Conecte con nosotros

Israel

La oposición en Israel se divide y Netanyahu tiene el camino libre para ser reelegido

Tan solo unos días después de que Benny Gantz asuma como presidente del Parlamento, la coalición opositora al actual Primer Ministro, Benjamin Netanyahu, se divide en dos. Los que apoyan a Gantz y al gobierno de unidad y los que apoyan a Lapid y la oposición a Netanyahu.

Publicado

en

Tras los sucesos inesperados de esta semana en Israel explicados en detalle por La Derecha Diario, surgió una grieta en la coalición opositora Kahol Lavan. Por un lado, los que apoyan a Benny Gantz y al gobierno de unidad junto al Likud de “Bibi” Netanyahu y, por otro, los que apoyan a Yair Lapid y su oposición a Netanyahu.

La coalición con sede en Tel Aviv, Kahol Lavan (Azul y Blanco), fue fundada el 21 de Febrero de 2019 bajo el liderazgo de Gantz, con el apoyo de Lapid y Yalón, líder del partido Telem, con el objetivo de destronar a Benjamin Netanyahu. En sus primeras elecciones en Abril del año pasado casi logran alcanzarlo, llevándose un 26% de los comicios frente al 26,5% de Bibi.

Benny Gantz con su uniforme de General junto al ex-Ministro de Defensa de Israel, Moshe Yalón.

Gantz se quedará con 17 escaños, siendo 15 del partido “Resiliencia Por Israel” de centro-izquierda y 2 de una facción del centro-derechista Telem, pavimentando el camino hacia un gobierno de unidad nacional entre Gantz y Netanyahu para hacerle frente al coronavirus.

Por otro lado, el periodista, escritor, actor y político, Yair Lapid, del partido de centro-liberal Yesh Atid, seguirán oponiéndose a una alianza con Netanyahu. Su bloque, que ahora pasa a ser la primer oposición, está conformado por 13 escaños de Yesh Atid y 3 de la facción anti-Netanyahu de Telem.

La parlamentaria Pnina Tamano-Shata, del partido Yesh Atid, se pasó a Resiliencia por Israel para estar del lado de Gantz tras declarar que Lapid esta “gravemente equivocado” al oponerse a un gobierno de unidad, mientras que la primer mujer drusa en la historia del Knesset, Gadeer Mreeh, pasó al bando de Lapid.

Un gobierno de coalición de Netanyahu, se vería formado por 36 escaños del Likud, 17 de Kahol Lavan, 9 de Shas, y 6 de Yamina, totalizando 68 escaños y pasando de largo el tan codiciado mínimo de 61. Inclusive, podría contar con el apoyo de los 7 escaños de UTJ, para llegar a un gran gobierno de coalición de 75 de los 120 escaños del parlamento israelí.

La oposición quedaría dividida; 16 escaños de Yesh Atid + Telem por un lado, la Lista Conjunta de árabes con 15 bancas por otro. Además, los 7 escaños del laborismo, que apoyaba a Gantz pero jamás se sumarían a un gobierno de coalición con Netanyahu, quedarían sueltos pero eventualmente podrían sumarse a una alianza con Yair Lapid.

Por último, quien supo ser el “king-maker”, responsable de poner un bloqueo político que arrastró a Israel por tres elecciones en 11 meses, Avigdon Lieberman de Yisrael Beiteinu, se quedó sin el pan y sin la torta, y sus 7 escaños (ahora desvalorizados), terminarán en alguna coalición sea oficialista u opositora, pero sin influencia real que es lo que él estaba buscando.

Yair Lapid en el bunker de Yesh Atid, celebrando haber quedado segundo en las elecciones de 2013

En tan solo unas pocas horas, todo el esquema político israelí cambió completamente. Todo indica que Netanyahu volverá a ser reelegido como Primer Ministro, cargo que mantiene hace más de 10 años, esta vez con Benny Gantz de su lado como líder del parlamento. Su principal opositor, que hasta hace unos días era Gantz, ahora será el controversial Yair Lapid, quien supo ser el ministro de economía de Netanyahu hace no muchos años atrás, y contará con el apoyo de Moshe Yalón.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Israel

Israel re-captura a los 6 terroristas palestinos que se escaparon de una prisión de máxima seguridad

Publicado

en

A pesar de las fuertes críticas por el escape de 6 terroristas palestinos presos, Israel confirmó la re-captura de todos los implicados. Ciudadanos palestinos salieron a las calles a protestar en favor de los violentos reos tras su vuelta a prisión.

Este domingo 19 de septiembre Israel amaneció con la noticia de que las fuerzas de seguridad lograron re-capturar a los terroristas palestinos que se habían escapado de la cárcel de máxima seguridad de Gilboa (al norte), el pasado 6 de septiembre, utilizando un túnel que lograron excavar.

Los seis presos fueron condenados por intentos separados de llevar a cabo ataques terroristas contra ciudadanos israelíes, y todos pertenecen a grupos terroristas de origen árabe.

Mientras que 5 de los 6 pertenecen al grupo Yihad Islámica Palestina, uno de los re-capturados es un antiguo líder de las Brigadas de Mártires de Al Aqsa, el brazo terrorista-militar del partido político de extrema izquierda anti-sionista Fatah.

Los prisioneros se habían escapado a Cisjordania, donde creyeron que podían ocultarse de las autoridades israelíes un tiempo para luego volver a la Franja de Gaza. Sin embargo, el buen trabajo de Benjamin Netanyahu en los últimos años extendiendo la presencia de las fuerzas de seguridad e inteligencia en Judea y Samaria permitieron que el nuevo gobierno israelí hallara en tiempo récord a los exiliados.

Hasta el momento, la Autoridad Nacional Palestina no comentó nada sobre los prisioneros que se dieron a la fuga ni su posterior captura, pero hubo una serie de protestas en la ciudad de Jenín por parte de palestinos, donde finalmente fueron encontrados los terroristas escondidos. Se espera que ahora que los palestinos saldrán a protestar en favor de los terroristas y reclamar por su liberación.

El túnel utilizado por los prisioneros para escapar. La salida, un terreno baldío en los exteriores de la cárcel. Se desconoce como cavaron el túnel.

Seguir Leyendo

Israel

Histórica reunión entre Naftali Bennett y Al Sisi en Egipto sin la tutela de Estados Unidos

Publicado

en

Es la primera visita al país árabe de un primer ministro de Israel en 10 años y la primera que se hace sin la participación, directa o indirecta, de la diplomacia estadounidense. El tópico fue la paz en la región.

El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, recibió ayer al nuevo primer ministro israelí, Naftali Bennett, en la ciudad costera de Sharm al Sheij, donde trataron temas como las relaciones bilaterales y el terrorismo palestino, en la primera visita de un jefe del Gobierno de Israel al país árabe en más de una década.

Según un comunicado de la Presidencia egipcia, durante esta reunión se abordó “la evolución de las relaciones bilaterales en varios campos”, así como “los últimos desarrollos a nivel regional e internacional, en especial aquellos relacionados con la causa palestina”.

Al Sisi trasladó a Bennett “la importancia del respaldo de la comunidad internacional a los esfuerzos de Egipto para reconstruir los territorios palestinos”, así como “de mantener la calma entre las partes palestina e israelí”, de acuerdo con el comunicado oficial.

Por su parte, la oficina del primer ministro israelí informó en un comunicado que Bennett “enfatizó el significante papel que ejerce Egipto a la hora de mantener la estabilidad de la seguridad en la Franja de Gaza y para encontrar una solución al tema de los prisioneros y las personas desaparecidas”.

Egipto medió para alcanzar la tregua entre Israel y el movimiento terrorista Hamás tras la guerra de bombas a principios de año, y ha mantenido conversaciones con sus respectivas delegaciones para acordar un intercambio de prisioneros, además de aportar millones de dólares para la reconstrucción del enclave palestino.

Bennett, quien asumió el cargo en junio, fue invitado a Egipto por Al Sisi el mes pasado, pero hasta ahora su visita no tenía fecha y se había mantenido en secreto hasta ayer mismo.

El 6 de enero de 2011 fue la última vez que un primer ministro israelí visitó el país de los faraones, y Benjamin Netanyahu se reunió entonces con Hosni Mubarak, pocas semanas antes de que el líder egipcio fuera depuesto.

Bennett y Sisi hablan de la amenaza iraní y de Hamás

Egipto ha hospedado varias cumbres y reuniones sobre el proceso de paz palestino-israelí y es el principal mediador entre Israel y el movimiento islamista terrorista Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, fronteriza con Egipto y un foco de tensión tanto para el Gobierno egipcio como para el israelí.

El domingo, cuando propuso “mejorar” las condiciones de vida de los gazatíes a cambio de un compromiso de “calma” por parte de Hamas, el jefe de la diplomacia israelí, Yair Lapid, volvió a recordar “la importancia vital de Egipto”.

Este proyecto, recalcó, “no verá la luz sin el apoyo y la participación de los socios egipcios y su capacidad para hablar con todas las partes implicadas”.

Tanto Al Sisi, como Netanyahu y Bennett son aliados de Trump y durante los últimos 4 años han trabajado arduamente para mantener en la calma en la región, diplomacia que se desplomó cuando llegó Joe Biden a la presidencia, pero ahora ambos gobierno, el egipcio y el israelí, están aprendiendo a negociar entre ellos sin la intermediación de Estados Unidos, por primera vez en 10 años.

Seguir Leyendo

Israel

Seis terroristas palestinos se escaparon por un túnel que cavaron en una prisión israelí de máxima seguridad

Publicado

en

Entre los fugitivos está el ex jefe de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, lo que desató una masiva operación de búsqueda de las fuerzas de seguridad de Israel.

Seis palestinos, entre ellos un ex jefe de un grupo armado terrorista palestino, se fugaron de una prisión del norte de Israel este lunes, a través de un túnel cavado bajo un lavabo, lo que desencadenó una masiva operación de búsqueda por las autoridades israelíes.

En un comunicado, el Servicio de Prisiones de Israel (IPS), indicó que la alerta se activó a las 3 a.m. hora local, tras recibir informaciones de “siluetas sospechosas” alrededor de la prisión Gilboa.

Los servicios penitenciarios indicaron que están reubicando a los 400 presos de Gilboa detenidos por “delitos contra la seguridad”, ante la posibilidad de que se hayan cavado más túneles en este establecimiento.

El agujero que hicieron es extremadamente pequeño y todavía se está analizando cómo hicieron para escaparse por allí, en un escape que recuerda a la fuga del jefe narco Pablo Escobar de la cárcel La Catedral en 1991.

Las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) se pusieron a disposición de la policía para la búsqueda, y puso en preparación a sus tropas por si se requiriera una intervención en Cisjordania para buscarlos.

La policía, el ejército y agentes de la poderosa agencia israelí de seguridad interior Shin Bet se han sumado a la operación de búsqueda. Se han instalado puestos de control en torno a la zona de Gilboa, con perros rastreadores.

La insólita fuga de seis palestinos de una cárcel de alta seguridad en  Israel - BBC News Mundo
Agentes de seguridad inspeccionan el orificio por donde los reos lograron fugarse de la prisión de Gilboa, en el norte de Israel.

Ex líder de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa

El Club de Prisioneros palestinos, una organización instalada en Cisjordania, identificó a los fugados. Entre ellos figura Zakaria al Zubeidi, un conocido ex líder del grupo terrorista de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, el brazo armado de la organización Al Fatah, que responde al dirigente Mahmud Abás, máxima autoridad de la estructura de gobierno palestina.

Según la prensa israelí, es casi una certeza que los fugados hayan regresado a Cisjordania, un territorio que fue recuperado por Israel desde 1967, pero que por su enorme población árabe, muchos sectores son controlados por grupos palestinos.

Horas después de la fuga, Israel atacó el sur de la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de globos incendiarios a su territorio desde el enclave palestino, sin que se registraran víctimas. Se cree que Hamás atacó en un ataque coordinado para permitir la fuga de estos reos.

Seguir Leyendo

Trending