Conecte con nosotros

Pakistán

El gobierno paquistaní y el ultra-islámico TLP llegan a un acuerdo y se pone fin a la violencia

Publicado

en

El terrorista TLP y el premier Imran Khan llegaron a un acuerdo para poner fin a las masivas y violentas manifestaciones de parte de los radicales musulmanes, que reclamaban la expulsión del embajador francés.

El gobierno de Pakistán, dirigido por el primer ministro socialdemócrata Imran Khan, logró llegar a un acuerdo para que el partido Tehreek-E-Labbaik (TLP) ponga fin a las revueltas civiles que organizaron a lo largo del país en la que amenazaban con una guerra civil.

Luego de 3 días de protestas, 250 personas quedaron heridas, en la que los “manifestantes” portaban armas y asesinaron a 8 policías.

Desde 2017, el TLP ha usado el recurso de realizar protestas violentas para luego alcanzar acuerdos con el gobierno y avanzar su agenda. A pesar de prácticamente no tener representación parlamentaria y haber sido proscriptos hace algunos meses, se han acostumbrado a hacer “política” de esta manera.

Tanto es así que el gobierno, que hace menos de una semana tachó al TLP de terrorista y aseguró que sus manifestaciones serían duramente reprimidas, ahora se sentó junto a las autoridades del partido y retiró su ilegalización, permitiéndoles nuevamente presentarse en elecciones.

Manifestación del TLP en octubre del 2021.

Otros de los puntos de acuerdo tras la reunión fueron que no habrán más marchas por parte del TLP, a cambio de que sus manifestantes arrestados por delitos menores no sean juzgados como delincuentes, y sólo se juzgará a aquellos que estuvieron involucrados en la muerte de los 8 policías.

A su vez, el gobierno ya liberó a 800 de los 1800 detenidos y liberará a los mil restantes en el trascurso del mes.

De todas formas, el TLP tampoco ha logrado avanzar el principal punto de su agenda, que era expulsar al embajador francés del país y romper relaciones diplomáticas con los galos. El TLP ha tenido que dar de baja todos los reclamos geopolíticos por el acuerdo.

Pakistán

Pakistán: Masivas manifestaciones de extremistas islámicos piden la expulsión del embajador francés

Publicado

en

El gobierno socialdemócrata proscribió al partido TLP en abril pero no pudo calmar las protestas de la agrupación ultra-islámica. El Primer Ministro anunció la movilización del Ejército.

El gobierno paquistaní, dirigido por el primer ministro de socialdemócrata Imran Khan, anunció el comienzo de una operación militar para frenar las protestas de los seguidores del Tehreek-E-Labbaik (TLP), en español “Yo Estoy Presente Pakistán”, un partido político ultra-islámico que fue proscripto en abril por sus altos grados de violencia y radicalismo.

El TLP es una agrupación extremadamente radical, que corre por izquierda al Tehreek-e-Insaf (PTI), en español “Movimiento por la Justicia de Pakistán“, el partido socialista de Imran Khan.

Estos radicales presionan al gobierno para que corte todas las relaciones con Occidente, en especial con Francia. En abril, el TLP salió a marchar luego de que el presidente francés Emmanuel Macron criticara al terrorista musulmán que asesinó a un profesor en París por mostrar una foto del profeta Mahoma e impulsara leyes para secularizar las escuelas.

Aquellas marchas fueron tan violentas que el gobierno paquistaní promovió la ilegalización del partido de Saad Hussain Rizvi, que nunca tuvo mucho éxito en las urnas (lo más lejos que llegó fue un quinto puesto en las elecciones del 2018) pero realiza masivas marchas con altísimo grado de violencia.

En abril, Imran Khan logró calmar las protestas prometiendo expulsar al embajador francés del país, pero luego de casi 6 meses de inacción, los militantes del TLP volvieron a salir a las calles reclamando acciones concretas en la marcha más violenta hasta el momento.

La ola de protestas de este miércoles y jueves dejó hasta ahora un saldo de 6 muertos, entre ellos 4 policías baleados por los militantes del TLP, y unos 250 heridos.

Khan ha movilizado al Ejército este jueves con el objetivo de frenar el avance de los manifestantes radicales, y por lo menos sacarlos de las calles de la capital, Islamabad.

Seguir Leyendo

Pakistán

Para terminar con las masivas protestas del fundamentalismo islámico, Pakistán anuncia que liderará un boicot de 50 países musulmanes a los “productos occidentales”

El primer ministro Imran Khan anunció que está impulsando un frente anti-occidental de 50 países musulmanes hasta que Europa “detenga la islamofobia”. Con esto, logró apaciguar las protestas internas del TLP.

Publicado

en

Por

En plena segunda ronda de negociaciones entre el gobierno y el partido extremista islámico Tehreek-e-Labbaik (TLP) para detener las protestas y la masiva huelga de los seguidores de Saad Rizvi, quien fue arrestado bajo cargos de sedición y terrorismo, el gobierno pakistaní busca impulsar medidas para contentar a los seguidores de este movimiento fundamentalista.
El primer ministro pakistaní Imran Khan dio un contundente mensaje a la nación, donde anunció el lanzamiento de un frente internacional de 50 países musulmanes para denunciar la islamofobia de Occidente, principalmente la ONU (de la cual Pakistán participa activamente) y la Unión Europea“.
Según Khan, el objetivo de este frente será establecer un boicot comercial a los productos provenientes de “la otra cara del mundo” si no “le ponen fin a la islamofobia”
Esta medida es uno de los reclamos del TLP, quienes piden que Pakistán lidere un bloque internacional para dejar de comprar productos “occidentales luego de que Francia y el Parlamento Europeo rechazarán pasar leyes que prohíban la caricaturización del profeta genocida Mohammed, algo que está penalizado con la muerte en el Corán.
Entre estos países estarán Irán, Siria, Líbano, y apuntan a sumar a otros países de mayoría musulmana, desde Egipto hasta Turquía.
Reunión entre Khan (izquierda) y el Ayatollah de Irán Alí Jamenéi (derecha).

Ad

Esta es una clara medida para apaciguar las protestas del TLP, ya que mientras cedió en este aspecto, Khan se negó a expulsar a los diplomáticos franceses y europeos del país, una idea que propuso Rizvi y se llegó a votar en el Parlamento.

¿Mi pregunta es, expulsando al embajador francés y cortando las relaciones, detendremos la blasfemia? ¿Hay garantías de que la gente dejará de insultar al profeta?“, se preguntó el mandatario en la rueda de prensa.
Por otro lado, Khan habló sobre los rumores que recorren en cuanto a su país. Según múltiples fuentes locales, la situación que atraviesa Pakistán tranquilamente se puede clasificar como una guerra civil
Sin embargo, el Jefe de Estado acusó a India de estar detrás de esta “campaña de desinformación“, asegurando que de 700 mil tweets analizados sobre el tema, el 70% son de cuentas falsas operadas mediante 380 grupos de WhatsApp indios.
A la izquierda, Narendra Modi, primer ministro de India, e Imran Khan, primer ministro de Pakistán, a la derecha.

Ad

Luego de estos anuncios, los funcionarios gubernamentales anunciaron que llegaron a un acuerdo con el TLP gracias a esta medida, que incluye:

  • La posibilidad de liberar al líder Saad Rizvi, y retirar la ilegalización del partido.
  • Impulsar una ley que establezca el boicot internacional a los productos occidentales
  • La promesa del TLP de poner fin a sus protestas.
  • La liberación de cientos de militantes del TLP arrestados por destrozos y violencia en la calle.

Finalmente, a pesar de que el parlamento pakistaní rechazó la resolución de expulsión del embajador francés, el Consejo de la Shura del TLP llamó a terminar las protestas y en los últimos días éstas han reducido considerablemente, aunque la negociación todavía está en proceso.

Seguir Leyendo

Pakistán

Paquistaníes estallan en protestas contra el gobierno y piden por una guerra con Francia: Macron pidió a todos los inmigrantes franceses que vuelvan a su país

Tras el arresto del líder extremista islámico del partido TLP que llamó a boicotear a Francia, violentas protestas surgieron de sus seguidores pidiendo decapitar a todos los franceses en Pakistán.

Publicado

en

Por

El gobierno de Emmanuel Macron emitió un comunicado de urgencia instando a los franceses viviendo en Pakistán a abandonar el país luego del estallido social de esta semana.
Hubo violentos levantamientos de manifestantes pidiendo por la salida de los inmigrantes “occidentales” de Pakistán, pidiendo públicamente su decapitación a quienes no lo hicieran. Este reclamo iba dirigido específicamente a inmigrantes de Francia, Estados Unidos e Israel, quienes fueron acusados de poner en peligro al Islam“.
La relación entre Francia y la república islámica paquistaní, sobre todo de los sectores opositores al actual gobierno, se viene deteriorando hace más de medio año tras el asesinato de Samuel Paty en suelo francés a mano de terroristas musulmanes de descendencia paquistaní.
Esto provocó un endurecimiento de las políticas del presidente Macron contra el radicalismo islámico, como la prohibición del burka, de las enseñanzas teológicas en las escuelas públicas y del uso de ornamentos religiosos en niños en la vía pública.
Esto funcionó como una escalada, ya que los países árabes respondieron a estas medidas endureciendo sus leyes contra la libertad religiosa en Medio Oriente, a lo que Macron respondió con hostilidad y ahora las mismas poblaciones musulmanas salen a protestar.
Manifestaciones del TLP contra Francia y el gobierno pakistaní, al que acusan de moderado a pesar de haber criticado a Francia.

Ad

Las protestas estuvieron coordinadas por el Movimiento Yo Soy el Presente de Pakistán, conocido popularmente por sus siglas en inglés TLP

En noviembre de 2020, el líder del TLP Saad Hussain Rizvi coordinó un boicot masivo a los productos franceses en Pakistán. 

Desde entonces, Rizvi se ha convertido un referente del radicalismo musulmán, con protestas dirigidas al gobierno de Imran Khan, a quien acusan de ser muy moderado “para las exigencias del mundo actual“.

En esas protestas, se viralizó un video suyo donde además de pedir que la gente salga a decapitar a los franceses viviendo en el país, insinuó que si su movimiento llegara al poder tirarían bombas y entrarían instantáneamente en un conflicto bélico con Francia.

Tras el video y otras declaraciones del líder religioso, el gobierno paquistaní arrestó a Rizvi, lo cual estalló una nueva ola de protestas, ahora pidiendo por la liberación del político.

Saad Hussain Rizvi, líder fundamentalista de la oposición paquistaní. 

Seguir Leyendo

Trending