Conecte con nosotros

Arabia Saudita

El gobierno de Biden acusa al Príncipe Heredero de Arabia Saudita de haber asesinado al periodista y espía turco Jamal Khashoggi

En un reporte publicado por la nueva CIA de Biden, el gobierno demócrata señala a Bin Salman como el principal responsable de asesinar al periodista y espía turco Jamal Khashoggi.

Publicado

en

El pasado viernes la Dirección de Inteligencia de Estados Unidos, a cargo de la bidenista Avril Haines, publicó por primera vez su reporte sobre la investigación de la CIA del asesinato del periodista y espía saudí Jamal Khashoggi.

Khashoggi escribía para importantes diarios como el Washington Post y Al-Arab News, donde criticaba con dureza al mandatario y príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman. En sus notas operaba en su contra, divulgando noticias falsas de su gobierno y constantemente buscando generar inestabilidad política.
El periodista era sospechado de ser un espía para Turquía (aunque otros incluso lo señalan trabajando para Irán), por lo que en septiembre de 2017 debió exiliarse de Arabia Saudita y, a pesar de tener ofrecimientos de asilo en Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, Khashoggi decidió esconderse en Turquía.
Casi un año después, en la mañana de un 2 de octubre del 2018, ingresó al consulado saudí en Estambul para obtener la documentación necesaria para casarse y entrar en un cuarto matrimonio, pero en el interior de la Embajada fue asesinado y desaparecido. El cuerpo de Khashoggi nunca fue encontrado.
Según la investigación de la CIA, Khashoggi habría sido asesinado por órdenes de Bin Salman, a pesar de que su mismo reporte indica que el gobierno saudí no podía saber de antemano que el periodista iría ese día a la Embajada.
El gobierno de Trump se había resistido a apoyar este reporte, y había pedido que la investigación continuara. Sin embargo, el presidente Joe Biden ordenó que se cierre inmediatamente la investigación y se presenten las conclusiones.

Evaluamos que el príncipe heredero de Arabia Saudita Muhammad Bin Salman aprobó una operación en Estambul, Turquía, para capturar o matar al periodista saudí Jamal Khashoggi“, lee el informe de cuatro páginas.

Y agrega: “Basamos esta evaluación en el control que el Príncipe Heredero ejerce en la toma de decisiones en el Reino desde 2017, la participación directa de un asesor clave y miembros del destacamento protector de Muhammad Bin Salman en la operación, y el apoyo del Príncipe Heredero al uso de medidas violentas para silenciar a los disidentes en el extranjero“.

Ad

Bin Salman insiste que ni él ni su facción del gobierno estuvo relacionado en su asesinato, aunque dejó la puerta abierta a que otra rama de la inteligencia saudí haya tenido que ver con su muerte.

En 2018, Arabia Saudita estaba en una guerra interna en el gobierno entre la facción que sigue al actual Rey Salman y al Príncipe Heredero Mohammed bin Salman, y la facción del ex príncipe heredero Mohammed bin Nayef.

Bin Nayef pertenece a la rama más anti-occidental del Reino, que en el pasado tuvo de cabecillas al Rey Fahd bin Abdulaziz, quien estaba en el poder cuando fue el atentado a las Torres Gemelas, y Abdullah bin Abdulaziz.

Mientras Bin Nayef mantiene una estrecha relación con el Partido Demócrata estadounidense, Bin Salman es íntimo amigo del ex presidente Donald Trump y recibió su apoyo durante su ascenso al poder en 2017. Por lo que esta disputa en territorio saudí se transmitió directamente a una confrontación entre demócratas y republicanos en Estados Unidos.

Como respuesta a este reporte, Biden ha prometido severas sanciones contra Bin Salman y sus funcionarios, del nivel que Trump le impuso a Maduro y a la cúpula del régimen chavista. 

 El objetivo final del Presidente demócrata es, sin lugar a duda, que Bin Salman deba dejar el poder y el Rey Salman deba reincorporar a Bin Nayef al gobierno y al árbol heredital de la Casa Saudí.

Joe Biden en Arabia Saudita en 2011, junto a Saud al-Faisal, ex ministro de Asuntos Exteriores y alto miembro de la facción de Bin Nayef.

Ad

La muerte de Khashoggi puede tener muchas conclusiones: lo mandó a asesinar Bin Salman cuando descubrió que era un espía para el extranjero, o lo asesinó la facción de Bin Nayef para generar un escándalo en el gobierno del Príncipe Heredero, que le valga sanciones de la ONU, tensiones con el gobierno de Estados Unidos y una posición desventajosa en su lucha contra Turquía e Irán.

Lo que no quedan dudas es que fue tanto partícipe como víctima fatal de una guerra de inteligencia entre los saudíes y los turcos.

Múltiples grupos de investigación reportaron que Khashoggi era miembro de la Hermandad Musulmana, un grupo terrorista radical sunita, financiado por Turquía y por Qatar. Además, el libro “Al-Qaeda y el camino al 9/11” lo señala por nombre y apellido como un admirador de Osama bin Laden, quien como saudí formó parte una agrupación terrorista más vinculada a Irán que a su propio país.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Arabia Saudita

Guerra Civil en Yemen en su recta final: Inesperado acuerdo entre Arabia Saudita y los hutíes anticipa la salida de los saudíes del conflicto

Publicado

en

Un sorpresivo acuerdo que no incluye un alto al fuego pero si avances hacia la paz en la región del Golfo fue firmado bilateralmente por Arabia Saudita y los hutíes de Yemen, sin participación del gobierno central.

Los terroristas financiados por Irán en Yemen, conocidos como hutíes, accedieron a firmar un tratado de pacificación con las Fuerzas Armadas de Arabia Saudita, el principal defensor del gobierno yemení.

En el tratado, que no incluye al gobierno central de Yemen, los “partidarios de Dios”, como se auto-denominan los hutíes, accedieron a detener sus ataques con drones y sus incursiones en la frontera de Arabia Saudita, país vecino. 

Esto no implica la paz ni mucho menos, ya que el principal conflicto se da entre los terroristas subversivos y el gobierno central de sede en Hadi. Pero implica que Arabia Saudita podrá reducir su participación en la guerra civil que azota al país desde 2014.

A cambio, los saudíes permitirán la reapertura del Aeropuerto de Saná y el Puerto de Hodeidah, dos puntos estratégicos claves en la insurgencia hutí, que actualmente se estima que cuenta con entre 100 mil y 120 mil hombres entre militares, milicianos y simpatizantes no-armados.

Lanzamisiles hutí.

La negociación se dio con mediación de Omán y sin presencia del gobierno central yemení.

Múltiples analistas consideran esto una victoria hutí, ya que les permite recuperar dos importantes enclaves estratégico-militares a la vez que concentrarse en sus campañas locales en vez de los contra-ataques dirigidos hacia la monarquía saudí.

Lo que ocurre es que Mohamed Bin Salman, príncipe heredero y jefe de gobierno de Arabia Saudita, perdió el principal apoyo que tenía con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca.

La llegada de Biden y el retorno a las políticas obamistas implican una reanudación del apoyo de Estados Unidos a Irán, principal apoyo militar y financiero que tienen los hutíes.

Ante esta situación, Arabia Saudita, que viene defendiendo al gobierno central de Yemen hace casi una década frente a los insurgentes radicales, podrá hacer una retirada ordenada del país y concentrar sus esfuerzos en recuperar su economía y mantener su guerra fría con Irán.

Con este acuerdo, la petro-monarquía dominante del Golfo espera dejar de recibir ataques balísticos a sus instalaciones petrolíferas por parte de los hutíes.

Bin Salman, quien parecía que iba a ganar la guerra fría contra Irán en 2020, sufrió un duro revés con la derrota electoral fraudulenta de Donald Trump, y está teniendo que hacer concesiones para no perder su dominación del Golfo.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita desarmó una masiva red de narcotráfico desde el Líbano organizada por Irán y el grupo terrorista Hezbollah

Desarman importante red de tráfico de drogas escondidas en productos agrícolas desde el Líbano hacia Arabia Saudita, a cargo de la organización terrorista pro-Irán Hezbollah.

Publicado

en

Por

La pasada semana fueron hallados varios kilos de píldoras de tipo estupefaciente ocultas en granadas que iban a ser exportadas desde la República Libanesa hacia el Reino de Arabia Saudita.

La organización terrorista patrocinada por Irán, Hezbollah, está implicada de forma directa, y ya tenía antecedentes en redes de narcotráfico internacionales, incluso en Europa y otras partes del mundo. 

El ejemplo más contundente de esto se dio en 2008, cuando la DEA estadounidense identificó  y desbarató una red de tráfico de drogas y armas que daba más de 1 billón de dólares anuales a Hezbollah.

Generalmente, las drogas elegidas son píldoras del estupefaciente Captagon, un tipo de metanfetamina con alto índice de adicción.

Según la investigación, esta red venía trabajando hace años, pero el último cargamento pudo ser detectado por las autoridades saudíes y se previno su llegada al país. 

No contentos con esto, la monarquía islámica decidió bloquear la importación de todos los productos agrícolas libaneses, bajo sospecha de que en estos cargamentos envían las drogas. Esta política podría dañar mucho a la ya debilitada economía del país fronterizo a Israel y Siria.

Terroristas libaneses de Hezbollah rinden honores a dos soldados de su organización fallecidos.

Ad

Desde el Ministerio de Interior de Arabia Saudita ya manifestaron que repetidamente advirtieron al Líbano sobre la posibilidad de este desencadenante y por ende no van a retirar el bloqueo hasta que brinden garantías reales de que se detendrá este tráfico ilícito.

El gobierno libanés tiene alta dependencia de Hezbollah, quienes han desarrollado fuerzas parapoliciales propias y hasta se encargan de repartir los planes sociales del Estado.

El Embajador saudí en Líbano, Walid Al-Boukhari, reveló recientemente en su Twitter la exorbitante cantidad que ya lograron incautar en tan solo los últimos 6 meses, consistente en 600 millones de píldoras y cientos de kilos de hachís, lo que podría no solo ahogar en drogas al reino islámico si no que a prácticamente a todo el mundo árabe.

Los medios saudíes apuntaron directamente contra Irán. Abdallah Bin Bajad Al-Otaibi, prestigioso periodista árabe, afirmó: “El mundo está bien familiarizado con las redes de tráfico de drogas iraníes y el conocido uso de Irán de las drogas en la guerra contra sus rivales“.

Irán y Arabia Saudita son enemigos hace años y se disputan fuertes intereses geopolíticos y económicos. De todas formas, Hezbollah negó todo vínculo con la red de contrabando desbaratada y argumentó que las acusaciones saudíes son con el único objetivo de perjudicar la credibilidad de su organización y del régimen iraní.

Píldoras de Captagon.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita da un paso histórico aboliendo la pena de muerte para menores de edad

Siguiendo con una serie de reformas introducidas por el Príncipe y Primer Ministro, bin Salman, el gobierno saudí da un paso histórico aboliendo la pena de muerte para menores de edad y alejándose de la Ley Sharia.

Publicado

en

Por

El Rey Salmán bin Abdulaziz de Arabia Saudita, gracias a la influencia del nuevo príncipe heredero, Mohammed bin Salman, emitió un decreto histórico que le pone un fin a la pena de muerte para menores de edad, siendo reemplazada por prisión, multas o servicio comunitario

Durante el año 2019
se llegó a la cifra más alta de ejecuciones con pena de muerte en 6 años, alcanzando las 184 ejecuciones. El 23
de abril de dicho año, 37 personas fueron ejecutadas en un sólo día, entre los
cuales se encontraban 3 presos que eran menores de edad.

Los 37 presos habían sido sometidos a juicio y declarados culpables de terrorismo. 34 de ellos eran chiítas, cuya confesión en el juicio se logró en base a
prácticas de tortura.

Según Reprieve (ONG
fundada en 1999), de las 184 personas ejecutadas en 2019, más de la mitad eran extranjeros.
Tráfico de drogas y asesinatos son los principales delitos que se les adjudicaron a los condenados.

Según la misma organización,
en lo que va del año actual, han sido ejecutadas 4 personas en el reino árabe. Reprieve ha criticado duramente que Riad (capital de Arabia Saudita) sea la anfitriona de la próxima reunión
del G20.

Mohammed bin Salmán, Príncipe heredero de Arabia Saudita, junto al ex-presidente argentino, Mauricio Macri, en la reunión celebrada del G20 en Argentina

Ali, Abdalá y
Dawud, fueron tres adolescentes condenados a la crucifixión en Arabia Saudí (lo
que en el reino significa decapitación y exhibición pública de sus cuerpos) el
año pasado.

El Rey Salman ha cumplido con el reclamo que muchos llevan alzando hace tiempo, en especial Estados Unidos, que desde el triunfo de Donald Trump ha estado tratando de impulsar una occidentalización a través del comercio.

India, Arabia Saudita y otros países asiáticos han recibido enormes beneficios comerciales de parte de EE.UU. luego de introducir reformas en favor de leyes que respeten los derechos humanos como los conoce Occidente.

Salman bin Abdulaziz, Rey de Arabia Saudita

Ad

Todo parece indicar que el
principal impulsor de esta medida, no es otro que el Príncipe heredero Mohammed bin Salmán, desentendiéndose de esta forma de las concepciones
ultraconservadoras de la ley islámica conocida como la Sharia
, estrechamente
seguida por un gran número de personas dentro del país.

Así acaba por demostrarse un verdadero
compromiso con la comunidad internacional y el comercio con Occidente. El príncipe habría impulsado esta medida con
el objetivo de su plan de modernización del país
, que incluye: intensificar las inversiones de
capitales extranjeros y mejorar la imagen de Arabia Saudita ante el mundo.

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a Mohammed bin Salman

La reforma se suma a una serie de reformas graduales que viene llevando el reino. Una de las últimas fue el permiso a las mujeres de viajar al exterior sin el permiso de un “guardián” masculino, que usualmente era el esposo.

Otras reformas fueron la posibilidad de las mujeres de manejar sus vehículos, registrar
el nacimientos de sus hijos y registrar sus matrimonios y divorcios. Paso a paso, la reforma llega a Arabia Saudita, que ya es uno de los países con gobierno islámico que aplica la Ley Sharia con menor rigor de la región.

Ad

Awwad Alawwad, el actual presidente de la Comisión de Derechos Humanos del gobierno saudí, confirmó en un comunicado que la reforma del gobierno se trataría de un gran paso hacia la modernización del país.

Se establece un código penal más
moderno y se demuestra el compromiso del reino de seguir adelante con las reformas
clave
”.

Alawwad también advirtió que no será la única reforma, y que las decisiones plasman cómo Arabia Saudita está avanzando en la realización de reformas críticas de
derechos humanos
, incluso en medio de las dificultades impuestas por la
pandemia del virus chino.

Seguir Leyendo

Trending