Seguinos en redes

Siria

Estados Unidos elimina a 2 importantes líderes terroristas de Al-Qaeda en Siria

El gobierno estadounidense eliminó a dos importantes líderes terroristas de Hurras al-Din, el brazo armado de Al-Qaeda en Siria. El arma utilizada para el ataque desde un dron representa una nueva tecnología casi sin precedentes.

Publicado

en

En la mañana del pasado domingo 14 de junio, la coalición internacional militar liderada por Estados Unidos en Siria eliminó a dos importantes líderes de la organización terrorista islámica Hurras Al-Din, la rama de Al-Qaeda en Siria. 

El ataque fue llevado acabó en la ciudad de Idlib, actualmente bajo control de fuerzas sirias que responden más al gobierno turco que a Bashar Al-Assad. Esta región sigue siendo el principal lugar de combate contra las milicias islamistas.

Cuando los terroristas de Al-Qaeda se trasladaban por la ciudad con un vehículo Hyundai Santa Fe de color gris, fueron objetivo de un misil hellfire estadounidense muy moderno, que no dejó explosión ni daños colaterales. Ambos fallecidos y fueron reconocidos por las autoridades locales.

Ad

Uno de los líderes era Khalid Al-Aruri, un jordano-palestino de 53 años, mano derecha de Abu Musab al-Zarqawi, el famoso líder terrorista de Al-Qaeda en Afganistán e Irak. 


El 2do líder eliminado es Bilal al-Sanaani, un ciudadano yemení que fue comandante de la “División Desierto” del grupo terrorista Hurras Al-Din. 

Hurras al Din, también llamada “Guardianes de la Religión”, es un grupo terrorista islámico que actúa como el brazo armado de Al-Qaeda en Siria. Esta agrupación no reconoce ni al gobierno de Bashar al-Assad ni la ocupación turca ni la presencia rusa, iraní o estadounidense. Sin embargo, desde 2018 han planeado y realizado varios ataques importantes contra los intereses de EE.UU. en la región.

En julio del año pasado el Ejército estadounidense reportó haber atacado una base de entrenamiento de Hurras al-Din en el norte de Siria, en dónde los terroristas planeaban ataques contra instalaciones y convoys sirios y estadounidenses en el país. 

Ad

Ambos terroristas murieron pero no por una explosión como suele ocurrir en los ataques con drones en Medio Oriente.

Se cree que el misil utilizado es una versión modificada del AGM Hellfire pero sin carga explosiva, ya que fue reemplazada por cuchillas filosas. A esta nueva arma moderna se la bautizo como R9X, pero también se la conoce cómo “el nuevo terror de los terroristas”, ya que puede penetrar superficies duras con sus filosas cuchillas y “picar” a los terroristas fácilmente.

Está nueva arma le ahorra millones de dólares a las fuerzas armadas estadounidenses, siendo muchísimo más económica que el misil hellfire original, ya que este último tiene un coste de producción total de más de 100 mil dólares por unidad debido al complejo sistema explosivo que tiene.

El vehículo en el que se movilizaban no fue destruido en su totalidad. De hecho, quedó en relativo buen estado, con solo dos claros impactos. Uno por el techo del auto y otro por el vidrio frontal.

Se especula que con uno solo de estos misiles los líderes terroristas podrían haber sido eliminados, pero el mismo dron habría reconocido que después del primer impacto todavía había movimientos de vida, por lo que lanzó el segundo misil de manera automática que entró por el frente y terminó de eliminar el objetivo.

Primer impacto:

Segundo impacto:


La tecnología del “Flying Ginsu” como se le dice coloquialmente todavía no fue compartida con la comunidad militar y la exacta tecnología que utiliza es especulación.

Al no tener explosivos y solo utilizar el misil para el impacto, los daños colaterales de esta moderna arma son nulos, desbloqueando tal vez un nuevo universo en el mundo del combate contra el terrorismo.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Siria

Volvieron los demócratas, volvió ISIS: En medio de la ola terrorista en Israel, ISIS ataca a civiles kurdos en Siria

Publicado

en

Una de las células del Estado Islámico se reactivó en Siria para atacar el campamento de refugiados de Al-Hol controlado por las Fuerzas Democráticas Sirias.

Una célula del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) llevó a cabo un ataque en el campamento de refugiados ubicado en Al-Hol, al noreste del país, en medio de los atentados que han tenido a Israel como objetivo principal. El campamento está controlado por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), dirigidas por los kurdos, enemigos del fundamentalismo islámico.

Violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad responsables del campamento y las células de ISIS” estallaron el lunes por la noche, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La agencia de noticias kurda Hawar informó que los enfrentamientos duraron tres horas luego de que una célula de ISIS atacara a miembros de las Fuerzas Asayish de las SDF. Según la agencia, los atacantes habrían usado rifles kalashnikovs, pistolas y granadas propulsadas por cohetes.

El Monitor de guerra aseguró que 3 personas, incluido un niño, perdieron la vida en el ataque. Además, agregó que un miembro de ISIS también fue asesinado, ascendiendo a 4 la cantidad de víctimas fatales. Por su parte, el OSDH agregó que otras 4 mujeres y 6 niños, al menos, resultaron heridos.

Al parecer, los atacantes del ISIS se escondían entre sus familiares que se encuentran viviendo en el campamento.

Volvieron los demócratas, volvió ISIS

Entre 2017 y 2018, la coalición de países que dirigía Estados Unidos en Medio Oriente derrotó al Estado Islámico y destruyó la gran mayoría de las células terroristas de ISIS en la región.

Durante su presidencia, Trump echó al fundamentalismo islámico salafista de Irak y de Siria, con la ayuda de Rusia, y las células de ISIS se replegaron al norte de África, donde al día de hoy se mantienen más fuertes.

Sin embargo, la vuelta de Joe Biden al poder ha marcado nuevamente el ascenso de ISIS en Medio Oriente, con más brutalidad en sus ataques que nunca. Durante la retirada de tropas de Afganistán, la filial de ISIS en Afganistán realizó uno de los ataques más brutales de la historia contra Estados Unidos, asesinando a 13 soldados e hiriendo a más de 80 personas.

Ahora, los jihadistas también están inaugurando ataques en Israel, algo que poco habían hecho durante su expansión territorial la década pasada. ISIS nació en 2011 con la Primavera Árabe, en pleno gobierno de Obama y Biden. Trump los erradicó en 2017 y ahora en 2022, con Biden, hacen su regreso.

ISIS en el kurdistán sirio

Al Hol es el campamento de refugiados y desplazados más grande de Siria. Alberga alrededor de 56.00 personas de decenas de países. Entre ellos, es posible contabilizar unos 10.000 extranjeros, incluidas las esposas y los hijos de los combatientes extranjeros de ISIS que están detenidos en un anexo del campamento de alta seguridad custodiado por las mismas fuerzas kurdas.

Entre diciembre de 2018 y marzo de 2019, se produjo un flujo masivo de personas al campamento provenientes de la zona de Baguz, el último bastión del Estado Islámico en Siria, abatido por las fuerzas estadounidenses y kurdas en 2019. El desmantelamiento del bastión en Baguz acabó definitivamente con el califato que la organización había proclamado en junio de 2014.

Desde entonces, los combatientes restantes de ISIS han pasado a la clandestinidad en el desierto sirio, cerca de la frontera con Irak, y ahora se han sentido envalentonados para volver a lanzar ataques desde allí.

Las SDF advirtieron la semana pasada que la falta de apoyo internacional corría el riesgo de dar lugar a un resurgimiento de ISIS. Por esto, han pedido en repetidas ocasiones a los países occidentales que repatrien a sus ciudadanos retenidos en el noreste de Siria, pero la mayoría se ha negado a hacerlo por temor a una reacción política interna.

Al respecto, la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ha asegurado que su gobierno ha repatriado 10 mujeres y 27 niños de uno de los campos de desplazados y refugiados ubicados en el norte de Siria, en lo que calificó como una “operación extremadamente difícil”.

Los 27 niños son, al fin y al cabo, víctimas de ISIS, y tienen derecho a un futuro mejor lejos de su ideología mortífera, y también a vivir en seguridad, como desearíamos para nuestros propios hijos”, dijo Baerbock, y agregó que “las madres deben rendir cuentas por sus acciones”.

Seguir Leyendo

Siria

Nuevo atentado terrorista de ISIS acaba con la vida de más de 15 soldados sirios

Publicado

en

Este domingo 6 de marzo un brutal atentado marcó la vuelta de las operaciones de ISIS en Siria, después de varios meses sin ataques grandes.

Tal vez aprovechándose que Rusia, principal garante de seguridad en Siria, está distraída en Ucrania, el Estado Islámico en Siria (ISIS) anunció su regreso a actividades con un brutal ataque producido en las cercanías de la ciudad de Palmira.

El atentado se cobró 15 bajas confirmadas y posiblemente varias más, aún no confirmadas, de soldados de las Fuerzas Armadas de Siria, que responden directamente a Bashar al-Assad. Muchos más resultaron gravemente heridos.

Con armas bastante avanzadas, ISIS realizó este domingo 6 de marzo una emboscada a un convoy militar sirio que salía de la ciudad. El combate fue corto y tomó a los soldados por sorpresa, y los terroristas lograron una apabullante victoria.

La ciudad de Palmira, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue capturada por la organización terrorista en 2015, pleno pico de la guerra civil. Desde ese entonces, llevaron a cabo múltiples ejecuciones públicas, saquearon las riquezas económicas y explotaron monumentos históricos.

Sin embargo, en marzo de 2016, la ciudad fue recuperada en favor del régimen de Bashar Al-Assad, con un contingente militar liderado por Rusia.

No obstante, Palmira volvió a caer en manos del ISIS en diciembre de ese mismo año, hasta que fue recapturada definitivamente en enero de 2017 por las fuerzas gubernamentales, nuevamente con ayuda de Rusia.

Desde entonces, tropas sirias patrullan las calles de la ciudad constantemente, y también cuentan con apoyo ruso, aunque este soporte es cada vez menor, especialmente desde que su atención fue puesta en Europa.

Desde principios del 2022, 61 soldados afines al régimen de Bashar Al-Assad o pertenecientes a milicias pro iraníes activas en el país han perdido la vida a causa de atentados llevados a cabo por ISIS, aunque este fue el ataque más grande (en magnitud del ataque y cantidad de bajas) de la organización yihadista en por lo menos dos años.

A pesar de que se declaró la victoria sobre la entidad en 2019, acabando con el último bastión oficial que los fundamentalistas islámicos sostenían en Siria, ISIS continúa lanzando ataques por medio de “células durmientes” escondidas en el amplísimo desierto sirio, que se extiende desde las afueras de Damasco, capital del país, hasta la frontera con Irak, al este.

El pacto al que había llegado el ex presidente Donald Trump con su homólogo ruso Vladimir Putin era que los rusos no interferían en Ucrania mientras que los estadounidenses le dejaban Siria a Rusia. Un entendimiento que duró desde 2017 y 2021, y se cayó completamente cuando Joe Biden llegó a la Casa Blanca.

Ahora, no solo hay conflicto en Ucrania por el avance ilegal de Rusia sobre el territorio ucraniano, si no que vuelve el caos a Siria, mientras Biden aprueba nuevos envíos de tropas a suelo sirio, con más de 900 uniformados, cazas y tanques en el país.

Seguir Leyendo

Siria

Siria le brinda apoyo a Putin y reconoce la independencia de las dos regiones separatistas de Ucrania

Publicado

en

Siria declara apoyo incondicional a Rusia en el conflicto que atraviesa frente a Ucrania y no falla a su aliado Putin, prometiendo respaldar a las recientemente reconocidas por Rusia, las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

El principal aliado de Rusia en Medio Oriente, la República Árabe Siria, ha brindado su apoyo al gobierno de Vladimir Putin luego de que este reconociera a la República Popular de Donetsk y a la República Popular de Lugansk como naciones independientes y enviara tropas a ambas regiones separatistas.

Luego de que Putin reconociera la independencia de sus satélites, ambos territorios internacionalmente reconocidos como ucranianos y ubicados al este del país, y le encomendara al Ministerio de Defensa el mantenimiento de la paz en ambas regiones por medio del envío de tropas rusas, Rusia y Ucrania están al borde de la guerra. Esto ha levantado las críticas de todo el mundo occidental, principalmente de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Alemania, que calificaron al acontecimiento como una invasión.

No obstante, Rusia no se encuentra solo. Siria ha respaldado con contundencia la medida. En primer lugar, el régimen de Siria mostró su apoyo a la decisión del presidente ruso de reconocer como independientes a las dos Repúblicas Populares. A su vez, el ministro de Relaciones Exteriores sirio, Faisal Mekdad, dijo que Bashar Al-Assad cooperará con las regiones sublevadas.

Además, el ministro de Exteriores aprovechó la ocasión para lanzar acusaciones contra Estados Unidos y Turquía por sus acciones durante la guerra civil siria, culpando a los turcos de respaldar a organizaciones terroristas y acusando a Estados Unidos de saqueadores: “Las fuerzas de ocupación estadounidenses y las milicias separatistas a las que apoyan siguen robando la riqueza del pueblo sirio, incluidos petróleo y trigo”.

El reconocimiento de Al-Assad a las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk no sienta un buen precedente para Siria, quien actualmente reclama que tanto los kurdos, como los rebeldes pro-turcos, y los yihadistas salafistas del ISIS quieren llevarse su pedazo de tierra del país y fundar su propio Estado.

Después de este respaldo, será más complejo para Al-Assad quejarse en el plano internacional de los separatistas sirios, y países como Turquía no se lo harán olvidar nunca.

En azul, los territorios controlados por fuerzas separatistas y el Ejército ruso. Infografía de la BBC.

Según afirmó el político ruso oficialista Dimitry Sablin, el jefe de Estado sirio Al-Assad le confirmó que Siria estaría en preparativos para reconocer como naciones independientes a las dos nuevas colonias rusas, al igual que sucedió con Osetia del Sur y Abjasia después de la guerra ruso-georgiana de 2008, que se saldó con las dos regiones separatistas pro-rusas reconocidas como países independientes por el gobierno de Putin, y finalmente, por Siria.

Rusia fue uno de los principales apoyos del gobierno sirio de Bashar Al-Assad durante la guerra civil. Tal es así que fue la intervención militar rusa de 2015 la que inclinó poderosamente la balanza en favor del gobierno, repeliendo los avances de las organizaciones terroristas como el Estado Islámico y de las milicias anti gubernamentales, fortaleciendo el mandato de Al-Assad. Desde ese entonces, Rusia mantiene bases militares en el país.

Por su parte, la República Islámica de Irán, otro país que reclama en contra del imperialismo y del peligro de fuerzas separatistas dentro de sus fronteras, instó a la moderación a ambas partes del conflicto, pero culpó a Estados Unidos y la OTAN de la escalada de tensiones, en un guiño evidente a Putin.

Seguir Leyendo

Tendencias