente a la Casa Blanca

Publicado

en

Primero se rió incómodo por la participación del presidente de Argentina en la Cumbre y luego de un largo silencio dijo “estoy de acuerdo que hable”.

Andrés Manuel López Obrador suele enviar sus mensajes políticos velados, solapados y hasta escurridizos. “Bolas ensalivadas”, dicen en su entorno, en referencia a la pasión que despierta el béisbol en el mandatario mexicano. En pleno inicio de la Cumbre de las Américas, AMLO dejó entrever su fastidio con Alberto Fernández, el presidente de Argentina, que a último momento anunció que viajaría a Los Ángeles y lo dejó expuesto en su reclamo a la Casa Blanca.

Lo hizo durante su conferencia de prensa mañanera de este miércoles, cuando al mencionar la presencia del mandatario argentino en Los Ángeles se sonrió incómodo y mostró abiertamente con sus gestos que prefería no decir qué piensa al respecto.

“Va a estar, aunque no esté tan…”, dijo e hizo una pausa larga mientras sonreía incómodo. “Bueno, va a estar Alberto Fernández, de Argentina, que es el representante ahora de la CELAC, y seguramente él va a hablar a favor de una nueva relación y ojalá digan que nunca más la exclusión”, continúo.

Se le preguntó entonces si había hablado con Fernández. De nuevo silencio y luego dijo arrastrando las palabras: “Hablé con él por teléfono y estoy de acuerdo que él hable, en lo general, de que no se excluya a nadie. Que es toda América”.

En Palacio Nacional creen que Fernández finalmente negoció su visita a Los Ángeles con la inclusión de un discurso crítico que, en rigor, será moderado. Estados Unidos se garantizó así la presencia de los presidentes de las economías más grandes de la región: Brasil, Argentina, Chile, Paraguay, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica y Panamá, entre otros.

López Obrador finalmente envió a su canciller, Marcelo Ebrard, en protesta por la exclusión de los países “no democráticos”, según caracterizó la Casa Blanca. Esa postura finalmente fue avalada sólo por Bolivia y Honduras. También por Alberto Fernández, pero después de una llamada telefónica de Joe Biden cambió de postura. 

Seguir Leyendo

Tendencias