Conecte con nosotros

Perú

Fraude electoral en Perú: el único miembro del Jurado Electoral que quería investigar el fraude fue forzado a renunciar

Publicado

en

Luego de que el Pleno del JNE comenzara a rechazar sistemáticamente todas las apelaciones sobre fraude electoral, el fiscal Luis Arce Cordova se vio forzado a renunciar.

Casi 20 días después de las elecciones de segunda vuelta en Perú, todavía no hay un ganador declarado oficialmente, debido a que continúa la batalla legal en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Este miércoles 23 se llevaron a cabo las audiencias sobre apelaciones por firmas falsas y las relacionadas a las actas electorales que favorecían de manera imposible al candidato comunista Pedro Castillo.

Tres de los cuatro miembros del JNE, el presidente Jorge Luis Salas Arenas, y los magistrados Jovián Valentin Sanjinés Salazár y Armando Rodríguez Vélez empezaron a rechazar una por una todas las apelaciones, por “cuestiones de forma”.

En cada caso, el fiscal Luis Carlos Arce Córdova, el cuarto miembro del JNE, votaba en minoría a favor de que se sepa la verdad con la entrega de los padrones electorales de parte de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el organismo encargado de llevar a cabo las elecciones.

Desde el 6 de junio que la ONPE se niega a entregar los padrones electorales de votación para que se comparen con las actas electorales. Con esta auditoría, que ha pedido el equipo legal de la candidata Keiko Fujimori, se podría conocer cuántos muertos, menores de edad y otros impedidos han votado, obviamente, de manera ilegal. La ONPE se niega repetidamente amparándose en el derecho a la intimidad de los electores y la JNE se niega a intervenir en cada amparo presentado.

El presidente del JNE sostiene que las firmas falsas probadas en las actas electorales es un tema penal, que no compete a su tribunal, y por eso ha pedido al Jurado que rechace cualquier tema relacionado a ello.

Con estas acciones de las autoridades electorales se está favoreciendo de manera desmedida al comunista Pedro Castillo, ya que la causa no puede pasar al fuero penal sin declarar primero a Castillo ganador. Una vez en el poder, la causa por el posible fraude electoral quedará obviamente cajoneada.

Bajo esta situación, el único miembro que quiere que el Jurado Electoral verifique si hubo fraude electoral, Luis Arce Córdova, se ha visto forzado a presentar la renuncia.

Al centro, Luis Carlos Arce Córdova.

En una sentida carta, Arce Córdova explica los motivos de su renuncia, denunciando una fuerte politización del Jurado Nacional Electoral (JNE): 

“Acudo a vuestros despachos amparado en mis convicciones democráticas a fin de presentar formalmente mi declinación irrevocable al cargo de representante del Ministerio Publico ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) con el fin de evitar que la representación que ejerzo y mis votos en minoría sean utilizados para convalidar falsas deliberaciones constitucionales que son en realidad decisiones con clara parcialización política en el Pleno del Jurado Nacional de Elecciones que hasta hoy he tenido el honor de integrar de manera honesta“, arranca

Durante las audiencias se apreciaba cómo siempre este magistrado se enfrentaba a los otros tres en busca de la verdad electoral; pero al ser minoría no tuvo éxito alguno. En su carta, señala cómo todos los puestos de poder en Perú han sido tomados por la extrema izquierda durante el corrupto gobierno de Martín Vizcarra

Arce continúa en su carta: “Además, el Perú debe conocer que no es casualidad que actualmente ejerzan funciones una Fiscal de la Nación, un Presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), un Jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), una Presidenta del Poder Judicial (PJ) y siete miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) designados durante el Gobierno del vacado ex Presidente de la Republica Martin Vizcarra Cornejo y que precisamente en el ejercicio funcional de sus altas responsabilidades se haya provocado la situación política en la que nos encontramos“.

El renunciante fiscal luego señala las acciones que están realizando cada uno de esos funcionarios en contra de la verdad. Arce reclama que es inaudito que el jefe de la ONPE, Piero Corvetto, se encuentre pregonando que las elecciones son limpias sin primero mostrar los padrones. Cabe recordar que Corvetto fue un observador que avaló las elecciones venezolanas del 2013 durante el ascenso del dictador comunista Nicolás Maduro.

Martín Vizcarra, el ex presidente que dejó una justicia de izquierda en Perú, que avalará el el fraude de Pedro Castillo.

En otra parte de la carta, critica a la Fiscal de la Nación Zoraida Ávalos por no perseguir los delitos en este contexto electoral. Cabe recordar que ella fue colocada luego de que Martín Vizcarra forzara la renuncia del anterior Fiscal de la Nación Cesar Chávarry, luego de que éste indicara que iba a investigar los actos de corrupción de Vizcarra.

También destaca que la actual Presidente del Poder Judicial, Elvia Barrios, también fue colocada en el puesto luego de una época convulsa de cambios de presidentes en tal entidad, cuya designación final es atribuible a Vizcarra.

Arce critica que Barrios mantenga a Salas Arenas en su puesto de Presidente del JNE, a pesar de que él haya defendido y liberado a terroristas, como abogado y juez respectivamente, en su pasado laboral.

También lanza duras criticas a la Junta Nacional de Justicia, sobre la cual asegura que estaba buscando todo tipo de formas irregulares para poder inhabilitarlo como fiscal, porque él no cede ante las presiones del vizcarrismo.

Cabe recordar que durante la conformación de esta Junta, que es la encargada de nombrar jueces y fiscales, se rechazó a los poquísimos candidatos que superaron el examen de conocimientos sólo porque no eran de tendencia izquierdista. En su lugar, se ha conformó una junta con todos los miembros ideologizados hacia la izquierda, a pesar de no tener la experiencia necesaria.

Arce también se refiere a sus compañeros del JNE como politizados parcializados a favor de la extrema izquierda comunista del partido Perú Libre.

Para finalizar, en un tono pesimista pero muy realista, informa a los peruanos que marchan a favor de la verdad electoral que sus esfuerzos serán en vano porque este JNE ya tiene su resolución tomada.

Jorge Luis Salas Arenas, el simpatizante del comunismo que dirige el JNE.

Luis Arce Córdova está impedido de renunciar al JNE debido a que su cargo es irrenunciable, pero puede declinar de formar parte del Jurado.

En este sentido, indica que para las próximas reuniones del Jurado, se acepte a su suplente, ya que él no va a ser partícipe ni va a convalidar el fraude electoral. Aunque se rumorea también que fue presionado a presentar esta renuncia, así la decisión de declarar a Castillo ganador está respaldada por un JNE “unánime”.

El JNE se conforma por 5 miembros, el presidente elegido por el Poder Judicial, que en este caso sería Jorge Luis Salas Arenas; otro miembro es elegido por el Ministerio Público, Luis Arce Córdova; otro elegido por las universidades privadas y otro elegido por las universidades públicas, que son los otros miembros: Rodríguez Vélez y Sanjinéz Salazár respectivamente.

El quinto miembro debe ser elegido por el Colegio de Abogados de Lima, pero esto no es posible debido a que no se deja tomar cargo al ganador de las elecciones, Javier Villa Stein, debido a que el juez es reconocido por enfrentarse abiertamente a la izquierda. Irónicamente, se usa como excusa que las elecciones no se han llevado a cabo correctamente por el contexto de la pandemia.

Por la declinación de Arce se dejaría sin poder operar al JNE hasta que ingrese su reemplazo, es por esta razón abogados oficialistas aparecen en medios amenazando al magistrado por declinar. Arce se adelanta a esta actitud en su carta y refiere que se defenderá de la Fiscalía y de la Junta Nacional de Justicia que lo van a perseguir por razones políticas.

Javier Villa Stein, el juez derechista al que no se le permite acceder al JNE.

Por Miguel Morocho Yucra, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Perú

Castillo fue interrogado por varias horas por la Fiscalía sobre los ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas

Publicado

en

El pasado 28 de diciembre, el comunista Pedro Castillo debió contenstar preguntas del Procurador General por las denuncias de tráfico de influencias en los ascensos de militares de su círculo cercano.

El presidente de Perú, el comunista Pedro Castillo, fue interrogado el martes pasado por la Fiscalía como presunto traficador de influencias para otorgar ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas y promocionar a militares de su círculo cercano.

El interrogatorio se realizó en el Palacio de Gobierno de Lima, en una diligencia que tomó alrededor de cinco horas y que transcurrió de forma privada, aunque se sabe que el presidente estuvo acompañado por su equipo legal.

A la conclusión del interrogatorio, el abogado de Castillo, Eduardo Pachas, explicó a los periodistas que el gobernante respondió a más de 40 preguntas, entre ellas dos del procurador general del Estado, Daniel Soria, quien también estuvo presente.

Soria recientemente denunció a Castillo ante la Fiscalía por los presuntos delitos de patrocinio ilegal y tráfico de influencias por otro caso distinto, relativo a la licitación para la construcción de un puente, tras unas reuniones clandestinas en su ex domicilio privado y no en el Palacio de Gobierno.

Los representantes del Ministerio Público no brindaron declaraciones, y la institución solo informó que la declaración fue tomada por el fiscal adjunto supremo Ramiro González en lugar de la Fiscal General, Zoraida Ávalos, quien no pudo acudir tras haber sido internada en una clínica de Lima por una urgencia médica.

Esta es la primera vez que Castillo declara como presidente ante un fiscal, luego de meses de escándalos de corrupción. La Fiscalía lo interrogó con el objetivo de averiguar el grado de participación que tuvo en las presuntas presiones sobre los ascensos militares que ejercieron el exsecretario de Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, y el exministro de Defensa Walter Ayala.

Tanto Pacheco como Ayala ya no están más en el Gobierno, y aunque Castillo no explicó su salida del Gabinete, es claro que fueron apartados por su participación en este caso de corrupción.

Según los medios locales, el presidente comunista les ordenó a los dos ex funcionarios que hagan un profundo recambio en las autoridades militares del país, ya que mantenían una fuerte influencia fujimorista y rechazaban sus vínculos con Sendero Luminoso.

Los ascensos irregulares fueron denunciados por los ex comandantes generales del Ejército, José Vizcarra, y de la Fuerza Aérea, Jorge Chaparro, quienes fueron destituidos sin explicaciones por Castillo apenas tres meses después de haber sido nombrados.

Para sustentar su versión, Vizcarra difundió un WhatsApp en el que Castillo le pedía tratar “temas urgentes” con Pacheco. Cuando habló con Pacheco, el entonces secretario de la presidencia le dio el nombre de Víctor Torres para que ascendiera de comandante a coronel, a pesar de no tener la jerarquía necesaria para dar ese paso.

Seguir Leyendo

Perú

Perú: la oposición busca destituir a Castillo en “tres o cuatro semanas”

Publicado

en

El líder del partido Renovación Popular, Rafael López Aliuaga, pidió la renuncia de Castillo y adelantó que buscarán una nueva instancia para destituirlo.

El 2022 no será un año sencillo para Pedro Castillo. Con 6 meses en el Gobierno, el maestro rural tuvo que cambiar 12 ministros, enfrenta una rebelión interna de parte de su ala dura que lo acusa de haber pactado con “la izquierda caviar” y tuvo que sortear su primer intento de destitución. 

El argumento para sacar a Castillo es que no deja a entrar a la Fiscalía para investigar un presunto caso de corrupción en PetroPerú.  “A nivel de gobierno, todos los días hay un destape, un escándalo. Qué inversión quieren para el 2022 en un país que todos los días tiene escándalos al nivel del presidente de la República y un presidente de la República que no deja entrar a la fiscalía, por favor. Él no puede obstruir a la justicia”, manifestó el excandidato presidencial en un reportaje televisivo.

“Lo que veo es que la desconfianza en el Perú, en las inversiones es cada vez peor. Estamos llevando al Perú a un descalabro y lo veremos el año que viene”, agregó.

Renovación Popular rechaza medidas restrictivas impuestas por gobierno de  Sagasti - Ancash Noticias Ancash Noticias

Aliaga fue uno de los impulsores de la frustrada vacancia de principios de diciembre y adelantó que “La bancada quiere hacerlo muy bien sustentado para llegar (a la vacancia). Elementos hay, pero hay que ordenarlos jurídicamente. Bien hecho, no algo que sale en un día”.

Pero el asambleísta fue más allá y disparó: “Yo le estoy pidiendo la renuncia del señor (Pedro Castillo), de una vez que renuncie. Ha hablado con la bancada, ellos quieren seguir un proceso más riguroso para que no pase lo del primer intento de vacancia”. 

Fuentes del entorno del gobierno peruano consultadas reconocen que los números de la destitución podrían estar para dentro de las semanas proyectadas por Aliaga pero contemplan un factor que hace un tiempo no era tan tenido en cuenta como la aparición de más aliados en la región que podrían salir en su respaldo. 

Seguir Leyendo

Perú

Castillo envuelto en nuevo escándalo: Empresario palestino obtuvo contratación directa tras reunión en secreto

Publicado

en

Se está empezando a tener una idea de lo que se discutió en las reuniones clandestinas de Castillo con importantes empresarios peruanos que no quedaron en los registros oficiales.

El comunista Pedro Castillo sigue enfrentando las repercusiones de las reuniones clandestinas que llevó a cabo en su domicilio privado con importantes empresarios. La locación de estos mitines fue elegida para que no queden registros en las actas oficiales de la Casa de Gobierno.

Este escándalo ya puso contra las cuerdas al presidente hace unos días, cuando la oposición intentó iniciar un juicio político en su contra en el Congreso, pero quedó a 6 votos de poder hacerlo. Sin embargo, ahora salió a la luz que muchos de estos empresarios que se reunieron con Castillo ganaron importantes licitaciones y contrataciones directas con el Estado luego de juntarse en secreto con él.

Uno de los casos más paradigmáticos es el de Samir Abudayeh, directivo de Petro-Perú y empresario investigado por este caso. Abudayeh consiguió un contrato de adquisición de Biodiésel B100 con la empresa Heaven Petroleum Operators, a la cual representa en Perú, poco después de reunirse con Castillo.

El último domingo, un informe del programa Punto Final mostró que el presidente Pedro Castillo recibió el pasado 18 de octubre a la lobbyista Karelim López, a Samir Abudayeh y al gerente general de Petroperú, Hugo Chávez Arévalo.

Dos semanas después,la empresa de Samir Abudayeh Giha ganó la licitación para venderle el biodiesel a Petroperúpor más de 70 millones de dólares. Tras ello, la sospecha sobre un presunto favorecimiento directo a Heaven Petroleum Operators despertó las alarmas.

El lunes pasado, dos fiscales llegaron al Palacio de Gobierno para investigar al presidente. Los agentes del Poder Judicial solicitaron hablar con Julio Salas, asesor legal de la presidencia de la República. La diligencia duró más de cinco horas.

A pesar de que la agenda de Castillo marcaba que iba a estar en la sede del gobierno, según los fiscales no se apersonó en las instalaciones gubernamentales en todo el tiempo que estuvieron allí dentro.

Este jueves, después del escándalo que los medios ya están titulando como “caso Petroperu”, la empresa estatal declaró la nulidad de la licitación y aseguró que investigará el proceso para determinar si hubo coimas involucradas.

El escándalo es más grande todavía: Samir Abudayeh ganó varios contratos tras reunirse con Castillo

El empresario de familia palestina, también es dueño de Herco Combustibles S.A., una compañía que obtuvo la buena pro de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) por más de 1 millón de soles para la adquisición de 67.000 galones de combustible aéreo turbo A-1 en Pucallpa, en la región Ucayali.

De acuerdo a información de El Comercio, la contratación directa (es decir, sin un proceso de licitación) que hizo la FAP con la empresa de Abudayeh se sustentó con un informe del Departamento de Hidrocarburos del Servicio de Abastecimiento Técnico (Sebat), del 30 de septiembre.

La FAP realiza operaciones aéreas en Pucallpa de acuerdo a la política del señor presidente de la República para lo que se requiere contar con un abastecimiento oportuno de combustible de aviación turbo A-1 en el aeropuerto internacional Capitán FAP David Abensur Rengifo”, se menciona en el documento, que parece tirarle la pelota a Castillo.

Herco Combustibles S.A. fue constituida en enero del 2001 por Samir Abudayeh y otros miembros de su familia con un capital de 2 mil soles para la “comercialización y distribución al por mayor de combustible y demás derivados del petróleo”. En el 2017, el capital social de la firma se incrementó a 27,8 millones de soles.

Fechas del proceso

El presidente Pedro Castillo se reunió con Abudayeh el viernes 15 y el lunes 18 de octubre en el despacho presidencial. Luego, el 22 de octubre, la Dirección General de Logística de la FAP aprobó la contratación con Herco Combustibles S.A. como proveedor único.

La invitación a la compañía de Abudayeh para que participara en esta licitación se efectuó el lunes 15 de noviembre. El miércoles 17, la empresa presentó la propuesta y al día siguiente, el jueves 18, se le adjudicó la buena pro.

El contrato de adjudicación fue suscrito el martes 30 de noviembre entre el mayor general FAP Antonio Cossio, a nombre del Servicio de Abastecimiento Técnico de la FAP, y Luis Valderrama, representante legal de Herco Combustibles S.A., dos nombres que serán investigados por la justicia por todo este caso.

Seguir Leyendo

Trending