Conecte con nosotros

Uruguay

Cámara de Diputados de Uruguay aprueba el “Presupuesto de los consensos” enviado por Lacalle Pou

El Presupuesto para los 5 años de Lacalle Pou fue aprobado en Diputados y deberá ser tratado en el Senado. El Presidente celebró el “consenso” al que se llegó para aprobar un Presupuesto que realiza un tímido ajuste fiscal, no remueve impuestos y no toca el gasto público.

Publicado

en

La Cámara de Diputados de Uruguay aprobó la semana pasada el proyecto de ley del Presupuesto General presentado por el presidente Luis Lacalle Pou, que regirá por los próximos 5 años, y que ahora será enviado al Senado para aprobarlo definitivamente, en los próximos 45 días.

Para desilusión de muchos votantes del Partido Nacional, el Presupuesto aprobado consta de un tímido ajuste fiscal, que baja muy levemente el gasto y mantiene los impuestos altos de la etapa del Frente Amplio.

El gasto propuesto total para 2021 es de unos 900.000 millones de pesos uruguayos, o sea unos 20.454 millones de dólares, que serán utilizados en su mayoría para “reactivar” la economía. 

Durante unas 15 horas, los diputados discutieron cada uno de los artículos presentados en el proyecto, y se llegaron a importantes consensos que permitieron que la mayoría de los artículos se aprobaran con pocos cambios. 

El Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, le agradeció a sus aliados de la Coalición Multicolor el trabajo realizado en estos días, y destacó el “nivel de madurez, inteligencia y sensibilidad” con el que se actuó para este proceso. 

A su vez, afirmó que entiende y respalda los cambios que introdujo la bancada de diputados de la coalición de gobierno.

El mandatario destacó que esos cambios mantienen el espíritu de la ley y de lo acordado entre los partidos que integran el Gobierno.

De igual forma, el Presidente de la Cámara de Diputados, Martín Lema, del Partido Nacional, reconoció en su cuenta de Twitter el trabajo de los 7 partidos políticos que intercambiaron posiciones en el marco de la tolerancia y el respeto.

Ad

El proyecto de ley había sido entregado el 7 de septiembre a los miembros del Poder Legislativo, siendo recibido por la presidente de la Asamblea General y Vicepresidente, Beatriz Argimón, quien lo remitiría a la Cámara de Diputados para discutir acerca de este importante asunto.

El Gobierno aseguró que dicho proyecto se elaboró “tomando en cuenta las diversas opiniones, un exhaustivo análisis de la realidad y los caminos para alcanzar los resultados que todos anhelamos: una mejor calidad de vida para todos los residentes del país“.

Además, destaca que es “una propuesta centrada en las personas y la comunidad y no en el Estado, procurando el bienestar de la sociedad en su conjunto“.

Busca ser un presupuesto “responsable porque “se compromete a cuidar las finanzas públicas del país y a plantear el Estado de bienestar en un marco de sostenibilidad de las políticas públicas sin comprometer la capacidad de pago del país“.

Desde el Gobierno, se entiende “necesario” plantear “medidas que promuevan la inversión, generen puestos de trabajo genuinos en el sector privado y mejoren el entorno macro y microeconómico para generar un nuevo círculo virtuoso de crecimiento económico y desarrollo social“.

La militancia más de derecha expresó su preocupación por este Presupuesto: mientras el Gobierno celebra consensos y conformaciones, la situación fiscal del país ha quedado severamente comprometida y el fin de la bonanza económica puede terminar siendo el talón de Aquiles de Lacalle Pou, como lo fue del gobierno de Mauricio Macri en Argentina.

Presentación del Proyecto de ley para el Presupuesto Nacional 2020-2024, recibido por Beatriz Argimón, presidente de la Asamblea General (tercera en la foto, de izquierda a derecha).

Ad

Según el Diario “El País”, para este año, el gobierno indica que se verificará una contracción generalizada de la actividad económica mundial, y su magnitud permanece con un elevado nivel de incertidumbre, debido a la posibilidad de que la duración de la pandemia resulte más prolongada por un posible rebrote del virus chino, y por ende se requiera reducir la velocidad en la flexibilización de las medidas de confinamiento. 

Por otra parte, el Gobierno uruguayo espera que tras una contracción del 3,5% este año, el Producto Interno Bruto (PIB) crezca 4,3% en términos interanuales en 2021, 2,5% en 2022, 4,2% en 2023 y 3,9% en 2024.

Con respecto a la inflación, el gobierno estima que en 2020 llegará a 9,5% y en 2021 se ubicará en 6,9%. La economía uruguaya nunca ha tenido los problemas inflacionarios que se caracterizan en Argentina, aunque en los últimos años ha estado al borde de entrar en una espiral inflacionaria, rozando el 12% interanual en varias ocasiones.

Esta subida actual preocupa ya que en plena pandemia y con la economía en recesión debería estar bajando, lo cual indica un importante núcleo inflacionario dejado por el anterior gobierno socialista, que parece no haber sido previsto por la ministra de Economía, la keynesiana Azucena Arbeleche.

Ahora, se resolvió reducir el rango objetivo de inflación a partir de septiembre de 2022 y ubicarlo entre 3% y 6% (actualmente se ubica entre 3% y 7%), y se calcula que la inflación proyectada al término de 2022 será de 5,8%. Mientras que para 2023 se espera una inflación de 4,7% al cierre de ese año y de 3,7% a fines de 2024.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Uruguay

Ya hay tantos argentinos como venezolanos queriendo asentarse en Uruguay

Publicado

en

La cantidad de nuevas postulaciones de trabajo de parte de argentinos en Uruguay ya igualó a la de los venezolanos, en lo que indica una verdadera crisis migratoria para el país oriental.

Desde que comenzó el gobierno de Alberto Fernández y luego la pandemia, el número de argentinos que decidió asentarse en Uruguay creció exponencialmente en relación a los índices de años anteriores. De esta manera y desde la óptica del país vecino, en 2021 la cifra escaló al 40% del total de argentinos que postulan a un trabajo del otro lado del charco.

En total, Uruguay cuenta con 46.442 extranjeros trabajando allí, según los últimos datos del Banco de Previsión Social a los que accedió el canal Telemundo. Eso significa que un 3% de las personas ocupadas en el país son extranjeras, y de ese porcentaje, las nacionalidades principales son: argentinos en un 35%; venezolanos, un 18%; cubanos, un 11%; brasileños, un 10% y peruanos un 4%.

Si bien la mayoría es argentina, este es un dato histórico debido a la cercanía de ambos países y las familias compartidas entre los dos países. Pero si se tiene en cuenta los últimos años, las postulaciones de extranjeros estaban dominadas por los venezolanos, abarcando entre un 40 y un 50%.

En comparación, las postulaciones de argentinos en 2018 habían estado entorno al 20 o 25%, pero en lo que va del año, este número ya superó el 40%, poniéndose a la par de los postulantes venezolanos. De hecho, antes de la pandemia, los números evidenciaban una baja que se mantuvo constante desde el 2011, pero que explotó entre 2020 y 2021, según pudo rastrear la consultora Advice.

La consultora mostró que Argentina fue el único país que aumentó el éxodo de ciudadanos durante el año pasado. Además de la flexibilidad de las medidas sanitarias del país vecino, la eficacia del plan de vacunación uruguayo y su estabilidad económica fueron los motivos que más sedujeron a los argentinos.

Según Advice, la inmigración argentina que está experimentando Uruguay este año solo es comparable con la que vivió con la inmigración venezolana en 2013, durante el mandato de José “Pepe” Mujica, cuando luego de la muerte del presidente Hugo Chávez, asumió el poder Nicolás Maduro y consolidó la dictadura comunista en Venezuela.

Seguir Leyendo

Uruguay

Tensión en el Mercosur: Lacalle Pou confirmó que Uruguay avanza hacia un acuerdo comercial con China

Publicado

en

El presidente uruguayo convocó a representantes de todos los partidos para dar detalles de las negociaciones con el régimen comunista chino.

Uruguay volvió este martes a sacudir al Mercosur, luego de que el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou diera a conocer que hay avances significativos en un acuerdo de libre comercio de su país con China. La noticia llega tras los fuertes cruces que el mandatario uruguayo tuvo con Alberto Fernández acerca del rumbo económico del bloque comercial sudamericano.

“El mandatario convocó este encuentro para brindar información relevante sobre los últimos avances en materia de acuerdos comerciales con terceros países, en particular, con la República Popular China, señala el comunicado difundido por el Gobierno uruguayo.

“El presidente y el gobierno nacional han manifestado en diferentes instancias la vocación aperturista de Uruguay y la necesidad de concretar acuerdos comerciales con el propósito de generar oportunidades de progreso para el país”, agrega el texto.

El acuerdo que quiere Lacalle con China va en la misma dirección que había casi consolidado con Estados Unidos en 2020, durante el mandato de Trump. Sin embargo, un decreto de Joe Biden el mismo día de su asunción dejó sin efecto todas las negociaciones comerciales del ex presidente republicano, que incluía el TLC con Uruguay, además de uno con China, Corea del Sur, Japón y Brasil.

De todos modos, al igual que un acuerdo con un país como Estados Unidos, el acuerdo comercial con China viene con un conjunto de requisitos geopolíticos que, a diferencia del que se tenía pensado con Trump, implica un cambio importante a la manera de hacer política en la región.

La otra cara de la moneda, ¿Se profundiza el desencuentro entre Fernández y Lacalle Pou?

Mientras a nivel internacional se verá un alineamiento de Uruguay a los intereses de China, en la región se ve una profundización a la grieta en el Mercosur, entre Uruguay, Brasil y Paraguay por un lado, y Argentina por el otro, quien con su veto resiste una reducción a la Tarifa Común del bloque comercial que quieren Lacalle, Bolsonaro y Abdo Benítez.

El mayor choque ocurrió hace unos meses, cuando durante su exposición, el primer mandatario de Uruguay, aseguró: “Nosotros no estamos conformes, creemos que es bueno iniciar diálogos, sentarse a la mesa, pero la suma de situaciones en las cuales no canalizan estos acuerdos generan frustraciones”

Finalmente, Lavalle destacó que el Mercosur “pesa” en el concierto de naciones, pero que no puede ser “un lastre” que actúe como un “corset” que no deja mover a los países. “Uruguay necesita avanzar”, aseveró.

“En ocasión de la última cumbre de jefes de Estado del Mercosur, Lacalle Pou sostuvo que el mundo va muy rápido entrelazándose comercialmente y que, con el fin de la pandemia, las negociaciones se dispararán, afirmó el gobierno uruguayo en su comunicado de este martes.

La convocatoria lanzada por Lacalle Pou incluye a políticos aliados y opositores. Entre ellos están: Pablo Iturralde (Partido Nacional), el ex presidente Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), Pablo Mieres (Partido Independiente), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), María José Rodríguez (Frente Amplio), Daniel Peña (Partido de la Gente) y César Vega (Partido Ecologista Radical Intransigente).

Seguir Leyendo

Uruguay

Conrado Hughes abandona Polémica en el Bar tras enfrentarse con un sindicalista al aire

Publicado

en

El popular conferencista no estará más en la versión uruguaya de Polémica en el Bar.

Conrado “Connie” Hughes, reconocido conferencista y profesor de orientación liberal uruguayo, confirmó finalmente que ya no formará parte del equipo de panelistas de Polémica en el Bar, el popular programa que conduce Jorge Piñeyrúa en Canal 10 de la televisión uruguaya.

Su salida ocurrió por su propia voluntad luego de tener un encontronazo con otro panelista y no llegar a un acuerdo con la producción del canal, que cada vez da más lugar al discurso único progresista de izquierda, opacando las voces disidentes. 

“Todos sus días tienen sus más y sus menos”, publicó Hughes en su cuenta de Twitter y cerró con un “Hasta la vista”, confirmando la desvinculación del programa.

El ahora ex panelista del ciclo destacó y agradeció a sus seguidores, y saludó también a sus compañeros de piso, Patricia Madrid, Robert Moré, Álvaro Navia, Sergio Puglia, Nicolás Lussich y Juan Miguel Carzolio, a quienes no responsabilizó por su salida. 

Su salida se produjo luego de que Hughes discutiera acaloradamente con el sindicalista Eduardo “Lalo” Fernández. La discusión inicial se había dado en el marco de un debate por el endeudamiento de algunos departamentos del Uruguay, y la la polémica surgió debido a que la Junta Departamental de Canelones no aprobó el endeudamiento para el intendente Yamandu Orsi, y posible aspirante presidencial del Frente Amplio.

Esto fue tildado de operación política de parte del gobierno nacional de Lacalle Pou a Orsi por el sindicalista y, en la discusión, Hughes acusó al Frente Amplio, muy acertadamente, de manejar mal el dinero de los uruguayos.

Seguir Leyendo

Trending