Seguinos en redes

Arabia Saudita

Arabia Saudita sigue pacificando la región: Reestablece relaciones diplomáticas con Tailandia después de 30 años

Publicado

en

El gobierno saudí decidió dejar en el pasado un histórico conficto con las autoridades tailandesas con el objetivo de crear un gran frente de cooperación en Asia contra Irán.

Luego de una reunión en Riad entre el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y el Primer Ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha, ambos países emitieron un comunicado conjunto declarando “el pleno restablecimiento de relaciones diplomáticas”.

Esto supone tomar medidas orientadas a fortalecer los lazos bilaterales y dejar los confilictos entre ambas naciones en el pasado, incluyendo el nombramiento de embajadores en las respectivas capitales en “un futuro próximo” y el establecimiento de mecanismos consultivos para consolidar la cooperación.

Además, la aerolínea Saudi Airlines aseguró que los vuelos a Tailandia se reanudarán en el próximo mes de mayo. Esto favorece la industria turística de ambos países, principalmente la tailandesa.

Este paso histórico es el resultado de un largo esfuerzo a diferentes niveles para restablecer la confianza mutua y las relaciones amistosas“, indicó el comunicado conjunto.

Las relaciones se habían roto en 1989 cuando un empleado de origen tailandés del palacio de un príncipe saudita robó alrededor de 90 kilogramos de piedras preciosas valuadas en 20 millones de dólares de la casa de gobierno, incluido un diamante azul de 50 quilates.

Inmediatamente, Riad culpó al gobierno de Tailandia de organizar el robo y suspendió la emisión de visados a trabajadores tailandeses que quisieran ingresar al país, y en una movida aún más polémica, suspendió los visados de aquellos musulmanes tailandeses que quisieran realizar el peregrinaje a la Meca.

La policía tailandesa realizó una investigación, seguida activamente por el reino saudí, y arrestó, en enero de 1990, al artífice del robo, Kriangkrai Techamong, quien ya había vendido la mayoría de las joyas para ese entonces. Fue condenado a 5 años de prisión, aunque solo estuvo en la cárcel 31 meses.

Si bien la policía tailandesa asegura que devolvió la mayoría de las piedras, los funcionarios saudíes afirmaron que muchas de ellas eran falsas, además de que nunca se recuperó el diamante azul, la joya más preciada.

A raíz de esto, por muchos años Arabia Saudita aseguró que las autoridades tailandesas manipularon y entorpecieron la investigación y se quedaron con parte de las joyas.

Como si esto fuera poco, el 1ro de febrero de 1990, 4 ciudadanos saudíes -3 diplomáticos y 1 empresario- fueron asesinados en Bangkok, capital de Tailandia. Las autoridades detuvieron a 5 policías, pero finalmente ninguno fue condenado, lo cual aumentó aún más las tensiones entre ambos países.

Cuatro años después, fue secuestrado -y posiblemente asesinado- otro empresario saudita que también iba en búsqueda de las joyas faltantes. Al igual que en 1990, nadie fue declarado culpable por el delito.

En la reunión con Mohammed bin Salman, Chan-o-cha calificó a estos sucesos como “trágicos” y agregó que “desea resolver todos los asuntos pendientes entre las dos partes”.

“El primer ministro tailandés reafirmó que Tailandia había realizado los máximos esfuerzos para resolver los casos y que está lista para someter esos casos a la consideración de las autoridades tailandesas competentes si surgieran nuevas pruebas bien fundamentadas“, indicó el gobierno saudí, pareciendo dejar este conflicto en el pasado.

Arabia Saudita, de la mano de Bin Salman, se ha estado tragando varios sapos en pos de pacificar Oriente Medio y el Sudeste Asiático bajo el líderazgo de la nación árabe. En los últimos años, ha logrado restablecer relaciones diplomáticas con naciones tan dispares como Israel hasta la misma Tailandia, con el objetivo de formar un frente unificado en contra de Irán.


Por Santiago Vera, para La Derecha Diario.

Arabia Saudita

Arabia Saudita responde con un brutal bombardeo contra los hutíes de Yemen tras los ataques a la refinería

Publicado

en

La Coalición Árabe dirigida por Arabia Saudita bombardeó dos ciudades controladas por los hutíes, tras el ataque del grupo terrorista pro-iraní al depósito de la petrolera Saudi Aramco la semana pasada.

Luego de que los hutíes de Yemen, el grupo terrorista financiados por Irán, lancen un fuerte ataque con misiles y drones sobre territorio saudí la semana pasada, que explotó el depósito en Yeda de la petrolera Saudi Aramco, la Coalición Árabe dirigida por Arabia Saudita respondió con bombardeos aéreos de precisión sobre Saná y Hodeidah, dos regiones de Yemen controladas por los rebeldes.

Al menos 10 personas fallecieron en los ataques a las dos ciudades, a pesar de que la Coalición pidió a los civiles previo al ataque que se alejen de los almacenes de armas de la milicia hutí, que pone sus depósitos de armas al lado de zonas residenciales para tratar de disuadir ataques extranjeros.

Los saudíes culparon a los hutíes de usar a los civiles como escudos humanos y de usar como depósitos armamentísticos infraestructura civil como puertos, hospitales o terminales de avión.

Los hutíes afirmaron que el ataque no golpeó puntos militares sino que una planta energética, instalaciones petroleras, una oficina estatal de seguridad social y una estación de suministro de combustible, y que los 10 civiles muertos no eran más que guardias de seguridad de la oficina estatal.

Esta escalada se lleva a cabo en un contexto en el que los países del Consejo de Cooperación del Golfo habían planeado una ronda de conversaciones a finales de marzo, en Riad, entre las partes que se enfrentan en la guerra civil yemení con el objetivo de encauzar el proceso hacia una paz duradera.

No obstante, los hutíes manifestaron que no están dispuestos a llevar a cabo las negociaciones en “países enemigos”, bajándose de la propuesta.

Tras el ataque hutí de la semana pasada se rumoreó con que la Fórmula 1, que se llevó a cabo en zonas aledañas a la refinería saudí bombardeada, se cancele, pero finalmente el reino islámico otorgó “garantías de seguridad extrema” y la carrera se llevó a cabo sin alteraciones.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita ejecutó en un solo día a 81 personas vinculadas a actividades terroristas

Publicado

en

En medio de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia, el Reino saudí envía un mensaje a Occidente con una brutal ejecución por decapitación de 81 prisioneros.

El pasado 12 de marzo, el Reino de Arabia Saudita ejecutó a 81 personas acusadas de cometer “crímenes atroces”, lo que en la ley saudí es equivalente a la vinculación con actividades terroristas e ideologías extremistas.

Según el gobierno con sede en Riad, los condenados a muerte eran mayormente vinculados a ISIS, Al-Qaeda, hutíes de Yemen y demás organizaciones dedicadas a la violencia y el radicalismo islámico.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, condenó el hecho sucedido en la monarquía árabe, argumentando que los juicios de una buena parte de las personas condenadas no tuvieron garantías procesales adecuadas y que fueron sentenciados por delitos que “no son de máxima gravedad“, como exige el derecho internacional para las penas de muerte.

Bachelet aseguró además que según sus fuentes, 41 de los 81 ejecutados en realidad eran militantes pro-democráticos que participaron en las protestas anti-gubernamentales de 2011 y 2012, en las que se reclamaba mayores libertades civiles y derechos políticos.

De todos modos, esas protestas se dieron en el contexto de la Primavera Árabe, que vio el nacimiento de grupos radicales como ISIS a partir de esos grupos supuestamente en favor de la democracia.

El ajusticiamiento cometido el sábado superó ampliamente al recuento total de presos ejecutados en todo 2021, que, según las estadísticas de la ONU, fue de 67.

Esta es la ejecución más numerosa de la historia, superando la de 1980, más de 40 años atrás, cuando la justicia saudí ordenó la sentencia final para los 63 terroristas que ocuparon durante dos semanas la Gran Mezquita de La Meca.

Esto indica la brutalidad del acto cometido, que tuvo más como objetivo enviar un mensaje a Occidente que penar a los condenados. En medio del conflicto entre Estados Unidos y Rusia, Arabia Saudita marca su posición.

Fuente: DW.

Las organizaciones de derechos humanos no dudaron en expresar sus preocupaciones ante el nuevo atropello al derecho internacional cometido en Arabia Saudita, país donde el terrorismo puede ser entendido como cualquier acto, incluso no violento, que para el juez implique un peligro a la unidad nacional o la reputación del Estado, y conllevando a su acusado a una ejecución irreversible.

Desde el ataque a las Torres Gemelas, cuando se demostró que muchos de los terroristas de Al-Qaeda eran de nacionalidad saudí, el Reino hace un esfuerzo importante por ser implacable ante cualquier demostración de extremismo, para lavarse las manos de cualquier célula terrorista wahabista que aparezca.

Arabia Saudita es uno de los 38 países en todo el mundo que continúan aplicando la pena de muerte, incluso negándose a devolver a las familias los cuerpos de los ejecutados por este medio.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita corta negociaciones con Biden y amenaza con valuar su petróleo en yuanes

Publicado

en

Mientras Estados Unidos le pide a los árabes que aumenten la producción de petróleo para bajar el precio, el gobierno saudí analiza valuar la venta de barriles en yuanes chinos en vez de dólares.

El Wall Street Journal reportó este martes que Arabia Saudita y China están en negociaciones para que las ventas de petróleo de los países de la península arábiga empiecen a ser valuadas en yuanes, en vez de dólares.

Las dos naciones han discutido el asunto de manera intermitente durante años, pero, según se informa, las conversaciones se intensificaron esta última semana, especialmente luego de Joe Biden demostrara ser incompetente de solucionar el conflicto en Ucrania.

Actualmente, Arabia Saudita y los demás países árabes venden su petróleo solamente a cambio de dólares —los famosos petrodólares— lo cual le permite al Reino tener unas abultadas reservas de divisas norteamericanas.

Pero Arabia Saudita está extremadamente enojado con el gobierno de Biden. Según el WSJ, el Príncipe Heredo Mohammed bin Salman está furioso por las negociaciones nucleares de Biden con Irán, el principal enemigo de los saudíes en Medio Oriente, por la quita de respaldo norteamericano de la Coalición Árabe en Yemen, y por los pedidos de la Casa Blanca de alejarse de Rusia.

Biden le pidió la semana pasada a Bin Salman que rompa el acuerdo de la OPEP+ con Rusia y aumente la producción de petróleo en los próximos meses, con el objetivo de reducir el precio internacional del barril de crudo. El príncipe saudí se negó y desde entonces no le responde las llamadas, según reporta el WSJ.

El líder demócrata decidió liberar de Guantánamo a Mohammad Ahmad al-Qahtani, uno de los terroristas de Al-Qaeda que planificaron el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, con el objetivo de mejorar las relaciones con los saudíes, pero hasta ahora sin resultados favorables.

En 2019, Arabia Saudita amenazó con vender su petróleo en otras monedas si el Congreso aprobaba un proyecto de ley que impusiera multas antimonopólicas a los miembros de la OPEP. El proyecto de ley fue derribado por Trump, quien mantuvo una excelente relación con los saudíes y logró que la OPEP haga siempre lo que él quería.

Seguir Leyendo

Tendencias