Conecte con nosotros

Latinoamérica

Todos los criminales juntos: Alberto Fernández, Evo Morales y Rafael Correa se juntaron en Buenos Aires

Publicado

en

El Presidente argentino llevó a cabo la presentación de un libro de Evo Morales donde relata su escape de Bolivia luego de ser atrapado intentando cometer fraude electoral. Los miembros del Foro de Sao Paulo mantuvieron una reunión previa a puertas cerradas.

Mientras Alberto Fernández se encamina a ser la cara visible de la peor derrota en las urnas del peronismo en la historia, el mandatario argentino convocó a varios miembros del Foro de Sao Paulo para la presentación del libro “Evo: Operación Rescate. Una Trama Geopolítica en 365 días”, de Alfredo Serrano Mancilla.

El texto relata la turbulenta salida de Evo Morales de Bolivia el 10 de noviembre de 2019, cuando después de numerosas denuncias de fraude en las elecciones presidenciales de ese año, cuando el entonces presidente intervino el sistema electoral para agregarse los votos necesarios para evitar una segunda vuelta, el intento de dictador fallido debió huir del país.

“Yo soy un hombre de derecho y un demócrata. Cuando veo que se lastima el Estado de Derecho trato de alzar mi voz”, afirmó Fernández para contar que encabezó un operativo para sacar a Evo Morales de Bolivia, cuando era presidente-electo de Argentina, un mes antes de asumir.

Por eso también visité a Lula cuando estaba preso y lo visité al Papa para pedirle por Lula y el tiempo me dio la razón, porque el juez que lo condenó se convirtió en Ministro del gobierno que apresó a Lula”, explicó apuntando contra Sergio Moro, el magistrado que senteció al ex presidente brasileño por corrupción y ahora quiere presentarse como candidato a presidente y facilitar su vuelta al poder.

En ese contexto, comparó la sitiuación de Evo Morales con la de su vice Cristina Kirchner y la de Lula. “Brasil tuvo la suerte que hasta aquí no hemos tenido nosotros, de contar con una Corte digna, capaz de auto revisarse… Y hoy Lula está libre”, aseguró Fernández, en referencia al fallo de la Corte Suprema que lo dejó en libertad, en la que votaron 8 jueces (de 11) que fueron designados por gobiernos del PT de Lula.

Alberto Fernández invitó a todos los criminales de la región al evento. Evo Morales, imputado en múltiples delitos por sedición, terrorismo, fraude electoral y pedofilia, llegó a la Argentina en un avión que pertenece al régimen chavista que se encuentra sancionado por los Estados Unidos y con pedido de captura.

También invitó al ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien se encuentra con un pedido de captura internacional por la Justicia ecuatoriana. El gobierno kirchnerista dio la orden de no arrestarlo cuando pisara suelo argentino.

Por último, Fernández también invitó a Lilia Rossbach, embajadora de México en Argentina y vocera de López Obrador en Sudamérica, y al ex vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, mano derecha de Evo.

Fernández apuntó contra la Justicia argentina

“Lo que padeció Lula no es distinto a lo que padeció Cristina y padece Rafael Correa”, insistió Fernández, quién arremetió durante la presentación del libro contra la OEA y, en particular contra Luis Almagro, su secretario general.

Para Fernández, “es patético que el secretario general de la OEA (por Almagro) siga siendo el mismo que ayudó a fraguar el resultado”. Y agregó: “Con Bolivia conocimos la parte más canalla de la OEA”.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aseguró que hubo fraude electoral por parte de Evo Morales en 2019, y relató cómo el entonces presidente presionó a los miembros de la Justicia Electoral para que le permitan presentarse a esas elecciones a pesar de que la propia Constitución que él aprobó no le permitía.

En la Embajada mexicana, donde se realizó la reunión de la banda criminal del Foro de Salo Paulo, además de los invitados internacionales estuvieron presentes el canciller Santiago Cafiero, el ex vicepresidente Amado Boudou, el ministro de Cultura Tristán Bauer, la ministra de Género Elizabeth Gómez Alcorta, el senador Oscar Parrilli, el ministro de Turismo Matías Lammes, el ministro de Defensa Jorge Taiana, el embajador argentino en Bolivia Ariel Basteiro y el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, entre otros.

"volvimos y fuimos millones", dijo Evo Morales sobre el triunfo de Luis Arce en Bolivia el año pasado

“Crónica de un Instante”: el día que Alberto Fernández intercedió para ayudar a un criminal internacional

Alberto Fernández es el autor del prólogo del libro de Serrano Mancilla y asegura que se trata de la “crónica de un instante”. Pieza clave en la salida de Bolivia rumbo a México, el mandatario argentino cuenta intimidades de aquel día: con quién estaba, cómo se enteró de que el clima social en contra de su aliado político se agitaba y el diálogo telefónico que mantuvo con el boliviano.

“Todo ocurrió un mediodía de noviembre del 2019. En Buenos Aires almorzábamos junto a Dilma Rousseff, Ernesto Samper, Marco Enríquez-Ominami y otros muchos amigos de la patria latinoamericana dando clausura al encuentro del Grupo de Puebla. Cuando servían el plato principal, el autor de este libro me susurró algo al oído. ‘Tengo a Evo en el teléfono… hay problemas en Bolivia’, me dijo”, cuenta Fernández en el prólogo.

El libro, que grafica la salida de Morales como un Golpe de Estado, a pesar de que esto es una caracterización falsa de la salida de un presidnete que intentó perpetuarse en el poder a través del fraude y fue atrapado, cuenta los primeros días de Morales en México, cobijado por Andres Manuel López Obrador, y las negociaciones de Fernández para que finalmente se desplace a la Argentina, desde donde planificó toda la campaña electoral boliviana del 2020, e incluso nominó a Luis Arce como su delfín político para que sea candidato a la presidencia mientras él estaba inhabilitado.

Vivimos momentos horribles, de mucha inseguridad. Veíamos cómo le incendiaban la casa a Evo y a sus familiares, no sabíamos donde estaba…”, contó Fernández reflexionando sobre los días en los que Evo estuvo escondido de los bolivianos que demandaban justicia contra una persona que intentó destruir la democracia de su país.

“Ah… pero Macri”

El presidente, además, arremetió contra Mauricio Macri, que aún estaba en el poder cuando explotó el caos en Bolivia. Aseguró que lo contactó para pedirle que ayude a Morales.

Hablé, le dije que su vida estaba en peligro y que había que darle asilo pero me dijo que íbamos a tener a toda la izquierda frente a su casa. Me dijo que no lo metiera en ese lio”, se quejó.

En cambio, sí resaltó la actitud del mandatario paraguayo Mario Abdo Benítez, quien sorprendentemente a pesar de ser un enemigo del Foro de Sao Paulo, accedió a facilitar el aeropuerto de Asunción para que el avión que llevaba a Morales repostara combustible y lo esperó personalmente en la pista de aterrizaje para asegurarse de que seguiría vuelo rumbo a México.

Evo: Operación Rescate. Una trama geopolítica en 365 días”, de Alfredo Serrano Mancilla“Evo: Operación Rescate. Una trama geopolítica en 365 días”, portada del libro plagado de mentiras y manipulación ideológica de Alfredo Serrano Mancilla

Las palabras de un dictador: Evo Morales mantiene el control de Bolivia

En su intervención, Morales fustigó a la prensa. “Algunos medios son peor que la bomba atómica, porque todos los días destruyen las mentes de los más jóvenes”, acusó.

Aseguró que su salida de Bolivia fue un “golpe del gringo al indio” y agregó: “No aceptan que los movimientos sociales puedan encabezar una transformación cultural y programática. El imperio no acepta que haya otro modelo económico mejor”, a pesar de que Bolivia permanece como el país más pobre de la región después de más de 15 años de gobiernos del MAS, el partido de Evo.

Evo Morales es actualmente el dictador de Bolivia. Gobierna a través del presidente Arce, y es él quien comanda las acciones más importantes del Poder Ejecutivo. Una suerte de Cristina Kirchner pero sin un cargo público que justifique su intromisión en las políticas de Estado.

El líder socialista mantiene presos políticos en sus celdas, el más prominente siendo Jeanine Añez, a quien tienen arrestada sin pruebas ni cargos formales en su contra, donde es torturada, impedida a que acceda a sus medicamentos y abusada por los guardias.

Añez es la ex presidente de Bolivia, quien asumió el mando por sucesión constitucional como segunda vicepresidente del Senado cuando todos los masistas renunciaron a su cargo porque habían sido atrapados en el fraude.

Movete con libertad para que los bolivianos tengan el presidente que se merecen”, cuenta Fernández que le dijo a Morales cuando aún estaba en México. El 11 de diciembre de 2019, en su primera medida como nuevo Jefe de Estado de Argentina, Fernández lo trajo al país. Así, el Ejecutivo argentino facilitó el armado de toda la campaña presidencial, hasta el comunicado oficial de quiénes integrarían la fórmula se hizo en Buenos Aires en el hotel Bauen.

No solo me salvaron la vida, me alimentaron, me cuidaron… Muchas gracias hermano Alberto”, dijo Morales emocionado. “Argentina es tu casa”, le contestó Fernández. Esperemos que no por mucho tiempo más.

Chile

Fiesta y lujos de constituyentes socialistas en bar de un hotel: ¿Escriben la Constitución o viven del Estado?

Publicado

en

Todo sucedió el jueves por la noche, en el sector de la piscina del hotel y fuera del horario laboral, ignorando las medidas sanitarias y con accesos privilegiados por su nuevo rol en el Estado.

El medio Bío Bío reportó este jueves a la noche la desenfrenada fiesta de un grupo de constituyentes en el renombrado hotel Pettra de Concepción.

La información fue confirmada por un periodista de la Unidad de Investigación de Bío Bío que acudió al hotel y conversó directamente con tres fuentes ajenas a la Convención y que aseguraron haber estado presentes en la jornada.

De acuerdo a los consultados, los convencionales mantuvieron un comportamiento inadecuado en el inmueble ubicado a un costado de la autopista que une Concepción y Talcahuano, luego de que consumieran alcohol hasta altas horas de la noche.

Según lo informado por el medio El Dínamo, el evento inició en el bar terraza del hotel Pettra, de la ciudad de Concepción, y se hizo para celebrar el cumpleaños del convencional del Colectivo Socialista y vicepresidente adjunto, Pedro Muñoz.

Los involucrados llegaron hasta la piscina y terraza del hotel, instalaciones que por la hora se encontraban cerradas. Ante la insistencia, el acceso fue abierto para que los constituyentes ingresaran, un acto de privilegio que no debería haber ocurrido.

Allí la situación se habría descontrolado y se señala que al menos tres personas habrían presentado reclamos por la conducta de los contituyentes en este verdadero “carrete”.

Algunos de ellos incluso se mostraron prepotentes con personal del lugar, según relataron los testigos. Empleados de seguridad debieron requerir que los convencionales se retiraran a sus respectivas habitaciones.

Pollyana Rivera, convencional constituyente del Partido Republicano, aseguró que: “Si bien yo alojé en otro lugar y no presencié directamente el episodio, lo ocurrido es otra situación que daña de forma grave la imagen de la Convención, por la irresponsabilidad de un grupo que actúa de manera inadecuada”.

Los constituyentes están aprovechando los lujos de ser mantenidos por el Estado mientras reescriben una Constitución que no debería ser modificada.

Seguir Leyendo

Honduras

Elecciones en Honduras: Un país atravesado por el narcotráfico que va a las urnas con un panorama de incertidumbre

Publicado

en

La antesala de las elecciones en un país donde la derecha está atrapada entre un partido vinculado al narcotráfico y otro vinculado al castrochavismo.

Este domingo 28 de noviembre, se llevarán a cabo unos nuevos comicios electorales generales en Honduras, en donde más de 5,1 millones de habitantes estarán habilitados para elegir a un nuevo presidente y tres vicepresidentes, 128 diputados del Congreso Nacional, 20 diputados al Parlamento Centroamericano (PARLACEN, un ente “decorativo” cuyas decisiones no son vinculantes), 298 alcaldes y vicealcaldes, junto a 2.092 regidores (concejales) que gobernarán el país durante los próximos cuatro años.

Las elecciones suponen una dura prueba para el Partido Nacional (PNH, centroderecha a derecha), uno de los partidos tradicionales de Honduras, y que gobierna al país desde el año 2010, gracias a la división en la oposición que aún se mantiene y el declive del Partido Liberal (PLH, centro liberal), el más longevo del país.

Durante estos últimos 11 años, se registraron los mayores actos de corrupción en la historia del país. Además, importantes figuras del oficialismo, entre ellos el mismo presidente Juan Orlando Hernández (reelecto en los cuestionados comicios de 2017, a pesar de que la Constitución hondureña lo prohibía), han sido señalados y en algunos casos, sentenciados en cortes federales de Estados Unidos por sus estrechos vínculos con importantes carteles del narcotráfico local e internacional.

Todo esto le ha provocado un importante desgaste al partido oficialista, y por primera vez en más de una década podría perder una elección. Los nacionales afrontaron un duro reto durante la presente campaña para mantener el respaldo de las bases del partido.

A la izquierda, Juan Antonio Hernández (conocido como “Tony”), condenado en marzo de este año a cadena perpetua más 30 años de prisión por la Corte del Distrito Sur de Nueva York. A la derecha, el presidente Juan Orlando Hernández, hermano de “Tony”.

Nasry Asfura

En el nivel presidencial, apenas 3 de los 14 candidatos en contienda tienen posibilidades de llegar al gobierno, según las encuestas. El primero de ellos es el oficialista Nasry Asfura, de ascendencia palestina, conocido como “Tito Asfura” o “Papi a la Orden”. Asfura, un importante empresario de la construcción, se ha desempeñado como alcalde de Tegucigalpa (ciudad capital) desde el 2014, y de llegar al Palacio José Cecilio del Valle, lo haría como el sucesor directo de Hernández.

Posee un perfil más moderado que Hernández, pero es claro que lo utilizará a Asfura para gobernar detrás de escena. Ante esto, los asesores del oficialismo han optado por desmarcar a Asfura del líder del Ejecutivo, adoptando el lema “Papi (Asfura) es diferente”, además de hacer énfasis en las obras de infraestructura vial realizadas por él durante su gestión en la alcaldía, las cuales promete realizar en todo el país, en caso de ganar la presidencia.

Esta es la principal propuesta del candidato oficialista, quien además promete la creación de empleo masivo a través de programas del Estado, brindar la “asistencia necesaria” a los agricultores, ganaderos y a la industria maquiladora del país, fortalecer el sistema educativo y sanitario con mayor inversión, entre otras.

Asfura no ha estado exento de acusaciones de corrupción. El candidato presidencial fue investigado recientemente por los delitos de lavado de dinero, malversación de fondos, fraude, uso de documentos públicos falsos y violación de los deberes de los funcionarios.

El proceso de antejuicio contra Asfura fue declarado “en suspenso”, y el expediente ha sido archivado, sin mayores consecuencias para el candidato oficialista, que logró sobrevivir durante la campaña sin hablar del tema.

Xiomara Castro

Otro de los candidatos con mayor intención de voto es Xiomara Castro, del opositor partido Libertad y Refundación (“Libre”, que agrupa a sectores moderados, populistas de izquierda, y a sectores tradicionales socialistas).

Castro ocupó el cargo de Primera Dama durante el mandato de su esposo, José Manuel Zelaya Rosales, quien gobernó al país desde el 2006, hasta junio 2009, tras ser derrocado y enviado al exilio por las Fuerzas Armadas del país cuando trató de imponer una Constitución de corte castrochavista en el país.

Esta gestión tampoco estuvo exenta de polémica. El informe No. 009-2009-DASSJ-PR-B del Tribunal Superior de Cuentas del país (TSC) reveló que tanto Castro como su esposo habrían utilizado fondos públicos para el pago de gastos personales, desde monturas y cuidado de caballos hasta la compra de artículos y joyas para uso personal.

De regreso a los comicios, Castro compite por segunda vez para la presidencia de Honduras, y de la mano de su esposo ha logrado aglutinar a un sector de la oposición de cara a los comicios de este mes.

Castro logró quitar de la competencia al centroderechista Salvador Nasralla y a la socialdemócrata Doris Gutiérrez, quienes declinaron sus aspiraciones a la presidencia y primera vicepresidencia, respectivamente, para aparecer bajo la casilla del partido Libre como candidatos a la vicepresidencia.

Asimismo, logró el apoyo del candidato presidencial independiente de izquierda, Milton Benitez, y una facción disidente del Partido Liberal, denominada “Alianza Liberal Opositora”, que anunciaron su respaldo a Xiomara durante los últimos días, generando expectativas de cara a los presentes comicios ya que aglutina a enormes cantidades de votantes de distintos sectores.

Su candidatura es claramente de izquierda. El Plan de Gobierno de Xiomara Castro plantea “la construcción de un Estado socialista democrático” (página 6), el cual irá de la mano con “un modelo económico alternativo” (página 24), propio de un gobierno de izquierda.

También, se contempla el establecimiento de relaciones diplomáticas con China (página 49), la derogación de leyes aporbadas en los últimos años por Hernández, consideradas como “lesivas” por sectores de oposición, y otras reformas de tinte izquierdista.

Con respecto a temas como el aborto, la ideología de género, o la Asamblea Nacional Constituyente, el partido Libertad y Refundación ha optado por “rechazar” estas propuestas, al menos, en el corto plazo, tras las críticas de diversos sectores por la inclusión de las mismas en el Plan de Gobierno de la oposición izquierdista, y por la inclusión de Salvador Nasralla en su fórmula presidencial (esto último, en relación a la Asamblea Nacional Constituyente)

Yani Rosenthal

Por su parte, el candidato Yani Rosenthal, encabezando el propio Partido Liberal, es otro de los contendientes que goza de un importante respaldo del electorado.

Rosenthal, un reconocido miembro del establishment del partido, ocupó el cargo de Ministro de la Presidencia (2006-2008) durante el gobierno de Manuel Zelaya Rosales, hasta que éste giró al chavismo y Rosenthal salió expulsado del Ejecutivo.

Es considerado por muchos en Honduras como el arquitecto detrás de la política macroeconómica de Zelaya, que produjo en los primeros dos años de su gobierno un alto crecimiento del PIB y bajos índices de inflación.

El candidato retornó al país centroamericano en 2020, tras ser condenado a tres años de prisión en Estados Unidos, por el delito de “transacciones monetarias de propiedades derivadas de delitos de tráfico de drogas”. Rosenthal ha asegurado que “ha aprendido de sus errores”, y que “su experiencia en la prisión le permitió vivir en carne propia las carencias que sufre en su mayoría el pueblo hondureño”.

Es por eso que el candidato ha presentado como una de sus principales propuestas la implementación de un “Ingreso Básico Universal” de 1.500 lempiras mensuales (unos US$ 62 ), el cual, sería entregado a tres millones de ciudadanos mayores de 18 años en su primer año de gobierno, a cuatro millones en el segundo año y a cinco millones en el tercer año.

Esta medida carece de sustento científico y el consenso económico es que un subsidio de esta magnitud solo generaría una caída en el poder adquisitivo de los hondureños en el largo plazo, pero como propuesta de campaña a conseguido enorme tracción política.

También pretende transformar la economía de consumo interno del país en una “economía de exportación agroindustrial, de manufactura ligera y servicios”.

Los últimos resultados de dos encuestadoras autorizadas por el Consejo Nacional Electoral

Las encuestas de Paradigma y C ESPAD no reflejaron de manera unánime a un claro ganador. Asfura lidera en algunos sondeos pero Castro se impone en otros que dan a Rosenthal muy bajo. La incertidumbre a dos días de la elección es total.

Lo que sí está asegurado es que los hondureños decidirán entre la continuidad de un partido vinculado al narcotráfico que se muestra ante el público como “la salvación del país ante la amenaza comunista” (a pesar de los vínculos de Juan Orlando Hernández con el dictador Daniel Ortega), una candidata de izquierda cuyos vínculos y declaraciones deberían generar una enorme preocupación, o un candidato cuyo pasado aún no es perdonado por un sector de la población. El panorama del país es y será incierto durante los próximos cuatro años, gane quien gane.

Papeleta presidencial, Honduras (Véase www.cne.hn/papeletas/). Solo 3 de 14 candidatos tienen posibilidades de obtener la victoria, en un proceso lleno de incertidumbre.

Seguir Leyendo

Chile

Daza no se sumará al equipo de Kast y el Gobierno dice que puede asesorar “fuera del horario de trabajo”

Publicado

en

El Gobierno confirmó que la subsecretaria de Salud Pública no se incorporará al comando de José Antonio Kast y seguirá ocupando su cargo en el ministerio.

El vocero del gobierno, Jaime Bellolio, confirmó que Paula Daza, subsecretaria de Salud Pública y una de las artífices de la dictadura sanitaria, se mantendrá en su cargo.

Esta noticia viene después de que surgieran rumores sobre una eventual salida del ministerio para sumarse al comando presidencial de José Antonio Kast, quien está ampliando su equipo en diversas áreas para sumar gente afín a Chile Podemos Más y al Partido de la Gente.

El secretario de Estado indicó con tono irónico que Daza puede colaborar asesorando al Frente Social Cristiano “fuera de su jornada laboral”.

“Hasta ahora lo que ella ha dicho es que puede cooperar, tal y como lo exige la Contraloría, fuera del horario de trabajo, sin hacer ningún tipo de uso de recursos públicos; más bien en lo programático de la misma campaña, pero distinto es que ella salga”, señaló. De todos modos, enfatizó que “hasta ahora no hemos visto que ningún ministro ni subsecretario quiera hacer aquello”.

En medio de un consejo de gabinete en el Palacio Presidencial de Cerro Castillo, en la región de Valparaíso, Bellolio afirmó que “absolutamente todos los ministros y subsecretarios pueden colaborar en las campañas que ellos quieran, eso se puede hacer y se puede hacer como todo funcionario público de acuerdo al mandato que nos entrega Contraloría”.

“Esto es que tiene que ser fuera del horario de trabajo, sin ocupar ningún tipo de recurso público. Eso es algo muy relevante y que además la propia Contraloría lo ha vuelto a recalcar y nosotros lo seguimos siempre al pie de la letra”, detalló sobre los procedimientos a seguir.

Cabe recordar que, desde la vereda contraria, Gabriel Boric sumó a la expresidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, a su equipo de campaña.

“Irme no estaba en mis planes, pero las cosas importantes nos exigen grandes desafíos, grandes sacrificios”, señaló la profesional ariqueña tras integrarse a las filas del candidato marxista de Apruebo Dignidad.

Seguir Leyendo

Trending