Conecte con nosotros

Israel

Asume el nuevo gobierno de coalición izquierda/derecha anti-Netanyahu bajo el liderazgo del derechista Naftali Bennett

Publicado

en

En una reñida votación en el Parlamento, la Coalición por el Cambio logró destronar a Benjamín Netanyahu y hoy mismo asumió el nuevo gobierno liderado por el nacionalista Naftali Bennett, que rotará en 2 años con el izquierdista Yair Lapid.

Este domingo 13 de junio, por la noche de Israel y por la tarde en Argentina, el Parlamento israelí (Knéset) aprobó la asunción del nuevo gobierno de la Coalición por el Cambio, que agrupa partidos de izquierda y de derecha, unidos únicamente por su oposición a la figura del saliente primer ministro Benjamín Netanyahu.

En el evento, donde también juramentó el nuevo primer ministro, todo el nuevo gabinete y el nuevo presidente parlamentario, hizo presencia como último acto oficial el histórico presidente derechista Reuven Rivlin, que tendrá como sucesor al independiente Isaac Herzog.

Este extraño gobierno que asume tendrá mandato hasta 2025, y es el 36avo gobierno del Estado judío. Se compone por una alianza de ocho partidos que comprenden todo el espectro político, desde la izquierda laborista hasta la derecha nacionalista, pasando incluso por musulmanes conservadores.

Hoy mismo asumió el derechista Naftali Bennett como Primer Ministro, líder de la agrupación Yamina, y ex mano derecha de Netanyahu, a quien sucede en el cargo después de 12 años ininterrumpidos como jefe de gobierno de Israel. “Mi gobierno estará a la derecha de mi predecesor“, afirmó Bennett, tratando de traer calma a sus votantes que vieron con malos ojos su unión con la izquierda israelí para llegar al poder.

Según el acuerdo firmado, Bennett estará como premier los primeros dos años, y luego rotará con el centroizquierdista Yair Lapid, quien asumió hoy como Canciller, para concluir los últimos 2 años del mandato.

La Coalición por el Cambio ni siquiera logró una mayoría simple, ya que en la votación no llegó a los 61 votos afirmativos y tuvo que valerse de la abstención de un diputado del partido árabe Ra’am para imponerse.

La histórica votación, que salió 60 a 59, estuvo marcada por una fuerte tensión y enojo de los diputados del Likud, quienes abucheaban al grito de “traidores” a los legisladores de Yamina en el debate previo por haber roto negociaciones con Netanyahu para formar este gobierno con partidos de izquierda.

También juramentó el nuevo Portavoz de la Knéset, quien preside el Parlamento. Este puesto quedará a cargo de Mickey Levy, miembro de Yesh Atid, el partido de Lapid, quién reemplazará a Yeriv Levin, del centro-derechista Likud de Netanyahu.

Naftali Bennett es el nuevo primer ministro de Israel.

Así, como por sorpresa tras un gran acuerdo político, acabó el histórico gobierno de Benjamín “Bibi” Netanyahu, aclamado por muchos de sus seguidores como “Rey de Israel”

Netanyahu supo gobernar en dos mandatos, uno corto de 1996 a 1999 y el más recordado y prolongado, de 2009 a 2021, 12 importantes años en los que renovó completamente al Estado judío, llevándolo a lo más alto del escenario político mundial, convirtiéndolo en la potencia militar indiscutida no solo de Medio Oriente si no que del mundo, y se va incluso habiendo salido primero en las elecciones y habiendo renovado el apoyo mayoritario de la gente.

A pesar de su enorme legado, Netanyahu también deja el gobierno habiendo generado una división social protuberante entorno a su figura. Sus 15 años en el poder le consiguieron un fanatismo importante de una buena parte de la población, que trasciende la izquierda o la derecha, mientras que también logró conseguir fuertes enemigos, tanto de partidos de izquierda como de derecha.

Como muestra de honor y respeto por el legado de Netanyahu, Bennett dijo que va a mantener en funciones al Secretario Militar Avi Blott y va a asesorarse con el mismo asesor de Seguridad Nacional de Bibi, Meir Ben-Shabbat.

Hasta el momento no se sabe los planes del implacable mandatario tras el fin de su gobierno, pero prometió que desde su lugar como diputado en la Knéset será el líder de oposición y trabajará para lograr elecciones anticipadas para poder volver al poder.

En una publicación en Instagram, Netanyahu dijo: “Esto con la cabeza en alto. Lideraré la oposición para derribar a este peligroso gobierno de izquierda, y con la ayuda de Dios va a pasar antes de lo que piensan“.

Israel

Gran avance por la paz: luego de 20 años, Israel vuelve como observador a la Unión Africana

Publicado

en

Israel fue re-ingresado en la Unión Africana como Estado observador y se demuestra que el proceso de pacificación que inició Donald Trump es sólido y perdura incluso sin él.

El Ministerio de Exteriores israelí anunció el jueves pasado que el país se convertirá en Miembro Observador de la Unión Africana, luego de que el embajador israelí en Etiopía, Aleleign Admasu, presentara sus credenciales al presidente de la Comisión de Unión Africana.

Israel solía ser un observador de la organización supranacional predecesora de la Unión Africana, conocida como la Organización para la Unidad Africana (OUA), hasta que ésta se disolvió en 2002. Por conflictos geopolíticos de la época, la Unión Africana no aceptó la incorporación del país judío, a pesar de que estaba en la OUA.

Actualmente, Israel tiene relaciones diplomáticas con 46 de los 55 estados miembro de la Unión Africana, habiendo reestableciendo relaciones con Marruecos el pasado 2020 y entablando lazos diplomáticos con Sudán, en el marco de los Acuerdos Abraham de Trump.

El gobierno de Bennett continúa así con la política de Netanyahu de “volver a África”, es decir, restaurar los lazos con los Estados musulmanes del continente africano, habiendo sido el primer mandatario israelí en visitar África en décadas en 2016, y habiendo restablecido las relaciones diplomáticas con Guinea y Chad durante su mandato.

Esta política tiene dos objetivos principales: primero, reducir y contrarrestar el voto africano contra Israel en las Naciones Unidas, y segundo, abrir mercados para los bienes y servicios israelíes en el continente.

Con este desarrollo, Israel tendrá voz en una unión en la que todavía hay varios países que se suelen oponer a él, incluso denunciando muchas veces al Estado judío y apoyado al terrorismo del Hamás en su contra.

El mandatario Netanyahu durante su visita a Kenia.

Esta noticia es muy importante ya que demuestra continuidad entre la política exterior tan exitosa de Netanyahu en el nuevo gobierno de Naftali Bennett.

Si bien ya se sabía que las políticas de Bennett en este sentido eran las mismas que las de “Bibi”, el hecho de que el centrista Yair Lapid se esté encargando de la Cancillería había puesto bajo serias dudas si Israel seguiría con el proceso de pacificación de la región.

Esto además quiere decir que, a pesar del cambio de gobierno en la Casa Blanca, Israel está determinada a mantener los acuerdos de paz alcanzados por Donald Trump durante su mandato, demostrando que no fue simplemente un acto de conveniencia política si no que logró realmente la paz entre pueblos judíos y musulmanes.

Seguir Leyendo

Israel

El nuevo Ministro de Finanzas israelí Lieberman reduce los beneficios a los ultra-ortodoxos que no trabajen

Publicado

en

Lieberman saldó su promesa de campaña y en una de sus primeras medidas al frente del Ministerio de Finanzas con el nuevo gobierno israelí anunció la puesta en marcha de su plan para eliminar privilegios para los judíos ultra-ortodoxos, provocando la ira de los líderes haredíes.

El Ministro de Finanzas del nuevo gobierno israelí, el liberal de derecha Avigdor Lieberman, mantiene firme sus promesas de reducirle los privilegios al sector ultra-ortodoxo judío y comenzó con la eliminación de uno de sus principales beneficios, la guardería infantil.

Los ultra-ortodoxos, que normalmente pueden aplicar sin requisitos a enormes subsidios al cuidado infantil en las guarderías, ahora bajo la nueva normativa deberán trabajar al menos 24 horas a la semana o estudiar la misma cantidad de tiempo en una institución no-religiosa para poder aplicar a estas ayudas estatales, requisito que existe actualmente para el resto de los israelíes..

Lieberman, que es un judío secular no-practicante que lidera el partido derechista Israel Beitenu, había roto con el anterior gobierno de Benjamín Netanyahu por sus diferencias, entre otras cosas, por estos privilegios que tienen las comunidades más religiosas del país.

Si bien los partidarios de Lieberman aseguran que está logrando una de sus promesas de campaña y saldando una deuda pendiente, sus medidas generaron fuertes conflictos con Aryeh Deri, líder del partido de derecha conservadora y ortodoxa Shas, que acusó la medida de destructiva y malvada, y de Moshe Gafni, líder del ultra-ortodoxo Judaísmo Unido de la Torá (UTJ), que despotricó contra el funcionario.

Sin embargo, el hijo de inmigrantes rusos Lieberman se mantuvo firme en su postura y aclaró que durante su estancia en el Ministerio se asegurará de impulsar el trabajo, eliminar subsidios y recortar regulaciones innecesarias o que acentúan beneficios y privilegios.

Seguir Leyendo

Israel

Bennett le envía una advertencia a Joe Biden: “Negociar con Irán es negociar con verdugos asesinos”

Publicado

en

El derechista jefe del gobierno israelí le pidió a la Casa Blanca que “despierte” antes de volver a las negociaciones con el brutal régimen iraní, que eligió hace una semana al radical Ebrahim Raisi.

El recientemente electo primer ministro israelí, Naftali Bennett, debe enfrentarse a una Irán revitalizada en su misión terrorista con el también recientemente electo presidente iraní Ebrahim Raisi, miembro del ala más radical del régimen religioso.

Esta semana, Bennett le envió una advertencia a Joe Biden, quien busca reavivar el acuerdo nuclear con Irán, para que que “despierte” tras la elección del juez de línea dura como presidente del país. En una reunión televisada del gabinete en Jerusalén, Bennett dijo que Raisi, establecerá un nuevo “régimen de verdugos brutales” en el país.

La elección de Raisi es, diría yo, la última oportunidad para que las potencias mundiales se despierten antes de regresar al acuerdo nuclear y entiendan con quién están haciendo negocios“, dijo Bennett, quien reemplazó a Benjamin Netanyahu hace algunas semanas después de que el ex primer ministro fracasara para formar un nuevo gobierno.

Nunca se debe permitir que un régimen de verdugos asesinos tenga armas de destrucción masiva”, recordó el jefe de gobierno de derecha. “La posición de Israel no cambiará sobre esto“.

Bennett le pide a Joe Biden que “entre en razón” y no negocie con Irán.

Raisi, el Presidente de la Corte Suprema que fue electo presidente hace dos semanas, está bajo sanciones de Estados Unidos por violaciones de derechos humanos, pero esto no ha frenado a los diplomáticos demócratas de volver a iniciar conversaciones para llegar a un acuerdo con Irán.

Bennett continúa con la opinión de Netanyahu de que Estados Unidos no debe volver a unirse al acuerdo nuclear del que se retiró el ex presidente Donald Trump en 2018. Pero la administración Biden reivindica el acuerdo que el gobierno de Obama negoció con las potencias mundiales en 2015, y asegura que es la “única salida al conflicto“.

Este acuerdo, que incluía también a Gran BretañaChinaFranciaRusia Alemania, tenía como objetivo evitar que Irán refine uranio a niveles necesarios para construir una bomba atómica. A cambio de que el régimen iraní acceda a dejar de refinar el material radioactivo a esos niveles, Obama les envió miles de millones de dólares en “ayuda humanitaria.

Pero según pudo demostrar una operación conjunta del gobierno de Estados Unidos e Israel en 2018, Irán simplemente agarró ese dinero y mudó su proceso de refinación a la clandestinidad.

Desfiles militares en Irán, celebrando el triunfo del radical Ebrahim Raisi.

Seguir Leyendo

Trending