Conecte con nosotros

Uruguay

A pesar de la derrota en Montevideo, Lacalle Pou ratificó su Gobierno y Uruguay completa un importante giro a la derecha

Las elecciones departamentales del domingo dieron con una contundente victoria del Partido Nacional del presidente Luis Lacalle Pou, arrebatándole 3 históricas intendencias al Frente Amplio, y ganando en 15 de los 19 departamentos.

Publicado

en

La jornada de ayer marcó una de las más contundentes victorias electorales de la historia del Partido Nacional uruguayo. El Partido del presidente Luis Lacalle Pou se hizo con 15 intendencias sobre 19, arrebatándole Paysandú, Rocha y Rio Negro al izquierdista Frente Amplio. Los colorados se mantuvieron fuertes y retuvieron el departamento de Rivera, su último bastión en el país.

El giro a la derecha en Uruguay se está consolidando. Después de un triunfo ajustado de Lacalle Pou contra Daniel Martínez en 2019, estas elecciones iban a poner a prueba al Partido Nacional en su afán de consolidar su vuelta al ruedo político, después de 15 años de hegemonía frenteamplista.

El Frente Amplio solo logró retener 3 departamentos: Montevideo, Canelones y Salto, que permanecen bastiones de la extrema izquierda en el país, aunque las diferencias con el Partido Nacional se acortaron y este resultado deja muy bien parado al oficialismo para el futuro.

El avance de la derecha se puede ver bien en el cambio del mapa electoral de 2015 a 2020. El azul oscuro, representante del Frente Amplio, casi que desaparece por completo y queda relegado a las principales urbes, perdiendo cualquier presencia rural que alguna vez aspiraron a tener.


Ad

No alcanzó en Montevideo 

Pese a la enorme expectativa por la candidatura de la economista Laura Raffo, a la Coalición Multicolor (integrada por todos la oposición al Frente Amplio en Montevideo – Partido Nacional, Partido Colorado, Cabildo Abierto, Partido Independiente, Partido De La Gente) no le alcanzó para ganarle a la formación izquierdista Frente Amplio en su principal bastión.

Si bien Raffo, elegida por Lacalle Pou, fue la candidata más votada con el 39% de los votos, la “ley de lemas” que rige en Uruguay permite que cada Partido presente hasta 3 candidatos distintos, cuyos votos se suman y gana entre ellos el más votado. 

Así, la senadora comunista Carolina Cosse con el 21%, sumó votos con el 18% de Álvaro Villar -el candidato de Mujica- y el 12% de Daniel Martínez, actual intendente y fracasado ex candidato a Presidente, y con el 51% de los votos se impuso sobre Raffo y será la próxima Intendente de Montevideo.

Carolina Cosse representa la nueva cara del Frente Amplio, que en vez de aprender de sus errores del pasado, está atravesando un período de transición de la centro-izquierda a la extrema izquierda, más progresistas y socialistas que nunca.

Carolina Cosse, candidata del Frente Amplio y apoyada por el Partido Comunista uruguayo.

Ad

La otra derrota cantada: Canelones

Canelones, junto con Montevideo, es el otro gran bastión de la izquierda en el país. El actual intendente frenteamplista Yamandú Orsi fue reelecto por amplia mayoría.

Orsi es uno de los favoritos de Mujica dentro del Partido y, a pesar de que el ex-Presidente anunció su salida de la política, dio el discurso de la victoria del Intendente en el municipio y auguró una “renovación frenteamplista”.

Mujica aseguró que “se vienen las nuevas generaciones”, y le abrió la puerta a Yamandú Orsi a buscar la presidencia de la República en las elecciones de 2024.

Ad

Un “casi” litoralazo

El Partido Nacional recuperó las intendencias de Paysandú y Río Negro: el diputado Nicolás Olivera fue electo en Paysandú y Omar Lafluf en Rio Negro, pero no alcanzó para recuperar todo el Litoral, ya que el voto dividido entre blancos y colorados le dio la victoria al intendente frenteamplista, Andrés Lima, quien reeligió en el departamento de Salto.

Lima había tenido una pésima gestión y perdió casi todo el apoyo que había obtenido para las elecciones de 2015. Sin embargo, la mala estrategia política y la imposibilidad de llegar a un acuerdo preelectoral entre el Partido Colorado y el Partido Nacional en el departamento (como sí se logró en Montevideo) permitió un triunfo de la izquierda que se podría haber evitado.

Los resultados finales fueron Lima con 33%, Carlos Albisu del Partido Nacional con 30% y Germán Coutinho del Partido Colorado con 18%. De haber logrado un acuerdo, la Coalición Multicolor habría arrasado y completado el litoralazo que tanto quería lograr la derecha uruguaya.

El Partido Comunista también apoyó la candidatura de Andrés Lima, y se suma a la lista de figuras del Frente Amplio que se están radicalizando a la extrema izquierda.

Andrés Lima, reelecto intendente de Salto.

Ad

Los blancos dieron el batacazo en Rocha a la izquierda

En una elección muy reñida que se definió por menos de 1.300 votos, ganó la intendencia de Rocha el diputado nacionalista Alejo Umpierrez, en un departamento que ha sido el bastión del Frente Amplio por años y que siempre estuvo colmado de ideas de izquierda.

El Partido Nacional, en alianza con el derechista Cabildo Abierto, derrotó al actual intendente Anibal Pereyra, del Frente Amplio, y así la derecha uruguaya se anotó una de las victorias más importantes de la jornada.

El resultado final fue de 43,4% para los blancos y un cercano 40,8% para el Frente Amplio.

Ad

Arrolladora victoria nacionalista en Cerro Largo

En Cerro Largo, histórico departamento de tradición nacionalista, arrasó el Partido Nacional liderado por José Yurramendi con el 82% de los votos, una victoria aplastante sobre un Frente Amplio liderado por el ex canciller y ex vicepresidente de la Republica, Nin Novoa, quien sacó una magra votación que ronda los 7.000 votos.

Mientras el Partido Nacional pudo achicar la diferencia en los departamentos que son bastión de la izquierda, esta elección demostró que el Frente Amplio sigue muy abajo en las regiones donde predomina la derecha.

A pesar del escándalo, el Partido Nacional retuvo Colonia

El intendente de Colonia, el nacionalista Carlos Moreira, a pesar de una satisfactoria gestión al frente de su Municipio, había sido el objetivo de una grave difamación y un escándalo sexual que desencadenó una compleja interna dentro del Partido Nacional.

Sin embargo, los colonienses redimieron a Moreira en las urnas, desestimando las denuncias de extorsión sexual en su contra. Moreira se impuso en la interna con 33,5% frente al candidato Ricardo Planchon Geymonat, que obtuvo el 12%.

Esto representa un duro golpe para la vicepresidente Beatriz Argimón dentro del Partido Nacional, quien quiso expulsar a Moreira del Partido a raíz de este escándalo. Argimón, una feminista que representa a la pata progresista de los blancos en el Gobierno, saludó a todos los candidatos ganadores del Partido Nacional menos a Moreira.

Ad

El Partido Nacional reafirma su hegemonía en Maldonado

En el departamento de Maldonado -gran destino de inversiones extrajeras- reeligió holgadamente el Partido Nacional liderado por el ingeniero Enrique Antia, quien fue reelecto con la mayoría de votos del Partido, que saco alrededor de un 55% de los votos, frente al 21,2% del Frente Amplio.

Antía a su vez le ganó la interna nacionalista a Rodrigo Blas, un liberal de derecha que quería llevar a cabo importantes reformas pro-mercado en el Departamento para impulsar las inversiones y contribuir de gran manera a la reactivación económica no solo de Maldonado si no que de todo el país.

El actual intendente ha tenido un giro hacia el socialismo y propuso en campaña subirle los impuestos a “los ricos” para reactivar la economía. Este discurso vendió y Antía se impuso con el 38% de los votos frente al 17% que obtuvo Blas.

Uruguay: Lacalle Pou revalidó su Gobierno

En el resto de departamentos más pequeños en población hubo amplias victorias del Partido Nacional, especialmente en los sectores más rurales donde históricamente los blancos han tenido su base de votantes.

Se destacan las victorias de Pablo Caram en el departamento de Artigas, Guillermo Besozzi en el departamento de Soriano, Ana Bentaberri en San José y Mario García en Lavalleja, todos obteniendo más del 50% de los votos.

En Treinta y Tres, se dio otro gran triunfo del Partido Nacional, aunque los dos candidatos blancos están en un empate técnico de 33% cada uno.

Ramón da Silva con 12.093 votos y Mario Silvera, con 12.083 votos, ambos nacionalistas, están cabeza a cabeza disputando legalmente si hay un recuento o si se revisan uno a uno los votos observados para poder declarar un ganador.

Con estas victorias, luego de una exitosa gestión de la pandemia y la aprobación de una masiva Ley de Urgente Consideración que reformó múltiples puntos de la economía, educación y seguridad uruguaya, Lacalle Pou mantiene el apoyo popular en su nuevo Gobierno, lo cual debería indicarle que tiene el voto de confianza de más de la mitad de los uruguayos para llevar a cabo serias reformas en el país, y no cometer el mismo error de Mauricio Macri en Argentina, que luego de un contundente triunfo en las elecciones legislativas de 2017 decidió no llevar a cabo ninguna reforma.

A nivel nacional, el Partido Nacional obtuvo el 47,1% del total de los votos emitidos, el Frente Amplio el 44,5% y el Partido Colorado el 6,1%.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Uruguay

Lacalle Pou está combatiendo la delincuencia: Datos oficiales muestran históricas bajas en todos los delitos

Publicado

en

El Ministerio del Interior, encargado de la Seguridad Publica en el país oriental, dio a conocer el martes pasado las cifras de delitos en todo el país, y mistró que hubo una baja histórica en comparación con años anteriores.

El presidente Luis Lacalle Pou llegó al poder en Uruguay en gran parte por sus promesas de mano dura contra la delincuencia, un tema que había ofuscado el debate político en 2019.

Una pata fundamental de esta política contra la inseguridad había sido diseñada por Jorge Larrañaga, quien lamentablemente falleció en el pasado mes de mayo del año pasado y se puso en jaque el compromiso del gobierno “multicolor” en seguir combatiendo con dureza a la delincuencia.

En este contexto, Lacalle Pou publicó con bombos y platillos en Twitter una tabla con las cifras de denuncias de delitos, comparando los años 2019, 2020 y 2021.

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior, en el caso de los homicidios, la cifra bajó un 11,2% en comparación con 2020, y un destacable 23,7% si se toma en cuenta la variación entre 2019 y el año pasado.

Cabe recordar que hasta 2019 gobernó el Frente Amplio, partido de izquierda que por más de una década lideró el Gobierno haciendo estragos en materia de seguridad.

El ministro Alberto Heber, quien confeccionó la tabla, también expuso que los hurtos bajaron un 5,5% en el último año y un impresionante 19,9% en comparación con el periodo bianual 2019-2020. Las rapiñas bajaron un 13,5%, y 18,8%, en ambas comparativas respectivamente.

De todos modos, estos números deben ser analizados con mucha cautela, ya que principalmente en el área metropolitana, la gente, cansada de la inseguridad, ya ni siquiera realizan la denuncias correspondiente.

Un tema que también había sido central en la campaña del 2019 es el abigeato (robo de ganado en la zona rural), una problemática que el Campo le pedía al presidenciable del Partido Nacional que enfrente con especial ímpetu. Este delito fue el que más se vio reducido, según los datos expuestos, demostrando un fuerte interés del Gobierno en combatir este siniestro.

El abigeato habría bajado un 39,2% entre 2020 y 2021, periodo en el cual se implementó un importante plan de monitoreo por parte del Ejército en las zonas fronterizas con Brasil, epicentro de este tipo de delito.

Por su parte, el tipo de crimen que menos se vio reducido en los dos años de gobierno de Lacalle Pou fueron las denuncias por violencia doméstica, que se movieron 0,6% a la baja en comparación con 2020, y un magro 1,3% en total.

Seguir Leyendo

Uruguay

Unión Blanca Republicana marchó a la sede del Partido Nacional por el creciente progresismo en el partido

Publicado

en

El oficialista Partido Nacional continúa promoviendo una agenda de izquierda afín a la del Frente Amplio a través de su Secretaría de Diversidades, algo que los miembros del partido no soportan más.

Este lunes, militantes del Partido Nacional marcharon hacia la sede del partido en Montevideo en reclamo por la ideologización que está sufriendo la agrupación oficialista por parte de las nuevas autoridades.

La movilización, que también fue acompañada de una “gaucheada”, fue impulsada por la agrupación interna Unión Blanca Republicana, luego de que el Secretario de Diversidad del Partido, Federico Bianchi, dijera publicamente que le gustaba una imagen que circuló del Gral. Aparicio Saravia, uno de los máximos héroes blancos, “homosexualizado” con parafernalia LGBT, y la difundiera en redes.

No queremos que nuestro Partido pierda su esencia por adoptar ideas progresistas que son ajenas a nuestra colectividad política“, nos comentó Stephanie Magliano, presidente de la agrupación.

También se reclamó que el Partido Nacional haya permitido que autoridades del partido participaran de la Marcha de la Diversidad que organizó el izquierdista Frente Amplio, con una clara consigna en contra del gobierno.

“Enviamos dos cartas al Directorio pidiendo que se subsanaran estos errores: la falta de respeto a la figura de Aparicio Saravia, y el hecho que miembros de nuestro Partido hayan participado de una marcha que organizó el Frente Amplio que maquillaron con diversidad pero que tuvo una clara consigna en contra del gobierno“, aseguró Magliano.

Y agregó: “La única respuesta que habían dado las autoridades sobre la marcha de la diversidad fue en respaldo a estas personas. Excepto un miembro del Directorio, nadie condenó los hechos, en vez, los avalaron”.

En la proclama dirigida a las demás autoridades del partido, Unión Blanca Republicana expresó: “El Partido Nacional es garantía de las libertades y sabe que antes de derechos tiene obligaciones. Esa es la diferencia principal entre libertad y libertinaje. No necesitamos feminismos, cupos, racismos, fobias, o cualquier otra forma de manipulación psicológica de modelo izquierdista totalitario.

“No somos teofóbicos, homofóbicos, ni nada que se parezca. Sí somos inclusivos, dentro del respeto y principalmente el respeto al derecho ajeno. No existe libertad cuando hay imposición. No existe democracia cuando hay imposición”.

Seguir Leyendo

Uruguay

“Hegemonía”: el periodista uruguayo Federico Leicht lanza su nuevo libro con una crítica al avance de la izquierda en la sociedad

Publicado

en

El periodista lanza un nuevo trabajo que busca explicar las claves de la instalación en Occidente y en Uruguay de lo que llama la “hegemonía cultural de la izquierda”.

El reconocido periodista uruguayo Federico Leicht, a quien hemos entrevistado en el pasado y es una fuente de información que siempre utilizamos, lanza su nuevo libro “Hegemonía”.

En el marco de la 43° Feria del Libro en Montevideo, este 28 de octubre, Federico Leicht hará el lanzamiento. “Hegemonía” es un ensayo político que critica a la hegemonía global de la izquierda contemporánea y su avance, no solo en Latinoamérica si no que en todo el mundo, sobre distintas expresiones artísticas y culturales, abarcando cada aspecto de la sociedad.

Se trata de un cambio de perfil del autor, quien hasta ahora venía haciendo publicaciones más periodísticas, el libro se basa en una reflexión acerca de dónde está parada la izquierda y cuánto terreno ganó en las últimas décadas.

El libro sintetiza en 90 páginas varios de los problemas sociales y culturales de la sociedad actual, y muestra cómo en muy poco tiempo el Estado totalitario ha avanzado sobre las vidas de las personas y sus libertades individuales.

A pesar de identificar a la izquierda en su obra, también realiza una crítica al binarismo de izquierda-derecha del sistema político actual, argumentando que esta línea de batalla cultural ya no es aplicable al mundo de hoy, según Leicht, la batalla va contra un enemigo global.

En otras palabras, los organismos internacionales, la ONU, y diversos lobbies, algo mucho más grande y abarcativo que la lucha contra la izquierda hispanoamericana.

La presentación del libro se realizará afuera de la intendencia, en la explanada municipal, como respuesta a los protocolos y medidas de corte casi teatral, impuestas por la intendencia y el gobierno Nacional, que dificultan e incluso impiden el ingreso de muchas personas. Desde Uruguay, el libro se puede comprar por Mercado Libre y Grupo Libros.

Seguir Leyendo

Trending