Seguinos en redes

Arabia Saudita

Guerra Civil en Yemen en su recta final: Inesperado acuerdo entre Arabia Saudita y los hutíes anticipa la salida de los saudíes del conflicto

Publicado

en

Un sorpresivo acuerdo que no incluye un alto al fuego pero si avances hacia la paz en la región del Golfo fue firmado bilateralmente por Arabia Saudita y los hutíes de Yemen, sin participación del gobierno central.

Los terroristas financiados por Irán en Yemen, conocidos como hutíes, accedieron a firmar un tratado de pacificación con las Fuerzas Armadas de Arabia Saudita, el principal defensor del gobierno yemení.

En el tratado, que no incluye al gobierno central de Yemen, los “partidarios de Dios”, como se auto-denominan los hutíes, accedieron a detener sus ataques con drones y sus incursiones en la frontera de Arabia Saudita, país vecino. 

Esto no implica la paz ni mucho menos, ya que el principal conflicto se da entre los terroristas subversivos y el gobierno central de sede en Hadi. Pero implica que Arabia Saudita podrá reducir su participación en la guerra civil que azota al país desde 2014.

A cambio, los saudíes permitirán la reapertura del Aeropuerto de Saná y el Puerto de Hodeidah, dos puntos estratégicos claves en la insurgencia hutí, que actualmente se estima que cuenta con entre 100 mil y 120 mil hombres entre militares, milicianos y simpatizantes no-armados.

Lanzamisiles hutí.

La negociación se dio con mediación de Omán y sin presencia del gobierno central yemení.

Múltiples analistas consideran esto una victoria hutí, ya que les permite recuperar dos importantes enclaves estratégico-militares a la vez que concentrarse en sus campañas locales en vez de los contra-ataques dirigidos hacia la monarquía saudí.

Lo que ocurre es que Mohamed Bin Salman, príncipe heredero y jefe de gobierno de Arabia Saudita, perdió el principal apoyo que tenía con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca.

La llegada de Biden y el retorno a las políticas obamistas implican una reanudación del apoyo de Estados Unidos a Irán, principal apoyo militar y financiero que tienen los hutíes.

Ante esta situación, Arabia Saudita, que viene defendiendo al gobierno central de Yemen hace casi una década frente a los insurgentes radicales, podrá hacer una retirada ordenada del país y concentrar sus esfuerzos en recuperar su economía y mantener su guerra fría con Irán.

Con este acuerdo, la petro-monarquía dominante del Golfo espera dejar de recibir ataques balísticos a sus instalaciones petrolíferas por parte de los hutíes.

Bin Salman, quien parecía que iba a ganar la guerra fría contra Irán en 2020, sufrió un duro revés con la derrota electoral fraudulenta de Donald Trump, y está teniendo que hacer concesiones para no perder su dominación del Golfo.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Arabia Saudita

Arabia Saudita responde con un brutal bombardeo contra los hutíes de Yemen tras los ataques a la refinería

Publicado

en

La Coalición Árabe dirigida por Arabia Saudita bombardeó dos ciudades controladas por los hutíes, tras el ataque del grupo terrorista pro-iraní al depósito de la petrolera Saudi Aramco la semana pasada.

Luego de que los hutíes de Yemen, el grupo terrorista financiados por Irán, lancen un fuerte ataque con misiles y drones sobre territorio saudí la semana pasada, que explotó el depósito en Yeda de la petrolera Saudi Aramco, la Coalición Árabe dirigida por Arabia Saudita respondió con bombardeos aéreos de precisión sobre Saná y Hodeidah, dos regiones de Yemen controladas por los rebeldes.

Al menos 10 personas fallecieron en los ataques a las dos ciudades, a pesar de que la Coalición pidió a los civiles previo al ataque que se alejen de los almacenes de armas de la milicia hutí, que pone sus depósitos de armas al lado de zonas residenciales para tratar de disuadir ataques extranjeros.

Los saudíes culparon a los hutíes de usar a los civiles como escudos humanos y de usar como depósitos armamentísticos infraestructura civil como puertos, hospitales o terminales de avión.

Los hutíes afirmaron que el ataque no golpeó puntos militares sino que una planta energética, instalaciones petroleras, una oficina estatal de seguridad social y una estación de suministro de combustible, y que los 10 civiles muertos no eran más que guardias de seguridad de la oficina estatal.

Esta escalada se lleva a cabo en un contexto en el que los países del Consejo de Cooperación del Golfo habían planeado una ronda de conversaciones a finales de marzo, en Riad, entre las partes que se enfrentan en la guerra civil yemení con el objetivo de encauzar el proceso hacia una paz duradera.

No obstante, los hutíes manifestaron que no están dispuestos a llevar a cabo las negociaciones en “países enemigos”, bajándose de la propuesta.

Tras el ataque hutí de la semana pasada se rumoreó con que la Fórmula 1, que se llevó a cabo en zonas aledañas a la refinería saudí bombardeada, se cancele, pero finalmente el reino islámico otorgó “garantías de seguridad extrema” y la carrera se llevó a cabo sin alteraciones.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita ejecutó en un solo día a 81 personas vinculadas a actividades terroristas

Publicado

en

En medio de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia, el Reino saudí envía un mensaje a Occidente con una brutal ejecución por decapitación de 81 prisioneros.

El pasado 12 de marzo, el Reino de Arabia Saudita ejecutó a 81 personas acusadas de cometer “crímenes atroces”, lo que en la ley saudí es equivalente a la vinculación con actividades terroristas e ideologías extremistas.

Según el gobierno con sede en Riad, los condenados a muerte eran mayormente vinculados a ISIS, Al-Qaeda, hutíes de Yemen y demás organizaciones dedicadas a la violencia y el radicalismo islámico.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, condenó el hecho sucedido en la monarquía árabe, argumentando que los juicios de una buena parte de las personas condenadas no tuvieron garantías procesales adecuadas y que fueron sentenciados por delitos que “no son de máxima gravedad“, como exige el derecho internacional para las penas de muerte.

Bachelet aseguró además que según sus fuentes, 41 de los 81 ejecutados en realidad eran militantes pro-democráticos que participaron en las protestas anti-gubernamentales de 2011 y 2012, en las que se reclamaba mayores libertades civiles y derechos políticos.

De todos modos, esas protestas se dieron en el contexto de la Primavera Árabe, que vio el nacimiento de grupos radicales como ISIS a partir de esos grupos supuestamente en favor de la democracia.

El ajusticiamiento cometido el sábado superó ampliamente al recuento total de presos ejecutados en todo 2021, que, según las estadísticas de la ONU, fue de 67.

Esta es la ejecución más numerosa de la historia, superando la de 1980, más de 40 años atrás, cuando la justicia saudí ordenó la sentencia final para los 63 terroristas que ocuparon durante dos semanas la Gran Mezquita de La Meca.

Esto indica la brutalidad del acto cometido, que tuvo más como objetivo enviar un mensaje a Occidente que penar a los condenados. En medio del conflicto entre Estados Unidos y Rusia, Arabia Saudita marca su posición.

Fuente: DW.

Las organizaciones de derechos humanos no dudaron en expresar sus preocupaciones ante el nuevo atropello al derecho internacional cometido en Arabia Saudita, país donde el terrorismo puede ser entendido como cualquier acto, incluso no violento, que para el juez implique un peligro a la unidad nacional o la reputación del Estado, y conllevando a su acusado a una ejecución irreversible.

Desde el ataque a las Torres Gemelas, cuando se demostró que muchos de los terroristas de Al-Qaeda eran de nacionalidad saudí, el Reino hace un esfuerzo importante por ser implacable ante cualquier demostración de extremismo, para lavarse las manos de cualquier célula terrorista wahabista que aparezca.

Arabia Saudita es uno de los 38 países en todo el mundo que continúan aplicando la pena de muerte, incluso negándose a devolver a las familias los cuerpos de los ejecutados por este medio.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita corta negociaciones con Biden y amenaza con valuar su petróleo en yuanes

Publicado

en

Mientras Estados Unidos le pide a los árabes que aumenten la producción de petróleo para bajar el precio, el gobierno saudí analiza valuar la venta de barriles en yuanes chinos en vez de dólares.

El Wall Street Journal reportó este martes que Arabia Saudita y China están en negociaciones para que las ventas de petróleo de los países de la península arábiga empiecen a ser valuadas en yuanes, en vez de dólares.

Las dos naciones han discutido el asunto de manera intermitente durante años, pero, según se informa, las conversaciones se intensificaron esta última semana, especialmente luego de Joe Biden demostrara ser incompetente de solucionar el conflicto en Ucrania.

Actualmente, Arabia Saudita y los demás países árabes venden su petróleo solamente a cambio de dólares —los famosos petrodólares— lo cual le permite al Reino tener unas abultadas reservas de divisas norteamericanas.

Pero Arabia Saudita está extremadamente enojado con el gobierno de Biden. Según el WSJ, el Príncipe Heredo Mohammed bin Salman está furioso por las negociaciones nucleares de Biden con Irán, el principal enemigo de los saudíes en Medio Oriente, por la quita de respaldo norteamericano de la Coalición Árabe en Yemen, y por los pedidos de la Casa Blanca de alejarse de Rusia.

Biden le pidió la semana pasada a Bin Salman que rompa el acuerdo de la OPEP+ con Rusia y aumente la producción de petróleo en los próximos meses, con el objetivo de reducir el precio internacional del barril de crudo. El príncipe saudí se negó y desde entonces no le responde las llamadas, según reporta el WSJ.

El líder demócrata decidió liberar de Guantánamo a Mohammad Ahmad al-Qahtani, uno de los terroristas de Al-Qaeda que planificaron el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, con el objetivo de mejorar las relaciones con los saudíes, pero hasta ahora sin resultados favorables.

En 2019, Arabia Saudita amenazó con vender su petróleo en otras monedas si el Congreso aprobaba un proyecto de ley que impusiera multas antimonopólicas a los miembros de la OPEP. El proyecto de ley fue derribado por Trump, quien mantuvo una excelente relación con los saudíes y logró que la OPEP haga siempre lo que él quería.

Seguir Leyendo

Tendencias