Conecte con nosotros

Latinoamérica

¿Quién está peor en materia sanitaria: Brasil con Bolsonaro o Argentina con el kirchnerismo?

La nueva sede de la Copa América, que empezó en peores condiciones que Argentina, nunca puso una cuarentena nacional y hoy está en una mejor situación sanitaria que muchos otros países de la región.

Publicado

en

Con el reciente anuncio de la CONMEBOL que la Copa América 2021 se trasladará de Argentina a Brasil, debido a que las “circunstancias sanitarias presentes” en el país sureño, se ha abierto un gran interrogante en la sociedad argentina, especialmente entre aquellos que sólo consumen la información de los medios hegemónicos: ¿Quién está peor frente a la pandemia de coronavirus: Brasil o Argentina?

Dejando de lado el amarillismo de algunos medios, que han tildado a Brasil de ser “un infierno” o el “foco del coronavirus a nivel mundial“, la respuesta es muy clara.
A la fecha de publicación, Brasil tiene 16.515.120 casos de coronavirus totales a lo largo del último año y medio con una población de más de 210 millones de personas, lo cual marca unos 7,72 casos cada 100 habitantes. Esto lo ubica 4° a nivel Latinoamérica y en el puesto 35° a nivel mundial de países con más casos per cápita.
Bajo este parámetro, Argentina está peor. Desde que comenzó la pandemia acumula 3.753.609 casos con una población apenas mayor que los 45 millones, lo cual deja un saldo de 8,84 casos cada 100 habitantes. Esto lo ubica en el 2° puesto en Latinoamérica y en el puesto 27° en todo el mundo.
Cabe aclarar que estos números pueden compararse ya que los casos fueron identificados con el mismo nivel de testeos entre los países. Mientras Brasil tiene 16,5 millones de contagios identificados con 50 millones de tests, lo cual da una tasa de positividad general del 33%, Argentina tiene casi 4 millones de casos con 14 millones de tests, un 28% de positividad.
Esto es en términos generales, y muestra que luego de un año y medio de pandemia, con el mismo nivel de testeo, Brasil, que no comprometió nunca su economía con interminables cuarentenas, mantiene por ahora un acumulado menor de casos per cápita que Argentina.

Ad

Pero lo que se fijó la CONMEBOL es la situación actual, en el último mes. Aquí Argentina pierde por goleada contra Brasil.

Por ejemplo, en los últimos 7 días Argentina tuvo 214.125 casos, o sea, 4,7 casos cada 1.000 habitantes, mientras que Brasil tuvo 2 casos cada 1.000 habitantes. De vuelta, estos números surgen de un nivel de testeos similar.

En el último mes, Brasil registró un promedio semanal de 2,9 contagios cada 1.000 habitantes. Dicha cifra está por debajo del promedio regional, que es de 3,15 infecciones cada 1.000 habitantes. Por su parte, Argentina tiene un promedio semanal de 6,76 casos cada 1.000 habitantes, casi el doble que la media de Latinoamérica.

Ad

Esto no viene por casualidad. Mientras Argentina ha basado sus medidas de cuidado sanitario en una cuarentena medieval, Brasil ha enfocado su estrategia en la vacunación y en el equipamiento del sistema de salud para que los contagiados no mueran.

Si bien Brasil tuvo serios problemas en un principio para conseguir la vacuna por conflictos internos con los gobernadores que querían una marca mientras Bolsonaro quería otra, desde el 23 de mayo Brasil ha tomado la delantera contra Argentina en la vacunación y hoy vacuna a un ritmo entre 7 y 8 veces más que el país con gobierno kirchnerista.

Entre el 20 y el 30 de mayo, Argentina dio 970.707 primeras vacunas, o sea un promedio de 97.071 vacunados por día, mientras que Brasil en esos 10 días dio 7.188.214 primeras vacunas, lo que es un promedio de 718.821 vacunados por día.

O sea que en la última semana, Brasil dio 7,4 veces más vacunas que Argentina, y se puso por delante en porcentaje de habitantes con por lo menos una dosis de la vacuna. Este listado es encabezado por Chile (54%) y Uruguay (50%), y tiene a Brasil (21%) en tercer lugar, Argentina (20%) en cuarto y Colombia (12%) en quinto.


Todos los datos utilizados en este artículo fueron extraídos a las 15:05 del día 31 de mayo del 2021, de los sitios:

Worldometer – Coronavirus

Our World In Data – Vaccinations

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Chile

La izquierda chilena y Piñera se unen para impulsar una ley que regule las empresas digitales como Rappi o Uber

Publicado

en

El Partido Socialista, la DC, el RN y la UDI se unieron con los diputados de Boric para aprobar un marco regulatorio a los contratos de empleados con plataformas digitales, principalmente de delivery y de transporte.

El Congreso despachó la ley que regula el contrato de trabajadores de empresas de plataformas digitales, iniciativa ingresada en mayo de 2020 por la izquierda chilena, frente a la falta de regulación en este tipo de compañías que predominan en los rubros de delivery y transporte.

Este proyecto le daría un marco legal especial a los contratos de empresas como Rappi, Uber Eats, y otras plataformas, estableciendo sindicatos en el rubro, vacaciones pagas obligatorias, cobertura de seguridad social, y salario mínimo.

Así lo explicó la senadora de la DC, Carolina Goic, una de las impulsoras de la propuesta: “Hay dos aspectos que concordamos con el Ejecutivo, que serán incluidos en un veto aditivo, relativos al inciso que regula el acceder a cobertura de seguridad social, que si bien hay normas, nos parece que debe quedar explícito; y el ejercer los derechos colectivos por parte de trabajadores de plataformas”.

Otro de los patrocinantes del proyecto, el senador socialista Juan Pablo Letelier, destacó que el objetivo es regular “algo que afecta a decenas de miles de personas, la economía de nuestro país cambió con los trabajadores de plataformas y no tienen ninguna protección”.

Además de Letelier y Goic, el documento fue ingresado por los senadores Manuel José Ossandón (RN) y David Sandoval (UDI), y cuenta con el apoyo de prácticamente todo el arco político, desde la extrema izquierda que respalda a Gabriel Boric, hasta la centroderecha que responde a Sebastián Piñera. Por lo que es casi una certeza que será aprobada.

De hecho, el proyecto cuenta con el apoyo explícito del gobierno. El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, explicó que “lo que hace este proyecto primero que todo es darle la categoría de trabajador, es decir, reconocer como trabajadores a las personas que se desarrollan en las plataformas digitales”.

En concreto, la iniciativa surgió en medio de la denominada “revolución digital” y apunta a modificar el Código del Trabajo, instaurando como contrato especial el de “trabajo mediante plataformas digitales de servicios” mediante una serie de regulaciones a los empleados y empleadores.

Además, dispone que la calificación de trabajador dependiente o independiente dependerá de la existencia de una prestación remunerada, bajo vínculo de subordinación y dependencia.

Seguir Leyendo

Honduras

Xiomara Castro: Quién es la nueva presidente de extrema izquierda castrochavista en Honduras

Publicado

en

La mujer de Zelaya tendrá el desafío de encarar la dirigencia tras 12 años de gobiernos conservadores, aunque cuenta con el respaldo internacional de una amplia gama de espacios políticos, desde el Foro de Sao Paulo hasta la Casa Blanca.

Xiomara Castro tomó posesión este jueves como nueva presidente de Honduras, la primera mujer en hacerlo, y con ella regresa la izquierda al poder tras 12 años de gobiernos conservadores.

A pesar de encabezar el movimiento zelayista, nombrado así en honor a su marido, el ex presidente José Manuel Zelaya, quien llegó a la presidencia en 2006 como un liberal pero rápidamente giró a la extrema izquierda comunista, Castro ganó las elecciones liderando una coalición amplia de espacios desde la izquierda hasta la centroderecha.

El Partido Nacional, quien históricamente se llevó todos los votos del centro a la derecha, cayó bajo el gobierno del ex presidente José Orlando Hernández, en esquemas de narcotráfico, no solucionó los altos índices de inseguridad, pobreza, violencia y corrupción institucional. Esto llevó a que miles de votantes históricos del PN terminarán votando, increíblemente, por Castro.

Sin importarle esto, Castro está decidida a llevar a cabo un gobierno castrochavista, y esto lo dejó muy en claro en su discurso inaugural. “A partir de hoy ninguna familia que gaste menos de 150 kW al mes a seguir pagando su factura de luz”, prometió ante la presencia de sus simpatizantes.

También prometió convocar a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución, que le permita la reelección indefinida y la habilite a iniciar un proceso de estatizaciones. Ya en 2009, Zelaya había intentado hacer un referéndum y modificar la Constitución de la misma manera, y luego de que lo llevara a cabo a pesar de la negativa de la la justicia, las Fuerzas Armadas lo removieron de su cargo a través de un golpe de Estado.

Entre otras medidas que prometió en campaña, Xiomara Castro quiere derogar algunas de las leyes más exitosas de los gobiernos conservadores, como la de Ley de Seguridad, con la que se faculta al Ejército para pelear contra el narcotráfico y la Ley ZEDE, que creaba zonas francas libres de impuestos en varias zonas del país para atraer inversiones extranjeras.

Además, prometió reducir el precio de la energía a través de masivos subsidios y controles de precios del sector; aumentar el salario mínimo; implementar una renta universal para las familias más pobres; y crear un organismo anticorrupción supervisado por la ONU.

Por último, la líder izquierdista tiene en su agenda despenalizar la interrupción del embarazo, aunque para eso tendrá que lidiar con la Iglesia Católica, que tiene una fuerte influencia en el país y, más difícil incluso, con un Parlamento dominado por legisladores provida, tanto en el PN como en su propia coalición.

Xiomara Castro es un caso único en el mundo. Llegó a la presidencia respaldada tanto por el Foro de Sao Paulo como por la Casa Blanca de Estados Unidos. Esto se lució en su ceremonia de asunción, en la que estuvieron como invitados de honor la vicepresidente argentina Cristina Kirchner y el ex presidente brasileño Lula da Silva, al mismo tiempo que la vicepresidente norteamericana Kamala Harris.

Seguir Leyendo

El Salvador

El FMI instó a Nayib Bukele a eliminar el Bitcoin de la economía de El Salvador si quiere seguir en el acuerdo

Publicado

en

El organismo internacional está intentando extorsionar a El Salvador para eliminar el Bitcoin de su canasta de monedas para que siga en pie el acuerdo por US$ 389 millones que tienen desde el 2020.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha enviado un mensaje contundente este martes al presidente de El Salvador, Nayib Bukele. El organismo ha instado al popular mandatario que elimine el Bitcoin como moneda de uso legal en el país centroamericano, y que deshaga sus reservas en esta criptomoneda.

“La adopción de una criptomoneda como moneda de curso legal implica graves riesgos para la integridad financiera y del mercado, la estabilidad financiera y la protección del consumidor y puede ocasionar pasivos fiscales contingentes”, precisó el organismo en un comunicado.

Según el Fondo, solo así podrán seguir haciendo acuerdos con El Salvador. Esta extorsión viene además en una semana donde el Bitcoin experimentó una brutal caída en su valor por la suba de las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos. Esto llevó a muchos a vender sus posiciones en Bitcoin y otras criptos para comprar dólares o bonos del Tesoro.

Para el presidente la implementación de Bitcoin como moneda de pago es uno de sus proyectos económicos más exitosos, y lo promociona con intensidad tanto desde su cuenta de Twitter —plataforma favorita para comunicar sus decisiones— como en las giras que ha emprendido para vender a su país como una tierra de oportunidades para los empresarios.

En septiembre pasado, El Salvador se convirtió en el primer país en el mundo en permitir el uso de la criptomoneda en todas las transacciones, junto con el dólar estadounidense, creando una canasta de monedas para que los salvadoreños puedan usar la moneda que prefieran.

Continuamente Bukele ha comprado más reservas cuando la moneda digital perdía valor, siguiendo la popular frase “buy the dip”, y esta no fue la excepción. Mientras el FMI le pedía que desarme su posición en Bitcoins, el presidente ordenó la compra de 410 bitcoins por 15 millones de dólares.

Seguir Leyendo

Trending