Seguinos en redes

Irán

El nuevo presidente iraní rechaza una reunión con Biden y exige que se levanten las sanciones a Irán

Publicado

en

Ebrahim Raisi, el radical presidente-electo de Irán, exigió en su primer conferencia de prensa que Estados Unidos “levante todas las sanciones opresivas” contra su país, antes de sentarse a negociar por el acuerdo nuclear.

Mientras el ingenuo presidente estadounidense Joe Biden insiste en regresar a un acuerdo nuclear con Irán, el nuevo presidente-electo iraní, Ebrahim Raisi, señaló que no se reunirá con el mandatario norteamericano, y afirmó que seguirá financiando a milicias regionales.

En su primera conferencia de prensa televisada, el recientemente elegido presidente de Irán respondió la pregunta acerca de si estaría dispuesto a reunirse con Biden, a lo que Raisi​​​​​​​ dio un contundente “No, y afirmó que “para que eso ocurre primero Estados Unidos tiene que levantar todas las sanciones opresivas contra Irán“, marcando una posición más radical que la del saliente presidente Hasán Rohaní.

Raisi calificó el programa nuclear de su país como “no negociable“, y aseguró que Irán continuará enriqueciendo uranio a porcentajes cercanos a los necesarios para fabricar bombas atómicas, hasta que “Estados Unidos demuestre que quiere cooperar“.

Se espera una total profundización de políticas anti-occidente con la asunción de Ebrahim Raisi, censurando redes sociales y desinformando a su población acerca de lo que pasa fuera del mundo árabe. 

Raisi tiene el enorme desafío de no solo mantener el puño de hierro con el que la teocracia gobierna Irán, si no que deberá tomar medidas para salir de la crisis económica, puesto que tras la pandemia, el 80% de la población está por debajo del umbral de la pobreza y el país está en camino a una hiperinflación.

Ebrahim Raisi pertenece al ala más radical de la teocracia iraní, y mantendrá una postura innegociable con Occidente.

El fallido Acuerdo Nuclear de Obama que ahora Biden quiere revivir

En 2015, el entonces presidente Barack Obama negoció con Rohaní un programa de desnuclearización, metiendo a Irán en el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), junto al Reino UnidoFranciaAlemaniaChina Rusia.

Bajo este acuerdo, Irán accedió en la teoría a eliminar sus reservas de uranio enriquecido medio, además de disminuir sus reservas de uranio enriquecido al 98% y reducir en dos tercios sus centrifugadoras de gas durante la próxima década. A cambio, Obama levantó sanciones contra la dictadura iraní e incluso les envió miles de millones de dólares en “ayuda humanitaria” a Teherán.

El PAIC resultó ser un fracaso rotundo. Como demostró el gobierno israelí en 2018, Irán no dejó su programa nuclear de lado, solamente lo pasó a la clandestinidad. Incluso el régimen iraní usó el dinero que Obama les envió para profundizar el enriquecimiento de uranio.

Ese mismo año, el presidente Donald Trump anunció la salida de Estados Unidos del PAIC, y dejó de enviarles dinero a Irán. En su lugar, coordinó ataques estratégicos junto a Israel para desarmar la capacidad nuclear iraní.

Pero ahora, a pesar de que Irán está al borde del colapso económico, sin su jefe del Programa Nuclear (quien fue asesinado por el Mossad), y con las sanciones que le impiden acceder a uranio barato, Biden quiere volver al fallido Plan de Acción Nuclear.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Irán

Irán tiene reservas de uranio enriquecido 18 veces más grandes de lo pactado en el acuerdo nuclear de Obama

Publicado

en

Mientras Biden analiza reinstituir el acuerdo nuclear que firmó Obama en 2015, un nuevo informe revela que Irán tiene un nivel preocupante de combustible para bombas nucleares.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la agencia atómica de la ONU que encabeza el argentino Rafael Grossi, informó este jueves que Irán tiene reservas preocupantes de uranio enriquecido, muy por encima de lo que se pactó en el acuerdo nuclear con Barack Obama en 2015.

Las reservas incluyen material enriquecido al 60%, extremadamente cercano al nivel que pueden ser usados como combustible para una bomba nuclear, que requiere una pureza entre 80 y 90%.

El organismo dijo en su último informe sobre el programa nuclear de Irán que “estimaba que, a 15 de mayo de 2022, las existencias totales de enriquecimiento de Irán eran de 3.809,3 kilogramos”. El límite en el acuerdo de 2015 se fijó en 300 kg de un compuesto específico, el equivalente a 202,8 kg de uranio, lo cual implica que Irán construyó unas reservas 18 veces más grandes que las permitidas.

En un informe del OIEA, los inspectores internacionales precisaron que el uranio enriquecido al 60% alcanzaba el 15 de mayo pasado los 43,1 kilos, un 23,7% más que a comienzos de marzo, cuando se difundió el anterior reporte trimestral.

En el caso del uranio enriquecido al 20%, la subida registrada en las últimas semanas fue la más notable, al pasar de 182,1 kilos a 238,4 kilos, un 31% más que a comienzos de marzo.

El régimen teocrático asegura que las reservas son utilizadas con fines pacíficos para crear energía, pero ninguna central del mundo requiere uranio enriquecido por encima del 5%, y menos la Central Nuclear de Bushehr, que utiliza uranio al 1,5%.

El acuerdo nuclear de 2015, negociado por la administración del entonces presidente Barack Obama con el apoyo de las potencias europeas, de Rusia y de China, prometía ayudas económicas a la dictadura iraní a cambio de que el régimen teocrático ponga un tope a las reservas de uranio.

Sin embargo, en 2018, cuando Israel presentó ante la ONU evidencia de que Irán había aceptado el dinero de Washington mientras seguía enriqueciendo uranio de manera clandestina, Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo e impuso importantes sanciones unilaterales, incluso sobre el petróleo iraní, ya que los reportes indicaban que el 100% de las operaciones de enriquecimiento estaban financiadas con las ventas de combustibles.

A pesar de la salida de Estados Unidos, el acuerdo no fue desmantelado. Irán continúa recibiendo dinero de Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia y China, a cambio de no elevar las reservas de uranio, que está haciendo ya abiertamente. Mientras tanto, Biden evalúa volver al acuerdo, a pesar de que Irán no tiene intenciones de frenar la producción de combustible nuclear.

Seguir Leyendo

Irán

Irán acusa a Israel del asesinato clandestino de un importante General iraní, asociado a violaciones de derechos humanos y terrorismo

Publicado

en

El régimen teocrático asegura haber arrestado a un agente del Mossad responsable de abatir al general de la Guardia Revolucionaria iraní, Hassán Jodayari, quién murió tras recibir 5 disparos en Teherán.

El régimen teocrático de Irán asegura haber arrestado a un miembro del Mossad vinculado con el asesinato de un general de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), Hassán Jodayari.

Hace exactamente una semana, el General iba en su auto particular por las calles de Teherán, capital iraní, cuando un moto frenó al lado de su vehículo y recibió 5 disparos que pusieron fin a su vida.

El gobierno del fundamentalista islámico Ebrahim Raisi no dudó en vincular el hecho con Israel y amenazar al país judío con “terribles consecuencias” por la supuesta operación clandestina.

Según el New York Times, Israel habría llevado a cabo el asesinato para advertir a Irán de que debe detener las operaciones de la Unidad 840, una sección secreta de las Fuerzas Quds iraníes que presuntamente se encarga del secuestro y asesinato de ciudadanos israelíes a nivel global.

Si bien Israel ha negado rotundamente estar vinculado al asesinato, el Mossad es conocido por este tipo de operaciones y varios reportes indican que los agentes israelíes ya se han infiltrado completamente en las calles de Teherán.

Cabe recordar el reciente asesinato de Mohsen Fakhrizadeh, el líder de la división nuclear del Ministerio de Defensa que estaba desarrollando bombas atómicas para el régimen. El modus operandi fue idéntico. Mientras viajaba en su auto por las calles de Teherán, una moto se posicionó a su lado, abrió fuego, y lo asesinó en su lugar.

Apenas un día antes del incidente, Israel bombardeó posiciones iraníes ligadas a la Guardia Revolucionaria en Siria, abatiendo a 3 individuos.

La Guardia Revolucionaria, o IRGC, es una rama de las Fuerzas Armadas de Irán que ayudó a realizar el golpe de Estado en 1980, que llevó a los chiítas a controlar el país, y funciona como un grupo paralelo de gobierno que se encarga de “mantener el sistema islámico en Irán y el resto de la región“.

Las IRGC han sido ampliamente vinculadas a violaciones de los derechos humanos y financiamiento, entrenamiento y ayuda a grupos terroristas pro-iraníes en Medio Oriente, como los huties en Yemen o Hezbolá en el Líbano.

Descifrando la Guerra on Twitter: "🇮🇷🇮🇱 Irán asegura que el asesinato  de Jodayari está vinculado con Israel, que sufrirá “terribles  consecuencias”. El incidente ha ocurrido un día después de que posiciones de
Imagen no confirmada de Jodayari abatido en su auto.

Una de las principales ramas de los IRGC son las Fuerzas Quds, una unidad de élite destinada a operaciones especiales en el extranjero, principalmente relacionadas a inteligencia militar y la guerra no convencional.

Las Fuerzas Quds entrenan y financian a algunos de los principales grupos terroristas a nivel global como los hutíes, Hezbolá o Hamás, y tienen entre sus objetivos principales la destrucción del Estado de Israel.

En 2020, el entonces presidente Donald Trump ordenó la eliminación de Qasem Soleimani, cabeza de las Fuerzas Quds y el líder militar más importante de Irán. También fue asesinado mientras estaba en su vehículo, pero con un misil.

Seguir Leyendo

Irán

Irán está desarrollando un arma nuclear para destruir satélites y crear un apagón en Estados Unidos

Publicado

en

Un informe del EMP Task Force, que asesora al Congreso de los Estados Unidos, advierte que mientras negocia un acuerdo con Biden, desarrolla una novedosa armar nuclear HEMP.

Crecen los reportes que indican que Irán se está preparando para un conflicto militar a gran escala contra Estados Unidos. La teocracia islamista está desarrollando un arma con capacidad nuclear que se dispararía al cielo y destruiría los satélites más importantes de Estados Unidos en cuestión de segundos, creando un apagón informativo en el país.

Así lo explicó en un informe el EMP Task Force on National and Homeland Security, un directorio que asesora al Congreso de los Estados Unidos en temas relacionados a tecnología militar destinada a atacar la red eléctrica y las telecomunicaciones del país.

El organismo está dirigido por el Dr. Peter Vincent Pry, el director del Foro de Estrategiar Nuclear de Estados Unidos y un experto en el tema. “Se registraron movimientos de Irán para fortalecer su propia red y el lanzamiento de la estrategia de pulso electromagnético de gran altitud“, aseguró.

Las intenciones de Irán de explotar HEMP de manera ofensiva pueden reflejarse en sus esfuerzos por proteger al menos algunas de sus infraestructuras críticas del ataque HEMP”, dice el informe, donde se explica que HEMP es el nombre dado a este tipo de armas que tiran un pulso electromagnético de gran altitud. 

El informe surge en medio de conversaciones entre el gobierno de Biden y el flamante presidente iraní Ebrahim Raisi, para una restauración del acuerdo nuclear al que había llegado Barack Obama con Irán pero que fue frustrado por Donald Trump.

El acuerdo implicaba subsidios de Estados Unidos al régimen iraní a cambio de que éste dejara de desarrollar armas nucleares. Sin embargo, Irán aceptó este dinero y simplemente pasó su desarrollo nuclear a la clandestinidad. Cuando Trump se enteró de esto, cortó el pacto.

Pry dijo que las armas EMP pueden apagar efectivamente una nación enteras y que son fáciles de desplegar. Y, agregó, los objetivos son obvios: “Si Irán adquiere o desarrolla capacidades de ataque HEMP nuclear, los objetivos de sus representantes terroristas probablemente serán las poblaciones de Estados Unidos e Israel”.

Su informe instó al Pentágono y al gobierno de Biden a mirar más allá de la lucha de Irán por construir un misil intercontinental y centrarse también en los misiles que apuntan a los satélites.

“Irán ha puesto en órbita satélites civiles en 2008, 2009, 2010, 2015; orbitó un satélite militar; ha suborbitado un mono al espacio y lo ha devuelto sano y salvo (2013); y tiene misiles militares de mediano alcance, más que cualquier otra nación en el Medio Oriente”, escribió con preocupación.

Y finalizó: “Irán no ha demostrado un misil intercontinental militar equipado con un vehículo de reentrada capaz de penetrar la atmósfera, lo suficientemente preciso como para atacar una ciudad. Sin embargo, un ataque de pulso electromagnético a gran altitud (HEMP) no requiere un vehículo de reentrada ni precisión, y afectaría a toda la población del país”.

Iran Emp Threat 22 by Paul Bedard

Seguir Leyendo

Tendencias