Conecte con nosotros

Uruguay

Lacalle Pou cumplió un año de gobierno en Uruguay: modelo de gestión de la pandemia, reformas fundamentales y la aprobación más alta del siglo

Luis Lacalle Pou cumplió este 1ro de Marzo su primer año de gobierno como Presidente de Uruguay, su gestión durante la pandemia junto a una nueva política fiscal y económica le posicionó como el mandatario con mayor nivel de aprobación en 20 años.

Publicado

en

Este lunes 1° de marzo, el Presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, cumplió su primer año al frente del Gobierno, el cual permitió dejar atrás la gestión de 15 años del Frente Amplio, marcados por la notable desaceleración económica y el incremento del déficit fiscal, así como también altísimos índices de inseguridad nunca antes vistos en el país. 

El gobierno de Lacalle Pou ha sido respaldada por la Coalición Multicolor, integrada por los tradicionales Partido Nacional (PN, conservador) y Partido Colorado (PC, centrista), y los emergentes Cabildo Abierto (CA, derecha conservadora), Partido de la Gente (PG, derecha liberal) y Partido Independiente (PI, socialdemócrata), los cuales cuentan con la mayoría en el nivel Legislativo. 
Su primer año de gestión estuvo marcado íntegramente por la crisis de la pandemia. 
Durante los primeros días de su gestión, el país registró los primeros casos sospechosos de coronavirus, lo que obligó al mandatario a aplicar una serie de medidas preventivas para evitar contagios masivos. De todos modos, a diferencia de otros países de la región y logrando superar las presiones de la OMS y la oposición izquierdista, el presidente Lacalle Pou no promovió medidas restrictivas en la gran mayoría del transcurso de la pandemia. 
Solamente concedió el cierre de fronteras durante la temporada de verano, para evitar el flujo masivo de turistas al país. Esto, a pesar de que seguramente salvó a muchos de contagiarse, condenó a la peor temporada de verano para el departamento de Maldonado en décadas, y muchas de las personas en Punta del Este y otros lugares cuyas economías están basadas en el turismo sufrieron gravemente.

Además, para financiar los gastos durante la crisis sanitaria, no aumentó impuestos. En su lugar, ordenó recortar gastos innecesarios a nivel estatal, así como también los sueldos y pensiones de empleados públicos privilegiados y de legisladores y diplomáticos.      

Con apenas 617 muertes por el virus en total, el modelo de Lacalle ha sido un éxito en el combate a la pandemia. Sin lugar a dudas, el Presidente uruguayo ha marcado el ejemplo de cómo afrontar este tipo de catástrofes sin cercenar las libertades individuales. Todo esto le valió llegar al primer aniversario de gobierno con el 60% de aprobación a nivel nacional.

Luis Lacalle Pou, durante su toma de posesión. 

Ad

El mismo día de su aniversario, Lacalle inauguró el plan de vacunación, que espera que inmunizar a 30.000 personas por día, todas ellas de forma voluntaria, aunque se realizó una invitación a la población a formar parte de este proceso.

La pandemia marcó su primer año de gobierno pero no evitó que llevara a cabo sus principales promesas de
campaña. Con ayuda de su mayoría en el Poder Legislativo, el presidente Lacalle Pou logró la aprobación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), un conjunto de cientos de medidas
consideradas como la base sobre la que se centraría su Gobierno en los próximos 5 años.

Pese a la oposición del Frente Amplio y de la modificación de muchos artículos de esta ley, incluso por conflictos y negociaciones internas en la coalición de gobierno, los puntos más importantes de esta ley se mantuvieron intactos.

Entre ellos, la implementación de una nueva regla fiscal para la reducción del gasto público, medidas para la reducción de empleados públicos, el recorte de la deuda nacionalquitarle poder a los gremios dentro del sistema educativo, y mejoras en la
legítima defensa ciudadana
.

También se lograron flexibilizar las medidas para que los ciudadanos extranjeros obtuvieran la residencia fiscal, y así personas de países como Argentina o Brasil pudieran no sólo aprovechar del sistema tributario uruguayo, si no que pagarle directamente al gobierno de Uruguay. 

Entre los requisitos modificados se encuentra una reducción en el monto del valor de inversión en propiedades (de USD 1,7 millones a USD 380.000), el tiempo de residencia requerido (de 180 días a 60 en un año), entre otras. 

A estas medidas se suman las aplicadas dentro del Presupuesto General, las cuales buscarán reducir el déficit fiscal de un 6 a un 2,4% en el 2024, y bajar la
inflación del 9 a 3,5% en el mismo período
.

La Ley de Urgente Consideración (LUC), aprobada durante el pasado mes de junio, ha sido rechazada por la Central Única de Trabajadores de Uruguay, quien espera alcanzar 680 mil firmas (25% del padrón electoral) para convocar a un referéndum derogatorio de 135 artículos de esta ley. En el primer año de gobierno todavía no lo han logrado.

Ad

A lo largo de su primer año de gestión, Lacalle Pou fue el máximo promotor de la flexibilización del Mercosur, con el objetivo de permitir que los socios del bloque negocien por su cuenta con terceros países y no estén limitados por los obstáculos que pueda poner, por ejemplo ahora, un mandatario como Alberto Fernández. 

Lacalle Pou sostuvo reuniones con todos los mandatarios de países miembros del bloque, con la ayuda de su canciller Francisco Bustillo, siendo la visita con el presidente Jair Bolsonaro la más importante en su agenda. Ambos acordaron la celebración de un encuentro presencial entre todos los países del Mercosur, que podría llevarse a cabo durante este mes en Brasil. 

Todos han coincidido en la necesidad de la ampliación de los tratados de libre comercio y la eliminación de obstáculos burocráticos y arancelarios para atraer inversión. Sin embargo, también han hecho énfasis en que la unión entre todos los países será crucial para materializar los acuerdos, un compromiso que ha sido demostrado por Uruguay, Brasil y Paraguay. 

Este último año, Lacalle fue el nexo del Mercosur con Alberto Fernández, quien, a pesar de su disparidad ideológica, es un íntimo amigo del Presidente uruguayo.

Fernández trató en reiteradas ocasiones que Uruguay “se alejara del radicalismo” de Bolsonaro y Abdo Benítez, y apoyara un “bloque progresista” con él y con los presidentes de México y Bolivia

Sin embargo, Lacalle desestimó completamente esta propuesta, y terminó más unido con Brasil y Paraguay que nunca. De hecho, en la última reunión con el presidente Marito Abdo, le ofreció a Paraguay una salida al mar.

Lacalle Pou le entrega a Bolsonaro un cuchillo tallado en la primer reunión oficial entre los mandatarios. Como marca la tradición el Presidente de Brasil pagó de forma simbólica; según la costumbre, los cuchillos no se regalan.

Ad

Pero tal vez el mayor desafío que ha tenido Lacalle fue mantener unida a la Coalición Multicolor

Diferentes conflictos pusieron a prueba la fortaleza de la alianza anti-frenteamplio, como la renuncia de Ernesto Talvi a la cancillería, las operaciones de prensa contra los dirigentes de Cabildo Abierto o los pedidos de algunos miembros más izquierdistas de su bloque para endureciera la cuarentena.

También debió atravesar un conflicto extraño en las Fuerzas Armadas, cuando tres marinos en la base naval del Cerro aparecieron muertos el 30 de mayo del año pasado. Finalmente se supo que el que cometió estos asesinatos fue un “lobo solitario” desertor de las Fuerzas, pero toda la situación abrió la puerta al gran abandono que sufrió el Ejército y la Armada uruguaya en las últimas décadas.

En su primer año Lacalle además tuvo que poner su gobierno a prueba en unas elecciones departamentales en todo el país, de las que salió ampliamente favorecido en casi todo el país, excepto en Montevideo donde, como es costumbre, triunfó la extrema izquierda.

En las elecciones, Lacalle y sus aliados lograron arrebatarle 3 históricas intendencias al Frente Amplio, y se finalmente quedó gobernando con 16 de los 19 departamentos. Por su parte, el Frente solo logró retener 3 departamentos: Montevideo, Canelones y Salto, que permanecen bastiones de la extrema izquierda en el país, aunque las diferencias con el Partido Nacional se acortaron y este resultado dejó muy bien parado al oficialismo para el futuro.

Aunque a lo largo de su gestión el mandatario uruguayo ha tenido algunos altibajos, sus niveles de aceptación se mantienen en alto

Según la consultora Cifra, el 64% de la población aprueba la gestión de Lacalle Pou, mientras que sólo un 25% la desaprueba, con un 11% no sabe o no contesta, convirtiéndose en el mandatario que cierra su primer año de gestión con el mejor nivel de aprobación del siglo XXI, superando al fallecido ex presidente Tabaré Vázquez, quien alcanzó 58% en su primer año de gobierno en 2006.

Los dirigentes de la Coalición Multicolor, que encabeza Lacalle. De izquierda a derecha: Talvi (PC), Manini Ríos (CA), Lacalle Pou (PN), Novick (PG), y Mieres (PI).

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Uruguay

Ya hay tantos argentinos como venezolanos queriendo asentarse en Uruguay

Publicado

en

La cantidad de nuevas postulaciones de trabajo de parte de argentinos en Uruguay ya igualó a la de los venezolanos, en lo que indica una verdadera crisis migratoria para el país oriental.

Desde que comenzó el gobierno de Alberto Fernández y luego la pandemia, el número de argentinos que decidió asentarse en Uruguay creció exponencialmente en relación a los índices de años anteriores. De esta manera y desde la óptica del país vecino, en 2021 la cifra escaló al 40% del total de argentinos que postulan a un trabajo del otro lado del charco.

En total, Uruguay cuenta con 46.442 extranjeros trabajando allí, según los últimos datos del Banco de Previsión Social a los que accedió el canal Telemundo. Eso significa que un 3% de las personas ocupadas en el país son extranjeras, y de ese porcentaje, las nacionalidades principales son: argentinos en un 35%; venezolanos, un 18%; cubanos, un 11%; brasileños, un 10% y peruanos un 4%.

Si bien la mayoría es argentina, este es un dato histórico debido a la cercanía de ambos países y las familias compartidas entre los dos países. Pero si se tiene en cuenta los últimos años, las postulaciones de extranjeros estaban dominadas por los venezolanos, abarcando entre un 40 y un 50%.

En comparación, las postulaciones de argentinos en 2018 habían estado entorno al 20 o 25%, pero en lo que va del año, este número ya superó el 40%, poniéndose a la par de los postulantes venezolanos. De hecho, antes de la pandemia, los números evidenciaban una baja que se mantuvo constante desde el 2011, pero que explotó entre 2020 y 2021, según pudo rastrear la consultora Advice.

La consultora mostró que Argentina fue el único país que aumentó el éxodo de ciudadanos durante el año pasado. Además de la flexibilidad de las medidas sanitarias del país vecino, la eficacia del plan de vacunación uruguayo y su estabilidad económica fueron los motivos que más sedujeron a los argentinos.

Según Advice, la inmigración argentina que está experimentando Uruguay este año solo es comparable con la que vivió con la inmigración venezolana en 2013, durante el mandato de José “Pepe” Mujica, cuando luego de la muerte del presidente Hugo Chávez, asumió el poder Nicolás Maduro y consolidó la dictadura comunista en Venezuela.

Seguir Leyendo

Uruguay

Tensión en el Mercosur: Lacalle Pou confirmó que Uruguay avanza hacia un acuerdo comercial con China

Publicado

en

El presidente uruguayo convocó a representantes de todos los partidos para dar detalles de las negociaciones con el régimen comunista chino.

Uruguay volvió este martes a sacudir al Mercosur, luego de que el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou diera a conocer que hay avances significativos en un acuerdo de libre comercio de su país con China. La noticia llega tras los fuertes cruces que el mandatario uruguayo tuvo con Alberto Fernández acerca del rumbo económico del bloque comercial sudamericano.

“El mandatario convocó este encuentro para brindar información relevante sobre los últimos avances en materia de acuerdos comerciales con terceros países, en particular, con la República Popular China, señala el comunicado difundido por el Gobierno uruguayo.

“El presidente y el gobierno nacional han manifestado en diferentes instancias la vocación aperturista de Uruguay y la necesidad de concretar acuerdos comerciales con el propósito de generar oportunidades de progreso para el país”, agrega el texto.

El acuerdo que quiere Lacalle con China va en la misma dirección que había casi consolidado con Estados Unidos en 2020, durante el mandato de Trump. Sin embargo, un decreto de Joe Biden el mismo día de su asunción dejó sin efecto todas las negociaciones comerciales del ex presidente republicano, que incluía el TLC con Uruguay, además de uno con China, Corea del Sur, Japón y Brasil.

De todos modos, al igual que un acuerdo con un país como Estados Unidos, el acuerdo comercial con China viene con un conjunto de requisitos geopolíticos que, a diferencia del que se tenía pensado con Trump, implica un cambio importante a la manera de hacer política en la región.

La otra cara de la moneda, ¿Se profundiza el desencuentro entre Fernández y Lacalle Pou?

Mientras a nivel internacional se verá un alineamiento de Uruguay a los intereses de China, en la región se ve una profundización a la grieta en el Mercosur, entre Uruguay, Brasil y Paraguay por un lado, y Argentina por el otro, quien con su veto resiste una reducción a la Tarifa Común del bloque comercial que quieren Lacalle, Bolsonaro y Abdo Benítez.

El mayor choque ocurrió hace unos meses, cuando durante su exposición, el primer mandatario de Uruguay, aseguró: “Nosotros no estamos conformes, creemos que es bueno iniciar diálogos, sentarse a la mesa, pero la suma de situaciones en las cuales no canalizan estos acuerdos generan frustraciones”

Finalmente, Lavalle destacó que el Mercosur “pesa” en el concierto de naciones, pero que no puede ser “un lastre” que actúe como un “corset” que no deja mover a los países. “Uruguay necesita avanzar”, aseveró.

“En ocasión de la última cumbre de jefes de Estado del Mercosur, Lacalle Pou sostuvo que el mundo va muy rápido entrelazándose comercialmente y que, con el fin de la pandemia, las negociaciones se dispararán, afirmó el gobierno uruguayo en su comunicado de este martes.

La convocatoria lanzada por Lacalle Pou incluye a políticos aliados y opositores. Entre ellos están: Pablo Iturralde (Partido Nacional), el ex presidente Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), Pablo Mieres (Partido Independiente), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), María José Rodríguez (Frente Amplio), Daniel Peña (Partido de la Gente) y César Vega (Partido Ecologista Radical Intransigente).

Seguir Leyendo

Uruguay

Conrado Hughes abandona Polémica en el Bar tras enfrentarse con un sindicalista al aire

Publicado

en

El popular conferencista no estará más en la versión uruguaya de Polémica en el Bar.

Conrado “Connie” Hughes, reconocido conferencista y profesor de orientación liberal uruguayo, confirmó finalmente que ya no formará parte del equipo de panelistas de Polémica en el Bar, el popular programa que conduce Jorge Piñeyrúa en Canal 10 de la televisión uruguaya.

Su salida ocurrió por su propia voluntad luego de tener un encontronazo con otro panelista y no llegar a un acuerdo con la producción del canal, que cada vez da más lugar al discurso único progresista de izquierda, opacando las voces disidentes. 

“Todos sus días tienen sus más y sus menos”, publicó Hughes en su cuenta de Twitter y cerró con un “Hasta la vista”, confirmando la desvinculación del programa.

El ahora ex panelista del ciclo destacó y agradeció a sus seguidores, y saludó también a sus compañeros de piso, Patricia Madrid, Robert Moré, Álvaro Navia, Sergio Puglia, Nicolás Lussich y Juan Miguel Carzolio, a quienes no responsabilizó por su salida. 

Su salida se produjo luego de que Hughes discutiera acaloradamente con el sindicalista Eduardo “Lalo” Fernández. La discusión inicial se había dado en el marco de un debate por el endeudamiento de algunos departamentos del Uruguay, y la la polémica surgió debido a que la Junta Departamental de Canelones no aprobó el endeudamiento para el intendente Yamandu Orsi, y posible aspirante presidencial del Frente Amplio.

Esto fue tildado de operación política de parte del gobierno nacional de Lacalle Pou a Orsi por el sindicalista y, en la discusión, Hughes acusó al Frente Amplio, muy acertadamente, de manejar mal el dinero de los uruguayos.

Seguir Leyendo

Trending