Seguinos en redes

Israel

Desde la oposición, Netanyahu expone la fragilidad del gobierno y logra promover su propia agenda anti-inmigración

Publicado

en

La derecha israelí envía un proyecto de ley para endurecer aún más las leyes migratorias luego de que el gobierno de Bennett no pudiera renovar la ley que rige actualmente por diferencias internas de su gobierno.

Benjamín Netanyahu, ahora como líder opositor después de 12 años en el poder, logró una impresionante maniobra política para endurecer las leyes migratorias de Israel.

El derechista Likud ha enviado el jueves pasado al Parlamento un proyecto de ley para regular la política de inmigración israelí y controlar mejor la “reunificación familiar árabe-israelí”, lo que usualmente se refiere al proceso por el cual palestinos de Cisjordania o la Franja de Gaza casados con un árabe israelí obtienen la nacionalidad israelí. 

La ley, que de aprobarse se convertiría en Ley Básica (Israel no tiene una Constitución, y en su lugar tiene una serie de leyes básicas que toman precedencia ante las leyes normales y actúan como una constitución), estipula que una persona que no es residente ni ciudadano no puede obtener la ciudadanía, así como detalla el procedimiento para poder expulsar expeditivamente a inmigrantes ilegales del país

Este proyecto fue apoyado por todos los partidos del bloque comandado por el Likud, que incluye a los partidos religiosos conservadores ShasUTJ Tkuma, además del congresista Amichai Chikli, miembro del partido oficialista Yamina, que a pesar de formar parte del gobierno, se opuso a la alianza de Bennett y Lapid.

La presentación de este proyecto de ley llega un día después de que la coalición gobernante no pudiera obtener los votos necesarios para renovar la ley actual, que prohíbe que palestinos casados con árabes israelíes obtengan la ciudadanía, debido a que el partido árabe Ra’am no apoyó el esfuerzo legislativo.

Naftali Bennett ya sufrió su primera derrota legislativa, tan solo dos semanas después de llegar al gobierno.

Actualmente el gobierno israelí está liderado por una coalición de partidos de izquierda y de derecha, que llegan justo a la mayoría de 61 diputados debido al apoyo del partido árabe Ra’am, que les prestó para la formación sus 4 votos.

El Likud, y los otros partidos de derecha, a pesar de que apoyan la actual ley inmigratoria, y vienen votando para renovarla desde 2003, esta vez decidieron votar en contra para dejar en evidencia la fragilidad del gobierno de Bennett, acusándolo de no poder defender por su propia cuenta la soberanía del país.

Además, Netanyahu, que es un hábil político y fue el artífice de esta maniobra legislativa, aprovechó la oportunidad para promover su propia ley, mucho más dura que la existente hasta el momento. 

Ahora, los partidos anti-Netanyahu del gobierno deberán aprobar su ley, si no quieren dejar a Israel expuesta a una crisis migratoria.

Podemos esperar maniobras similares a esta en los próximos meses, en los que Netanyahu intentará explotar las enormes diferencias ideológicas entre los miembros del actual gobierno para lograr promover su propia agenda, a pesar de no estar más en el gobierno.

El diverso y multitudinario gobierno israelí, que deberá sobrevivir sus propias internas además de las embestidas de Netanyahu.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Israel

Policía israelí arresta a terroristas de Hamas que planeaban atentar contra un parlamentario de derecha

Publicado

en

La policía de Israel arrestó a 5 terroristas de la organización islamista Hamas que planeaban atentar contra el parlamentario de derecha conservadora sionista Itamar Ben Gvir. A su vez, habían comprado un dron con el que iban a atentar contra el sistema de trenes.

Este martes 24 de mayo una corte de Jerusalén encontró culpables a los miembros de una célula terrorista compuesta por 5 hombres vinculados a la organización islamista y nacionalista palestina Hamas.

Los terroristas, detenidos en la zona de Jerusalén Este, planificaron el asesinato del parlamentario Itamar Ben Gvir, del partido de derecha sionista religiosa Otzma Yehudit, además de otros objetivos israelíes, puesto que habían planeado colocar dispositivos explosivos en Jerusalén, capital israelí, atacar con drones armados el sistema de trenes, causar manifestaciones violentas en la zona árabe de la capital y hasta secuestrar soldados israelíes.

El modus operandi del ataque a los trenes fue el más sorprendente para los servicios de inteligencia israelíes, ya que supone un avance tecnológico en los métodos de la organización, que pensaba armar al dron con armas de fuego y grabar todo con una cámara de video.

Los 5 hombres fueron arrestados a principio de abril por la policía y el Shin Bet, el servicio de seguridad interior. De acuerdo a la investigación judicial, el líder de la célula es Rashid Rashek, una importante figura en Hamas.

Hamas planned to target far-right lawmaker Itamar Ben-Gvir, security  officials say
Los 5 terroristas detenidos.

Tras cometer los ataques que planificaban, los terroristas pensaban huir y esconderse en las ciudades palestinas de Hebrón o Jenin.

El martes, tras la difusión del caso en los periódicos locales, Ben Gvir agradeció a las fuerzas de seguridad y culpó a activistas de izquierda por la incitación en su contra y al primer ministro Naftali Bennett y el ministro de Exteriores Yair Lapid por la inacción frente a los agitadores y por incentivar estos ataques hacia él con las acusaciones que le lanzan desde el oficialismo.

“No me voy a esconder de las amenazas y los intentos de asesinato. Espero que (Bennett y Lapid) continúen investigando los cientos de llamados e incitaciones contra mi y persigan a aquellos que instigan e intimidan”, dijo el parlamentario de 46 años.

Ben Gvir, abogado y político, es conocido por sus disputas con árabes-musulmanes, que lo llevaron a vivir bajo constante amenaza de atentados terroristas contra él y su familia, compuesta por su esposa y sus 5 hijos. Por esto, en enero de este año se dio a conocer que tiene consigo un arma cargada en todo momento y un equipo de seguridad privada propio, compuesto por múltiples guardias de seguridad que lo acompañan en público.

Ben Gvir lidera el partido Otzma Yehudit (del cuál es su único parlamentario), que une a dos partidos de derecha dura, el Frente Nacional Judío y Hatikva (“Esperanza”). Aunque ambos son sionistas, el Frente Nacional Judío es judío religioso, socialmente conservador y nacionalista. Por su parte, Hatikva también es nacionalista y socialmente conservador, sin embargo (aún siendo judíos) son considerados seculares, y hacen más hincapié en asuntos económicos, en los cuáles son muy liberales.

Desde 2021 Otzma Yehudit está dentro de la coalición Partido Sionista Religioso, de derecha populista, con Bezalel Smotrich como figura principal. Actualmente, entre toda la coalición, tienen 6 escaños de los 120 del parlamento.

Seguir Leyendo

Israel

Nueva ola de atentados en Israel: Terroristas musulmanes dejan un baño de sangre con tres ataques en 7 días

Publicado

en

El jihadismo no da respiro. Tras los brutales ataques durante Ramadán, los grupos terroristas palestinos lanzan una nueva ola de atentados contra civiles israelíes.

Luego de la ola de atentados de abril por Ramadán, que dejó un saldo de 15 israelíes asesinados, las autoridades del gobierno esperaban un periodo de paz, pero el jihadismo islámico sigue más brutal y sangriento que nunca.

En los últimos 7 días, 3 atentados cometidos por terroristas palestinos han vuelto a poner al país en vilo, mientras el gobierno de Naftali Bennett, que está al borde de quebrarse y llamar elecciones anticipadas, atraviesa un momento de crisis.

El primero de esta última semana ocurrió en Elad, en el centro de Israel, el pasado 5 de mayo. El ataque dejó tres ciudadanos israelíes asesinados y cuatro heridos, y testigos en la escena del crimen de esta ciudad de mayoría judía ultraortodoxa vieron al menos a dos asaltantes, uno con un arma de fuego y otro con un hacha o cuchillo grande.

El ataque coincidió con la celebración del Día de la Independencia de Israel. Las autoridades han pedido a los habitantes de Elad que permanezcan en sus casas mientras se normaliza la situación.

Tres días después, el pasado 8 de mayo, un palestino empezó a atacar a los transeúntes en Jerusalén con un cuchillo hasta que fue abatido por las fuerzas de seguridad. Una sola persona resultó herida de gravedad, un policía fronterizo de 24 años.

El ataque ocurrió cerca de la Puerta de Damasco, en la Ciudad Vieja. El terrorista, identificado como un residente de Ramalá, a cargo de la Autoridad Palestina, y de tan solo 19 años, no murió tras ser impactado por no menos de 5 balas. Fue evacuado al Centro Médico Hadassah Mount Scopus y se encuentra en estado grave, pero vivo.

Por último, este domingo por la noche, un terrorista árabe fue asesinado por la policía fronteriza cuando intentaba infiltrarse en la ciudad de Tekoa, en el área de Gush Etzion, al sur de Jerusalén.

El terrorista trepaba una valla frente a la casa de un miembro del equipo de respuesta rápida de la ciudad. El residente vio al terrorista y le ordenó que se detuviera. Después de que el terrorista lo ignoró, el residente abrió fuego y mató al terrorista.

Las fuerzas de seguridad israelíes fueron enviadas a Tekoa y lanzaron un barrido de seguridad en el área circundante, en busca de cualquier otro terrorista potencialmente involucrado en la infiltración abortada.

Los funcionarios locales han pedido a los residentes que permanezcan en sus casas hasta que las fuerzas de seguridad hayan verificado que se ha eliminado la amenaza. Tras los ataques, Israel permanece en estado de alarma y estima que los ataques no van a parar en el corto plazo.

Seguir Leyendo

Israel

Gaza lanzó un cohete contra Israel, el primero en 4 meses, mientras suben las tensiones por el Ramadán

Publicado

en

Se rumorea un ataque masivo como el del año pasado en los últimos días del Ramadán, mientras una ola de terrorismo islamista azota Israel.

Los terroristas palestinos en Gaza dispararon un cohete contra el sur de Israel por primera vez en cuatro meses este lunes, en una escalada preocupante mientras suben las tensiones por el Ramadán.

En los últimos días, en pleno Pésaj para los judíos (15 a 23 de abril) y Ramadán para los musulmanes (1ro de abril al 1ro de mayo), hubo enfrentamientos en el Monte del Templo de Jerusalén y una ola de ataques islamistas en otros lugares del país, que han dejado más de una decena de muertos y cientos de heridos.

El gobierno israelí dijo que interceptó el cohete con el Domo de Hierro y por el momento no se han reportado víctimas o daños. Israel responsabiliza al grupo terrorista Hamás, que gobierna Gaza, por este proyectil.

La respuesta de las Fuerzas de Defensa Israelí (IDF, por sus siglas en inglés) no tardó en llegar. El ejército israelí atacó varios objetivos en la Franja de Gaza después de la medianoche del martes (hora local), entre ellos un sitio conocido por ser utilizado por los terroristas palestinos para fabricar armas y cohetes.

Los medios afiliados a Hamás informaron que los ataques aéreos israelíes se dirigieron a un sitio operado por facciones palestinas al oeste de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza.

El portavoz de Hamás, Hazem Qassem, trató de minimizar los ataques: “el bombardeo sionista de algunos sitios vacíos es un intento fallido de evitar que nuestro pueblo palestino defienda la ciudad de Jerusalén”. Todos los reportes indican que estos sitios se encontraban llenos de armas y municiones, aunque no había personas a estas horas.

El ataque habría provenido de la Yihad Islámica, otro grupo que opera en la Franja de Gaza, y no particularmente de Hamás. Sin embargo, Hamás tiene suficiente control del enclave como para que ningún grupo dispararía contra Israel sin la aprobación previa del grupo gobernante.

Tras el lanzamiento de cohetes, el primer ministro Naftali Bennett, el ministro de Defensa Benny Gantz y el jefe militar Aviv Kohavi celebraron una reunión para discutir una posible respuesta, según informes de medios locales.

El gobierno israelí teme una repetición del ataque masivo del año pasado en vísperas del Año Nuevo gregoriano, especialmente en los últimos días del Ramadán, que finaliza el 1ro de mayo.

El ataque se produjo en medio de una nueva escalada de las tensiones entre israelíes y palestinos, luego de enfrentamientos y violencia en la Ciudad Vieja de Jerusalén, una serie de ataques terroristas palestinos mortales y una intensificación de la actividad de las FDI contra los grupos terroristas en Cisjordania.

Benjamín Netanyahu, actualmente líder de la oposición, recordó que estos ataques los hacen los grupos terroristas que controlan la Franja de Gaza porque el actual gobierno evoca debilidad con sus actos.

Debe formarse inmediatamente un gobierno fuerte de derecha que restaure la paz y la seguridad a los ciudadanos de Israel“, publicó en Twitter junto a un video de los hechos.

El líder del Likud recientemente operó para que dos parlamentarios del partido de Bennett renuncien a la coalición de gobierno y formen su propio bloque opositor. Esto deja al oficialismo sin los 61 votos necesarios para mantener la mayoría, y el gobierno “anti-Netanyahu”, que junta partidos de izquierda y de derecha, caerá en noviembre cuando se tenga que votar el presupuesto para 2023.

Durante los 15 años de gobierno de Netanyahu, los ataques desde la Franja de Gaza fueron los más bajos desde que Ariel Sharon evacuó el enclave y lo dejó a merced del terrorismo palestino. Este es un dato que el ex primer ministro no para de repetir y se lo echa en cara al gobierno cada vez que habla en el Parlamento.

Seguir Leyendo

Tendencias