Conecte con nosotros

Latinoamérica

Mercosur al rojo vivo: duros intercambios entre Argentina, Brasil y Uruguay en la asunción de Bolsonaro

Publicado

en

Después de 6 meses deplorables de Alberto Fernández al frente del Mercosur, ahora le toca a Bolsonaro asumir la Presidencia Pro Tempore para tratar de consolidar los acuerdos de libre comercio que el mandatario argentino tanto rechaza.

Alberto Fernández abrió la cumbre del Mercosur, con Felipe Solá y Matías Kulfas

En una nueva cumbre del Mercosur, donde el mandatario argentino Alberto Fernández debía pasarle la presidencia pro tempore del bloque a su par brasileño Jair Bolsonaro, los modelos liberales de Uruguay, Brasil y Paraguay volvieron a chocar contra el modelo socialista del kirchnerismo.

Las tensiones ya estaban elevadas dado que todavía estaba fresco el duro intercambio verbal entre Fernández y el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou en torno a la resistencia de Argentina de aceptar nuevos tratados de libre comercio, cuando el mandatario argentino dijo que si Uruguay pensaba que era un “lastre”, lo invitaba a abandonar el bloque. Al final, en la Cancillería uruguaya se tomaron a pecho las declaraciones de Fernández, y ayer anunciaron que el país oriental empezaría a negociar acuerdos comerciales con países por fuera del Mercosur.

Por eso, Alberto Fernández inició hoy la reunión de presidentes del Mercosur con una apelación a la unidad del bloque común, pero también con amenazas a los países que están evaluando divergir del bloque sin abandonarlo.

El discurso de unidad dio paso a durísimas críticas a sus socios, a quienes sin nombrarlos cuestionó por “cortarse solos” a través de esas propuestas y no cumplir con “los contratos fundantes” del bloque común.

Nuestro compromiso fue la búsqueda del consenso, creemos en el consenso, la columna vertebral del Mercosur. Es respetar la ley de nuestro bloque, su ADN, no podemos renunciar a estos principios, y menos podemos olvidar estas reglas en medio de las disputas comerciales y una cruda competencia en el mundo”, dijo Fernández, mientras reiteró su rechazo a reducir el Arancel Externo Común, que Brasil, Uruguay y Paraguay reclaman bajar de manera drástica, pero se necesita unanimidad.

Fernández fue aún más duro cuando se refirió a la propuesta de Lacalle Pou de iniciar negociaciones con otros países sin el aval del bloque. “Las negociaciones deben iniciarse y concluirse de manera conjunta, las propuestas se basan en el consenso, dijo, y pidió estudios de impacto económico antes de iniciar nuevas negociaciones con otros países.

Es a través de más integración, y no menos integración, que estaremos en mejores condiciones de negociar y producir”, agregó Fernández. “No hay Mercosur sin pueblos, y sin oídos atentos al drama de la pobreza, la desocupación, la falta de oportunidades laborales” dijo, y concluyó citando al Papa Francisco: “Tenemos que ser artesanos de la concordia, sembrar el bien, ser profetas de la esperanza. Nadie se salva solo, un Mercosur de corazón solidario es la nave insignia de su estrategia de integración”.

Alberto Fernández abrió la cumbre del Mercosur, con Felipe Solá y Matías Kulfas
Alberto Fernández abrió la cumbre del Mercosur, con Felipe Solá y Matías Kulfas

Jair Bolsonaro arrancó su discurso lamentando no haber podido encontrarse personalmente con sus pares, y sin hacer menciones al discurso de Fernández, Bolsonaro redobló la apuesta y reafirmó sus propuestas liberales.

No podemos dejar que el Mercosur sea sinónimo de ineficiencias, desperdicio de oportunidades y restricciones comerciales, dijo, y criticó la presidencia temporal de Fernández, asegurando que “debimos haber avanzado en los últimos seis meses en bajar aranceles y nuevos acuerdos comerciales“.

Brasil tiene apuro”, aseguró Bolsonaro en un tono muy serio y pidiendo que el bloque económico no frene el desarrollo de los demás países por una situación “circunstancial” en uno de sus miembros, en una clara referencia a Argentina.

Durante un discurso de poco más de ocho minutos, el presidente de Brasil afirmó que “estamos en contra de persistir en visiones arcaicas y defensivas” a las que relacionó con la “búsqueda de consensos” que esgrimió Fernández.

Pidió también la “eliminación de trabas, para productos más baratos”, en obvia referencia a los aranceles. “El Mercosur debe ser instrumento efectivo de la promoción de la libertad y la prosperidad para nuestros pueblos”, dijo Bolsonaro, tomando distancia clara de la postura retrógrada del gobierno socialista argentino.

Bolsonaro prometió que ahora en sus 6 meses de presidencia del Mercosur impulsará una mayor apertura comercial, pero recordó que cualquier acuerdo debe tener la firma de los 4 miembros, y que sin Argentina no se puede avanzar.

Bolsonaro al comienzo de la cumbre del Mercosur

A su turno, también el presidente Lacalle Pou también optó por un tono conciliador, pero reafirmó su decisión de avanzar en los acuerdos con terceros países.

Comparto las palabras del Presidente Fernández: queremos un Mercosur más productivista y que dé trabajo, créannos que hacia allí apuntamos, quizá con estrategias distintas, en pertenencia al bloque“, dijo el mandatario uruguayo con un tono más conciliador pero dejando clara su postura en favor a Bolsonaro.

Uruguay cree en la regla del consenso, vamos a respetar el ordenamiento jurídico vigente, y atento a ese ordenamiento hemos comunicado que Uruguay pretende avanzar en acuerdos con otros países, esto no significa vulnerar ni violentar la regla del consenso. El mundo avanza hacia allá, y no nos va a esperar. Por eso, amigo Presidente, le queremos decir que hacia allá va el Uruguay, ojalá vayamos todos juntos, dijo hablándole directamente a Fernández.

Lacalle Pou junto a su ministra de Economía en la cumbre del Mercosur

Hacia el final del encuentro, habló el canciller brasileño Carlos Alberto França, quien detalló el descontento de Bolsonaro a la gestión del Mercosur de Alberto Fernández por los últimos 6 meses.

El balance de este semestre no está exento de decepción. No se trata de desconocer los avances, sino de rendirnos al hecho de que no logramos consensos en dos temas que más han centrado nuestra atención en los últimos meses: la revisión del Arancel Externo Común y las denominadas “flexibilidades” en las negociaciones de acuerdos comerciales con socios externos”, dijo el Canciller 

Ambos temas son elementos ineludibles de la agenda de modernización que viene desarrollando el Mercosur en los últimos años. Ambos responden al propósito de transformar al Mercosur en una verdadera plataforma para incrementar nuestra competitividad conjunta y para una inserción más intensa de nuestras economías en las cadenas productivas internacionales”, concluyó Carlos Alberto, que también lamentó “no haber sido capaces de encontrar una fórmula de consenso para seguir adelante en estos temas”, y anticipó que durante su presidencia “Brasil intentará una eliminación de los obstáculos que aún existen entre nosotros y los que enfrentamos en la economía mundial, bajo el signo de la democracia, la libertad y la prosperidad”.

En el final de la reunión de presidentes, y después de los duros cruces, Bolsonaro trató de distender la situación, recordando que Brasil y Argentina son “pueblos hermanos”.

La única rivalidad entre nosotros va a pasar en el Maracaná, el sábado”, dijo Bolsonaro, generando la risa de Fernández. El brasileño hasta adelantó un resultado de “5 a 0” a favor de Brasil en la final de la Copa América, y remató agregando que “siempre voy a querer lo mejor para Argentina“.

Uruguay

Lacalle Pou está combatiendo la delincuencia: Datos oficiales muestran históricas bajas en todos los delitos

Publicado

en

El Ministerio del Interior, encargado de la Seguridad Publica en el país oriental, dio a conocer el martes pasado las cifras de delitos en todo el país, y mistró que hubo una baja histórica en comparación con años anteriores.

El presidente Luis Lacalle Pou llegó al poder en Uruguay en gran parte por sus promesas de mano dura contra la delincuencia, un tema que había ofuscado el debate político en 2019.

Una pata fundamental de esta política contra la inseguridad había sido diseñada por Jorge Larrañaga, quien lamentablemente falleció en el pasado mes de mayo del año pasado y se puso en jaque el compromiso del gobierno “multicolor” en seguir combatiendo con dureza a la delincuencia.

En este contexto, Lacalle Pou publicó con bombos y platillos en Twitter una tabla con las cifras de denuncias de delitos, comparando los años 2019, 2020 y 2021.

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior, en el caso de los homicidios, la cifra bajó un 11,2% en comparación con 2020, y un destacable 23,7% si se toma en cuenta la variación entre 2019 y el año pasado.

Cabe recordar que hasta 2019 gobernó el Frente Amplio, partido de izquierda que por más de una década lideró el Gobierno haciendo estragos en materia de seguridad.

El ministro Alberto Heber, quien confeccionó la tabla, también expuso que los hurtos bajaron un 5,5% en el último año y un impresionante 19,9% en comparación con el periodo bianual 2019-2020. Las rapiñas bajaron un 13,5%, y 18,8%, en ambas comparativas respectivamente.

De todos modos, estos números deben ser analizados con mucha cautela, ya que principalmente en el área metropolitana, la gente, cansada de la inseguridad, ya ni siquiera realizan la denuncias correspondiente.

Un tema que también había sido central en la campaña del 2019 es el abigeato (robo de ganado en la zona rural), una problemática que el Campo le pedía al presidenciable del Partido Nacional que enfrente con especial ímpetu. Este delito fue el que más se vio reducido, según los datos expuestos, demostrando un fuerte interés del Gobierno en combatir este siniestro.

El abigeato habría bajado un 39,2% entre 2020 y 2021, periodo en el cual se implementó un importante plan de monitoreo por parte del Ejército en las zonas fronterizas con Brasil, epicentro de este tipo de delito.

Por su parte, el tipo de crimen que menos se vio reducido en los dos años de gobierno de Lacalle Pou fueron las denuncias por violencia doméstica, que se movieron 0,6% a la baja en comparación con 2020, y un magro 1,3% en total.

Seguir Leyendo

Ecuador

Escandaloso: Lasso declara que el pase sanitario está por encima de la Constitución

Publicado

en

El mandatario ecuatoriano fue consultado sobre su postura en cuanto al pasaporte sanitario y generó polémica al responder que está de acuerdo.

El presidente de Ecuador, dijo en entrevista que nadie en el país está siendo obligado a vacunarse; no obstante, sí reconoció que el pase sanitario es requerido para ingresar a ciertos establecimientos o actividades. 

Cuando la entrevistadora le recrimina la inconstitucionalidad de la medida, Lasso no titubea al decir que la vida está por encima de la Constitución y la Ley.

Guillermo Lasso se vanagloria de sus posturas liberales y en favor de las libertades civiles, pero no ha dudado en implementar el pase sanitario, que obliga a los ecuatorianos a vacunarse si quieren ejercer sus derechos.

“En los centros comerciales y en los lugares públicos se va a exigir el carnet de vacunación como un mecanismo de protección colectiva de todos los ecuatorianos”, anunció a principio de año.

El 86% de la población ya cuenta con la primera dosis, mientras que el 76% ya completó la pauta de dos inyecciones. Además, 800.000 personas ya recibieron una dosis de refuerzo.

Ante estos datos, miles de ecuatorianos, incluyendo buena parte de sus votantes, expresaron su malestar por los dichos del jefe de estado a través de las redes sociales. No se entiende por qué el deseo de lograr la vacunación forzada de la totalidad de la población, si arriba del 70% ya es un buen número para lograr inmunidad de rebaño.

Seguir Leyendo

Latinoamérica

Evo Morales, Alberto Fernández y Gabriel Boric trazan un plan para estatizar y crear una “OPEP del litio”

Publicado

en

La victoria de Gabriel Boric abrió la posibilidad de diseñar una política de integración en torno al mineral altamente demandado por la creciente industria tecnológica. Argentina también quiere sumar a Perú y cuenta con el aval de China.

Mientras la demanda de litio llega a un nuevo máximo histórico, debido a que este mineral es cada vez más requerido como componente en las baterías de los dispositivos electrónicos (incluidos los autos eléctricos) que ya son parte de la vida cotidiana de millones de personas en todo el mundo, en América Latina los gobiernos socialistas ya piensan cómo sacar provecho de esta situación.

La propuesta de estatizar la explotación del litio y cartelizarse regionalmente empezó con una propuesta de Evo Morales a Alberto Fernández durante su estadía en Buenos Aires, mientras el socialista diagramaba su vuelta al poder.

Sin embargo, fue la victoria del marxista Gabriel Boric en Chile lo que despejó cualquier duda sobre este plan y los tres líderes de la extrema izquierda ya trazan los primeros lineamientos para lanzar la “OPEP del litio”.

La OPEP es una organización internacional que carteliza a 13 países que tienen la producción de petróleo estatizada, y que en conjunto representan el 43% de la producción mundial de combustibles y más del 80% de las reservas.

Esta unión les da un enorme poder sobre el precio internacional de los hidrocarburos y en ya dos oportunidades lograron extorsionar políticamente a Estados Unidos modificando los precios; en 1978 con Jimmy Carter y ahora en 2021 con Joe Biden.

Evo Morales, Alberto Fernández y Gabriel Boric.

Bolivia es el país con mayores reservas de litio en el mundo con 21 millones de toneladas, por encima de las 14,8 millones de toneladas de Argentina y las 8,3 millones de toneladas de Chile. Por fuera de la región, los países que más tienen el mineral son Estados Unidos (6,8 millones), Australia (6,3 millones) y China (4,5 millones).

El litio vive un auge que llevó a denominarlo “el petróleo blanco“, y China es la principal pujante para asegurarse un barato suministro de este mineral. Esta “OPEP del litio” tendría también el apoyo del Partido Comunista Chino, y entre China, Bolivia, Argenitna y Chile tendrían el 65% de las reservas mundiales.

La demanda mundial de litio solo seguirá subiendo en las próximas décadas y se verá impulsada por el crecimiento de las instalaciones de fabricación de baterías, en particular en China, donde se prevé que la capacidad de fabricación de baterías de iones de litio aumente de unos 388,2 GWh en 2020 a 575,3 GWh en 2024.

En un artículo publicado en 2017, la revista Forbes calificó a Sudamérica como la nueva Arabia Saudita del “Petróleo Blanco”.

La “OPEP del litio” languidece y las transnacionales sonríen - NO A LA MINA  ESQUEL
El “Triángulo del Litio”, donde Bolivia, Argentina y Chile tienen enormes reservas del importante mineral.

La dificultad la tendrán estos países pasando la explotación minera a manos estatales. Por ahora, ninguno de estos gobiernos tiene una empresa estatal que se encargue de buscar, invertir y explotar las minas de litio.

En Bolivia, Evo Morales tiene un masivo plan de nacionalizar este segmento del mercado, pero incluso con el poder absoluto en el Gobierno central ha tenido problemas para que sea aprobado, y todavía está cajoneado en el Congreso, que él mismo controla.

En Argentina la situación es incluso más compleja, y actualmente el kirchnerismo —que viene de perder una elección histórica el año pasado— no tiene la espalda política para llevarlo a cabo. En Chile directamente está prohibida la estatización por la Constitución, y esto deberá ser modificado en la Convención Constituyente que actualmente está reescribiendo la Carta Magna, si Boric quiere al menos intentar su nacionalización.

Perú es otro país de la región que ha encontrado importantes reservas de litio, unas 4 millones de toneladas en el yacimiento Falchani. Evo Morales también ha tenido acercamientos con el comunista Pedro Castillo para sumarlo, pero la Constitución peruana también previene al gobierno de turno estatizar un sector de la economía, y necesitaría 2/3 del Congreso para aprobarlo. Actualmente apenas si tiene la mitad más uno de los parlamentarios para mantenerse en el cargo.

Con la salida de Felipe Solá de la Cancillería argentina, en el entorno de Santiago Cafiero dicen “no estar en tema” pero quien tomó la posta en las negociaciones fue el ministerio de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus. Fuentes del equipo de Filmus confirmaron que a fines de enero habrá una reunión en Bolivia para avanzar en una agenda común para el litio.

Previo a esto hubo un encuentro en el que participaron Y-TEC (la empresa de tecnología de YPF) e YLB (Yacimientos de Litio Bolivianos Corporación) para la conformación del Centro Andino para la Cooperación en litio.

“Nosotros como país apostamos mucho a la transición energética. Hemos colocado como uno de nuestros ejes centrales de gestión, la construcción de baterías de litio, lo que va a permitir agregar valor a la extracción primaria y así generar alternativas de exportación“, sostienen en Ciencia y Tecnología.

Seguir Leyendo

Trending