Seguinos en redes

Israel

Lapid pidió entregarle tierras a los palestinos en la ONU y analistas aseguran que le regaló la elección a la derecha

Publicado

en

En su discurso del jueves ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, Yair Lapid, Primer Ministro israelí, propuso unilateralmente impulsar la solución de los dos Estados con Palestina.

El Primer Ministro israelí, Yair Lapid, quien ocupa el cargo de manera interina hasta las próximas elecciones en noviembre, dijo en la reunión del jueves de la Asamblea General de las Naciones Unidas que la solución de los “dos Estados” entre Palestina e Israel es “lo correcto” para Israel.

Para muchos su declaración es “regalarle la elección a la derecha”, en palabras del vocero del principal partido opositor, el Likud. Es la primera vez en muchos años que un Primer Ministro israelí en funciones plantea esta postura ante las Naciones Unidas.

Luego de que Lapid estableciera el primer gobierno israelí-palestino, ahora quiere establecer un estado palestino en la frontera de Kfar Saba, Netanya y el Aeropuerto Ben Gurión, y entregar territorios patrios a nuestros enemigos. Durante años, Netanyahu logró eliminar la cuestión palestina de la agenda mundial, y Lapid volvió a poner en primer plano a Mahmud Abás en menos de un año”, criticó el partido de derecha.

La decisión de Lapid de dar un respaldo unilateral a la solución de los “dos Estados”, uno israelí y otro palestino, marca un rotundo cambio con respecto a la postura del antiguo Primer Ministro, Benjamin Netanyahu, quien solo estaba dispuesto a aceptar esta opción si los palestinos también lo hacían.

“Un acuerdo con los palestinos, basado en dos estados para dos pueblos, es lo correcto para la seguridad de Israel, para la economía de Israel y para el futuro de nuestros hijos”, declaró en el estrado Lapid.

A pesar de todos los obstáculos, todavía hoy una gran mayoría de israelíes apoya la visión de la solución de dos Estados”, sentenció Lapid, y agregó que él es uno de ellos. 

Cabe recordar que en los Acuerdos de Abraham, Trump y Netanyahu le habían ofrecido crear un Estado Palestino a la Autoridad Palestina, conducida por Mahmud Abás, pero los líderes terroristas rechazaron la oferta.

Agregó que Israel tenía una sola condición para la definitiva creación de un Estado palestino: “Que un futuro estado palestino sea pacífico. Que no se convertirá en otra base terrorista desde la cual amenazar el bienestar y la existencia misma de Israel. Que tendremos la capacidad de proteger la seguridad de todos los ciudadanos de Israel, en todo momento”.

Su pedido de paz llegan en un momento crítico en la política israelí. Las organizaciones terroristas palestinas vienen causando una ola de terror en Israel, mientras las coaliciones en el Parlamento se preparan para las quintas elecciones en cuatro años, el próximo 1ro de noviembre.

Lapid conduce una coalición que perdió recientemente la mayoría, que agrupa partidos de derecha, de izquierda, e incluso árabes, todos unidos con un solo objetivo: evitar que Netanyahu vuelva al poder.

Sin embargo, estas declaraciones parecen haber tenido el efecto contrario. Los partidos de derecha del oficialismo salieron con duras críticas contra Lapid, y Netanyahu velozmente replicó con un fuerte comunicado contra la entrega de tierras a los palestinos.

En un comunicado emitido mientras Lapid todavía pronunciaba su discurso ante la Asamblea, Netanyahu acusó al Primer Ministro de “traer a los palestinos de vuelta a la vanguardia del escenario mundial y poner a Israel directamente en el pozo palestino”.

Benjamin Netanyahu.

“Lapid está poniendo a los palestinos al frente del escenario mundial y poniendo a Israel justo en la trampa palestina”, dijo Netnayahu, y agregó que “no permitiremos a Lapid establecer un Estado palestino y devolvernos al desastre de Oslo”, en referencia a los Acuerdos de Oslo de 1953. “Lapid pone en peligro nuestro futuro y nuestra existencia”, sentenció Netanyahu.

Estos acuerdos fueron una serie de pactos alcanzados entre el entonces presidente de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), el caudillo terrorista Yaser Arafat, y el Primer Ministro israelí, Isaac Rabin. Finalmente, los acuerdos fueron firmados en el jardín de la Casa Blanca en 1993 bajo la presidencia de Bill Clinton, pero duraron muy poco. Arafat los rompió pocos días después con una serie de ataques terroristas que ordenó en suelo israelí.

En la actualidad, ambas partes critican lo acordado en aquel entonces. Los israelíes culpan a Rabin por haber dado presencia internacional a Palestina, mientras dejaba de lado la lucha contra el terrorismo de Hamás, y señalan que tras los acuerdos se produjo una escalada de violencia con ataques suicidas en diferentes puntos de Israel. Los palestinos, por su parte, acusan que los acuerdos permitieron a los israelíes expandirse en sus territorios y culpan al extremista judío que asesinó a Isaac Rabin de terminar de sepultar un proceso que encontró múltiples dificultades para prosperar.

Por su parte, Betzalel Smotrich, líder de la formación derechista Sionismo Religioso, afirmó que permitir los dos Estados sería “una rendición vergonzosa ante el terrorismo y un intento por dividir el país, regalar territorios y expulsar a miles de judíos de sus hogares”.

Avigdor Lieberman, actual ministro de Finanzas israelí y líder de centroderecha, dijo que “en el contexto de la ola de terrorismo palestino y las escandalosas declaraciones de Abu Mazen en Berlín, toda charla sobre el establecimiento de un Estado palestino equivale a rendirse al terrorismo”, refiriéndose al reciente discurso de Abás en Alemania, en el que acusó erróneamente a Israel de cometer “50 holocaustos” contra su pueblo.

Por su parte, Ayelet Shaked, actual ministra de Interior y líder del partido Hogar Judío, también de derecha, dijo que “esto es solo un truco electoral. Nunca permitiremos la creación de un estado terrorista palestino en el corazón de la Tierra de Israel. Tal estado sería un semillero de extremismo, terror e inestabilidad regional”. Shaked pidió perdón por ser parte de este gobierno y aseguró que permanece en el cargo solamente para no generar una crisis política en Israel a tan poco tiempo de las elecciones.

Por el contrario, estas declaraciones de Lapid se han ganado el aplauso de los partidos centristas y de izquierda de la coalición gobernante.Solo si nos separamos de los palestinos bajo la fórmula de dos Estados, evitaremos convertir a Israel en un estado binacional”, dijo el ministro de Seguridad Interna, Omer Bar Lev, del laborismo.

También, fueron aplaudidas por el embajador de Estados Unidos en Israel, Tom Nides, quien calificó el discurso de “valiente”. “La coexistencia pacífica es solo un camino a seguir. Como POTUS instó aquí en julio, dos pueblos, con raíces profundas y antiguas en esta tierra, que viven uno al lado del otro en paz y seguridad”, publicó Nides en su cuenta de Twitter.

Estas declaraciones llegan a solo tres meses de que Joe Biden, en julio, durante su visita a Israel, afirmara que la mejor manera de lograr una paz duradera entre palestinos e israelíes es “la solución de dos Estados”.

Biden y Lapid, dos mandatarios de izquierda, firmando acuerdos entre sus países.

Con respecto al discurso, Joe Biden no tardó en elogiarlo por su supuesta valentía: “No podría estar más de acuerdo”, publicó en Twitter. Biden en su momento criticó duramente la propuesta de dos Estados de Trump durante los Acuerdos de Abraham, pero ahora parece aplaudir la rendición total de Israel al terrorismo palestino.

Desde Palestina también se produjeron reacciones a las declaraciones de Lapid.  Wasel Abu Youssef, alto cargo de la OLP, dijo que las palabras de Lapid “no significan nada”. “Quien quiera una solución de dos Estados debe aplicarla sobre el terreno”, lo que significa que Israel debería detener la expansión de los asentamientos y reconocer a Jerusalén Este como capital del Estado palestino.

Los palestinos rechazaron una y otra vez a lo largo de su historia la solución de los dos Estados. Todos sus dirigentes ratificaron en cada ocasión que pudieron su objetivo: erradicar el Estado de Israel de Medio Oriente.

Con respecto a la situación iraní, Lapid pasó una buena parte de su discurso centrándose en las amenazas de Irán, al que acusa de perseguir armas nucleares. “Si el régimen iraní obtiene un arma nuclear, la usarán”, dijo Lapid, pidiendo al mundo que presente una “amenaza militar creíble”. “Debe quedar claro a Irán que si avanza en su programa nuclear, el mundo no responderá con palabras, sino con fuerza militar”, agregó. Refiriéndose a su país, “tenemos capacidades y no tenemos miedo de usarlas” dijo.

Además, Lapid prometió que Israel se defenderá de cualquier manera posible de las amenazas iraníes. No obstante, recordemos que el gobierno demócrata de Biden ha decidido aflojar la presión sobre Irán y busca una solución diplomática.

También acusó al mundo de silencio frente a los llamados iraníes a la destrucción de Israel.  Y agregó, refiriéndose a la ONU, que “este edificio está en silencio”. “¿De qué tienen miedo? ¿Ha habido alguna vez en la historia de la humanidad en el que el silencio haya detenido la violencia?”, cerró.

Por ello, Lapid acusó al mundo de “elegir la opción fácil”. Israel, en cambio, no puede hacer eso, por lo que “hará lo que sea necesario” para evitar que Teherán obtenga un arma nuclear. “No nos quedaremos de brazos cruzados mientras haya quienes intenten matarnos. No otra vez. Nunca más”, concluyó el mandatario.

Israel

Un oficial de las Fuerzas de Defensa de Israel fue asesinado por terroristas palestinos cerca de las barreras de seguridad de Cisjordania

Publicado

en

Terroristas palestinos abrieron fuego contra las Fuerzas de Defensa de Israel en la zona de separación al norte de Jenin, terminando con la vida del mayor Bar Falah, de 30 años, y de los dos palestinos.

Un oficial de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) murió este miércoles por la mañana luego de que dos terroristas palestinos abrieran fuego contra los soldados israelíes que intentaban detenerlos cerca de la barrera de seguridad de Cisjordania. Los dos hombres armados, uno de los cuales era miembro de los servicios de seguridad de la Autoridad Palestina, murieron en el tiroteo posterior.

Las FDI confirmaron la muerte de Bar Falah, subcomandante de la unidad de reconocimiento de élite Nahal, horas después del incidente y dijeron que su familia había sido informada del hecho. El oficial tenía 30 años.

Lamentablemente no es un buen día. Perdimos a un oficial anoche. Transmito mis condolencias a su familia y a su novia”, dijo el jefe militar Aviv Kohavi, dirigiéndose a una conferencia militar el miércoles por la mañana.

Según las FDI, los soldados que operaban cámaras de vigilancia detectaron a dos sospechosos en la “zona de separación entre Cisjordania e Israel”, cerca de la aldea palestina de Jalamah, durante las horas previas al amanecer del miércoles. Las tropas enviadas para investigar rodearon a la pareja e iniciaron procedimientos de arresto.

Jalamah se encuentra junto a la barrera de seguridad justo al norte de Jenin, donde se originaron varios de los ataques a principios de año y donde las FDI han concentrado gran parte de su campaña antiterrorista.

En ese momento “los sospechosos abrieron fuego contra los soldados”, dijo el ejército en un comunicado; y agregó que “las tropas de las FDI se cubrieron y dispararon contra los sospechosos, neutralizándolos”.

Los terroristas palestinos.

Los hombres armados palestinos fueron identificados por medios palestinos como Ahmed Abed y Abdul Rahman Abed. El primero de ellos era un oficial de los servicios de seguridad de la Autoridad Palestina.

El comandante de la división de Cisjordania de las FDI, el general de brigada Avi Blot, dijo a los periodistas que los hombres armados fueron identificados por primera vez más de dos horas antes del tiroteo; y confirmó que la pareja estaba armada con una ametralladora Carlo y otra semiautomática.

Avi Blot dijo que los militares sospechaban que planeaban emboscar a las tropas en el área, y agregó que un vehículo aéreo no tripulado armado fue enviado a la escena, pero no fue utilizado ya que los militares no identificaron de inmediato que los dos sospechosos estaban armados.

El intercambio se produjo cuando las tensiones se han disparado en la región en las últimas semanas con las fuerzas israelíes aumentando las redadas de arresto y otros esfuerzos antiterroristas, que los palestinos dicen que han aumentado su ira.

Esta fue la gota que rebalsó el vaso después de una serie de ataques del terrorismo palestino en la última semana. Otro tiroteo tuvo lugar en la misma zona 24 horas antes del ataque, cuando el martes por la mañana, un vehículo del Ministerio de Defensa que trabajaba a lo largo de la barrera de seguridad fue atacado a tiros. No obstante, si bien el vehículo resultó dañado, no hubo heridos.

Un alto funcionario israelí dijo a los periodistas que acompañaban al Primer Ministro Yair Lapid en Alemania que Israel estaba “endureciendo las operaciones de las FDI en lugares como Jenin y Nablus”.

En junio, el Ministerio de Defensa comenzó a mejorar una sección de la barrera en el norte de Cisjordania después de que una serie de ataques terroristas mortales fueron cometidos por palestinos que ingresaron ilegalmente a Israel a principios de año.

En este sentido, en los últimos meses, las FDI han enviado miles de tropas a la zona para evitar que los palestinos crucen ilegalmente a Israel. Más de 2.000 sospechosos han sido detenidos desde principios de año, según la agencia de seguridad Shin Bet.

En redadas en Cisjordania durante las horas previas al amanecer del miércoles, las tropas arrestaron a siete palestinos buscados y confiscaron varias armas, con incidentes violentos en algunas áreas.

Seguir Leyendo

Israel

Plan de Netanyahu para sacar a Israel de la crisis: “Bajaremos impuestos, eliminaremos aranceles y reduciremos el costo de vida”

Publicado

en

El líder de la oposición presentó sus propuestas para salir de la crisis económica en caso de llegar al poder, siguiendo las mismas recetas liberales con las que sacó al país adelante en 2003, 2009 y 2020.

En plena campaña de cara a las elecciones del 1ro de noviembre, el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, que lidera el partido de derecha Likud, reveló el miércoles por la mañana su plan económico para salir de la crisis en caso de volver al Beit Aghion, prometiendo bajar los impuestos y reducir drásticamente el costo de vida.

El plan se formuló durante las últimas semanas, junto con el exjefe del Consejo de Economía, el profesor liberal Avi Simhon, el exdirector general del Ministerio de Finanzas, Shai Babad, y el exministro de Finanzas, Yuval Steinitz.

Solo un gobierno de derecha estable reducirá los precios que han estado subiendo sin control durante el año pasado”, dijo Netanyahu. “En nuestro gobierno, el aumento de los precios fue medio por ciento cada año. Mientras que en el último año, los costos se han multiplicado por nueve: 4,5%. La electricidad subió, los alimentos subieron, el gas se encareció, el agua se volvió más cara”.

“En el último año, cada familia en Israel pagó al menos 7.900 shekels adicionales cada año, una enorme carga para las familias. El aumento de los precios traerá consigo otro aumento de los precios. Estamos ante el riesgo de una inflación vertiginosa. Hay una crisis económica mundial, nadie lo niega, pero eso no es una excusa para la inacción. Una crisis económica mundial requiere un liderazgo que saque a Israel de esta crisis, primero en el mundo. Este no tiene que ser nuestro destino“, aseguró.

“Israel puede escapar de esto, y ya lo hemos hecho. Sacamos a Israel de tres crisis económicas mundiales: en 2003, en 2009 y en 2020 durante la crisis del coronavirus. Sacaremos a Israel de esta nueva crisis”, reflexionó.

Y resumió sus propuestas: “Hay tres condiciones para el éxito. Uno, un gobierno estable. Dos, el liderazgo personal del primer ministro, asumo esta tarea como lo hice en las tres crisis económicas anteriores. La tercera cosa: traigo un plan de emergencia temporal y audaz para bajar los precios“.

Netanyahu luego detalló su plan: “Hay dos ingredientes básicos en nuestro plan: terminar con el aumento de precios y reducir los impuestos. Terminar con el aumento de precios incluye reducir los precios inmediatamente sobre lo que está causando la inflación: Reduciremos el costo de la electricidad, el costo del gas, el costo del agua y vamos a congelar las tasas del impuesto predial por un año, estos son los pasos que influirán en todos los precios de la economía, bajaremos el costo de los alimentos bajando los impuestos y suspendiendo los aranceleres aduaneros“.

También detalló un plan para reducir el costo de la vivienda, prometiendo flexibilizar el mercado y mantener los subsidios a la primera vivienda, una histórica medida israelí: “Seguiremos subsidiando terrenos para la construcción de parejas jóvenes, y subsidiaremos infraestructura de apoyo antes de la construcción“.

Pero además prometió bajar impuestos a la renta para que no ocurra como en Alemania o Argentina donde los subsidios van a en su mayoría a cubrir una tarifa cuyo valor es en gran parte impuestos. “Reduciremos el impuesto sobre la renta mediante la distribución de los tramos impositivos y el aumento de la cantidad de puntos de crédito fiscal. También reduciremos el impuesto a las empresas para fomentar el crecimiento y los ingresos“, dijo Netanyahu.

“Las fuentes de financiación del plan harán uso de algunos de los impuestos en exceso en Israel -casi 60.000 millones de shekels- junto con un uso mejorado y eficiente del presupuesto estatal. Haremos que el sistema público sea más eficiente, y eso nos traerá fuentes de financiación del plan”, concluyó.

Seguir Leyendo

Israel

Cuando la asimetría no justifica: La Yihad Islámica sacrifica a sus civiles y juega una guerra mediática contra Israel

Publicado

en

Los medios tradicionales han servido como el brazo de propaganda de los terroristas palestinos incentivando la utilización de civiles como herramientas en la guerra asimétrica.

En los últimos días se ha desencadenado una escalada de violencia entre la Yihad Islámica Palestina (YIP) e Israel, tras la eliminación de Taysir al Yabari, líder del brazo armado del grupo, uno de los máximos cabecillas yihadistas. Esta confrontación ha arrojado nuevamente titulares en los medios convencionales mundiales, los cuales utilizan una usual y simplista “ecuación” matemática para determinar que bando es víctima y cuál agresor.

Dicha “ecuación” se basa en la cantidad de vidas humanas que ambos bandos declaran muertas producto de los enfrentamientos. La regla matemática también considera la diferencia entre muertes “aceptables” y muertes “inaceptables”, marcando una diferencia entre combatientes y civiles, especialmente niños.

Sin embargo, dicha “ecuación” no solamente resulta de una herramienta pobre a la hora de evaluar victimas y agresores en un conflicto armado, sino que además es peligrosa, ya que traspasa las condiciones de “victoria-derrota” de un enfrentamiento exclusivamente militar convencional al plano de los medios de comunicaciones, dónde rige la ecuación que establece que quien tiene menos víctimas fatales es el “agresor” y por ende debe ser castigado.

De esta forma, los grupos yihadistas que comúnmente suelen enfrentarse a Estados con capacidades militares asimétricas en comparación a las suyas buscan evitar un enfrentamiento directo, por lo que deciden utilizar otras herramientas para combatir. Es de esta forma como las víctimas civiles pasan a ser un arma para desprestigiar y golpear en la prensa mundial a sus rivales con el objetivo de que Israel sea sancionado, condenado y alienado de la comunidad internacional.

Por ende, dicha estrategia resulta ampliamente peligrosa para la población civil cuando uno de los bandos celebra y exalta la figura de “mártir”, indistinguible entre civil o militar. Dicha utilización de civiles contrasta en gran medida con la política israelí de salvaguardar lo máximo posible a sus ciudadanos de la contienda, teniendo naturalmente como resultado una notoria asimetría en número de muertos civiles.

Es por ello que mientras Israel gasta millones en proteger a su población civil, por ejemplo con el Domo de Hierro que intercepta cientos de misiles que caen sobre ciudades todos los días, los terroristas palestinos en Gaza ponen sus bases militares en edificios donde viven familias enteras de civiles.

Niños soldado reclutados por la organización terrorista Hamas.

Cuando una niña de 4 años se contó entre los muertos colaterales del ataque al cabecilla yihadista, los medios no focalizaron su atención en por qué un líder yihadista, que en sus propias palabras ha dedicado su vida entera a la guerra religiosa, haya decidido rodearse de civiles. Sino que se focalizaron en criticar el accionar de Israel en su completitud.

La reacción de los medios y los organismos internacionales alienta a los lideres yihadistas a rodearse de civiles, desalentando así a Israel de atacar sabiendo que sería penalizado internacionalmente. Este mismo caso se replica con la frecuencia de cohetes lanzados desde la Franja de Gaza, controlada por la organización terrorista Hamas, a Israel, que en numerosos casos han caído dentro de la misma franja, asesinando a sus propios habitantes, que luego son muchas veces presentados como víctimas de Israel a la prensa mundial.

De esta forma, resulta importante dejar a un lado ecuaciones matemáticas para determinar qué lado es víctima y cual el agresor, mientras que sería más eficaz un análisis enfocado en los esfuerzos de dichas partes por evitar víctimas fatales y como esto desincentivaría la utilización de civiles como herramientas en la contienda asimétrica y salvaría vidas humanas civiles.

Situaciones similares han ocurrido en varios procesos históricos como la Guerra de Vietnam, donde imágenes de víctimas civiles de Vietnam del Norte fueron utilizadas para lograr la aprobación de una ley en el Congreso de los Estados Unidos que llevó a la retirada de tropas norteamericanas del país.

En poco tiempo, Vietnam del Norte y China unificaron el país y hubo diez veces más de víctimas civiles, esta vez de Vietnam del Sur, en el proceso para aplicar la autoridad comunista sobre el territorio con sede en Saigón.

Las víctimas fatales de la guerra resultaron en 430.000 civiles del sur asesinados por el Viet Cong contra 180.000 civiles del norte por la alianza norteamericana. El lector seguramente se sorprenda de estos números, ya que todos los medios viralizaron las imagenes de las víctimas de un lado, y escondieron las otras, que fueron tres veces más.

Se debe despojar los conflictos de esta índole de la propaganda tanto occidental como oriental y enfocarse en el estudio de quién inició la agresión, quién escaló en conflicto, y quién hizo el mayor esfuerzo por salvar vidas humanas. Si no, lo único que se incentiva es el sacrificio de civiles por parte del lado con menor capacidad militar y la militarización de la comunicación mediática.


Por Uriel Ruetter, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Tendencias