Seguinos en redes

Perú

Caso Gabriela Sevilla: Un supuesto secuestro y embarazo que dejó en evidencia lo peor del colectivo feminista

Publicado

en

Martina, la inexistente bebé que paralizó al Perú, dejó expuesto cómo el feminismo se aprovecha de las situaciones sin tener conocimiento alguno de lo que está pasando, para promover su agenda.

El pasado jueves llegó a muchos celulares a través de estados de WhatsApp un cartel de desaparecido de una mujer de nombre Gabriela Sevilla. En las publicaciones se pedía que ayuda para encontrarla y se mencionaba que desapareció el pasado 19 de octubre a las 7:20 p.m.

Lo más impactante del caso es que, según explicaban las publicaciones, Gabriela desapareció camino a la clínica en plena labor de parto. Ante una mujer a punto de dar a luz desaparecida, la preocupación por ella y por el bebé inició una campaña mediática y social nunca antes vista en Perú.

Todos los medios comentaron acerca del caso, y muchos apuntaron a culpar a la pareja y padre del bebé por “violencia de género”, utilizando como única prueba una supuesta demora en la denuncia. Las redes sociales tenían los ojos puestos en otra persona: el taxista de la empresa que la estaba llevando a la clínica, quien también era buscado por las autoridades y sospechoso.

Como no podía ser de otra manera, colectivos feministas tomaron “control” del caso y comenzaron a culpar a los varones y la sociedad entera por la desaparición, a pesar de que no se sabía nada.

Para las feministas, y como lo repitieron varias de sus referentes en cuanta entrevista dieron, el secuestro había ocurrido por la supuesta violencia sistemática patriarcal y como causa la sociedad, la familia, y la religión.

Todo el relato feminista alrededor de este caso se desplomó en poco menos de 24 horas. El viernes amanece con el gran alivio de saber que a las 5:40 a.m. apareció la madre en el Hospital Militar. Sin embargo, la madre apareció sin la supuesta hija, llamada Martina, que habría nacido en este lapso.

Inmediatamente se activaron los protocolos de migraciones para prohibir la salida de bebés recién nacidos sin que estén plenamente identificados. Comenzaron a aparecer controles policiales nunca vistos y los medios repetían constantemente la noticia.

Gabriela había señalado ante la Fiscalía que al entrar en labor de parto comunicó a su familia que la alcancen en la clínica donde tenía que dar a luz. Según su relato, cuando se sube al taxi perdió el conocimiento hasta que despierta en un cuarto con “dos varones” para empezar a pujar. Una vez que nace su hija, sin llorar, dichos “varones” le informan que nace muerta. Luego, uno de estas personas le dice que si los denuncia no le van a devolver el cuerpo.

Esto volvió a darle una luz de respiro a los colectivos feministas, y muchas personalidades tomaron la “lucha” en tiempo récord. Comenzaron a reclamar nueva leyes y medidas del Gobierno para derribar el patriarcado. Llegaron incluso a estar de acuerdo en que la niña había sido secuestra por ser mujer y que “ni bien salió de la panza de su madre ya experimentaba la violencia machista”.

Por segunda vez en tan solo 48 horas, el aprovechamiento feminista de este caso tuvo una frenada en seco. El ministro del Interior, Willy Huerta, apareció en los medios de comunicación informando a la población que, de los exámenes físicos y hormonales, Gabriela Sevilla nunca ha estado embarazada.

Los médicos han indicado hasta el momento que no había embarazo”, mencionó a la prensa y añadió que no tenía signos de haber sido golpeada ni drogada.

Cabe señalar que en Perú fingir un embarazo en una denuncia está penado con cárcel. Según la jurisprudencia asentada en 2019 por el presidente de la Corte Superior de Lima Norte, Vicente Pinedo, la mujer que cometa este delito recibirá una pena privativa de la libertad no menor a un año ni mayor de cinco años.

Por ahora la principal hipótesis es que la mujer fingió un embarazo, no solo durante el periodo que estuvo desaparecida si no que desde antes, a su propio marido y a su familia. Los tíos de la mujer precisaron que la joven hasta les mostró hasta ecografías, pero indicaron que nunca la vieron con barriga.

Se desconoce por qué esta mujer de 30 años podría haber fingido durante 9 meses estar embarazada, pero se tiene certeza que la falsa desaparición ocurrió como una excusa para evitar ir al hospital con su pareja y quedar en evidencia.

Desde ya, los grupos feministas insisten que el ministro está mintiendo. La propia ministra de la Mujer. Claudia Dávila, compañera de gabinete de Willy Huerta, señaló que “Martina existe” y que debe seguirse investigando su paradero.

Yo tengo serias dudas de que Gabriela no haya estado embarazada. Me genera dudas que esto haya podido ser armado sobre todo que la víctima ha narrado todos los hechos que ha sufrido y la situación de su bebé. No sé por qué han salido esas declaraciones del ministro del Interior”, negando totalmente que una mujer pueda mentir.

El fin de semana posterior, los medios mostraron análisis hormonales de la mujer que demostraban la ausencia de embarazo. Pero los referentes de la izquierda y el feminismo recalcitrante no dieron el brazo a torcer. El cómico Tito Wanka, desde su Twitter, señaló que seguía sin creer esta versión y pidió que “quemen todo” y salir a marchar hasta que aparezca la bebé.

Este lunes, finalmente Gabriela Sevilla declaró ante cámaras, y se dedicó a negar todo lo dicho por el Ministro, señalando que los exámenes que le realizaron eran incompletos y que por eso no aparecía su embarazo.

Aseguró tener todos los exámenes y revisiones de un médico privado que demostraban que se encontraba embarazada; pero hasta la fecha no ha enseñado ninguno. El colectivo feminista finalmente cedió que no hubo tal cosa como un secuestro, pero insisten con que su bebé fue asesinada por médicos varones, aunque no se da otra razón que “el patriarcado”.

La última novedad oficial del caso es que la pareja de Gabriela Sevilla, Ramiro Galvez, declaró en la Central Operativa de Investigación Policial (Dirincri), donde narró todo lo que había vivido con la joven desde que le comunicó que estaba embarazada. Según los reportes, el hombre se echó a llorar y junto con la PNP comenzó a atar cabos y terminó por darse cuenta que había sido engañado con el embarazo.

Perú

Dina Boluarte asume como Presidente de Perú tras el arresto de Castillo: Llamó un “Gobierno de Unidad” y no adelantará elecciones

Publicado

en

La comunista prometió moderación y convocara a la oposición para que designe ministros en el nuevo gobierno. En vez de adelantar elecciones, buscará completar el mandato de Castillo.

Tras la destitución y el arresto del comunista Pedro Castillo, por sucesión constitucional asumió la presidencia Dina Boluarte, quien oficiaba de vicepresidente del mandatario devenido en dictador.

Todo indicaba que Boluarte, como una parte fundamental del gobierno de Castillo, estaría implicada en el intento de golpe de Estado, por lo que en su interinato solo se limitaría a llamar a elecciones anticipadas para poder sacar al Perú de esta crisis política.

Sin embargo, Boluarte puso un freno a la situación, y todo indica que negoció con la dirección del Congreso para quedarse en el poder a cambio de incluir a varios partidos opositores en el nuevo gabinete.

Mi primera invocación es convocar a la más amplia unidad de todos los peruanos. Convoco a un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas representadas o no en el Congreso”, expresó la mandataria en el Pleno del Legislativo, llamando a una gran “tregua política”.

Solicito a la representación nacional una tregua política para instalar un Gobierno de unidad nacional”, dijo. En ese sentido, Boluarte informó que “constituirá un Gabinete de todas las sangres, donde estén representadas todas las fuerzas democráticas”, y remarcó que “Necesitamos a los mejores peruanos, gobernar al Perú no será tarea fácil”.

Asimismo, señaló que enfrentará a la corrupción en todas las dimensiones, para lo que pidió el apoyo de la Fiscalía de la Nación y la Procuraduría. A diferencia de Castillo, Boluarte se reunió con el Tribunal Constitucional y validó sus investigaciones en contra de varios ministros del anterior gobierno.

Boluarte prometió moderación, y abrirá el Gabinete para la oposición. De esta manera se salva de que el Congreso la destituya con una vacancia, aunque bien podría hacerlo, ya que es parte de toda la corrupción que llevó a este desenlace.

Vale anotar que, en diciembre de año pasado, Boluarte dijo que, si a Castillo lo vacaban, ella iba a renunciar. “Si al presidente lo vacan, yo me voy con el presidente”, exclamó aquella vez. Parece que también estaba mintiendo.

Durante su juramentación, la nueva presidente aseguró que buscará completar el mandato de Castillo hasta 2026, contra todo pronóstrico. “Juro que ejerceré fielmente el cargo de presidenta de la República y asumo, de acuerdo con la Constitución política del Perú, desde este momento hasta el 26 de julio del 2026. Defenderé la soberanía nacional y la independencia de las instituciones democráticas”, manifestó.

Seguir Leyendo

Perú

Pedro Castillo preso: El golpe de Estado duró dos horas y fue detenido cuando se intentaba huir a México

Publicado

en

Junta de Fiscales Supremos anuncia acciones legales contra Pedro Castillo por sedición e intento de golpe de Estado.

Tras anunciar el golpe de Estado cerca de las 2 de la tarde (horario Argentina), el presidente devenido en dictador Pedro Castillo perdió todo los apoyos que pensó que tenía en las Fuerzas Armadas, y menos de dos horas después salió huyendo del Palacio Presidencial con su familia y su abogado y ex primer ministro Aníbal Torres.

El auto se dirigía a la Embajada de México, donde buscaría huir al país que gobierna el socialista Andrés Manuel López Obrador, pero fue interceptado por la Policía Nacional que decidió detenerlo en delito flagrante y llevarlo a la sede de la Región Policial Lima, en la avenida España.

En las imágenes captadas por Canal N, se observa a Castillo ser interceptado cuando permanecía al interior del auto presidencial. En este marco, diversos vehículos policiales cerraron al paso al automóvil y agentes de Seguridad del Estado procedieron a su detención.

La Junta de Fiscales Supremos anunció que tomará acciones legales en contra del vacado exdictador Pedro Castillo tras intentar dar un golpe de Estado. El anuncio fue hecho a través de un video grabado por la fiscal general Patricia Benavides y los fiscales supremos Zoraida Ávalos, Pablo Sánchez y Juan Carlos Villena, quienes condenaron el quebrantamiento del orden constitucional.

Castillo fue acusado oficialmente de sedición, confirmado oficialmente por Benavides, quien se apersonó en la sede policial para dialogar con el detenido y su abogado personal, Aníbal Torres.

Todo indica que Castillo fue convencido por Torres, quien había oficiado de primer ministro en los últimos meses, para que declarara el golpe de Estado. Según fuentes consultadas, Torres lo convenció a Castillo que tenía el apoyo de los militares, especialmente luego de ubicar ciertos generales en puestos claves.

Sin embargo, estos generales designados por Castillo no cumplieron su compromiso, y se quedaron del lado de la histórica posición militar del Perú en contra de la extrema izquierda. En cuestión de dos horas, se cayó todo el operativo militar que Castillo había decretado, y tras la destitución del Congreso, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional desacataron su orden.

Así salían del Palacio Presidencial Castillo, Torres y su familia.

Seguir Leyendo

Perú

López Aliaga repudia el intento de golpe de Estado del comunista Castillo: “Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador”

Publicado

en

Recordando que llegó al poder entre severas denuncias de fraude, el alcalde-electo de Lima llamó a todos los funcionaros de Castillo a quitarle su apoyo.

El alcalde-electo de Lima, Rafael López Aliaga, y quien lidera las encuestas en una eventual elección presidencial, se pronunció tras el golpe de Estado del presidente devenido en dictador Pedro Castillo, citando el artículo 46 de la Constitución Política.

Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional. Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas”, dijo el líder del partido derechista Renovación Popular.

Aliaga recordó la manera en la que Castillo llegó al poder, envuelto en denuncias de corrupción por fraude en las actas por parte de la campaña de Keiko Fujimori, quien perdió la elección por menos del 0,3% de los votos.

El recientemente electo alcalde de Lima lidera las intenciones de votos tanto a nivel nacional como entre los candidatos de la derecha, que ya acumulaban casi el 60% de los apoyos antes del ridículo intento de golpe de Estado de Castillo.

Se espera que tras la destitución de Castillo y la asunción de Dina Boluarte, su vice, la nueva mandataria convoque a elecciones anticipadas para poner una solución democrática a la grave crisis política que vive el Perú.

López Aliaga todavía no ha asumido tras una histórica victoria en la región metropolitana de Lima, donde tomará control de la alcaldía el próximo 1ro de enero. Restará por ver si a pesar de liderar las encuestas decide permanecer en el cargo que acaba de ganar, o si se lanza para la campaña presidencial.

Seguir Leyendo

Tendencias