Seguinos en redes

Arabia Saudita

El Ministro de Relaciones Exteriores sirio realiza una visita histórica a Arabia Saudita a solo dos días de una reunión de la Liga Árabe

Publicado

en

El ministro de Relaciones Exteriores sirio, Faisal Mekdad, llegó a Arabia Saudita el miércoles, solo dos días antes de que se celebre una reunión de la Liga Árabe en el reino saudita, donde se discutirá el reingreso de Siria al foro regional.

El ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Faisal Mekdad, llegó a Arabia Saudita el miércoles en una señal importante de que el aislamiento regional de Siria está llegando a su fin.

Mekdad aterrizó en la ciudad de Jeddah tras una invitación de su homólogo saudita, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, confirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino en un comunicado, en lo que supone la primera visita de un diplomático sirio de alto rango al reino en más de una década luego de que Siria fuera suspendida de la Liga Árabe.

Los dos ministros «sostendrán una sesión de conversaciones sobre los esfuerzos para alcanzar una solución política a la crisis siria que preserve la unidad, la seguridad y la estabilidad de Siria», se lee en el comunicado saudita.

Además, discutirán el hecho de «facilitar el regreso de los refugiados sirios a su tierra natal y asegurar el acceso humanitario a las áreas afectadas en Siria«, agregó el comunicado oficial.

Siria fue suspendida de la Liga Árabe en respuesta a la represión llevada a cabo por el presidente sirio, Bashar al-Assad, contra los manifestantes que se levantaron en contra del gobierno en el contexto de la Primavera Árabe, allá por 2011. Por ello, la comunidad internacional ha acusado a al-Assad de cometer crímenes de guerra y de utilización de armas de destrucción masiva contra la población de su propio país, sobre todo en las áreas controladas por los grupos rebeldes sirios.

El viceministro del Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Waleed El Khereiji, se reúne con el ministro sirio de Asuntos Exteriores y Expatriados, Faisal Mekdad, en Jeddah, Arabia Saudita

Los medios estatales sauditas informaron el mes pasado que se estaban llevando a cabo conversaciones entre Damasco y Riad para reanudar los servicios consulares, después de que surgieran informes en los medios de comunicación. Según los mismos, Siria y Arabia Saudita se están preparando para reabrir embajadas después de Eid al-Fitr, que marca el final del mes musulmán del Ramadán.

Los esfuerzos diplomáticos han cobrado impulso desde que Arabia Saudita acordó el restablecimiento de relaciones diplomáticas y consulares con Irán, acuerdo mediado por China, el cual representa una poderosa muestra de la creciente influencia de Beijing en Medio Oriente.

En  ese sentido, un diplomático en Riad aseguró a AFP que «iraníes y sirios están en Arabia Saudita el mismo día. Eso es totalmente loco y era inconcebible hace unos meses«. Solo unas horas después de que los medios estatales iraníes confirmaran que una delegación había aterrizado en Riad, Arabia Saudita anunció la llegada del ministro de Relaciones Exteriores de Siria a Jeddah.

La visita de la delegación iraní se produce después de que una delegación del Reino hiciera un viaje similar a la capital Teherán. «La delegación iraní tomará las medidas necesarias para reabrir la embajada en Riad y el consulado general en Jeddah, así como las actividades del representante permanente de Irán en la Organización de Cooperación Islámica«, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Nasser Kanani, en un comunicado.

Mekdad llegó a Jeddah después de recibir una invitación del ministro de Relaciones Exteriores saudita, el príncipe Faisal bin Farhan

La visita de Mekdad se produce dos días antes de que Arabia Saudita organice una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Árabe en la que se discutirá el regreso de Siria a la liga.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Irak, Jordania, Egipto y los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), compuesto por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Omán, Qatar y Kuwait, se reunirán en Jeddah el viernes.

«El objetivo principal es discutir la situación en Siria. Hay muchos desarrollos con respecto a la situación en Siria y puntos de vista de los Estados árabes sobre el regreso de Siria a la Liga Árabe», dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Qatar,  Majed Al-Ansari.

Sin embargo, Qatar, que previamente ha asegurado que no tiene planes de normalizar los lazos con Damasco y se ha mostrado en contra de los esfuerzos de algunos países de la región en esa dirección, no ha cambiado su posición, dijo Al-Ansari.

«Cualquier cambio en la posición actual (de Qatar) sobre Siria está vinculado principalmente a un consenso árabe y un cambio en el terreno que logre las aspiraciones del pueblo sirio«, agregó.

Por su parte, Arabia Saudita planea invitar a Assad a la cumbre de la Liga Árabe que Riad tiene previsto organizar el 19 de mayo.

Miembros de la Liga Árabe discutirán el regreso de Siria al foro regional

Por último, Siria y Túnez anunciaron que reabrirían sus respectivas embajadas, seis años después de que Túnez restableciera una misión diplomática limitada en Siria para ayudar a rastrear a más de 3.000 militantes islamistas tunecinos que luchan allí.

Arabia Saudita

Avanza la relación entre Riad y Teherán desde el acuerdo de paz mediado por China: ¿Se forma un nuevo eje en Medio Oriente?

Publicado

en

El medio qatarí Al Jazeera publicó un artículo especificando los avances en la relación entre Riad y Teherán desde el acuerdo de restablecimiento de sus relaciones diplomáticas alcanzado en marzo, y explicaron las consecuencias regionales que el mismo ha tenido desde entonces.

Desde el acuerdo, alcanzado en marzo y mediado por China, que supuso el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Irán y Arabia Saudita tras siete años de ruptura, los lazos entre Riad y Teherán se profundizan a paso lento, pero seguro. El último signo de acercamiento ha sido el intercambio de embajadores por parte de ambos países a principios de este mes.

Asimismo, según informó Irán, el presidente Ebrahim Raisi habría aceptado una invitación para visitar Riad, un viaje cuanto menos significativo que se espera en un futuro próximo. Por su parte, Teherán, que a principios de esta semana felicitó a la monarquía árabe con motivo de su día nacional, también ha extendido una invitación a los líderes sauditas.

Cabe resaltar que los ministros de Relaciones Exteriores de ambas naciones se reunieron durante la 78° Asamblea General de las Naciones Unidas para discutir estrategias de mejora de las relaciones bilaterales en temas muy variables que abarcan desde el transporte aéreo y marítimo hasta la organización de mayor cantidad de eventos deportivos luego de que Teherán recibiera al equipo saudita en el que juega el astro portugués, Cristiano Ronaldo.

En este sentido, Hossein Amir-Abdollahian, canciller iraní, dijo a su homólogo saudita, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, que Irán está listo para redactar y firmar un acuerdo de cooperación bilateral integral, tal como se discutió durante la reunión de aquel con el príncipe heredero y primer ministro del reino saudita, Mohammed bin Salman, en agosto.

Cuando Irán y Arabia Saudita rompieron relaciones diplomáticas en 2016, varias naciones árabes y africanas también cortando lazos con Teherán. Djibouti, Sudán y Maldivas, por ejemplo, fueron algunos de los países que se distanciaron de Irán como muestra de apoyo a Riad.

Ante esto, el acercamiento entre Irán y Arabia Saudita ha llevado a una serie de cambios más allá de sus fronteras. Teherán ha normalizado las relaciones con varios otros países, y se están realizando esfuerzos para ayudar a estabilizar la región y reducir las tensiones al mejorar sus relaciones con otras naciones, informa Al Jazeera.

Arabia Saudita reanuda las conversaciones con los hutíes de Yemen

En primer lugar, el jefe de la diplomacia iraní se ha reunido con Jasem Mohamed Albudaiwi, secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), también durante la 78° Asamblea General de las Naciones Unidas, celebrada en Nueva York.

También, Amir-Abdollahian se reunió con el principal diplomático de Djibouti, Mahamoud Ali Youssouf, el jueves pasado y anunciaron el restablecimiento de las relaciones. Un día después, el canciller iraní tuvo una reunión con Ahmed Khaleel, ministro de Relaciones Exteriores de Maldivas, luego de la cual ambos anunciaron que se reanudarían las relaciones diplomáticas formales en breve.

El acercamiento entre Irán y Arabia Saudita también ha impulsado conversaciones entre el movimiento hutí de Yemen, por un lado, y Arabia Saudita y el gobierno yemení reconocido internacionalmente, por el otro, además de que ha permitido la readmisión de Siria en la Liga Árabe, de la cual había sido suspendida en 2012 en el contexto del inicio de la guerra civil.

Adicionalmente, se está negociando un acuerdo entre Irán y Egipto, dos países rivales desde que, tras la Revolución Islámica de 1979, que supuso la caída del Shah de Irán y el ascenso de Ruhollah Jomeini al poder, el entonces presidente egipcio, Anwar Sadat, concedió asilo al Shah Mohammad Reza Pahlavi cuando huyó de Irán.

Cabe recordar que, durante aproximadamente dos años, Teherán y El Cairo han estado llevando adelante conversaciones con la mediación de Irak y Omán. Recientemente, Raisi ha asegurado que Teherán «no ve ningún obstáculo en el establecimiento de relaciones con Egipto».

Potencial reanudación de las relaciones entre Irán y Egipto

Jordania e Irán también han estado envueltos en conversaciones, aunque no parecen haber progresado a una etapa política avanzada, ya que Ammán, uno de los mayores receptores de ayuda exterior de Estados Unidos, puede no estar de acuerdo con Teherán con respecto a Israel y Siria, informa Al Jazeera.

Por último, Irán está buscando restablecer las relaciones formales con Sudán y Marruecos. Recordemos que Marruecos alegó en 2018 que rompería relaciones diplomáticas con Teherán por su supuesto apoyo al Frente Polisario, movimiento independentista del Sáhara Occidental.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Arabia Saudita desarrollará armas nucleares si Irán también las consigue

Publicado

en

El príncipe heredero de Arabia Saudita anunció que, si Irán consigue un arma nuclear, el reino árabe hará lo propio con el objetivo de reequilibrar las relaciones de poder en Oriente Medio.

En una entrevista con Fox News, Mohammed bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudita, renovó las advertencias de que Arabia Saudita buscaría armas nucleares si Irán lo hace.

Luego de expresar que «nos preocupa que cualquier país obtenga un arma nuclear«, bin Salmán señaló que si Irán desarrolla con éxito un arma «tendremos que obtener una». Sin embargo, añadió que el uso de un arma nuclear significaría el comienzo de una «guerra con el resto del mundo».

«El mundo no puede ver otra Hiroshima. Si el mundo ve 100.000 personas muertas, eso significa que estás en una guerra con el resto del mundo», afirmó el príncipe heredero del reino más grande del mundo árabe.

Irán niega estar buscando un arma nuclear, aunque lo cierto es que ha violado los límites acordados con respecto al enriquecimiento de uranio en el Pacto de Acción Integral Conjunto desde que el ex presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a Estados Unidos del acuerdo firmado en 2015 y reimpuso sanciones económicas sobre la República Islámica.

Los lazos entre Riad y Teherán han mejorado tras el acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas naciones negociado por China en marzo de este año. Con respecto a ello, bin Salman afirmó que Irán estaba tratando con seriedad los esfuerzos de reconciliación con Arabia Saudita.

Además, el príncipe heredero y primer ministro saudita habló sobre la normalización de las relaciones de su nación con Israel, negando que los sauditas hayan suspendido las conversaciones mediadas por Estados Unidos con Israel. «Cada día nos acercamos», sentenció.

Acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Irán y Arabia Saudita mediado por China

No obstante, también remarcó que el reino está buscando garantizar los derechos de los palestinos. «Para nosotros, la cuestión palestina es muy importante. Tenemos que resolver esa parte», dijo bin Salman; y agregó que «esperamos que llegue a un lugar que facilite la vida de los palestinos, (y) que Israel sea un jugador en el Medio Oriente«.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en una entrevista con ABC News el miércoles, dijo que la normalización entre Arabia Saudita e Israel sería un «evento transformador». «Unir a estos dos países en particular tendría un efecto poderoso en la estabilización de la región, en la integración de la región, en unir a las personas, no tenerlas en la garganta del otro«, dijo Blinken; aunque reconoció que era «difícil llegar allí».

Cabe recordar que Israel ha normalizado relaciones con otras naciones árabes en el marco de los Acuerdos de Abraham, negociados en 2020 por la administración Trump. Sin embargo, el reconocimiento por parte de Arabia Saudita es visto como un premio mayor debido al papel del reino en la región y al hecho de que es el custodio de los dos sitios más sagrados del Islam.

Además de la exigencia del establecimiento de un estado palestino independiente y otras concesiones de Israel para los palestinos, se ha informado que Arabia Saudita está buscando mayores compromisos de seguridad de los Estados Unidos, así como asistencia para desarrollar su programa nuclear.

Kirsten Fontenrose, quien supo ser la directora principal del Golfo en el Consejo de Seguridad Nacional de Donald Trump, dijo que si Riad no podía obtener un acuerdo de cooperación nuclear con Estados Unidos, podría recurrir a China.

El primer ministro indio, Narendra Modi, recibe en la Cumbre del G20 a Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita, y Joe Biden, presidente de Estados Unidos

«La administración Biden está tratando de ser creativa y están siendo extremadamente inteligentes al respecto», dijo Fontenrose. «Los sauditas podrían decir: ‘realmente no tenemos otra opción que ir con China, a menos que hagas esto’. Eso puede ser útil aquí. En realidad, puede ayudar a la administración Biden a que el Congreso se sume«.

Seguir Leyendo

Arabia Saudita

Un informe revela cientos de etíopes asesinados a manos de los guardias fronterizos de Arabia Saudita

Publicado

en

Un informe de Human Rights Watch alega que los guardias sauditas ubicados en la frontera con Yemen han abierto fuego regularmente contra migrantes africanos que intentaban ingresar al reino desde Yemen, provocando la muerte de cientos de ellos en un período de 15 meses.

Los guardias fronterizos de Arabia Saudita han acabado con la vida de cientos de migrantes etíopes, incluidas mujeres y niños, que intentaban ingresar al reino en distintos puntos de su extensa frontera montañosa con Yemen, confirmó el lunes un informe de Human Rights Watch (HRW).

En un informe de 73 páginas, el grupo de derechos humanos aseguró que los guardias sauditas no solo disparaban a migrantes etíopes desde cortas distancias, sino que también usaban armamento explosivo para evitar que los mismos ingresen al país. Según HRW, los ataques contra grupos de migrantes etíopes fueron «generalizados y sistemáticos«, además de que los «asesinatos continúan».

Según el informe, los guardias fronterizos golpean a los migrantes con barrotes y les lanzan piedras, obligan a algunos de ellos a violar a las mujeres y disparan a los migrantes detenidos en sus extremidades superiores e inferiores, lo cual ha provocado “lesiones permanentes y amputaciones”.

Entre los actos más impactantes, citadas por The Guardian, es posible mencionar que:

  1. Las fuerzas fronterizas bombardearon a un grupo de personas que habían sido detenidas y expulsadas, incluso cuando intentaban cruzar la frontera de regreso a Yemen.
  2. Las fuerzas fronterizas sauditas obligaron a un joven que había sobrevivido a un ataque a violar a otra sobreviviente bajo amenaza de ejecución.
  3. Las personas detenidas después de cruzar la frontera recibieron una serie de disparos. “Los guardias fronterizos sauditas primero preguntaron a los sobrevivientes en qué parte de su cuerpo preferían que les dispararan, antes de dispararles a quemarropa”, aclara el informe.

«Si se cometen como parte de una política del gobierno saudita para asesinar a migrantes, estos asesinatos serían un crimen de lesa humanidad”, se lee en el informe. «Si bien Human Rights Watch ha documentado previamente asesinatos de migrantes en la frontera con Yemen y Arabia Saudita desde 2014, los asesinatos documentados en este informe parecen ser una escalada deliberada tanto en el número como en la forma de los asesinatos selectivos«, agregó HRW.

Ruta desde Etiopía hacia Arabia Saudita. Fuente: Human Rights Watch, citado por Reuters

«Todos los entrevistados describieron escenas de horror: mujeres, hombres y niños esparcidos por el suelo montañoso gravemente heridos, desmembrados o ya muertos», continúa el informe.

«Las personas que viajaban en grupos (…) describieron haber sido atacadas por proyectiles de mortero y otras armas explosivas por guardias fronterizos sauditas una vez que habían cruzado la frontera de Yemen a Arabia Saudita«. Incluso después de atacarlos de esta manera, “los guardias fronterizos saudíes descendían de sus puestos de guardia fronterizos y golpeaban a los sobrevivientes«, agregó el informe.

«Nos dispararon repetidamente. Vi gente asesinada de una manera que nunca había imaginado. Vi a 30 personas asesinadas en el acto. Me empujé debajo de una roca y dormí allí. Podía sentir a la gente durmiendo a mi alrededor. Me di cuenta de que lo que pensé que eran personas que dormían a mi alrededor eran en realidad cadáveres. Me desperté y estaba sola», dijo Hamdiya, una niña de 14 años que cruzó la frontera en un grupo de 60 en febrero de este año. Esta es la frase con la que comienza el informe.

«La gente me dijo que fueron testigos de campos de exterminio: cuerpos esparcidos por toda la zona montañosa», declaró Nadia Hardman, autora del informe, en una entrevista con Reuters.

El informe estima que el número de migrantes asesinados entre marzo de 2022 y junio de 2023 es de cientos, aunque también sostiene que el verdadero número de víctimas podría ser de miles. Un funcionario saudita, hablando en condición de anonimato, dijo el lunes que las acusaciones de HRW eran «infundadas y no basadas en fuentes confiables».

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que Estados Unidos había expresado su preocupación por las acusaciones realizadas contra el gobierno saudita, instando a la realización de una investigación exhaustiva y transparente.

Se estima que, actualmente, hay 750.000 etíopes en Arabia Saudita, según estudios de las agencias especializadas de las Naciones Unidas. Durante años, miles de migrantes han huido de Etiopía debido a la pobreza, la sequía y la represión política y se han dirigido a Djibouti, donde los traficantes los transportan a través del Golfo de Adén a Yemen, el país más pobre del mundo árabe.

Ya en Yemen, los migrantes son llevados a un territorio cerca de la frontera con Arabia Saudita que está controlado por los hutíes, grupo respaldado por Irán que se apoderó de la capital Sana y de gran parte del noroeste del país en 2014. Esta ruta es conocida como “Ruta Oriental” o “Ruta Yemení”.

Realidad territorial yemení. Fuente: DW

Si bien está centrado en los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad sauditas, el informe también acusa a los hutíes del abuso generalizado de los derechos de los migrantes al facilitar el contrabando, la extorsión y la detención, entre otros crímenes severos.

El informe de HRW recopiló testimonios de 38 etíopes que intentaron cruzar la frontera entre Yemen y Arabia Saudita entre marzo de 2022 y junio de 2023, así como de otros cuatro familiares o amigos de migrantes. Además, el informe está basado en 350 videos y fotos de migrantes heridos y muertos, e imágenes satelitales que muestran la ubicación de los puestos de guardia de Arabia Saudita.

Mustafa Sofian Mohammed, uno de los migrantes citados por HRW en su informe, dijo a Reuters que su grupo de 45 etíopes se acercaba al final de su largo camino de tres días hasta la frontera el 10 de julio de 2022 cuando comenzaron a recibir disparos de ametralladoras y granadas desde territorio saudita.

Este hecho generó que Mustafa perdiera su pierna izquierda. De todas las personas con las que estaba, aseguró que solo sabía de otros tres en su grupo que sobrevivieron al ataque: «El resto son inalcanzables … sólo Dios sabe lo que les pasó«.

En declaraciones brindadas a Reuters en la ciudad de Harar, en el este de Etiopía, Mustafa dijo que fue tratado en el Hospital Al Thawra en Saná, y luego trasladado a Addis Abeba, donde su tratamiento fue pagado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En junio, el Proyecto “Migrantes Desaparecidos” de la Organización Internacional para las Migraciones publicó su propia estimación de muertes en la frontera saudita, asegurando que, por lo menos, 795 personas, «que se cree que son en su mayoría etíopes», habían muerto.

Miembros del Grupo de Expertos Forenses Independientes (IFEG, por sus siglas en inglés) del Consejo Internacional de Rehabilitación para Víctimas de la Tortura, un grupo internacional de expertos forenses civiles, analizaron videos y fotografías recopilados que mostraban migrantes heridos o muertos para determinar las causas de sus heridas.

Mustafa Sofian, migrante etíope que perdió su pierna izquierda después de que los guardias fronterizos sauditas le dispararan

Los miembros del IFEG concluyeron que algunas lesiones exhibían «patrones claros consistentes con la explosión de municiones con capacidad para producir calor y fragmentación», mientras que otras tienen «características consistentes con heridas de bala» y, en un caso, «las quemaduras son visibles».

Por su parte, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, luego de recibir información que apuntaba al impacto de las operaciones militares en la frontera sobre los civiles, pidió que se investigaran a fondo las denuncias de HRW y que los responsables rendirían cuentas. «Tratar de detener la migración usando el cañón de un arma es intolerable«, dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, en una sesión informativa en Nueva York.

En octubre de 2022, el enviado especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias había dicho en una carta a las autoridades sauditas que la ONU había recibido informes del asesinato «sistemático» de 430 migrantes en la frontera en al menos 16 incidentes entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2022. En respuesta, en marzo de este año, el gobierno del reino «negó categóricamente» dichas afirmaciones.

Seguir Leyendo

Tendencias