Conecte con nosotros

Irak

El primer ministro iraquí sobrevivió un ataque con drones a su residencia: se sospecha principalmente de Irán

Publicado

en

Continúa la grave inestabilidad en el país de Medio Oriente luego de unas elecciones donde los partidos pro-iraníes fueron aplastados en las urnas por el sadrismo.

El primer ministro iraquí Mustafa al-Kadhimi reveló este martes que escapó ileso después de un ataque con drones a su casa residencial dentro de la Zona Verde de alta seguridad de Bagdad, que está bajo la defensa del Ejército de los Estados Unidos.

Un dron cargado de explosivos superó las defensas de la Zona Verde y golpeó el edificio hiriendo a seis de sus guardaespaldas en un claro intento de asesinato, según informaron las autoridades.

El ataque se produce tan solo un mes después de los resultados electorales donde los partidos pro-iraníes obtuvieron los peores resultados en décadas y ganó el clérigo anti-iraní Muqtada al-Sadr.

El premier al-Kadhimi, quien podría llegar a un acuerdo de continuidad con el sadrismo y por eso los pro-iraníes decidieron asesinarlo, pidió “calma y moderación por parte de todos“.

Fuentes de seguridad dicen que se utilizaron tres drones en el ataque, lanzados desde cerca del Puente de la República en el río Tigris, pero dos fueron derribados por la seguridad norteamericana. Uno, sin embargo, sobrevivió, y logró realizar el atentado.

Nadie se ha adjudicado el ataque hatsa el momento, en un área de la ciudad que alberga muchos edificios gubernamentales y embajadas extranjeras. “Es prematuro ahora decir quién llevó a cabo el ataque“, dijo el mandatario. “Estamos revisando nuestros informes de inteligencia y esperando los resultados de la investigación inicial para señalar a los perpetradores“.

Si bien todo indica que fueron milicias rebeldes pro-iraníes, que cada vez utilizan tecnología bélica más sofisticada, también se habla del Estado Islámico, que ya utlizó drones equipados con explosivos en un ataque en Mosul en 2017.

Miembros de la milicia chiíta pro-iraníes protestan violentamente frente a la embajada de Estados Unidos en la Zona Verde de Bagdad.

Las elecciones que podrían haber disparado el ataque

Irak celebró elecciones hace menos de un mes y ahora se encuentra en el largo e incómodo proceso de intentar formar una coalición de gobierno, bajo el liderazgo del sadrismo.

Según los partidos que perdieron, la elección carece de legitimidad por la baja participación, que fue un mínimo histórico del 41%, y esa falta de participación muestra que muchos iraquíes no creen que haya un cambio real por delante.

Los partidos pro-iraníes se desplomaron en estas elecciones, perdiendo muchos de sus escaños, indicando que los iraquíes que defienden el modelo teocrático de los Ayatolá perdieron las ganas de involucrarse en el proceso democrático. Sus partidarios han estado protestando contra los resultados desde entonces, realizando manifestaciones fuera de la segura Zona Verde de Bagdad y pidiendo que los votos se vuelvan a contar manualmente.

El clérigo musulmán chiíta Muqtada al-Sadr obtuvo la clara mayoría de escaños, y está presionando por un gobierno libre de interferencias extranjeras, en referencia tanto de Irán como de Occidente. Pero principalmente, quiere acabar con la influencia de Teherán sobre los asuntos internos de Irak.

Este atentado contra la vida del primer ministro al-Kadhimi, que llegó al poder como un tecnócrata independiente luego de haber sido la cabeza de la agencia de inteligencia de Irak durante sus años más difíciles, y ahora podría aliarse al sadrismo, podría convertirse en una escalada peligrosa con repercusiones de gran alcance.

Irak

El clérigo ultra islámico Al-Sadr gana las elecciones en Irak y los partidos proiraníes sufren la peor derrota desde 2003

Publicado

en

Muqtada al Sadr, clérigo y líder del ultra-islámico Movimiento Sadrista, se proclamó vencedor de unas polémicas elecciones en las que arrasó a los partidos pro-iraníes. Las milicias terroristas amenazan con guerra civil.

Este 10 de octubre, Irak, que todavía permanece ocupado por las tropas norteamericanas y europeas, fue a las urnas en un proceso democrático garantizado por Estados Unidos.

En las polémicas elecciones, plagadas de denuncias de fraude, se impuso el ultra-islámico Muqtada al-Sadr, fundador y líder del Movimiento Sadrista, un partido nacionalista que se opuso históricamente al dictador depuesto por Estados Unidos, Saddam Hussein.

Si bien Al-Sadr es un acérrimo defensor de la soberanía iraquí y rechaza fervientemente la presencia de Estados Unidos en su territorio, los partidos opositores estaban compuestos principalmente por formaciones milicianas pro-iraníes, por lo que la victoria de Al-Sadr es vista como una victoria moderada respecto a la posición con Irán.

El principal opositor, el Movimiento Fatah, que defiende la influencia iraní en Irak y apoya el terrorismo en el país, perdió más de 30 escaños, en lo que es sin lugar a dudas una de sus mayores derrotas históricas.

“El Bloque Fatah no acepta los resultados manipulados de estas elecciones parlamentarias que fueron anunciados por la Comisión Electoral Suprema”, afirmó Hadi al Ameri, líder paramilitar de Fatah.

El líder de la importante milicia terrorista Kataeb Hezbollah, Abu Ali al Askari, también negó la legitimidad de las elecciones en un comunicado en el que afirma que estos comicios “representan el mayor fraude de la historia moderna” y amenazó con profundizar la lucha armada en una guerra civil.

Manifestación de los seguidores de Al-Sadr en apoyo a los terroristas palestinos. Prácticamente todo el arco político iraquí apoya a los movimientos ultra-islámicos que luchan contra Israel desde suelo palestino

La participación fue del 41%, la más baja desde 2003, tras la caída de Sadam Hussein. En buena parte, ésta cayó respecto a los comicios del 2019 por el boicot de varios partidos, que acusaron al gobierno de ser anti-democrático, por la violenta represión a las manifestaciones recientes, que se saldaron con 600 fallecidos.

Resta esperar los resultados completos y finales para saber que tan grande será la cantidad de escaños conseguidos por la llamada corriente sadrista, y así saber cuánto penetrará y se sentirá la influencia conseguida en la política nacional a la hora de luchar por la formación de gobierno, algo tan complicado en Irak en los últimos años y que ha complicado históricamente la gobernabilidad.

Seguir Leyendo

Irak

ISIS aprovecha que Biden está en el poder: nuevo ataque terrorista deja 13 policías muertos en Irak

Publicado

en

El atentado ocurrió cerca de Kirkuk y es uno de los más mortíferos de Estado Islámico en el país en los últimos años. También se reportan tres heridos. En 2017, Irak declaró su “victoria” militar sobre el grupo terrorista.

Trece policías federales iraquíes murieron este domingo en un ataque del grupo yihadista ISIS cerca de Kirkuk, al norte de Irak, según medios locales, que también aseguran que hay tres policías heridos de gravedad.

Se trata de uno de los ataques más mortíferos del Estado Islámico en los últimos 4 años. A finales de 2017, con ayuda de Estados Unidos, el Ejército de Irak declaró la “victoria” militar sobre ISIS después de recuperar las grandes ciudades que los yihadistas controlaban desde 2014.

Sin embargo, desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, y la toma de control de los talibanes en Afganistán, las células del grupo extremista islámico han vuelto a aparecer y reanudaron sus ataques terroristas a las fuerzas de seguridad, especialmente en algunas zonas remotas del norte de Irak, desde donde quieren re-iniciar su ofensiva contra Bagdad.

“Las células de la organización están activas en la región alrededor de Kirkuk debido a la ausencia de apoyo aéreo y militar”, declaró una fuente policial iraquí a la agencia de noticias AFP, asegurando que Estados Unidos este año abandonó completamente su apoyo logístico al Gobierno central.

La zona de Kirkuk es limítrofe con Solimania y Erbil, la región del norte de Irak donde reside una enorme población kurda que se identifica como autónomo del Estado iraquí, y que ha estado luchando por años contra el ISIS.

Seguir Leyendo

Irak

En una histórica cumbre en Bagdad, Francia reafirma su poder frente a una decadente Estados Unidos

Publicado

en

La Conferencia de Bagdad, una reunión multilateral que se está llevando a cabo en la capital iraquí, invitó a Francia y no a Estados Unidos, junto a los principales a los actores regionales de Medio Oriente.

La novedosa cumbre auspiciada por Irak tiene como principales objetivos reunir a los principales actores de la región de Medio Oriente para rebajar las tensiones regionales y caminar hacia una pacificación del territorio iraquí, que se mantiene como la capital de los conflictos externos mundiales.

El gobierno iraquí se aleja de Estados Unidos y se lanza solo en las negociaciones internacionales para buscar apoyo en otras potencias mundiales, como Irán, Francia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Qatar y Arabia Saudita. A su vez, participan Jordania y Kuwait. Estados Unidos no fue invitada.

Además, en el marco de las conferencias se produjeron y se seguirán produciendo varias reuniones bilaterales de importancia, como la sucedida entre el vicepresidente de los EAU y el Emir de Qatar.

Sin embargo, uno de los principales actores de la cumbre y quien aprovechó estratégicamente la situación fue Emmanuel Macron, presidente de Francia, quine logró un tratado de intenciones (no vinculante) para mantener las tropas militares francesas en Irak incluso si Estados Unidos y todas las tropas de la OTAN se retiran.

“Hoy Irak se encamina hacia la estabilidad y el desarrollo. Francia mantendrá su compromiso con Irak y apoyará el fortalecimiento de su soberanía. Esta cumbre es histórica. Su celebración es una victoria en sí misma”, declaró Macron al llegar a Bagdad.

Este es un importante paso geopolítico para reafirmar el poder francés en Medio Oriente, frente a un Estados Unidos cada vez más decadente, e incapaz de consolidar una política exterior coherente, algo que quedó probado en la humillante derrota en Afganistán y la caída de Kabul.

Estados Unidos no se decide si quiere seguir siendo la policía del mundo o si quiere replegarse a un aislacionismo político, y esta dubitación, especialmente con una política de retirada comandada por un gobierno que no se quería retirar, llevan a desastres sin precedentes.

El gobierno iraquí llegó a importantes acuerdos militares con Francia, Arabia Saudita y Turquía; a este último le compraron una veintena de drones del innovador modelo Bayraktar TB2, 12 helicópteros T129 Atak y seis sistemas de guerra electrónica. Esto es muy importante para la defensa de Irak, ya que los avances turcos en materia de ciencia militar son cada vez más novedosos y los drones en cuestión pueden ser pieza clave en una guerra posible.

Drones Bayraktar TB2 turcos, valuados en 5 millones de dólares cada uno.

Seguir Leyendo

Trending