Seguinos en redes

Uruguay

Lacalle Pou está combatiendo la delincuencia: Datos oficiales muestran históricas bajas en todos los delitos

Publicado

en

El Ministerio del Interior, encargado de la Seguridad Publica en el país oriental, dio a conocer el martes pasado las cifras de delitos en todo el país, y mistró que hubo una baja histórica en comparación con años anteriores.

El presidente Luis Lacalle Pou llegó al poder en Uruguay en gran parte por sus promesas de mano dura contra la delincuencia, un tema que había ofuscado el debate político en 2019.

Una pata fundamental de esta política contra la inseguridad había sido diseñada por Jorge Larrañaga, quien lamentablemente falleció en el pasado mes de mayo del año pasado y se puso en jaque el compromiso del gobierno “multicolor” en seguir combatiendo con dureza a la delincuencia.

En este contexto, Lacalle Pou publicó con bombos y platillos en Twitter una tabla con las cifras de denuncias de delitos, comparando los años 2019, 2020 y 2021.

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior, en el caso de los homicidios, la cifra bajó un 11,2% en comparación con 2020, y un destacable 23,7% si se toma en cuenta la variación entre 2019 y el año pasado.

Cabe recordar que hasta 2019 gobernó el Frente Amplio, partido de izquierda que por más de una década lideró el Gobierno haciendo estragos en materia de seguridad.

El ministro Alberto Heber, quien confeccionó la tabla, también expuso que los hurtos bajaron un 5,5% en el último año y un impresionante 19,9% en comparación con el periodo bianual 2019-2020. Las rapiñas bajaron un 13,5%, y 18,8%, en ambas comparativas respectivamente.

De todos modos, estos números deben ser analizados con mucha cautela, ya que principalmente en el área metropolitana, la gente, cansada de la inseguridad, ya ni siquiera realizan la denuncias correspondiente.

Un tema que también había sido central en la campaña del 2019 es el abigeato (robo de ganado en la zona rural), una problemática que el Campo le pedía al presidenciable del Partido Nacional que enfrente con especial ímpetu. Este delito fue el que más se vio reducido, según los datos expuestos, demostrando un fuerte interés del Gobierno en combatir este siniestro.

El abigeato habría bajado un 39,2% entre 2020 y 2021, periodo en el cual se implementó un importante plan de monitoreo por parte del Ejército en las zonas fronterizas con Brasil, epicentro de este tipo de delito.

Por su parte, el tipo de crimen que menos se vio reducido en los dos años de gobierno de Lacalle Pou fueron las denuncias por violencia doméstica, que se movieron 0,6% a la baja en comparación con 2020, y un magro 1,3% en total.

Uruguay

Nepotismo explícito: Directora de INMUJERES de Uruguay contrató directamente a la empresa de publicidad de su hijastra

Publicado

en

En una compra directa sin licitación, Mónica Bottero, la ultra feminista que Lacalle Pou designó en INMUJERES para ganarse el voto de la izquierda progresista, se contrató a Ana Magnone.

Después de revelar cómo el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) de Uruguay canaliza dinero para financiar organizaciones feministas, en un intento absurdo del presidente Luis Lacalle Pou por ganar el voto de la izquierda, ahora La Derecha Diario se convierte en le primer medio argentino en informar de un posible caso de corrupción que recordará a muchos de las peores épocas del Frente Amplio.

Según datos oficiales, en diciembre de 2020, Mónica Bottero, la Directora de INMUJERES, realizó una contratación directa a una empresa de publicidad denominada Serendipia Estudios. Dicha contratación se realizó con motivo de una campaña publicitaria en el marco del Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres.

Resulta que según datos del Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), la empresa Serendipia Estudios figura con número de RUT 218166030010 a nombre de Ana Magnone Fabiani e Inés Iacopino Zimmer. Al día de hoy figura como ACTIVO en el RUPE.

Hasta acá, todo normal, ¿no? No. Ana Magnone Fabiani, una de las dos dueñas de la empresa es hijastra de Mónica Bottero. Es la hija de un anterior matrimonio de Alberto Magnone Ibarburu, el actual marido de Bottero.

Según una entrevista para el semanario hebreo JAI, Bottero considera a Ana como una hija más, junto a sus otros dos hijos con Alberto, Andrés y Juan. “Están pasando unas adolescencias muy buena, dentro de lo normal. Estamos todos disfrutando mucho con ellos. Son chicos inteligentes, interesados en lo que hacen sus padres“, contó en la entrevista.

Mónica Bottero con su esposo y sus hijos. Sus hijos Andrés y Juan, hoy de 17 y 14 años respectivamente. Y su “hija ganancial”, Ana, hoy de 30 años, de su esposo.

Debe ser que realmente los quiere mucho, ya que firmó una contratación directa con la empresa de su “hija” por un monto de $178.600. Dicha contratación fue para el diseño y realización de una campaña publicitaria, y figura en el portal de Compras Estatales de Uruguay.

Según pudimos averiguar, la empresa de Ana Magnone intentó en varias oportunidades ganar licitaciones del Estado, pero perdió sistemáticamente contra otras empresas. En esta oportunidad, no tuvo que competir, ya que fue una compra directa del Estado.

En el portal de compras estatales figuran dos resoluciones firmadas por el ex Director Gral. de Secretaría, el Dr. Nicolás Martinelli. Una donde no se menciona la razón social de la empresa, fechada el 7 de diciembre del 2020, y luego otra aclaratoria en donde si aparece el nombre de la hijastra de Mónica Bottero la cual fue contratada por INMUJERES, bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social.

Resulta muy llamativo que quien venía a limpiar la corrupción del MIDES, realizar auditorías, mejorar procesos y controles para evitar desmanes, firma una resolución de contratación donde claramente hay vínculos familiares entre el proveedor y quien contrata.

Únicamente un bufón que creó humo con auditorías que no fueron tales (no se realizaron auditorías externas), el cual hoy está muy cómodo sentado junto al presidente Lacalle Pou en Torre Ejecutiva.

Seguir Leyendo

Uruguay

Lacalle sin ideas frente a la inseguridad: Aumentaron los asesinatos un 33% en Uruguay en lo que va del año

Publicado

en

La última semana fue la más sangrienta en Uruguay en muchos años. Hubo 9 homicidios en 7 días y el Ministerio del Interior a cargo de Heber no presenta un plan integral para pelear contra la inseguridad.

Uruguay viene experimentando en los últimos meses un pico de delito que no se veía en muchos años. El Ministerio del Interior presentó en abril las cifras de delitos para los meses de enero, febrero y marzo de este año, los datos muestran un alarmante aumento del 33% en los homicidios con respecto al año pasado.

Pero también hubo aumento en todos los tipos de delitos. En lo que va del 2022 hubo un total de 96 homicidios, 6.463 rapiñas, 30.444 hurtos, 272 abigeatos y 10.141 hechos de violencia doméstica, según los datos presentados.

Las cifras suponen un aumento de un 11,2% en violencia doméstica y de 3,2% en hurtos con respecto al año anterior. Mientras que las rapiñas bajaron un 6,3% y el abigeato un 16,3%.

Cabe recordar que Lacalle Pou llegó al gobierno bajo un fuerte clamor popular por mayor seguridad en el país, un tema completamente olvidado por el Frente Amplio, que dio lugar a la suba de criminalidad más alta de la historia democrática uruguaya durante su gestión.

En el cargo de Ministro del Interior, que en Uruguay se encarga de la Seguridad del país, había puesto a Jorge Larrañaga, un dirigente del Partido Nacional con un fuerte discurso en contra de la delincuencia y que llegó imponiendo la mano dura en su cartera, con buenos primeros resultados.

Lamentablemente, tras poco más de un año en el cargo, falleció de un infarto repentino el pasado 22 de mayo del 2021, y fue reemplazado por Luis Alberto Heber, otro dirigente blanco pero sin preparación ni un plan claro para combatir la inseguridad.

La designación de Heber fue política, y se notó. Desde que llegó al cargo, Uruguay ha visto una suba de la criminalidad como no se veía desde los peores años del Frente Amplio.

Solamente entre este lunes 2 de mayo y el domingo 8, se registró un total de nueve homicidios en el país. Estos se concentraron en cuatro departamentos: Montevideo, Canelones, Maldonado y Salto, los focos de la inseguridad más importanes de todo el territorio uruguayo.

El primer incidente tuvo lugar el lunes 2, cuando la Policía encontró el cuerpo de Tamara Borges, una joven de 24 años, en el Arroyo San Antonio, en Salto. La mujer iba rumbo a su trabajo y, según las cámaras de videovigilancia, esta se subió a un auto conducido por un hombre que luego fue imputado por “delito de homicidio muy especialmente agravado por femicidio”, pero hasta el momento no ha confesado.

El hombre la habría asfixiado y no se sabe si se conocían previamente, o si la asesinó “aleatoriamente”. Borges era madre de cuatro hijos, de 6, 7, 8 y 9 años, que actualmente se quedaron sin madre.

Tan solo un día después, el martes 3, se produjeron cuatro homicidios en todo el país durante un periodo de 24 horas. En Montevideo, un hombre de 58 años murió por un balazo en el pecho en el barrio del Cerro en un intento de robo, y otro de 33 fue encontrado en una cuneta en Sayago. En Canelones un hombre de 30 años fue encontrado asesinado en la zona de Progreso y además, en Maldonado, un joven de 20 años falleció después de haber recibido una golpiza.

Pero el hecho que más sacudió a la opinión pública ocurrió el viernes 6 de mayo, cuando una pareja fue asesinada frente a sus hijos de 10, 6 y 3 años en Colonia Nicolich (Canelones).

El matrimonio de 27 y 25 años estaba llevando a sus hijos a la escuela, cuando un auto pasó al lado de ellos y los acribilló. La Policía informó que los niños están “en shock”, pero que no resultaron heridos. Aún se desconoce cuántas personas participaron del hecho ni tampoco el motivo detrás del doble homicidio.

Telemundo informó que el hombre recibió los disparos cuando estaba en el portón del frente de la vivienda. La mujer intentó refugiarse junto a sus hijos, pero un hombre se bajó del auto, la siguió y la ejecutó. ‬

El sábado se produjo el octavo homicidio de la semana, cuando la Policía encontró el cuerpo de un hombre con heridas de bala en el barrio 17 de junio (Montevideo). Finalmente, esa misma noche, en Maldonado, un hombre falleció tras recibir un disparo, también en un intento de robo.

El nivel de violencia, sea por robo, intento de violación o ajuste de cuentas, han dejado la semana más sangrienta en mucho tiempo en un país que para su pequeña población y relativa estabilidad interna, tiene una de las tasas de homicidio más preocupantes de la región.

Seguir Leyendo

Uruguay

Lacalle Pou asegura que no apoya sanciones contra Moscú y prioriza “fortalecer el comercio con Rusia”

Publicado

en

El embajador de Uruguay en Rusia aclaró que el gobierno no apoya ninguna sanción contra Rusia y pretende seguir profundizando los lazos comerciales con los rusos.

El embajador uruguayo en Rusia, Daniel Castillos, habló en nombre del gobierno de Lacalle Pou y afirmó que su país no apoya ningún tipo de sanción contra Moscú tras su invasión de Ucrania.

“A pesar de la situación actual y de algunas críticas y votaciones en contra de la Operación Militar Especial en Ucrania, Uruguay no ha impuesto ni apoya ningún tipo de sanciones económicas o financieras hacia Rusia“, dijo Castillos, informó el Grupo R Multimedio.

Uruguay mantiene el interés de fortalecer el comercio y mantener las buenas relaciones ya existentes con Rusia“, concluyó el embajador que fue recientemente designado a Rusia por el mismo Lacalle.

La declaración de Castillos se dio durante el seminario “Nuevas Oportunidades de Exportaciones a Rusia de los países de América Latina y el Caribe“, realizado en Moscú por la Cámara de Comercio e Industria de Rusia y el Comité Nacional Ruso para la Cooperación Económica con los Países Latinoamericanos.

Castillos expresó que uno de los objetivos de la Embajada de Uruguay “es el de solucionar los problemas causados por las sanciones para las exportaciones ya concretadas en tránsito marítimo o en puertos europeos, pero un objetivo a largo plazo es recuperar el comercio que se pueda perder este año o consolidar nuevas corrientes comerciales”.

Para eso, es necesario sumar esfuerzos con las autoridades y empresas rusas, para encontrar soluciones a las crecientes dificultades creadas por las sanciones y facilitar eventuales nuevas oportunidades que puedan surgir“, afirmó.

Castillos recordó la favorable posición comercial para Uruguay en sus negociados con Rusia. “En 2021, un total de 80 empresas uruguayas exportaron a Rusia por un monto equivalente a 118 millones de dólares e importó por 101 millones de dólares, generándose un superávit para Uruguay de 17 millones de dólares“, sostuvo.

Uruguay "no ha impuesto ni apoya ningún tipo de sanción económica o  financiera" hacia ese país - Grupo R Multimedio
Seminario «Nuevas Oportunidades de Exportaciones a Rusia de los países de América Latina y el Caribe»

Agregó que, dentro de los productos ya exportados en 2022, se destacan particularmente los productos lácteos y los subproductos cárnicos.”Rusia fue nuestro primer mercado para las mantecas y tercero para quesos en 2021. Globalmente, Rusia fue en 2021 el cuarto mayor mercado de exportación para los productos lácteos y subproductos cárnicos, con una participación en ambos del 7%“, señaló.

El evento contó con la presencia del Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Rusia, Serguéi Katirin, el director para América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores, Alexandr Schetinin, y la participación del Cuerpo Diplomático de los Países del Grupo Regional de América Latina y el Caribe (Grulac) acreditados en Rusia, entre ellos Uruguay.

En la conferencia, aseguró que esta es la visión del gobierno de Lacalle Pou sobre la situación en Rusia, y dejó en claro que la Cancillería uruguaya, si bien no reivindica la guerra, no buscará enemistar a Putin en estos momentos, priorizando los lazos comerciales. Una postura idéntica a la de Jair Bolsonaro.

Esta semana, Castillos también estuvo en el centro de la polémica cuando anunció que renunciaba a la Asociación de Funcionarios del Servicio Exterior Uruguayo (AFuSEU), ya que “no lo respaldó” en sus negociaciones diplomáticas con Rusia.

Esperaba un mayor resplado ante la situación compleja y delicada que vivimos tanto mí familia como yo en Rusia, coyuntura que también afecta al funcionamiento de la Embajada“, aseguró en la carta de renuncia, dando a entender que lo criticaron por no cortar relaciones con el Kremlin, cuando las órdenes de Cancillería eran mantener y fortalecer el vínculo.

Cabe recordar que Castillos había sido designado durante la gestión del colorado Ernesto Talvi para ser el jefe de misión en Bruselas, pero la llegada de Francisco Bustillo (blanco, íntimo de Lacalle), generó un cambio de planes y le modificaron el destino a Moscú.

Seguir Leyendo

Tendencias