Conecte con nosotros

Irak

Irak nombró a un nuevo primer ministro

Tras recibir el apoyo del parlamento, este 6 de mayo Mustafa Al-Kademi fue nombrado oficialmente primer ministro de Irak, tras meses de fuerte crisis política y protestas sociales multitudinarias.

Publicado

en

Mustafa Al-Kademi es oficialmente Primer Ministro de Irak tras recibir el apoyo del parlamento este miércoles 6 de mayo. El ex-periodista y ex-jefe de inteligencia de Irak ya juró en el cargo. Luego de la renuncia de Abdul-Mahdi en noviembre de 2019, hubo un desfile de primer ministros: primero Mohammed Allawi y por último Adnan Al-Zurfi que abandonó el cargo el pasado 9 de abril. Así, se terminó una era de parálisis política.
En una sesión a la que asistieron 266 legisladores el miércoles por la noche, los legisladores aprobaron 15 ministros propuestos por Al-Kademi, incluidos Othman al-Ghanmi como ministro del Interior y Gomaa Enad como ministro de Defensa. Los ministros de Finanzas, Vivienda, Salud y Educación también fueron aprobados, entre otros. 

“Es una etapa difícil. Los desafíos que enfrenta Irak son grandes (…) pero no son mayores que nuestra capacidad para abordarlos,” dijo Al-Kademi en su discurso ante el parlamento antes de la votación.

Al-Kademi ha sido el tercer candidato que el presidente de Irak, Barham Salih, ha propuesto al parlamento para formar gobierno desde que Abdul-Mahdi dimitiera como primer ministro a finales del pasado noviembre.

Ad

La crisis política, marcada por una fuerte influencia de Irán en su política interna y el mal manejo del conflicto social y religioso entre chiítas, suníes y kurdos, condujo a multitudinarias protestas sociales que impidieron que los anteriores candidatos a primer ministro lograran el respaldo suficiente, y decidieran dimitir. 

“Este gobierno vino en respuesta a una crisis social, económica y política para ser un gobierno de solución, no un gobierno de crisis,” agregó Al-Kademi.

Después del juramento de Al-Kademi, este prometió “trabajar con el equipo ministerial para ganar la confianza y el apoyo del pueblo. Espero que todos los partidos políticos se unan para enfrentar los difíciles desafíos.”

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Irak

Irak le abre la puerta a China por el vacío de poder que está dejando Estados Unidos

Publicado

en

China construirá una ciudad desde cero en el Kurdistán iraquí, financiará la construcción de 1.000 escuelas y construirá la primera refinería china del país.

China firmó una serie de ambiciosos acuerdos de infraestructura, de inversiones y de comercio para ampliar fuertemente su influencia en Irak tras el vacío de poder dejado por Estados Unidos tras las políticas de Biden.

A pesar de que Trump había ordenado la retirada militar de Afganistán e Irak, el ex presidente había dejado una serie de acuerdos económicos y políticos pactados para mantener una fuerte influencia en estos países, pero Biden canceló todos los planes y le abrió la puerta de Medio Oriente a China.

En Erbil, capital y principal provincia de la región del Kurdistán iraquí, China desembolsará la impresionante cantidad de 5 mil millones de dólares para la construcción desde cero de una nueva y moderna ciudad. Esta inesperada inversión se convierte así en la más grande realizada en la región por parte de un país extranjero hasta la fecha.

Por otro lado, el país dirigido por el dictador Xi Jinping se comprometió a que antes de fines del 2023, múltiples empresas chinas construirán un total de 1.000 nuevos colegios y centros educativos en todo el país, donde se enseñará no solo la currícula escolar iraquí si no que habrá contenidos sobre la historia de China y el idioma chino-mandarín.

Finalmente, China selló otro acuerdo para construir la que será la refinería de petróleo más grande e importante del país, con una inversión de un valor de 19 mil millones de dólares.

Este último es el que más impactará en los intereses de Estados Unidos, ya que hasta la fecha, todas las refinerías en Irak son operadas por capital norteamericano, incluso las estatales. Esta será la primera financiada y operada por capial chino, y será el primer paso en inclinar la balanza en contra de Washington.

Seguir Leyendo

Irak

El primer ministro iraquí sobrevivió un ataque con drones a su residencia: se sospecha principalmente de Irán

Publicado

en

Continúa la grave inestabilidad en el país de Medio Oriente luego de unas elecciones donde los partidos pro-iraníes fueron aplastados en las urnas por el sadrismo.

El primer ministro iraquí Mustafa al-Kadhimi reveló este martes que escapó ileso después de un ataque con drones a su casa residencial dentro de la Zona Verde de alta seguridad de Bagdad, que está bajo la defensa del Ejército de los Estados Unidos.

Un dron cargado de explosivos superó las defensas de la Zona Verde y golpeó el edificio hiriendo a seis de sus guardaespaldas en un claro intento de asesinato, según informaron las autoridades.

El ataque se produce tan solo un mes después de los resultados electorales donde los partidos pro-iraníes obtuvieron los peores resultados en décadas y ganó el clérigo anti-iraní Muqtada al-Sadr.

El premier al-Kadhimi, quien podría llegar a un acuerdo de continuidad con el sadrismo y por eso los pro-iraníes decidieron asesinarlo, pidió “calma y moderación por parte de todos“.

Fuentes de seguridad dicen que se utilizaron tres drones en el ataque, lanzados desde cerca del Puente de la República en el río Tigris, pero dos fueron derribados por la seguridad norteamericana. Uno, sin embargo, sobrevivió, y logró realizar el atentado.

Nadie se ha adjudicado el ataque hatsa el momento, en un área de la ciudad que alberga muchos edificios gubernamentales y embajadas extranjeras. “Es prematuro ahora decir quién llevó a cabo el ataque“, dijo el mandatario. “Estamos revisando nuestros informes de inteligencia y esperando los resultados de la investigación inicial para señalar a los perpetradores“.

Si bien todo indica que fueron milicias rebeldes pro-iraníes, que cada vez utilizan tecnología bélica más sofisticada, también se habla del Estado Islámico, que ya utlizó drones equipados con explosivos en un ataque en Mosul en 2017.

Miembros de la milicia chiíta pro-iraníes protestan violentamente frente a la embajada de Estados Unidos en la Zona Verde de Bagdad.

Las elecciones que podrían haber disparado el ataque

Irak celebró elecciones hace menos de un mes y ahora se encuentra en el largo e incómodo proceso de intentar formar una coalición de gobierno, bajo el liderazgo del sadrismo.

Según los partidos que perdieron, la elección carece de legitimidad por la baja participación, que fue un mínimo histórico del 41%, y esa falta de participación muestra que muchos iraquíes no creen que haya un cambio real por delante.

Los partidos pro-iraníes se desplomaron en estas elecciones, perdiendo muchos de sus escaños, indicando que los iraquíes que defienden el modelo teocrático de los Ayatolá perdieron las ganas de involucrarse en el proceso democrático. Sus partidarios han estado protestando contra los resultados desde entonces, realizando manifestaciones fuera de la segura Zona Verde de Bagdad y pidiendo que los votos se vuelvan a contar manualmente.

El clérigo musulmán chiíta Muqtada al-Sadr obtuvo la clara mayoría de escaños, y está presionando por un gobierno libre de interferencias extranjeras, en referencia tanto de Irán como de Occidente. Pero principalmente, quiere acabar con la influencia de Teherán sobre los asuntos internos de Irak.

Este atentado contra la vida del primer ministro al-Kadhimi, que llegó al poder como un tecnócrata independiente luego de haber sido la cabeza de la agencia de inteligencia de Irak durante sus años más difíciles, y ahora podría aliarse al sadrismo, podría convertirse en una escalada peligrosa con repercusiones de gran alcance.

Seguir Leyendo

Irak

El clérigo ultra islámico Al-Sadr gana las elecciones en Irak y los partidos proiraníes sufren la peor derrota desde 2003

Publicado

en

Muqtada al Sadr, clérigo y líder del ultra-islámico Movimiento Sadrista, se proclamó vencedor de unas polémicas elecciones en las que arrasó a los partidos pro-iraníes. Las milicias terroristas amenazan con guerra civil.

Este 10 de octubre, Irak, que todavía permanece ocupado por las tropas norteamericanas y europeas, fue a las urnas en un proceso democrático garantizado por Estados Unidos.

En las polémicas elecciones, plagadas de denuncias de fraude, se impuso el ultra-islámico Muqtada al-Sadr, fundador y líder del Movimiento Sadrista, un partido nacionalista que se opuso históricamente al dictador depuesto por Estados Unidos, Saddam Hussein.

Si bien Al-Sadr es un acérrimo defensor de la soberanía iraquí y rechaza fervientemente la presencia de Estados Unidos en su territorio, los partidos opositores estaban compuestos principalmente por formaciones milicianas pro-iraníes, por lo que la victoria de Al-Sadr es vista como una victoria moderada respecto a la posición con Irán.

El principal opositor, el Movimiento Fatah, que defiende la influencia iraní en Irak y apoya el terrorismo en el país, perdió más de 30 escaños, en lo que es sin lugar a dudas una de sus mayores derrotas históricas.

“El Bloque Fatah no acepta los resultados manipulados de estas elecciones parlamentarias que fueron anunciados por la Comisión Electoral Suprema”, afirmó Hadi al Ameri, líder paramilitar de Fatah.

El líder de la importante milicia terrorista Kataeb Hezbollah, Abu Ali al Askari, también negó la legitimidad de las elecciones en un comunicado en el que afirma que estos comicios “representan el mayor fraude de la historia moderna” y amenazó con profundizar la lucha armada en una guerra civil.

Manifestación de los seguidores de Al-Sadr en apoyo a los terroristas palestinos. Prácticamente todo el arco político iraquí apoya a los movimientos ultra-islámicos que luchan contra Israel desde suelo palestino

La participación fue del 41%, la más baja desde 2003, tras la caída de Sadam Hussein. En buena parte, ésta cayó respecto a los comicios del 2019 por el boicot de varios partidos, que acusaron al gobierno de ser anti-democrático, por la violenta represión a las manifestaciones recientes, que se saldaron con 600 fallecidos.

Resta esperar los resultados completos y finales para saber que tan grande será la cantidad de escaños conseguidos por la llamada corriente sadrista, y así saber cuánto penetrará y se sentirá la influencia conseguida en la política nacional a la hora de luchar por la formación de gobierno, algo tan complicado en Irak en los últimos años y que ha complicado históricamente la gobernabilidad.

Seguir Leyendo

Trending