Seguinos en redes

Venezuela

Maduro busca hacerse del control del PSUV y desata una nueva guerra por el poder con Diosdado Cabello

Publicado

en

El dictador venezolano ya desplazó a Diosdado Cabello del Poder Legislativo y de las Fuerzas Armadas, y ahora busca desplazar a todos sus hombres de la nueva estructura del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

CABELLO Y MADURO pueden ser capturados en Venezuela - La Razón

Venezuela está preparándose para reiniciar conversaciones con Estados Unidos, luego de un primer acercamiento con el gobierno de Biden, y el dictador Maduro no ha tenido mejor idea que llevar un proceso de reestructuración interna del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que domina la vida política de los venezolanos.

Este jueves 5 de mayo, Maduro anunció nuevas medidas de revisión interna del partido comunista. Pidió simplificar la estructura organizativa: eliminar las vicepresidencias territoriales y sustituirlas por una sola figura de enlace con las regiones, y que debe ser un miembro del Consejo Político o de la Dirección Nacional.

El pasado 23 de abril se comenzó el proceso de selección para determinar los miembros de este Consejo, que asesora al presidente en materias de Estado. La elección de funcionarios reavivó la disputa entre Maduro y Diosdado Cabello, la segunda persona más poderosa de Venezuela.

Independientemente de la burocracia, lo que marca esta elección es la correlación de fuerzas entre Maduro y Diosdado que, ya tuvo sus episodios de disputa en la definición de candidaturas para las regionales y municipales y en la designación de las autoridades de la Asamblea Nacional. En todas esas pujas, Maduro impuso a los suyos.

Maduro fue elegido como presidente del PSUV por aclamación en un trámite que duró “tres segundos”, según las palabras del propio Jefe de Estado. Lo mismo para Cabello, que seguirá siendo el número dos. La pelea es más silenciosa, menos pomposa y subterránea, por las Secretarías y los alcances de ella.

Hay que cambiar la estructura y cambiar todo, tenemos que adaptarnos. Si queremos cabalgar victoriosos, de manera exitosa los años que están por venir 2022-2030 debemos cambiar desde adentro al partido en todas sus estructuras”, justificó Maduro.

Diosdado Cabello siempre concentró la hegemonía en el partido y la logística que implica la relación con los movimientos sociales que se movilizan a favor de Gobierno, dejándole a Maduro las cuestiones ejecutivas del régimen. Al mismo tiempo, Cabello presidió la Asamblea Nacional, la Constituyente y contaba con la lealtad de las Fuerzas Armadas. Según varias fuentes locales, Cabello llegó a tener más poder que Maduro en un momento.

Pero con el correr del tiempo, Maduro lo desplazó de la conducción del Poder Legislativo, renovó los altos mandos militares de la mano del poderoso ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, poniendo figuras que responden más a él que a Cabello, y ahora busca quedarse con el control del PSUV

En el conteo previo hay unos 20 lugares a favor del presidente venezolano, entre 12 o 13 a favor de Diosdado y otro grupo de 10 que va a jugar con cierto equilibrio. Maduro buscara que los dirigentes cercanos al presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodriguez, la vicepresidente Delcy Rodríguez, la esposa del mandatario, Cilia Flores y las juventudes, alcancen la mayoría de los espacios. 

Por su parte, en la Dirección Nacional, Maduro logró ubicar hasta a su hijo, Nicolás Maduro Guerra, lo que demuestra el enorme control que está teniendo en la nueva conformación de las autoridades del PSUV.

Maduro aprovechó y lo “limpió” a Elías Jaua, uno de los dirigentes históricos del chavismo, que supo ser canciller y luego vicepresidente de Hugo Chávez. Jaua había sido apartado del tren ministerial en 2018 (el último cargo fue ministro de Educación), ya que venía expresando algunas diferencias con el mandato de Maduro, entre ellas la “represión ilegal por el justo reclamo” de los trabajadores y la “subasta de bienes del Estado”.

Colombia

Maduro le pide a Petro que abra las fronteras entre Venezuela y Colombia, cerradas para contener al narco

Publicado

en

Bajo una fachada de acuerdo comercial, el chavismo quiere que se abran las fronteras entre Táchira y Santander para poder establecer los envíos de drogas.

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso este martes al flamante presidente colombiano, Gustavo Petro, crear una Zona Económica Especial (ZEE) binacional para vincular la región fronteriza que conecta al estado venezolano del Táchira con el departamento colombiano del Norte de Santander.

“Vamos a proponerle al presidente, Gustavo Petro, la construcción de una gran zona económica, comercial y productiva entre el Norte de Santander y el estado Táchira, completa. Una zona binacional de desarrollo económico, comercial y productivo. ¡Ha llegado la hora de que lo construyamos!“, señaló Maduro durante un encuentro con empresarios en Caracas.

El mandatario venezolano agregó que la ZEE comenzaría como un ensayo que luego se puede replicar en otras regiones fronterizas con Colombia que están en los estados Zulia, Apure y Amazonas.

Si bien Maduro lo trata de enmascarar como una apertura comercial, la realidad es que quiere desmilitarizar las fronteras para poder liberar los envíos de drogas. En las últimas décadas el gobierno de Colombia militarizó la frontera con Venezuela, no solo para frenar las incursiones de las FARC si no para blindar al país del masivo narcotráfico del Cartel de los Soles, que opera desde territorio venezolano.

Desde hace ya unos años que el régimen chavista prácticamente no se preocupa por recolectar impuestos en bolívares, si no que su principal financiación proviene de la venta de drogas en la región en dólares. Esto les ha permitido disminuir considerablemente la emisión de moneda, y ha llevado a una disminución de la hiperinflación.

Por esta razón, Maduro pidió a los empresarios presentar su propuesta de ofertas para comerciar con Colombia, una fachada para poder reabrir el comercio de narcóticos. “La apertura económica y comercial con Colombia va, y yo le digo a los empresarios: ¿Qué vamos a venderle a Colombia? Yo quiero tener la oferta exportadora para Colombia, quiero verla, y ellos la tienen lista, me consta“, dijo Maduro.

El dictador venezolano también dijo que para iniciar el flujo comercial entre ambos países, se está preparando un plan “sólido y sin perturbaciones” que dejó a cargo de la vicepresidente y ministra de Economía y Finanzas, Delcy Rodríguez.

Tras la asunción del comunista Gustavo Petro a principios de agosto, Caracas y Bogotá adelantan una agenda para la reconstrucción de las relaciones bilaterales en toda su amplitud, luego de permanecer rotas por años mientras el uribismo estuvo a cargo del Gobierno colombiano.

De esta manera, se espera que Colombia se vuelva a convertir en un paraíso narco, y Venezuela sume un aliado fundamental en su pulseada por recuperar su influencia política en la región. La “brisa bolivariana” que empezó Hugo Chávez en 1999 resultó en una total captura del poder político sudamericano, dejando en 2006 a toda la región en manos del Foro de Sao Paulo, a excepción de Chile y Colombia.

Hoy son Chile y Colombia los dos países que primero calleron ante esta nueva “brisa bolivariana”, y tanto el presidente Boric como el presidente Petro están preparando una agenda vinculada con el indigenismo, el narcotráfico, la abolición del Estado de Derecho como lo conocemos, y una apertura a países como Irán.

Seguir Leyendo

Economía

Venezuela demolida por el socialismo: Se destruyó el 71% de la riqueza desde 2013

Publicado

en

La economía venezolana atravesó la peor depresión en toda la historia de América, y al mismo tiempo registró un violento episodio hiperinflacionario. Pese a la reducción de la inflación en los últimos meses, la actividad económica permanece en mínimos históricos.

El colapso económico de Venezuela no se detiene. El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) confirmó que la actividad económica mensual retrocedió un 0,08% en junio contra el mes anterior, y marca una suerte de desaceleración en el incipiente rebote que registra la actividad desde agosto de 2020.

La economía venezolana no pudo ni siquiera recuperarse del impacto provocado por la pandemia a partir de marzo de 2020. El país acumula una caída del 0,33% entre febrero de 2020 y junio de 2022, y permanece en los niveles de actividad más bajos desde la década de 1970 según la serie de estadísticas históricas del OVF.

La inflación mensual cayó abruptamente a partir de 2019, con la reforma monetaria, la licuación del gasto público, la dolarización de facto de un gran número de transacciones comerciales y la reducción del déficit fiscal. En lo que va del 2022 la inflación promedió el 7,2% por mes, pero la actividad económica sigue en niveles alarmantemente bajos.

El gasto público se volvió infinanciable por señoreaje, pues la recaudación en concepto de esta última partida superó todos los límites empíricos por los cuales es posible financiar al fisco. Con la desaparición casi absoluta de la demanda de dinero, el gasto público se licuó junto con la base imponible del impuesto inflacionario y cayó drásticamente del 48% del PBI en 2018 hasta el 10% del PBI en 2021.

La economía socialista colapsó sobre sí misma. A pesar de que el Estado venezolano mantiene nacionalizados los principales sectores del aparato productivo del país, sus presupuestos fueron completamente erosionados por la dinámica inflacionaria y el socialismo venezolano perdió la capacidad de planificación, el eje central para cualquier economía centralizada.

El PBI mensual estimado por el OVF se derrumbó hasta un 89% entre julio de 2014 y junio de 2020, y un 71% considerando la comparación contra junio de 2022. Venezuela registró una depresión económica prolongada incluso superior a la que vivió Estados Unidos en la década de 1930, e incluso mayor a la que tuvo Rusia en la década de 1990 tras la caída de la Unión Soviética.

Pero al mismo tiempo sufrió una violenta espiralización de precios por un período de tiempo que sobrepasó a otros episodios de la experiencia regional e internacional. Registró una inflación mensual superior a los 3 dígitos por 9 meses consecutivos, algo que jamás se había visto en la experiencia de ninguno de los países de América Latina. La hiperinflación venezolana fue una de las más prolongadas en la historia económica mundial, lo cual ya la hace un caso de estudio.

Evolución del colapso de la economía venezolana entre 2013 y 2022.

Seguir Leyendo

Venezuela

La dictadura de Maduro acusó a Alberto Fernández de haber secuestrado su avión: “Lo queremos ya mismo”

Publicado

en

Diosdao Cabello del gobierno chavista dijo que el Presidente está cumpliendo “una orden del imperialismo” en referencia a la retención de la aeronave de Emtrasur.

Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la segunda persona más poderosa de Venezuela después de Maduro, acusó al gobierno de Alberto Fernández de mantener secuestrado el avión venezolano-iraní retenido desde el 10 de junio en Ezeiza y advirtió que su país lo quiere “ya mismo” de vuelta.

Nosotros no queremos ese avion dentro de cinco años, lo queremos ya porque ese avion es de Venezuela”, afirmó Cabello, quien controla el Ejército Bolivariano.

El avión está secuestrado por la Argentina, secuestrado por el gobierno del presidente Fernández con toda la intención de apoderarse de un bien que es de todos los venezolanos y las venezolanas”, remarcó.

Cabello siempre criticó con dureza a Alberto Fernández, y según fuentes consultadas por este medio, en una reunión que tuvo con Cristina Kirchner en 2019, la increpó por haber elegido a un “peór de la Embajada yanqui” como su delfín político.

En una reunión del PSUV esta semana, Cabello dijo que “el presidente de la Argentina tiene este avión secuestrado y antes tuvieron secuestrada a la tripulacion”, y agregó: “Sin embargo la carga la liberaron. ¿Que cosa, no? El gobierno argentino se pone al lado de quienes han atropellado al pueblo de venezolano“.

“Le hacen carantoña (le chupan las medias, ndr), nosotros desde aquí exigimos la devolución al gobierno del señor Fernández y que devuelva ese avión y toda la tripulación a nuestro territorio lo mas pronto posible”, aseguró. “Es un tema político del señor presidente Fernández, y se lo vamos a exigir a él”.

En su exposición, Cabello afirmó: “No entendemos cuál es el ensañamiento contra nuestro pais. Sabemos que él tiene quien le da órdenes. Porque eso es cumplir una orden del imperialismo. Después surge una orden juduicial desde Miami que ellos están dispuestos a cumplir, pero no están dispuestos a cumplir las leyes y el ordenamiento del derecho internacional“.

“A Estados Unidos sí les cumple. El avión es de Venezuela y está secuestrado por el gobierno del presidente Fernández. Es el único responsable de lo que ocurra con ese avión y la tripulación venezolana”, advirtió.

Finalmente, se acordó de defender la coartada de los tripulantes: “Ese avión no estaba ni llevando armas. Ese avión no estaba poniendo en peligro la seguridad de nadie. Al contrario, pusieron en peligro la seguridad de la tripulación al negarle el combustible y al ponerlos a orbitrar hasta que se les acabara el combustible. Seguramente va a ocurrir que dentro de cinco años van a decir ‘aquí está su avión’. No, nosotros no queremos ese avión dentro de cinco años, lo queremos ya porque ese avion es de Venezuela”.

Seguir Leyendo

Tendencias