Conecte con nosotros

Latinoamérica

Mercosur al rojo vivo: duros intercambios entre Argentina, Brasil y Uruguay en la asunción de Bolsonaro

Publicado

en

Después de 6 meses deplorables de Alberto Fernández al frente del Mercosur, ahora le toca a Bolsonaro asumir la Presidencia Pro Tempore para tratar de consolidar los acuerdos de libre comercio que el mandatario argentino tanto rechaza.

Alberto Fernández abrió la cumbre del Mercosur, con Felipe Solá y Matías Kulfas

En una nueva cumbre del Mercosur, donde el mandatario argentino Alberto Fernández debía pasarle la presidencia pro tempore del bloque a su par brasileño Jair Bolsonaro, los modelos liberales de Uruguay, Brasil y Paraguay volvieron a chocar contra el modelo socialista del kirchnerismo.

Las tensiones ya estaban elevadas dado que todavía estaba fresco el duro intercambio verbal entre Fernández y el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou en torno a la resistencia de Argentina de aceptar nuevos tratados de libre comercio, cuando el mandatario argentino dijo que si Uruguay pensaba que era un “lastre”, lo invitaba a abandonar el bloque. Al final, en la Cancillería uruguaya se tomaron a pecho las declaraciones de Fernández, y ayer anunciaron que el país oriental empezaría a negociar acuerdos comerciales con países por fuera del Mercosur.

Por eso, Alberto Fernández inició hoy la reunión de presidentes del Mercosur con una apelación a la unidad del bloque común, pero también con amenazas a los países que están evaluando divergir del bloque sin abandonarlo.

El discurso de unidad dio paso a durísimas críticas a sus socios, a quienes sin nombrarlos cuestionó por “cortarse solos” a través de esas propuestas y no cumplir con “los contratos fundantes” del bloque común.

Nuestro compromiso fue la búsqueda del consenso, creemos en el consenso, la columna vertebral del Mercosur. Es respetar la ley de nuestro bloque, su ADN, no podemos renunciar a estos principios, y menos podemos olvidar estas reglas en medio de las disputas comerciales y una cruda competencia en el mundo”, dijo Fernández, mientras reiteró su rechazo a reducir el Arancel Externo Común, que Brasil, Uruguay y Paraguay reclaman bajar de manera drástica, pero se necesita unanimidad.

Fernández fue aún más duro cuando se refirió a la propuesta de Lacalle Pou de iniciar negociaciones con otros países sin el aval del bloque. “Las negociaciones deben iniciarse y concluirse de manera conjunta, las propuestas se basan en el consenso, dijo, y pidió estudios de impacto económico antes de iniciar nuevas negociaciones con otros países.

Es a través de más integración, y no menos integración, que estaremos en mejores condiciones de negociar y producir”, agregó Fernández. “No hay Mercosur sin pueblos, y sin oídos atentos al drama de la pobreza, la desocupación, la falta de oportunidades laborales” dijo, y concluyó citando al Papa Francisco: “Tenemos que ser artesanos de la concordia, sembrar el bien, ser profetas de la esperanza. Nadie se salva solo, un Mercosur de corazón solidario es la nave insignia de su estrategia de integración”.

Alberto Fernández abrió la cumbre del Mercosur, con Felipe Solá y Matías Kulfas
Alberto Fernández abrió la cumbre del Mercosur, con Felipe Solá y Matías Kulfas

Jair Bolsonaro arrancó su discurso lamentando no haber podido encontrarse personalmente con sus pares, y sin hacer menciones al discurso de Fernández, Bolsonaro redobló la apuesta y reafirmó sus propuestas liberales.

No podemos dejar que el Mercosur sea sinónimo de ineficiencias, desperdicio de oportunidades y restricciones comerciales, dijo, y criticó la presidencia temporal de Fernández, asegurando que “debimos haber avanzado en los últimos seis meses en bajar aranceles y nuevos acuerdos comerciales“.

Brasil tiene apuro”, aseguró Bolsonaro en un tono muy serio y pidiendo que el bloque económico no frene el desarrollo de los demás países por una situación “circunstancial” en uno de sus miembros, en una clara referencia a Argentina.

Durante un discurso de poco más de ocho minutos, el presidente de Brasil afirmó que “estamos en contra de persistir en visiones arcaicas y defensivas” a las que relacionó con la “búsqueda de consensos” que esgrimió Fernández.

Pidió también la “eliminación de trabas, para productos más baratos”, en obvia referencia a los aranceles. “El Mercosur debe ser instrumento efectivo de la promoción de la libertad y la prosperidad para nuestros pueblos”, dijo Bolsonaro, tomando distancia clara de la postura retrógrada del gobierno socialista argentino.

Bolsonaro prometió que ahora en sus 6 meses de presidencia del Mercosur impulsará una mayor apertura comercial, pero recordó que cualquier acuerdo debe tener la firma de los 4 miembros, y que sin Argentina no se puede avanzar.

Bolsonaro al comienzo de la cumbre del Mercosur

A su turno, también el presidente Lacalle Pou también optó por un tono conciliador, pero reafirmó su decisión de avanzar en los acuerdos con terceros países.

Comparto las palabras del Presidente Fernández: queremos un Mercosur más productivista y que dé trabajo, créannos que hacia allí apuntamos, quizá con estrategias distintas, en pertenencia al bloque“, dijo el mandatario uruguayo con un tono más conciliador pero dejando clara su postura en favor a Bolsonaro.

Uruguay cree en la regla del consenso, vamos a respetar el ordenamiento jurídico vigente, y atento a ese ordenamiento hemos comunicado que Uruguay pretende avanzar en acuerdos con otros países, esto no significa vulnerar ni violentar la regla del consenso. El mundo avanza hacia allá, y no nos va a esperar. Por eso, amigo Presidente, le queremos decir que hacia allá va el Uruguay, ojalá vayamos todos juntos, dijo hablándole directamente a Fernández.

Lacalle Pou junto a su ministra de Economía en la cumbre del Mercosur

Hacia el final del encuentro, habló el canciller brasileño Carlos Alberto França, quien detalló el descontento de Bolsonaro a la gestión del Mercosur de Alberto Fernández por los últimos 6 meses.

El balance de este semestre no está exento de decepción. No se trata de desconocer los avances, sino de rendirnos al hecho de que no logramos consensos en dos temas que más han centrado nuestra atención en los últimos meses: la revisión del Arancel Externo Común y las denominadas “flexibilidades” en las negociaciones de acuerdos comerciales con socios externos”, dijo el Canciller 

Ambos temas son elementos ineludibles de la agenda de modernización que viene desarrollando el Mercosur en los últimos años. Ambos responden al propósito de transformar al Mercosur en una verdadera plataforma para incrementar nuestra competitividad conjunta y para una inserción más intensa de nuestras economías en las cadenas productivas internacionales”, concluyó Carlos Alberto, que también lamentó “no haber sido capaces de encontrar una fórmula de consenso para seguir adelante en estos temas”, y anticipó que durante su presidencia “Brasil intentará una eliminación de los obstáculos que aún existen entre nosotros y los que enfrentamos en la economía mundial, bajo el signo de la democracia, la libertad y la prosperidad”.

En el final de la reunión de presidentes, y después de los duros cruces, Bolsonaro trató de distender la situación, recordando que Brasil y Argentina son “pueblos hermanos”.

La única rivalidad entre nosotros va a pasar en el Maracaná, el sábado”, dijo Bolsonaro, generando la risa de Fernández. El brasileño hasta adelantó un resultado de “5 a 0” a favor de Brasil en la final de la Copa América, y remató agregando que “siempre voy a querer lo mejor para Argentina“.

Brasil

Bolsonaro abre la Asamblea de la ONU con un fuerte discurso para el mundo: “Brasil salió del socialismo”

Publicado

en

‘Estábamos al borde del socialismo’, dice Bolsonaro en su discurso en la ONU, “pero logramos salir y hoy Brasil se presenta con mayor libertad, democracia, prosperidad y paz”.

El presidente Jair Bolsonaro fue el primer jefe de Estado en abrir la 76° Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, este martes 21, en un fuerte discurso en el que abordó una serie de temas, desde la pandemia del Covid-19 al medio ambiente, de la corrupción a la recuperación económica, Bolsonaro afirmó que “Brasil vive en nuevos tiempos”.

“Vengo aquí para mostrar un Brasil diferente a lo que se publica en los periódicos o se ve en la televisión. Brasil ha cambiado, y mucho, después de que asumimos el gobierno en enero de 2019”, dijo el presidente al comienzo del discurso. “Llevamos dos años y ocho meses sin ningún caso concreto de corrupción. Brasil tiene un presidente que cree en Dios, respeta la Constitución, valora a la familia y le debe lealtad a su pueblo”, destacó.

Según explicó, su victoria en las elecciones de 2018 representó la interrupción de un proyecto socialista en el país. “Estábamos al borde del socialismo. Nuestras empresas estatales perdieron miles de millones de dólares en el pasado y son rentables hoy. Ahora les presento un nuevo Brasil, con su credibilidad devuelta al mundo”, afirmó.

Mientras en el pasado se escuchaban aplausos y vitoreos cuando un presidente de un país históricamente empobrecido por el socialismo anunciaba que estaba llevando a cabo privatizaciones, esta vez hubo silencio ante las buenas noticias económicas de Bolsonaro, marcando un claro giro a la izquierda de la comunidad internacional en los últimos años.

“Tenemos todo lo que buscan los inversores: un gran mercado de consumidores, excelentes servicios, una tradición de respeto por los contratos y confianza en nuestro gobierno”, explicó Bolsonaro.

Medio ambiente

Siguiendo la línea que ya había presentado en su discurso en la Cumbre de Líderes sobre el Clima , en abril de este año, Bolsonaro dio un fuerte enfoque a los temas ambientales, pero promoviendo la propiedad privada como agente de cambio y no las regulaciones estatales.

De todos modos, aclaró que él no cambió ni una coma a la legislación de cuidado del medio ambiente que rige en Brasil hace años. “Ningún país del mundo tiene una legislación medioambiental tan completa como la nuestra. Nuestro Código Forestal debe servir de ejemplo para otros países”, dijo el presidente brasileño en la ONU.

“Solo en el bioma amazónico, el 84% de la selva está intacta, albergando la mayor biodiversidad del planeta”, continuó Bolsonaro. “En la Amazonía, tuvimos una reducción del 32% de emisiones en agosto, en comparación con agosto del año anterior. ¿Qué país del mundo tiene una política de preservación ambiental como la nuestra? Estás invitado a visitar el Amazonas.

Este tema es de extrema importancia para Bolsonaro, ya que en el pasado mandatarios como Emmanuel Macron de Francia o Angela Merkel de Alemania habían sugerido que la Amazonia debería ser convertida en una Zona Internacional a cargo de la ONU, como se hizo con varias regiones de África, Bagdad y se trató de hacer al Canal de Suez en el pasado.

Pandemia

En su discurso, Bolsonaro habló sobre la pandemia del Covid-19 y se destacó como uno de los pocos mandatarios en el mundo que no violaron los derechos civiles de sus ciudadanos.

Responsabilizó a los alcaldes y gobernadores de Brasil por las medidas restrictivas que afectaron gravemente a la población. “La pandemia nos tomó a todos por sorpresa. Lamentamos todas las muertes ocurridas en Brasil y en el mundo. Siempre he defendido la lucha contra el virus y el desempleo, simultáneamente y con la misma responsabilidad”, dijo.

En cuanto a la vacunación, Bolsonaro destacó los avances de la campaña de inmunización en el país. “Todos los que eligieron vacunarse en Brasil pudieron hacerlo. Apoyamos la vacunación. Sin embargo, nuestro gobierno se ha opuesto al pasaporte sanitario o cualquier obligación relacionada con la vacunación”, aseguró.

Además, destacó la importancia de los tratamientos con medicamentos antivirales para los que eligen no vacunarse. “Apoyamos la autonomía del médico en la búsqueda de un tratamiento temprano, siguiendo la recomendación de nuestro Consejo Federal de Medicina”, explicó.

Afganistán y el Consejo de Seguridad

Jair Bolsonaro también aprovechó la oportunidad para defender la presencia de Brasil como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. “Apoyamos una reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, donde buscamos un asiento permanente”, dijo.

El presidente también citó la situación política en Afganistán. “El futuro de Afganistán también nos preocupa profundamente. Otorgaremos visas humanitarias a cristianos, mujeres, niños y jueces afganos”.

Manifestaciones

Los masivos actos de apoyo al gobierno brasileño, que llevaron a cientos de miles de brasileños a las calles el pasado 7 de septiembre, también fueron mencionados por Bolsonaro en su discurso. 

“El 7 de septiembre, día de nuestra Independencia, millones de brasileños salieron a las calles en la mayor manifestación de nuestra historia, para demostrar que no renuncian a la democracia, las libertades individuales y el apoyo a nuestro gobierno”, resaltó. 

“Tenemos a la familia tradicional como base de la civilización. La libertad del ser humano solo se completa con la libertad de culto y expresión”, dijo, ante las miradas atónitas de mandatarios de todo el mundo que están promoviendo la censura por la pandemia.

Y cerró: “Mi gobierno recuperó su credibilidad externa y, hoy, se presenta como uno de los mejores destinos para las inversiones. Es aquí, en esta Asamblea General, donde vislumbramos un mundo de mayor libertad, democracia, prosperidad y paz. Dios los bendiga a todos.”

Lee el discurso competo de Jair Bolsonaro:

“Señor Presidente de la Asamblea General, Abdullah Sharrid,

Señor Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres,

Jefes de Estado y de Gobierno y otros jefes de delegación,

Señoras y señores,

Es un honor volver a abrir la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Vengo aquí para mostrar un Brasil diferente a lo que se publica en los periódicos o se ve en la televisión.

Brasil ha cambiado, y mucho, después de que asumimos el gobierno en enero de 2019.

Llevamos 2 años y 8 meses sin ningún caso concreto de corrupción.

Brasil tiene un presidente que cree en Dios, respeta la Constitución y sus fuerzas armadas, valora a la familia y le debe lealtad a su pueblo.

Eso es mucho, es una base sólida, considerando que estábamos al borde del socialismo.

Nuestras empresas estatales tuvieron pérdidas de miles de millones de dólares, hoy son rentables.

Nuestro Banco de Desarrollo se utilizó para financiar obras en países comunistas, sin garantías. Quienes cumplen estos compromisos son los propios brasileños.

Todo eso ha cambiado. Les presento ahora un nuevo Brasil con su credibilidad ya recuperada.

Brasil tiene el programa de sociedades de inversión con el sector privado más grande de su historia. Programa que ya es una realidad y se encuentra en plena ejecución.

Hasta ahora, se han contratado US $ 100 mil millones en nuevas inversiones y se han recaudado US $ 23 mil millones en donaciones.

En el área de infraestructura, subastamos, para el sector privado, 34 aeropuertos y 29 terminales portuarias.

Ya hay más de $ 6 mil millones en contratos privados para nuevos ferrocarriles. Introdujimos el sistema de autorización ferroviaria, que acerca nuestro modelo al americano. En solo unos días, recibimos 14 solicitudes de permisos para nuevos ferrocarriles con casi $ 15 mil millones en inversiones privadas.

EN NUESTRO GOBIERNO FOMENTAMOS LA RESURRECCIÓN DEL MODAL FERROVIARIO.

Como resultado, menor consumo de combustibles fósiles y reducción de costos Brasil,

en particular para abaratar la producción de alimentos.

Se han logrado grandes avances en el área de saneamiento básico. La subasta más grande en la historia del sector se realizó en abril, con una concesión al sector privado de los servicios de distribución de agua y alcantarillado en Río de Janeiro.

Tenemos todo lo que buscan los inversores: un gran mercado de consumidores, excelentes activos, una tradición de respeto por los contratos y confianza en nuestro gobierno.

También anuncio que en los próximos días realizaremos una subasta para la implementación de la tecnología 5G en Brasil.

Nuestra agricultura moderna y sostenible con bajas emisiones de carbono alimenta a más de mil millones de personas en el mundo y utiliza solo el 8% del territorio nacional.

Ningún país del mundo tiene una legislación medioambiental tan completa.

Nuestro Código Forestal debe ser un ejemplo para otros países.

Brasil es un país de dimensión continental, con grandes desafíos ambientales.

Son 8,5 millones de kilómetros cuadrados, de los cuales el 66% son vegetación autóctona, la misma desde su descubrimiento en 1500.

Solo en el bioma del Amazonas, el 84% de la selva está intacta y alberga la mayor biodiversidad del planeta. Recuerde que la región amazónica es equivalente al área de toda Europa Occidental.

Anticipamos, de 2060 a 2050, el objetivo de lograr la neutralidad climática. Se duplicaron los recursos humanos y financieros, destinados al fortalecimiento de las agencias ambientales, con miras a eliminar la deforestación ilegal.

¡Y los resultados de esta importante acción ya han comenzado a aparecer!

En la Amazonía, tuvimos una reducción del 32% en la deforestación en el mes de agosto, en comparación con agosto del año anterior.

¿QUÉ PAÍS DEL MUNDO TIENE UNA POLÍTICA DE PRESERVACIÓN AMBIENTAL COMO LA NUESTRA?

¡Estás invitado a visitar nuestra Amazonía!

Brasil ya es un ejemplo en generación de energía con un 83% proveniente de fuentes renovables.

En la COP-26, buscaremos consenso sobre las reglas del mercado global de créditos de carbono. Esperamos que los países industrializados cumplan eficazmente con sus compromisos de financiación climática en volúmenes relevantes.

El futuro de los empleos verdes está en Brasil: energías renovables, agricultura sostenible, industria de bajas emisiones, saneamiento básico, tratamiento de residuos y turismo.

Ratificamos la Convención Interamericana contra el Racismo y Formas Conexas de Intolerancia.

Tenemos a la familia tradicional como fundamento de la civilización. Y la libertad humana solo se completa con la libertad de culto y expresión.

El 14% del territorio nacional, es decir, más de 110 millones de hectáreas, un área equivalente a Alemania y Francia juntas, se destina a reservas indígenas. En estas regiones, 600.000 indios viven en libertad y cada vez más quieren usar su tierra para la agricultura y otras actividades.

Brasil siempre ha participado en las misiones de paz de la ONU. De Suez al Congo, pasando por Haití y Líbano.

Nuestro país siempre ha acogido a los refugiados. En nuestra frontera con la vecina Venezuela, la Operación Bienvenida del Gobierno Federal ya ha recibido a 400.000 venezolanos desplazados por la grave crisis política y económica generada por la dictadura bolivariana.

El futuro de Afganistán también nos preocupa profundamente. Otorgaremos visas humanitarias a cristianos, mujeres, niños y jueces afganos.

En estos 20 años desde los ataques contra los Estados Unidos de América, el 11 de septiembre de 2001, reitero nuestro repudio al terrorismo en todas sus formas.

En 2022, volveremos a ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Agradezco a los 181 países, de un universo de 190, que confiaron en Brasil. Reflejo de una política exterior seria y responsable impulsada por nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores.

Apoyamos una reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, donde buscamos un asiento permanente.

La pandemia tomó a todos por sorpresa en 2020. Lamentamos todas las muertes ocurridas en Brasil y en el mundo.

Siempre he defendido la lucha contra el virus y el paro de forma simultánea y con la misma responsabilidad. Las medidas de aislamiento y bloqueo han dejado un legado de inflación, especialmente en los productos alimenticios de todo el mundo.

En Brasil, para atender a los más humildes, obligados a quedarse en casa por decisión de gobernadores y alcaldes y que perdieron sus ingresos, brindamos ayuda de emergencia de US $ 800 a 68 millones de personas en 2020.

Recuerdo que cerramos 2020, año de la pandemia, con más empleos formales que en diciembre de 2019, gracias a las acciones de nuestro gobierno con programas para mantener empleos e ingresos que nos costaron alrededor de US $ 40 mil millones.

Solo en los primeros 7 meses de este año, creamos aproximadamente 1.800.000 nuevos puestos de trabajo. También recuerdo que nuestro crecimiento para 2021 se estima en un 5%.

Hasta el momento, el Gobierno Federal ha distribuido más de 260 millones de dosis de vacunas y más de 140 millones de brasileños ya han recibido al menos la primera dosis, que representa casi el 90% de la población adulta. El 80% de la población indígena también ha sido completamente vacunada. Hasta noviembre, todos los que eligieron vacunarse en Brasil serán asistidos.

Apoyamos la vacunación, sin embargo nuestro gobierno se ha opuesto al pasaporte sanitario o cualquier obligación relacionada con la vacunación.

Desde el inicio de la pandemia, hemos apoyado la autonomía del médico para buscar tratamiento temprano, siguiendo la recomendación de nuestro Consejo Federal de Medicina.

Yo mismo fui uno de los que se sometieron al tratamiento inicial. Respetamos la relación médico-paciente a la hora de decidir el medicamento que se utilizará y su uso no indicado en la etiqueta.

No entendemos por qué muchos países, junto con gran parte de los medios de comunicación, se opusieron al tratamiento inicial.

La historia y la ciencia sabrán responsabilizar a todos.

El 7 de septiembre, fecha de nuestra Independencia, millones de brasileños, de manera pacífica y patriótica, salieron a las calles, en la mayor manifestación de nuestra historia, para mostrar que no renuncian a la democracia, las libertades individuales y el apoyo a nuestra Gobierno.

Como se muestra, Brasil vive en nuevos tiempos. En la economía, tenemos uno de los mejores desempeños entre los países emergentes.

Mi gobierno recuperó su credibilidad externa y, hoy, se presenta como uno de los mejores destinos para las inversiones.

Es aquí, en esta Asamblea General, donde vislumbramos un mundo de mayor libertad, democracia, prosperidad y paz.

Dios los bendiga a todos.”

Seguir Leyendo

El Salvador

Biden no sanciona a Ortega pero sí a Bukele: la Casa Blanca sancionó a la Corte Suprema de El Salvador

Publicado

en

Estados Unidos sancionó a los jueces de la Corte Suprema nombrados por Bukele en El Salvador y a la fiscal general de Guatemala, mientras hace vista ciega a las violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

A pesar de que Joe Biden se niega a sancionar a brutales dictadores como Maduro en Venezuela, Díaz Canel en Cuba o Ortega en Nicaragua, ahora ha ordenado ponerles multas económicas a los cinco jueces que nombró Nayib Bukele en la Corte Suprema de El Salvador y a la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras.

La Casa Blanca los acusa de “socavar la democracia en los países centroamericanos” y de “no hacer lo suficiente para luchar contra la corrupción”. A parte de las sanciones económicas, los integrantes de esta lista no podrán obtener visa para viajar a Estados Unidos ni ingresar al país, ni siquiera en viajes oficiales de Estado.

“Estados Unidos se ha comprometido a apoyar a los pueblos del norte de Centroamérica fortaleciendo la democracia, el estado de derecho y la rendición de cuentas, que son las claves para un futuro mejor. Para avanzar en esta prioridad, hoy estamos añadiendo siete autores a la lista de Actores Antidemocráticos y Corruptos de Estados Unidos, bajo la sección 353 de la Ley de Compromiso Reforzado entre Estados Unidos y el Triángulo del Norte, que generalmente hace que los autores no sean elegibles para visas y admisión en Estados Unidos. Estas designaciones responden a acciones recientes que socavaron la democracia y obstruyeron las investigaciones de corrupción en El Salvador y Guatemala, informó la Secretaría de Estado en un comunicado.

En el caso de El Salvador, Elsy Dueñas De Aviles, Oscar Alberto López Jerez, Hector Nahun Martinez Garcia, Jose Angel Perez Chacon, y Luis Javier Suárez Magaña, actuales Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema, socavaron los procesos democráticos o las instituciones al aceptar nombramientos directos a la Sala por parte de la Asamblea Legislativa, en un proceso que parece haber contravenido la constitución salvadoreña”.

Esto demuestra la enorme hipocresía de Biden, que elige como enemigos de su gobierno a Nayib Bukele y a Alejandro Giammattei, presidentes de El Salvador y Guatemala, y no a un brutal y sanguinario dictador como Daniel Ortega, quien en Nicaragua arrestó a toda la oposición y se presentará solo a las próximas elecciones.

La Cancillería de Estados Unidos detalló que los jueces salvadoreños y la fiscal guatemalteca “realizan ataques a la democracia y a las medidas anticorrupción” y por eso los sancionaron. ¿Atacan a la democracia más que Ortega o el castrismo?

Cómo fue la designación de los jueces de la Corte en El Salvador

Asamblea Legislativa de El Salvador

Bukele ganó las elecciones de medio término con más del 70% del voto popular, incluso con fraude en su contra y con todos los tribunales constitucionales y electorales controlados por la oposición. Algo más democrático que eso no hay.

Con mayoría absoluta en la Asamblea Legislativa, el partido de Bukele, Nuevas Ideas, removió a los cinco magistrados de Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) siguiendo paso a paso cómo lo determina la Constitución.

Así, valiéndose de los dos tercios de la Asamblea, Bukele designó los cinco jueces reemplazantes que hoy se sientan en el máximo tribunal y que están siendo sancionados por Estados Unidos solamente por ser aliados de Nayib.

Los jueces destituidos, con 64 votos a favor, 19 en contra y uno ausente, eran todos aliados de los partidos ARENA y FMLN, el establishment político de El Salvador que se venían alternando los gobiernos en el país hace décadas.

Ambos partidos habían organizado el sistema político para que sea casi imposible que llegue una nueva formación política al gobierno, y mantenían altos índices de corrupción, con complicidad del narcotráfico y bandas como los maras. Pero eso nunca generó problemas en el gobierno demócrata de Barack Obama, que lo tenía a Joe Biden como vice.

El caso de Guatemala

La fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras.

En Guatemala, la Secretaría de Estado señaló que María Consuelo Porras Argueta De Porres, actual Fiscal General de Guatemala, obstruyó las investigaciones sobre actos de corrupción al interferir en las investigaciones penales”.

“El patrón de obstrucción de Porras incluyó ordenar a los fiscales del Ministerio Público (MP) de Guatemala que ignoraran los casos basándose en consideraciones políticas y socavar activamente las investigaciones llevadas a cabo por la Fiscalía Especial contra la Impunidad, incluso despidiendo a su fiscal principal, Juan Francisco Sandoval, y transfiriendo y despidiendo a los fiscales que investigan la corrupción. Ángel Arnoldo Pineda Ávila, actual secretario general del MP, obstruyó las investigaciones sobre actos de corrupción al interferir en las investigaciones anticorrupción. El MP ha abierto una investigación sobre las acusaciones de que Pineda interfirió en una investigación anticorrupción. Se alega que Pineda informó a los objetivos de la investigación sobre los casos que se estaban construyendo contra ellos”, agregó el Departamento de Estado de Biden.

La fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, nombró a Rafael Curruchiche tras destituir al anterior fiscal anticorrupción, Juan Francisco Sandoval. Tras ser removido el 23 de julio, Sandoval dijo que encontró muchos obstáculos en su labor, y que se le pidió no investigar al presidente Alejandro Giammattei, sin el consentimiento de Porras.

Finalmente, la Cancillería norteamericana conducida por el izquierdista Anthony Blinken concluyó que “Estados Unidos continuará utilizando las herramientas a nuestra disposición para promover la rendición de cuentas por los ataques a las aspiraciones democráticas del pueblo de Centroamérica. Seguiremos colaborando con los funcionarios del gobierno que muestren una dedicación a la lucha contra la corrupción y al fortalecimiento de la gobernanza democrática, incluso como parte de una política general de abordar las causas fundamentales de la migración irregular. Y seguiremos apoyando a los pueblos de El Salvador y Guatemala en su esfuerzo por contribuir y beneficiarse de las instituciones democráticas, generar oportunidades económicas equitativas y crear el futuro que desean para ellos y sus familias”.

Seguir Leyendo

Brasil

Bolsonaro se reúne con Boris Johnson en Nueva York: más vacunas y un posible acuerdo de libre comercio

Publicado

en

Según el gobierno británico, los líderes hablaron sobre libre comercio, la lucha contra el Covid-19 y el papel de los inmunizadores en el mundo.

El presidente Jair Bolsonaro viajó a Nueva York ayer por la noche ya que abrirá la Asamblea General de la ONU este martes. Después de recorrer las calles de Manhattan, el máximo mandatario de Brasil se reunió esta mañana con el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

Luego de una hora a puertas cerradas, los mandatarios invitaron a medios internacionales y hablaron juntos ante las cámaras, donde Boris habló sobre las buenas relaciones entre los dos países y dijo que había prometido visitar Brasil antes de la llegada del Covid-19, pero que la visita todavía está pendiente.

El primer ministro también habló de inmunización contra el coronavirus, algo que se ha convertido en el foco de su gobierno, que ha dejado de lado cosas como reducción de impuestos, frenar la inmigración ilegal y promover el libre comercio, los tres pilares de su campaña del 2019. 

“Estamos trabajando junto con Brasil para que produzcan nuestras vacunas, es una gran vacuna, la tomé dos veces”, dijo Boris Johnson, refiriéndose a las dosis de Oxford/AstraZeneca, que son fabricadas en Brasil por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz).

El presidente de Brasil le aclaró que aún no ha sido vacunado, y recordó que ya contrajo la enfermedad, por lo que no necesita la vacuna con la misma urgencia que otros, y agregó: “Tengo una tasa de inmunización muy alta”, lo que llevó a las risas de todos los presentes.

También hablaron sobre un acuerdo de libre comercio entre los países. Desde que el Reino Unido abandonó la Unión Europea, el gobierno inglés necesita llegar a nuevos acuerdos comerciales con el resto de los países del mundo para que no apliquen las restrictivas reglas comerciales internacionales.

Al final de la reunión, el primer ministro dijo estar “encantado” de conocer a Jair Bolsonaro. En un comunicado de prensa, un portavoz de Downing Street dijo que los dos líderes también hablaron sobre el importante papel que juega Brasil en la preservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático.

“También hablaron de la lucha global contra la nueva pandemia de coronavirus. El primer ministro destacó la importancia de las vacunas como la mejor herramienta para combatir el virus y salvar vidas en todo el mundo. Hizo hincapié en el importante papel que ha desempeñado la vacuna Oxford-AstraZeneca en el Reino Unido, Brasil y otros lugares ”, dice un extracto del comunicado.

Como representante de Brasil, se espera que Jair Bolsonaro pronuncie el primer discurso entre los líderes estatales en la Asamblea General de las Naciones Unidas este martes 20 en Nueva York. El mandatario llegó al país este domingo 19. De acuerdo con la agenda oficial difundida por el gobierno, debería participar en una recepción ofrecida por el Representante Permanente de Brasil ante las Naciones Unidas.

Seguir Leyendo

Trending