Conecte con nosotros

Uruguay

Lacalle Pou cumplió un año de gobierno en Uruguay: modelo de gestión de la pandemia, reformas fundamentales y la aprobación más alta del siglo

Luis Lacalle Pou cumplió este 1ro de Marzo su primer año de gobierno como Presidente de Uruguay, su gestión durante la pandemia junto a una nueva política fiscal y económica le posicionó como el mandatario con mayor nivel de aprobación en 20 años.

Publicado

en

Este lunes 1° de marzo, el Presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, cumplió su primer año al frente del Gobierno, el cual permitió dejar atrás la gestión de 15 años del Frente Amplio, marcados por la notable desaceleración económica y el incremento del déficit fiscal, así como también altísimos índices de inseguridad nunca antes vistos en el país. 

El gobierno de Lacalle Pou ha sido respaldada por la Coalición Multicolor, integrada por los tradicionales Partido Nacional (PN, conservador) y Partido Colorado (PC, centrista), y los emergentes Cabildo Abierto (CA, derecha conservadora), Partido de la Gente (PG, derecha liberal) y Partido Independiente (PI, socialdemócrata), los cuales cuentan con la mayoría en el nivel Legislativo. 
Su primer año de gestión estuvo marcado íntegramente por la crisis de la pandemia. 
Durante los primeros días de su gestión, el país registró los primeros casos sospechosos de coronavirus, lo que obligó al mandatario a aplicar una serie de medidas preventivas para evitar contagios masivos. De todos modos, a diferencia de otros países de la región y logrando superar las presiones de la OMS y la oposición izquierdista, el presidente Lacalle Pou no promovió medidas restrictivas en la gran mayoría del transcurso de la pandemia. 
Solamente concedió el cierre de fronteras durante la temporada de verano, para evitar el flujo masivo de turistas al país. Esto, a pesar de que seguramente salvó a muchos de contagiarse, condenó a la peor temporada de verano para el departamento de Maldonado en décadas, y muchas de las personas en Punta del Este y otros lugares cuyas economías están basadas en el turismo sufrieron gravemente.

Además, para financiar los gastos durante la crisis sanitaria, no aumentó impuestos. En su lugar, ordenó recortar gastos innecesarios a nivel estatal, así como también los sueldos y pensiones de empleados públicos privilegiados y de legisladores y diplomáticos.      

Con apenas 617 muertes por el virus en total, el modelo de Lacalle ha sido un éxito en el combate a la pandemia. Sin lugar a dudas, el Presidente uruguayo ha marcado el ejemplo de cómo afrontar este tipo de catástrofes sin cercenar las libertades individuales. Todo esto le valió llegar al primer aniversario de gobierno con el 60% de aprobación a nivel nacional.

Luis Lacalle Pou, durante su toma de posesión. 

Ad

El mismo día de su aniversario, Lacalle inauguró el plan de vacunación, que espera que inmunizar a 30.000 personas por día, todas ellas de forma voluntaria, aunque se realizó una invitación a la población a formar parte de este proceso.

La pandemia marcó su primer año de gobierno pero no evitó que llevara a cabo sus principales promesas de
campaña. Con ayuda de su mayoría en el Poder Legislativo, el presidente Lacalle Pou logró la aprobación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), un conjunto de cientos de medidas
consideradas como la base sobre la que se centraría su Gobierno en los próximos 5 años.

Pese a la oposición del Frente Amplio y de la modificación de muchos artículos de esta ley, incluso por conflictos y negociaciones internas en la coalición de gobierno, los puntos más importantes de esta ley se mantuvieron intactos.

Entre ellos, la implementación de una nueva regla fiscal para la reducción del gasto público, medidas para la reducción de empleados públicos, el recorte de la deuda nacionalquitarle poder a los gremios dentro del sistema educativo, y mejoras en la
legítima defensa ciudadana
.

También se lograron flexibilizar las medidas para que los ciudadanos extranjeros obtuvieran la residencia fiscal, y así personas de países como Argentina o Brasil pudieran no sólo aprovechar del sistema tributario uruguayo, si no que pagarle directamente al gobierno de Uruguay. 

Entre los requisitos modificados se encuentra una reducción en el monto del valor de inversión en propiedades (de USD 1,7 millones a USD 380.000), el tiempo de residencia requerido (de 180 días a 60 en un año), entre otras. 

A estas medidas se suman las aplicadas dentro del Presupuesto General, las cuales buscarán reducir el déficit fiscal de un 6 a un 2,4% en el 2024, y bajar la
inflación del 9 a 3,5% en el mismo período
.

La Ley de Urgente Consideración (LUC), aprobada durante el pasado mes de junio, ha sido rechazada por la Central Única de Trabajadores de Uruguay, quien espera alcanzar 680 mil firmas (25% del padrón electoral) para convocar a un referéndum derogatorio de 135 artículos de esta ley. En el primer año de gobierno todavía no lo han logrado.

Ad

A lo largo de su primer año de gestión, Lacalle Pou fue el máximo promotor de la flexibilización del Mercosur, con el objetivo de permitir que los socios del bloque negocien por su cuenta con terceros países y no estén limitados por los obstáculos que pueda poner, por ejemplo ahora, un mandatario como Alberto Fernández. 

Lacalle Pou sostuvo reuniones con todos los mandatarios de países miembros del bloque, con la ayuda de su canciller Francisco Bustillo, siendo la visita con el presidente Jair Bolsonaro la más importante en su agenda. Ambos acordaron la celebración de un encuentro presencial entre todos los países del Mercosur, que podría llevarse a cabo durante este mes en Brasil. 

Todos han coincidido en la necesidad de la ampliación de los tratados de libre comercio y la eliminación de obstáculos burocráticos y arancelarios para atraer inversión. Sin embargo, también han hecho énfasis en que la unión entre todos los países será crucial para materializar los acuerdos, un compromiso que ha sido demostrado por Uruguay, Brasil y Paraguay. 

Este último año, Lacalle fue el nexo del Mercosur con Alberto Fernández, quien, a pesar de su disparidad ideológica, es un íntimo amigo del Presidente uruguayo.

Fernández trató en reiteradas ocasiones que Uruguay “se alejara del radicalismo” de Bolsonaro y Abdo Benítez, y apoyara un “bloque progresista” con él y con los presidentes de México y Bolivia

Sin embargo, Lacalle desestimó completamente esta propuesta, y terminó más unido con Brasil y Paraguay que nunca. De hecho, en la última reunión con el presidente Marito Abdo, le ofreció a Paraguay una salida al mar.

Lacalle Pou le entrega a Bolsonaro un cuchillo tallado en la primer reunión oficial entre los mandatarios. Como marca la tradición el Presidente de Brasil pagó de forma simbólica; según la costumbre, los cuchillos no se regalan.

Ad

Pero tal vez el mayor desafío que ha tenido Lacalle fue mantener unida a la Coalición Multicolor

Diferentes conflictos pusieron a prueba la fortaleza de la alianza anti-frenteamplio, como la renuncia de Ernesto Talvi a la cancillería, las operaciones de prensa contra los dirigentes de Cabildo Abierto o los pedidos de algunos miembros más izquierdistas de su bloque para endureciera la cuarentena.

También debió atravesar un conflicto extraño en las Fuerzas Armadas, cuando tres marinos en la base naval del Cerro aparecieron muertos el 30 de mayo del año pasado. Finalmente se supo que el que cometió estos asesinatos fue un “lobo solitario” desertor de las Fuerzas, pero toda la situación abrió la puerta al gran abandono que sufrió el Ejército y la Armada uruguaya en las últimas décadas.

En su primer año Lacalle además tuvo que poner su gobierno a prueba en unas elecciones departamentales en todo el país, de las que salió ampliamente favorecido en casi todo el país, excepto en Montevideo donde, como es costumbre, triunfó la extrema izquierda.

En las elecciones, Lacalle y sus aliados lograron arrebatarle 3 históricas intendencias al Frente Amplio, y se finalmente quedó gobernando con 16 de los 19 departamentos. Por su parte, el Frente solo logró retener 3 departamentos: Montevideo, Canelones y Salto, que permanecen bastiones de la extrema izquierda en el país, aunque las diferencias con el Partido Nacional se acortaron y este resultado dejó muy bien parado al oficialismo para el futuro.

Aunque a lo largo de su gestión el mandatario uruguayo ha tenido algunos altibajos, sus niveles de aceptación se mantienen en alto

Según la consultora Cifra, el 64% de la población aprueba la gestión de Lacalle Pou, mientras que sólo un 25% la desaprueba, con un 11% no sabe o no contesta, convirtiéndose en el mandatario que cierra su primer año de gestión con el mejor nivel de aprobación del siglo XXI, superando al fallecido ex presidente Tabaré Vázquez, quien alcanzó 58% en su primer año de gobierno en 2006.

Los dirigentes de la Coalición Multicolor, que encabeza Lacalle. De izquierda a derecha: Talvi (PC), Manini Ríos (CA), Lacalle Pou (PN), Novick (PG), y Mieres (PI).

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Uruguay

Lacalle Pou está combatiendo la delincuencia: Datos oficiales muestran históricas bajas en todos los delitos

Publicado

en

El Ministerio del Interior, encargado de la Seguridad Publica en el país oriental, dio a conocer el martes pasado las cifras de delitos en todo el país, y mistró que hubo una baja histórica en comparación con años anteriores.

El presidente Luis Lacalle Pou llegó al poder en Uruguay en gran parte por sus promesas de mano dura contra la delincuencia, un tema que había ofuscado el debate político en 2019.

Una pata fundamental de esta política contra la inseguridad había sido diseñada por Jorge Larrañaga, quien lamentablemente falleció en el pasado mes de mayo del año pasado y se puso en jaque el compromiso del gobierno “multicolor” en seguir combatiendo con dureza a la delincuencia.

En este contexto, Lacalle Pou publicó con bombos y platillos en Twitter una tabla con las cifras de denuncias de delitos, comparando los años 2019, 2020 y 2021.

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior, en el caso de los homicidios, la cifra bajó un 11,2% en comparación con 2020, y un destacable 23,7% si se toma en cuenta la variación entre 2019 y el año pasado.

Cabe recordar que hasta 2019 gobernó el Frente Amplio, partido de izquierda que por más de una década lideró el Gobierno haciendo estragos en materia de seguridad.

El ministro Alberto Heber, quien confeccionó la tabla, también expuso que los hurtos bajaron un 5,5% en el último año y un impresionante 19,9% en comparación con el periodo bianual 2019-2020. Las rapiñas bajaron un 13,5%, y 18,8%, en ambas comparativas respectivamente.

De todos modos, estos números deben ser analizados con mucha cautela, ya que principalmente en el área metropolitana, la gente, cansada de la inseguridad, ya ni siquiera realizan la denuncias correspondiente.

Un tema que también había sido central en la campaña del 2019 es el abigeato (robo de ganado en la zona rural), una problemática que el Campo le pedía al presidenciable del Partido Nacional que enfrente con especial ímpetu. Este delito fue el que más se vio reducido, según los datos expuestos, demostrando un fuerte interés del Gobierno en combatir este siniestro.

El abigeato habría bajado un 39,2% entre 2020 y 2021, periodo en el cual se implementó un importante plan de monitoreo por parte del Ejército en las zonas fronterizas con Brasil, epicentro de este tipo de delito.

Por su parte, el tipo de crimen que menos se vio reducido en los dos años de gobierno de Lacalle Pou fueron las denuncias por violencia doméstica, que se movieron 0,6% a la baja en comparación con 2020, y un magro 1,3% en total.

Seguir Leyendo

Uruguay

Unión Blanca Republicana marchó a la sede del Partido Nacional por el creciente progresismo en el partido

Publicado

en

El oficialista Partido Nacional continúa promoviendo una agenda de izquierda afín a la del Frente Amplio a través de su Secretaría de Diversidades, algo que los miembros del partido no soportan más.

Este lunes, militantes del Partido Nacional marcharon hacia la sede del partido en Montevideo en reclamo por la ideologización que está sufriendo la agrupación oficialista por parte de las nuevas autoridades.

La movilización, que también fue acompañada de una “gaucheada”, fue impulsada por la agrupación interna Unión Blanca Republicana, luego de que el Secretario de Diversidad del Partido, Federico Bianchi, dijera publicamente que le gustaba una imagen que circuló del Gral. Aparicio Saravia, uno de los máximos héroes blancos, “homosexualizado” con parafernalia LGBT, y la difundiera en redes.

No queremos que nuestro Partido pierda su esencia por adoptar ideas progresistas que son ajenas a nuestra colectividad política“, nos comentó Stephanie Magliano, presidente de la agrupación.

También se reclamó que el Partido Nacional haya permitido que autoridades del partido participaran de la Marcha de la Diversidad que organizó el izquierdista Frente Amplio, con una clara consigna en contra del gobierno.

“Enviamos dos cartas al Directorio pidiendo que se subsanaran estos errores: la falta de respeto a la figura de Aparicio Saravia, y el hecho que miembros de nuestro Partido hayan participado de una marcha que organizó el Frente Amplio que maquillaron con diversidad pero que tuvo una clara consigna en contra del gobierno“, aseguró Magliano.

Y agregó: “La única respuesta que habían dado las autoridades sobre la marcha de la diversidad fue en respaldo a estas personas. Excepto un miembro del Directorio, nadie condenó los hechos, en vez, los avalaron”.

En la proclama dirigida a las demás autoridades del partido, Unión Blanca Republicana expresó: “El Partido Nacional es garantía de las libertades y sabe que antes de derechos tiene obligaciones. Esa es la diferencia principal entre libertad y libertinaje. No necesitamos feminismos, cupos, racismos, fobias, o cualquier otra forma de manipulación psicológica de modelo izquierdista totalitario.

“No somos teofóbicos, homofóbicos, ni nada que se parezca. Sí somos inclusivos, dentro del respeto y principalmente el respeto al derecho ajeno. No existe libertad cuando hay imposición. No existe democracia cuando hay imposición”.

Seguir Leyendo

Uruguay

“Hegemonía”: el periodista uruguayo Federico Leicht lanza su nuevo libro con una crítica al avance de la izquierda en la sociedad

Publicado

en

El periodista lanza un nuevo trabajo que busca explicar las claves de la instalación en Occidente y en Uruguay de lo que llama la “hegemonía cultural de la izquierda”.

El reconocido periodista uruguayo Federico Leicht, a quien hemos entrevistado en el pasado y es una fuente de información que siempre utilizamos, lanza su nuevo libro “Hegemonía”.

En el marco de la 43° Feria del Libro en Montevideo, este 28 de octubre, Federico Leicht hará el lanzamiento. “Hegemonía” es un ensayo político que critica a la hegemonía global de la izquierda contemporánea y su avance, no solo en Latinoamérica si no que en todo el mundo, sobre distintas expresiones artísticas y culturales, abarcando cada aspecto de la sociedad.

Se trata de un cambio de perfil del autor, quien hasta ahora venía haciendo publicaciones más periodísticas, el libro se basa en una reflexión acerca de dónde está parada la izquierda y cuánto terreno ganó en las últimas décadas.

El libro sintetiza en 90 páginas varios de los problemas sociales y culturales de la sociedad actual, y muestra cómo en muy poco tiempo el Estado totalitario ha avanzado sobre las vidas de las personas y sus libertades individuales.

A pesar de identificar a la izquierda en su obra, también realiza una crítica al binarismo de izquierda-derecha del sistema político actual, argumentando que esta línea de batalla cultural ya no es aplicable al mundo de hoy, según Leicht, la batalla va contra un enemigo global.

En otras palabras, los organismos internacionales, la ONU, y diversos lobbies, algo mucho más grande y abarcativo que la lucha contra la izquierda hispanoamericana.

La presentación del libro se realizará afuera de la intendencia, en la explanada municipal, como respuesta a los protocolos y medidas de corte casi teatral, impuestas por la intendencia y el gobierno Nacional, que dificultan e incluso impiden el ingreso de muchas personas. Desde Uruguay, el libro se puede comprar por Mercado Libre y Grupo Libros.

Seguir Leyendo

Trending