Seguinos en redes

Medio Oriente

Infierno en Yemen; guerra civil, separatismo, COVID-19 y ahora, cólera

La terrible situación de Yemen se agrava: guerra, terrorismo, grupos separatistas, diluvios que azotan ciudades poco preparadas y ahora un nuevo brote de cólera que supera cualquier capacidad sanitaria del país. El infierno que implica vivir en un país destruido.

Publicado

en

Yemen es un país de Medio Oriente que desde el comienzo del milenio se encuentra en el fondo de las peores crisis económicas, sociales, políticas, sanitarias y bélicas.

Ahora, la situación se agrava con nueva información que surge a partir de investigaciones de las organizaciones humanitarias que se encuentran trabajando en el país.

A parte de la guerra civil que dividió al país desde 2011, los distintos grupos terroristas que controlan grandes porciones de territorio, las fuerzas separatistas que buscan crear sus propios países separándose de Yemen, fuertes diluvios que han inundado decenas de ciudades y un rápido brote de COVID-19, se descubrió que la cólera, la enfermedad generada por una bacteria que puede causar la muerte en cuestión de horas si no se trata, ha crecido considerablemente en los últimos meses, llegando a más de 100.000 casos estos días.

“Los niños en Yemen continúan enfrentando una miríada de
amenazas a su supervivencia. Una mayor propagación del cólera, los altos
niveles de desnutrición y los brotes de enfermedades prevenibles por vacunación
agravadas por COVID-19 solo exacerbarán la carga que los niños y sus familias
ya enfrentan”
, afirmó Sara Beysolow Nyanti, representante de UNICEF en Yemen,
quien a continuación agregó: “una tragedia continúa desarrollándose en
Yemen a pleno resplandor del mundo
“.

El Fondo de
las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
reporta que en Yemen más de 5
millones de niños se enfrentan a una amenaza
de cólera y diarrea acuosa aguda
(AWD) en 290 de los 331 distritos del país
desde enero de 2020 y los niños menores de cinco años representan un cuarto del
total de esos casos.

El 80% de los yemeníes están sumidos en la pobreza y más de la mitad de la población masculina está peleando en el frente de batalla por la guerra entre el Ejército que responde al presidente Mansur Hadi, contra los rebeldes houtíes liderados por Abdul al-Houthi.

Sanaa, Yemen.

Ad

La clave
para comprender la propagación del cólera se encuentra en las fuertes y
recientes lluvias torrenciales e inundaciones que desde mediados de abril
suceden en Aden, Abyan, Lahj y Sanaa
que han bloqueado el acceso al agua
potable y a las instalaciones de saneamiento, además de destruir hogares y
provocar el desplazamiento de familias. Según la ONU las
lluvias e inundaciones afectan a 150.000 personas.

El daño es significativo: casas, refugios,
carreteras y puentes resultaron dañados, suministros de aguas contaminados y
servicios básicos como la electricidad debieron ser cortados. P
or ejemplo, la
ciudad de Adén permanece sin electricidad desde el día 21 de abril y al día
siguiente fue declarada área de desastre debido a la perdida y a los daños que
la inundación causó.

El país ha sido devastado por una guerra civil
que se intensificó en marzo de 2015 como consecuencia de que los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, tomaron la capital Sanaa y obligaron al presidente
Abdrabbuh Mansour Hadi a huir
. Más de 5 años de conflicto dejaron a miles de
civiles muertos y provocaron el desplazamiento interno de 3,65 millones de
personas.

Discurso de Donald Trump en la ONU, septiembre de 2019.

Ad

El Programa Mundial de Alimentos indica que, a pesar de que la asistencia humanitaria se encuentra en curso actualmente, al
menos 15,9 millones de personas pasan hambre en Yemen y se estima que la cifra puede
ascender a 20 millones.

Ahora es cuando entra en juego el pacto de RiadMientras no se cumpla con el alto al fuego que dicho acuerdo
promulga, mayor es la calamidad para la población yemení. 

Sumado a esto, Yemen registró su primer
caso de COVID-19 el 10 de abril
pasado en la provincia de Hadramaut. Con su sistema
de salud en pésimas condiciones, se las verá difícil Yemen a la hora de combatir una pandemia. 

Yemen es un país devastado por la guerra y el escenario de la
peor crisis humanitaria del planeta en el cual se evidencian las potentes y catastróficas
repercusiones que puede generar la propagación de la COVID-19.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Yemen

Se cae la tregua en Yemen: La ONU no logró prorrogar la paz entre el Gobierno y los rebeldes hutíes

Publicado

en

El gobierno legítimo de Yemen y los hutíes no lograron llegar a un acuerdo para prolongar una tregua que llevaba vigente seis meses, desde principios de abril de este año.

El gobierno legítimo de Yemen y los rebeldes terroristas hutíes no lograron llegar a un acuerdo para prolongar una tregua que ya llevaba vigente seis meses en el país devastado por una guerra civil que data del 2014, se dijo desde las Naciones Unidas el domingo.

Esto pone en peligro los escasos avances logrados en los últimos meses, en un país que se convirtió en el campo de batalla de la guerra fría entre Arabia Saudita e Irán. “El enviado especial de las Naciones Unidas lamenta que no se haya alcanzado un acuerdo hoy, cuando una prolongación y extensión de la tregua habría aportado beneficios más significativos a la población”, dijo el sueco Hans Grundberg, enviado de las Naciones Unidas en Yemen, en un comunicado.

“Insto a las partes en conflicto a cumplir con su obligación con el pueblo yemení de buscar todas las vías para la paz”, agregó el diplomático sueco, que había logrado un enorme avance a principio de año pero ahora perdió la atención de las fuerzas beligerantes.

Hans Grundberg, enviado de las Naciones Unidas en Yemen.

Por su parte, Steven Fagin, embajador de Estados Unidos en Yemen, dijo en un tweet el sábado que estaba “preocupado por la falta de progreso” en las conversaciones para extender la tregua. “Pido a las partes que no desperdicien el progreso de los últimos seis meses”, agregó, instando a una “extensión y expansión de la tregua”.

Biden, con la negociación de las sucesivas treguas, buscaba mantener la paz en la península arábiga por lo menos hasta fin de año, para evitar un nuevo conflicto en el último mes previo a las elecciones legislativas que deberá disputar en noviembre en Estados Unidos. No obstante, el presidente demócrata parece no poder seguir controlando la situación en el país del sur de la península arábiga.

El alto el fuego en Yemen está en “un callejón sin salida”, dijeron los hutíes en un comunicado el sábado, un día antes de que expire la tregua mediada por la ONU. “En los últimos seis meses, no hemos visto ninguna voluntad seria de abordar los problemas humanitarios como una prioridad máxima”, se leía en el comunicado.

La tregua en Yemen terminó oficialmente el domingo a las 19:00 horas (hora local), y el bloqueo para renovarla pone en peligro los escasos avances logrados en los últimos seis meses.

Desde principios de abril, se llegó a un acuerdo de alto al fuego por dos meses, mediado por la ONU, y se había logrado prorrogarlo en dos ocasiones, en junio y agosto. Esto trajo una relativa paz a los yemeníes que por primera vez en 8 años no tuvieron que vivir el día a día en una zona de guerra.

No obstante la tregua, el Centro Ejecutivo de Acción contra las Minas en Saná confirmó que, desde el inicio de ésta, 108 personas han perdido la vida y otras 216 han resultado heridas como resultado del uso de minas, bombas de racimo y otros restos de guerra.

Leales al gobierno yemení.

Además de un alto el fuego, la tregua preveía una serie de medidas humanitarias, algunas de las cuales no se han aplicado, pero ambas partes se acusan mutuamente de no respetar sus compromisos.

El país vive la peor crisis humanitaria del mundo como consecuencia del conflicto entre el Gobierno central, respaldado desde 2015 por la Coalición Árabe liderada por Arabia Saudita, y los hutíes, apoyados por Irán desde principios de la década pasada.

Para abril del 2022, según datos oficiales del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), unas 23,4 millones de personas requieren ayuda humanitaria, casi el 80% de la población de Yemen, de las cuales más de catorce millones tienen una necesidad aguda; 4,3 millones han sido desplazadas dentro de Yemen, muchas de las cuales no ven satisfechas sus necesidades básicas.

Hay unos 96.335 refugiados yemeníes y solicitantes de asilo en el exterior, mientras que para fines del 2021, las Naciones Unidas estimaron que la guerra se había cobrado la vida de, al menos, 377.000 personas.

La capital de Yemen en ruinas.

Meses después de que los hutíes tomaran la capital del país en septiembre de 2014 en los primeros días de la Guerra Civil, a principios de 2015, disolvieron el Parlamento y pusieron a Abd Rabbu Mansur al-Hadi, presidente de Yemen en aquel entonces, bajo arresto domiciliario.

Hadi logró escapar rumbo a Riad en febrero de aquel año, y solicitó el auxilio del príncipe heredero y ministro de Defensa de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman. Así, bajo auspicios del reino saudí se conformó la Coalición Árabe, formada por Arabia Saudita, Egipto, Jordania, Marruecos, Sudán y los países miembros del CCG, excepto Omán, cuyo objetivo era restablecer la legitimidad del presidente Hadi y acabar con el levantamiento hutí.

Una vez conformada, la intervención militar de la Coalición comenzó el 26 de marzo con la puesta en marcha de la Operación Tormenta Decisiva. El mayor temor de la coalición era que el control hutí sobre el estrecho de Bab el-Mandeb perjudicara el tráfico a través del canal de Suez.

A su vez, el accionar de la Coalición generó también el aumento de la intervención iraní, que desde 2009 había estado colaborando con los hutíes en Yemen, según un informe presentado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Seguir Leyendo

Irán

El Dictador de Irán habló por primera vez de las históricas protestas contra su régimen y culpó a Estados Unidos e Israel

Publicado

en

Alí Jamenei, el Líder Supremo de Irán, ha acusado a Estados Unidos y a Israel de provocar los “disturbios” que están teniendo lugar en el país desde la muerte de Mahsa Amini el 16 de septiembre a manos de la policía moral de Irán.

El ayatolá Ali Jamenei, Líder Supremo de Irán, ha culpado a Estados Unidos e Israel por las protestas que se han apoderado del país durante casi tres semanas, acusando a los países de tratar de detener el “progreso” de Irán. Jamenei calificó el lunes las protestas antigubernamentales, una de las más grandes que el país ha visto en años, como “disturbios”.

“Digo explícitamente que estos disturbios y esta inseguridad fueron un diseño de Estados Unidos y el régimen sionista falso y ocupante [en referencia a Israel] y de aquellos a quienes les pagan; y algunos iraníes traidores en el extranjero los ayudaron”, dijo Jamenei frente al alumnado de una universidad policial en Teherán.

Jamenei trató de presentar los disturbios como parte de un esfuerzo extranjero para desestabilizar a Irán. Dijo que, de no haber sucedido la muerte de Amini, los regímenes extranjeros hubieran encontrado otra “excusa” para desestabilizar el país igualmente.

Casi 3 semanas han pasado ya desde el inicio de las protestas en Irán tras la muerte a manos de la policía moral iraní de Mahsa Amini, una joven oriunda de la región del Kurdistán iraní de 22 años, el 16 de septiembre pasado, luego de estar varios días en coma.

Inicialmente, fue detenida por la policía moral de Irán por usar un “atuendo inadecuado” y violar el código de vestimenta para las mujeres. La verdadera razón de su arresto fue que no estaba utilizando “correctamente” el hiyab.

La policía moral es una fuerza creada directamente por el Ayatolá y es responsable de garantizar el respeto de la moral islámica descrita por las autoridades clericales del país, siguiendo la Ley Sharía al pie de la letra según la interpretación del régimen iraní.

Tres semanas de protesta han llevado a Teherán al caos, mientras el régimen intenta ignorar los sucesos.

El brutal dictador iraní aseguró que “Irán está creciendo a pesar de las sanciones impuestas por Estados Unidos desde 2018“, cuando Trump abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear alcanzado por Obama en 2015. “Sienten que el país está progresando hacia el poder a gran escala y no pueden tolerar esto”, señaló Jamenei.

Se dice que Estados Unidos está considerando nuevas sanciones contra Irán a la luz de las protestas, que han provocado la muerte de docenas de personas. Por el momento, la Casa Blanca ha aliviado algunas sanciones de Internet a Irán para tratar de ayudar a los iraníes a eludir las restricciones gubernamentales a Internet impuestas desde que comenzaron las protestas.

En sus primeras declaraciones sobre la muerte de la mujer de 22 años después de ser arrestada, el ayatolá dijo que su muerte le “rompió profundamente el corazón” y lo calificó como un “incidente amargo” provocado por los enemigos de Irán.

“En el accidente que sucedió, una joven falleció, lo que también nos dolió, pero las reacciones a su muerte antes de que las investigaciones [se lleven a cabo]… cuando algunos vienen a hacer que las calles sean inseguras, quemar el Corán, quitarle los hiyabs a las mujeres cubiertas y quemar mezquitas y autos de la gente, no son una reacción normal y natural”, agregó Jamenei mientras estaba rodeado por los jefes de la policía, el ejército y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Las autoridades iraníes han informado de que muchos miembros de las fuerzas de seguridad murieron durante los disturbios. Según la ONG Iran Human Rights (IHR), con sede en Oslo, Noruega, al menos 130 personas han muerto en la represión.

A esto se le suma el dato que publicó la policía el lunes sobre que habían realizado más de 1.200 arrestos, entre los que se encuentran tanto activistas, abogados y periodistas como diversos manifestantes.

“El deber de nuestras fuerzas de seguridad, incluida la policía, es garantizar la seguridad de la nación iraní (…) Los que atacan a la policía están dejando a los ciudadanos iraníes indefensos contra matones, ladrones y extorsionadores”, dijo Jamenei.

Las fuerzas de seguridad, incluida la policía y la milicia voluntaria Basij, han estado liderando una represión de las protestas, con miles de detenidos y cientos de heridos.

Ali Jamenei.

Seguir Leyendo

Irán

A casi 3 semanas del inicio de las protestas en Irán, más de 130 manifestantes fueron asesinadas por la policía iraní

Publicado

en

Según Iran Human Rights, ya hay 130 personas asesinadas desde que comenzaron las protestas en Irán tras la muerte de Masha Amini, una joven de 22 años golpeada brutalmente por la policía por no usar hijab.

Casi 3 semanas han pasado desde el inicio de las protestas en Irán tras la muerte a manos de la Policía Moral iraní de Mahsa Amini, una joven oriunda de la región del Kurdistán iraní de 22 años, el 16 de septiembre pasado, luego de estar varios días en coma.

Iran Human Rights, una ONG con sede en la capital noruega, estimó este domingo que en el marco de las protestas han muerto más de 130 personas. En las protestas inmediatas a la muerte de Mahsa Amini fallecieron 90 manifestantes por la represión policial.

Otras 41 fallecieron como consecuencia de enfrentamientos violentos con la policía en la ciudad de Sahedan, el sureste de Irán, según la ONG noruega. Los protestas en Sahedan se iniciaron después de que se acusase de un jefe de la policía de haber violado a una muchacha de 15 años perteneciente a la minoría sunita, en el contexto de las protestas por la muerte de Amini.

Por su parte, la cantidad de detenidos, contabilizando, entre otros, activistas, manifestantes periodistas y abogados, se cuenta de a miles. Entre ellas, las autoridades iraníes arrestaron a la hija del expresidente Akbar Hashemí Rafsanyaní por incitar a las protestas. Mientras tanto, las protestas contra el régimen iraní continúan tanto en Teherán como fuera del país.

No es la primera vez que Hashemi, ex legisladora y activista por los derechos de las mujeres, tiene enfrentamientos con las fuerzas de seguridad iraníes por incumplimientos de ley en la república islámica.

Protestas por Mahsa Amini.

Qué pasó con Mahsa Amini

Inicialmente, Amini fue detenida por la policía moral de Irán por usar un “atuendo inadecuado” y violar el código de vestimenta para las mujeres. La verdadera razón de su arresto fue que no estaba utilizando “correctamente” el hiyab.

La policía moral es una fuerza creada directamente por el Ayatolá y es responsable de garantizar el respeto de la moral islámica descrita por las autoridades clericales del país, siguiendo la Ley Sharía al pie de la letra según la interpretación del régimen iraní.

El padre de la mujer afirmó que las autoridades iraníes cubrieron los moretones en el cuerpo de Amini y se negaron a permitir que su familia los viera, lo cual denota que la víctima fue severamente golpeada por la policía, lo cual fue confirmado con una brutal foto de la mujer en coma en el hospital.

Mientras los manifestantes corean eslóganes como “Muerte al dictador” y “Mujer, Vida y Libertad”, las fuerzas de seguridad han utilizado gases lacrimógenos, palos y, en algunos casos, munición real, para reprimir a los que se muestran a favor de las manifestaciones contra el gobierno.

Además, las mujeres se quitaron desafiantemente sus hiyabs en las manifestaciones y los quemaron en hogueras en la vía pública, mientras otras se cortaron el pelo, según se ve en videos difundidas viralmente en las redes sociales, una actitud desafiante contra el régimen iraní.

Según la interpretación del régimen teocrático iraní de la Ley Sharía, el cabello suelto es considerado como un factor seductor, razón por la cual este debe ser tapado. Por eso, en símbolo de protesta, las mujeres se sacan el velo y se cortan el cabello, buscando que se visibilice la lucha que están llevando.

Mientras tanto, Ebrahim Raisi, presidente ultraconservador de Irán, dijo el domingo que la “conspiración” de los enemigos del país había “fracasado”. “En un momento en que la República Islámica estaba superando los problemas económicos para ser más activa en la región y en el mundo, los enemigos entraron en juego con la intención de aislar al país, pero fracasaron en esta conspiración”, expresó en un comunicado difundido por la presidencia.

Ebrahim Raisi.

Seguir Leyendo

Tendencias