Conecte con nosotros

Uruguay

Lacalle Pou busca elevar el perfil del Ministerio de Desarrollo Social, y designa a su posible sucesor político Martín Lema como nuevo ministro

El Presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció en su cuenta de Twitter, la designación del diputado Martín Lema en el Ministerio de Desarrollo Social, luego de despedir a Pablo Bartol.

Publicado

en

El Presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció en su cuenta de Twitter la designación del diputado Martín Lema como el nuevo Ministro de Desarrollo Social, en reemplazo de Pablo Bartol.

En el tuit el mandatario expreso su “profundo agradecimiento” a Bartol, “por su dedicación y compromiso al servicio del país”. Bartol no era un político de carrera, habiendo sido profesor universitario y columnista. 

Estuvo al frente del Ministerio de Desarrollo Social entre el 1ro de marzo de 2020 y el 1ro de mayo de 2021, con una gestión de bajo perfil a pesar de la profunda crisis que vive el país y la región. Durante 2020, la pobreza pasó del 8,8% a un 11,6% de la población, lo que supuso casi 100.000 personas más.

En un comunicado, Presidencia de la República explicó el cambio en el Ministerio, y aseguró que en el marco de la pandemia la gestión de este ministerio se encamina hacia un nuevo abordaje integral, derivado de las consecuencias sanitarias, laborales, sociales y educativas, que demandarán una impronta de fuerte articulación política y territorial”.

El gobierno explica que con el cambio de ministro se busca que el Mides “se constituya en una referencia de dicha articulación y por ello ha entendido necesario realizar un giro en su conducción, con el objetivo de abordar un nuevo objetivo político”.  

Lema le respondió al Presidente, agradeciéndole su designación y mostrando entusiasmo por su nuevo cargo.

Ad

En otras palabras, con este cambio Lacalle pretende darle un mayor protagonismo político al Ministerio de Desarrollo Social, y así darle visibilidad a un eventual sucesor en el liderazgo de su Partido, como puede ser Martin Lema.

El Mides es la fuente principal de planes sociales y, como se dice en Uruguay “una cueva del Partido Comunista“.

Lacalle pretende distribuir mejor las responsabilidades de la crisis que atraviesa el país, por lo que elevará el perfil del Ministerio para cargarle a esa cartera la tarea de expandir el sostén social.

Era lógico que para esta tarea recurra a un importante aliado de peso político como Lema. Recordemos que de cara a las elecciones de 2024, el presidente Lacalle Pou no puede ser candidato a la reelección, ya que el país tiene sólo un mandato consecutivo. Lema podría ser un eventual sucesor de Lacalle, y necesita ganar fama en el Poder Ejecutivo.  

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Uruguay

Lacalle Pou dijo lo obvio sobre Cuba y los periodistas argentinos se escandalizaron

Publicado

en

En una entrevista para un medio argentino, el mandatario uruguayo criticó la dictadura cubana y le mandó un mensaje indirecto a Alberto Fernández: “Cuba es una dictadura y el que no lo quiere ver tendrá afinidades ideológicas muy fuertes”.

El periodista de LN+, Jonatan Viale, entrevistó mano a mano al presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, quien explicó con detalle su visión política del conflicto en Cuba, y sin pelos en la lengua dijo: “Cuba es una dictadura y el que no lo quiere ver tendrá afinidades ideológicas muy fuertes”.

Es más fácil que la tabla del uno lo que pasa en Cuba, declaró, y reafirmó: El que no quiere ver tendrá afinidades ideológicas muy fuertes porque a nadie le cabe duda que Cuba es una dictadura.

Esta frase demuestra un claro contraste con la actitud del presidente argentino Alberto Fernández, quien cuando estallaron las protestas contra el régimen castrista afirmó desconocer “la dimensión del problemay no volvió a comentar más el tema.

Lacalle contó que a su asunción no invitó a Miguel Díaz Canel ni a los dictadores de Nicaragua, Daniel Ortega, ni de Venezuela, Nicolás Maduro, algo que sí hizo Fernández.

Luego profundizó sobre el tema y aclaro que sea uno de izquierda o de derecha, condenar la dictadura en Cuba ya no se trata de “un tema ideológico”. 

Es un tema de acción y actitud de respeto a los derechos humanos, manifestó. “Eso no es ser socialista, ni capitalista, ni pro mercado, todos hemos visto a familiares y amigos de dictadores en un barco en el Mar Adriático en Europa”, criticó, y habló de “un capitalismo prebendario cercano al gobierno” mientras el pueblo está “muerto de hambre”. 

La gran mayoría de los que predican esas cosas no viven como predican, cuestionó a los defensores de los regímenes, algo que también puede ser considerado como un palo a los hijos de la vicepresidente Cristina Kirchner, que viajaban con frecuencia a Estados Unidos o a Europa.

Esto que parece obvio generó una ola de indignaciones en el periodismo argentino, quienes trataron a Lacalle Pou de operador contra el gobierno, y criticaron su poco “decoro” para referirse al gobierno de Fernández. Pero esto solo reveló que se sienten culpables: en ningún momento Lacalle mencionó a la Argentina, por lo que las críticas provienen de suposiciones suyas, ya que se deben sentir identificados.

Seguir Leyendo

Uruguay

La izquierda uruguaya consiguió las firmas para someter a referéndum las reformas liberales de Lacalle Pou

Publicado

en

Con ayuda del sindicalismo, que habría coercido firmas de trabajadores afiliados, el Frente Amplio alcanzó el objetivo a último momento para poner a consulta popular 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC).

En marzo del 2020, a pocos días de haber asumido, el presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou envió al Congreso un mega proyecto de 520 artículos que contemplaba reformas integrales en áreas claves como seguridad, economía, educación y empleo.

Esta ley fue presentada bajo la categoría de Ley de Urgente Consideración (LUC), que le daba al Congreso un tiempo límite para rechazarla o sí no, entraría en efecto automáticamente. El mecanismo “Urgente Consideración” suele utilizarse en momentos excepcionales de crisis, como la que vivía Uruguay en 2019 cuando ganó las elecciones el candidato del Partido Nacional.

Si bien muchos de estos artículos fueron modificados por los socios de la coalición de gobierno, el socialdemócrata Partido Colorado y el nacionalista Cabildo Abierto, la ley terminó siendo aprobada y se convirtió en una de las mayores reformas liberales en el país oriental en casi dos décadas.

Esto fue una derrota abismal para el Frente Amplio, y desde el día de su aprobación el partido izquierdista opositor se puso manos a la obra para juntar firmas y lograr un referéndum que someta a votación la derogación de 135 de los 520 artículos de la LUC.

La junta de firmas para convocar una consulta popular es una práctica muy común en Uruguay. El fallecido ministro de Interior, Jorge Larrañaga, sin apoyo político de ningún partido, había logrado juntar 500.000 firmas en 2019 para votar una ley que militarizaría la policía para combatir la delincuencia.

Sin embargo, el Frente Amplio en un año no había podido casi avanzar, y la junta de firmas parecía que no iba a poder cumplir con los plazos judiciales. Pero gracias a una polémica alianza con el sindicalismo, en las últimas dos semanas la colecta llegó y supero con creces el objetivo.

Recolectó más de 800.000 firmas mientras que el objetivo pedía alrededor de 672.000. Se cree que la central sindical PIT-CNT ejerció presiones a los trabajadores afiliados para que otorguen su firma y poder ayudar al Frente a llegar con los plazos.

Si bien todavía falta que la Justicia certifique las firmas, la enorme cantidad por encima del mínimo casi que garantiza que el referéndum será aprobado y los uruguayos deberán ir antes de fin de año a las urnas para poner a prueba la aprobación del gobierno.

Seguir Leyendo

Uruguay

¿Lacalle se sacó el lastre de encima? Uruguay empezará a negociar acuerdos por fuera del Mercosur

Publicado

en

Luego de los esfuerzos argentinos por mantener los altos aranceles en el Mercosur, el gobierno de Uruguay anunció que está iniciando conversaciones con terceros en busca de acuerdos comerciales por fuera del bloque económico regional.

El canciller Francisco Bustillo y la ministra de Economía Azucena Arbeleche participaron este miércoles en la reunión del Consejo del Mercado Común del Mercosur, donde anunciaron que Uruguay comenzará a conversar con terceros para negociar acuerdos comerciales extrazona sin la aprobación del resto de los países miembro del bloque.

Esta decisión fue tomada unilateralmente por el gobierno de Lacalle Pou, aunque se cree que cuenta con el aval de Bolsonaro y de Abdo Benítez, luego de que el presidente argentino Alberto Fernández ratificara sus intenciones de mantener el arcaico y rígido sistema comercial del Mercosur.

Bustillo y Arbeleche volvieron a pedir por una modernización del bloque regional, a través de una agenda de negociaciones externas sustantiva, ágil, dinámica, flexible y permanente, algo que el gobierno kirchnerista rechaza en todas sus formas.

Uruguay había apoyado algunas propuestas sobre una fuerte reducción del arancel externo común del Mercosur para poder negociar mejores acuerdos comerciales con otros países, pero Argentina boicoteó el asunto y nunca se aprobó.

La tan recordada frase de Alberto Fernández, respondiendo en una cumbre del Mercosur al pedido de Lacalle Pou de modernizar el Mercosur: “Pido disculpas, no queremos ser una carga para nadie. Si esta carga pesa, lo mejor es abandonar del barco. Terminemos con esas ideas, no queremos ser lastre de nadie. Para mí es un honor formar parte del Mercosur”. Parece que finalmente Uruguay decidió sacarse el lastre de encima.

Seguir Leyendo

Trending