Conecte con nosotros

Israel

El Gobierno de Unidad empieza a dividirse y Netanyahu amenaza con nuevas elecciones

El Gobierno de Unidad de Netanyahu y Gantz atraviesa momentos difíciles y se habla de llamar a las cuartas elecciones en menos de dos años en Israel. La falta de un consenso para el presupuesto y la desconfianza mutua ponen en juego otra crisis política en el país.

Publicado

en

El coronavirus no es el único problema que inquieta al Estado de Israel. El celebrado Gobierno de Unidad, formado en mayo entre los líderes del Likud y Kahol Lavan, está viviendo momentos de alta tensión. El acuerdo firmado para la gobernanza incluye presupuestos a aprobar y rotación de cargos, que muchos creen que no se cumplirán.
El presidente y Jefe de Estado israelí, Reuven Rivlin, ha hecho lo imposible por formar consensos amplios para garantizar un gobierno en Israel que termine con la crisis política en el país.
Es notorio que ni Gantz ni Netanyahu confían el uno en el otro, pero el presidente Rivlin advirtió que unas cuartas elecciones serían catastróficas para el país ya que harían crecer de manera inédita la inestabilidad política de Israel.
Pocos creen que Netanyahu, la figura más importante de las últimas dos décadas en la política israelí, vaya a dejar el cargo de Primer Ministro en dos años ante su anterior rival, Benny Gantz, como fue acordado en la formación del Gobierno de Unidad. 
Gantz, su mayor rival en las últimas tres elecciones, realizó una jugada política sin precedentes y con un gran pragmatismo traicionó a su aliado Yair Lapid y a grandes sectores de la centro-izquierda y decidió unirse a Netanyahu, pero también siendo consciente de que “Bibi” no le iba a hacer fácil la sucesión. 

A la izquierda Gantz. A la derecha Netanyahu. Fuente: Agencia Judía de Noticias

Ad

En las últimas semanas han circulado encuestas sobre las posibles nuevas elecciones, donde tanto el centro-derechista Likud como la fuerza centrista de Gantz retroceden en número de bancas, pero Yamina, el partido de derecha populista liderado por Naftali Bennett y Ayelet Shaked, crece de forma exponencial marcando una gran subida de la popularidad de la derecha dura israelí.

Yamina ha participado en negociaciones para gobernar en coalición con el Likud en el pasado, pero estas nunca prosperaron y de hecho el “ala pro-Netanyahu” quebró y se separó como el partido La Casa Judía, que sí forma parte del Gobierno de Unidad.

Mucho votante histórico de Netanyahu hoy sienten un fuerte descontento por cómo el Primer Ministro ha manejado la pandemia, y están quienes creen que se ha excedido de su mandato legal en las cuarentenas que se instalaron a lo largo del país para enfrentar la pandemia, dejando a muchas personas en la calle y en la pobreza por estas decisiones.

Es por esto que, como Yamina comparte casi toda la misma agenda que el Likud, incluso en algunos puntos de manera más decisiva, los votantes de centro-derecha han empezado a indicar en las encuestas que en unas futuras elecciones cambiarían su voto de Netanyahu a Bennett.

Esto quiere decir que de darse estos resultados, Netanyahu debería finalmente ceder a las demandas de Yamina si quiere asegurarse la permanencia al frente del Gobierno.

Ad

El Likud, si bien lo ha intentado con figuras como las del diputado Gideon Sa’ar, no ha establecido una clara línea sucesoria al liderazgo de Netanyahu, que ya lleva 11 años en el cargo de manera ininterrumpida, con enormes logros en su espalda y habiendo comandado al país a través de numerosos conflictos de manera exitosa, pero el desgaste de la eterna vida política ya están empezando a notarse.

A corto plazo no es un problema, su popularidad a pesar de los enormes ataques que ha recibido demuestran que hay Netanyahu para rato, pero a largo plazo y pensando en la estabilidad del principal partido de la derecha israelí, es necesario que Netanyahu deje un sucesor fuerte en el partido fundado por el gran ex-Primer Ministro Beguin, para evitar que el Likud caiga cuando él caiga.

El costo político de una nueva elección es algo que deberán asumir todos los líderes si es que siguen con esta premisa de división política. En caso de que se apruebe el presupuesto en la Knesset, requisito indispensable para el Gobierno de Unidad, el futuro puede ser distinto. Sin embargo, es difícil augurar un horizonte estable de la alianza Gantz-Netanyahu.

Gideon Sa’ar, nombre que suena para suceder a Netanyahu en algún futuro al frente del Likud.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Israel

Histórica reunión entre Naftali Bennett y Al Sisi en Egipto sin la tutela de Estados Unidos

Publicado

en

Es la primera visita al país árabe de un primer ministro de Israel en 10 años y la primera que se hace sin la participación, directa o indirecta, de la diplomacia estadounidense. El tópico fue la paz en la región.

El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, recibió ayer al nuevo primer ministro israelí, Naftali Bennett, en la ciudad costera de Sharm al Sheij, donde trataron temas como las relaciones bilaterales y el terrorismo palestino, en la primera visita de un jefe del Gobierno de Israel al país árabe en más de una década.

Según un comunicado de la Presidencia egipcia, durante esta reunión se abordó “la evolución de las relaciones bilaterales en varios campos”, así como “los últimos desarrollos a nivel regional e internacional, en especial aquellos relacionados con la causa palestina”.

Al Sisi trasladó a Bennett “la importancia del respaldo de la comunidad internacional a los esfuerzos de Egipto para reconstruir los territorios palestinos”, así como “de mantener la calma entre las partes palestina e israelí”, de acuerdo con el comunicado oficial.

Por su parte, la oficina del primer ministro israelí informó en un comunicado que Bennett “enfatizó el significante papel que ejerce Egipto a la hora de mantener la estabilidad de la seguridad en la Franja de Gaza y para encontrar una solución al tema de los prisioneros y las personas desaparecidas”.

Egipto medió para alcanzar la tregua entre Israel y el movimiento terrorista Hamás tras la guerra de bombas a principios de año, y ha mantenido conversaciones con sus respectivas delegaciones para acordar un intercambio de prisioneros, además de aportar millones de dólares para la reconstrucción del enclave palestino.

Bennett, quien asumió el cargo en junio, fue invitado a Egipto por Al Sisi el mes pasado, pero hasta ahora su visita no tenía fecha y se había mantenido en secreto hasta ayer mismo.

El 6 de enero de 2011 fue la última vez que un primer ministro israelí visitó el país de los faraones, y Benjamin Netanyahu se reunió entonces con Hosni Mubarak, pocas semanas antes de que el líder egipcio fuera depuesto.

Bennett y Sisi hablan de la amenaza iraní y de Hamás

Egipto ha hospedado varias cumbres y reuniones sobre el proceso de paz palestino-israelí y es el principal mediador entre Israel y el movimiento islamista terrorista Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, fronteriza con Egipto y un foco de tensión tanto para el Gobierno egipcio como para el israelí.

El domingo, cuando propuso “mejorar” las condiciones de vida de los gazatíes a cambio de un compromiso de “calma” por parte de Hamas, el jefe de la diplomacia israelí, Yair Lapid, volvió a recordar “la importancia vital de Egipto”.

Este proyecto, recalcó, “no verá la luz sin el apoyo y la participación de los socios egipcios y su capacidad para hablar con todas las partes implicadas”.

Tanto Al Sisi, como Netanyahu y Bennett son aliados de Trump y durante los últimos 4 años han trabajado arduamente para mantener en la calma en la región, diplomacia que se desplomó cuando llegó Joe Biden a la presidencia, pero ahora ambos gobierno, el egipcio y el israelí, están aprendiendo a negociar entre ellos sin la intermediación de Estados Unidos, por primera vez en 10 años.

Seguir Leyendo

Israel

Seis terroristas palestinos se escaparon por un túnel que cavaron en una prisión israelí de máxima seguridad

Publicado

en

Entre los fugitivos está el ex jefe de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, lo que desató una masiva operación de búsqueda de las fuerzas de seguridad de Israel.

Seis palestinos, entre ellos un ex jefe de un grupo armado terrorista palestino, se fugaron de una prisión del norte de Israel este lunes, a través de un túnel cavado bajo un lavabo, lo que desencadenó una masiva operación de búsqueda por las autoridades israelíes.

En un comunicado, el Servicio de Prisiones de Israel (IPS), indicó que la alerta se activó a las 3 a.m. hora local, tras recibir informaciones de “siluetas sospechosas” alrededor de la prisión Gilboa.

Los servicios penitenciarios indicaron que están reubicando a los 400 presos de Gilboa detenidos por “delitos contra la seguridad”, ante la posibilidad de que se hayan cavado más túneles en este establecimiento.

El agujero que hicieron es extremadamente pequeño y todavía se está analizando cómo hicieron para escaparse por allí, en un escape que recuerda a la fuga del jefe narco Pablo Escobar de la cárcel La Catedral en 1991.

Las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) se pusieron a disposición de la policía para la búsqueda, y puso en preparación a sus tropas por si se requiriera una intervención en Cisjordania para buscarlos.

La policía, el ejército y agentes de la poderosa agencia israelí de seguridad interior Shin Bet se han sumado a la operación de búsqueda. Se han instalado puestos de control en torno a la zona de Gilboa, con perros rastreadores.

La insólita fuga de seis palestinos de una cárcel de alta seguridad en  Israel - BBC News Mundo
Agentes de seguridad inspeccionan el orificio por donde los reos lograron fugarse de la prisión de Gilboa, en el norte de Israel.

Ex líder de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa

El Club de Prisioneros palestinos, una organización instalada en Cisjordania, identificó a los fugados. Entre ellos figura Zakaria al Zubeidi, un conocido ex líder del grupo terrorista de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, el brazo armado de la organización Al Fatah, que responde al dirigente Mahmud Abás, máxima autoridad de la estructura de gobierno palestina.

Según la prensa israelí, es casi una certeza que los fugados hayan regresado a Cisjordania, un territorio que fue recuperado por Israel desde 1967, pero que por su enorme población árabe, muchos sectores son controlados por grupos palestinos.

Horas después de la fuga, Israel atacó el sur de la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de globos incendiarios a su territorio desde el enclave palestino, sin que se registraran víctimas. Se cree que Hamás atacó en un ataque coordinado para permitir la fuga de estos reos.

Seguir Leyendo

Israel

Con prácticamente toda la población vacunada, Israel tiene récord de contagios

Publicado

en

A pesar de la fuerte bajada de los casos en los últimos meses, la vida prácticamente normal que llevaban los ciudadanos hasta hace pocos días y la alta tasa de vacunación, Israel se enfrenta a su tercer día consecutivo con récord de nuevos contagios en lo que parece ser un fuerte recrudecimiento de la pandemia.

Los nuevos datos de COVID alarman a todo el gobierno y la ciudadanía israelí, haciendo que los funcionarios de salud vuelvan a forzar restricciones sanitarias sobre la ciudadanía, a pesar se prácticamente toda la población está vacunada, muchos hasta con 3 dosis.

Por suerte, de los 11 mil nuevos casos positivos de COVID del miércoles 1 de septiembre, un récord histórico, al menos la mitad son menores de 18, haciendo que las muertes sean extremadamente bajas.

Israel ha vacunado, principalmente con la marca Pfizer, al 76% de la población de más de 12 años de edad. Lo cual levanta una alarma por la efectivdad que la empresa norteamericana dijo que su vacuna tenía contra la variante Delta.

Aunque muchos de los menores de 18 no están vacunados contra el coronavirus por su joven edad, sus organismos son fuertes y pese al récord de nuevos casos, este primero de mes apenas hubieron 43 muertes.

De todas formas, preocupa fuertemente que Israel está primero a nivel global en casos diarios positivos de COVID nuevos por millón de habitantes en los últimos 7 días, a pesar de su alto nivel de vacunación y las severas restricciones que ha puesto el gobierno de Naftali Bennett, como por ejemplo pasaportes de vacunación para no mezclar vacunados con no vacunados.

En esta tercera olatambién hay datos esperanzadores, como que los casos de pacientes en grave riesgo de muerte no paran de disminuir semana a semana, siendo apenas 750 en todo Israel esta semana.

Seguir Leyendo

Trending