Conecte con nosotros

Qatar

Polémica por el Mundial de Qatar: Comité Organizador recuerda que la homosexualidad no está permitida en el país

Publicado

en

El presidente del Comité Organizador volvió a meter el dedo en la llaga y recordó que “las muestras de cariño homosexuales no estarán bien vistas” y recomendó a los turistas no hacerlas en el país árabe.

Nasser Al-Khater, presidente del Comité Organizador del Mundial Qatar 2022, recordó que la homosexualidad y “los géneros LGBT” no están permitidos en el Emirato de Qatar. De todos modos, prometió que cualquier persona será recibida y podrá asistir a los partidos, sin importar su orientación sexual, mientras no hagan demostraciones públicas de afecto.

“Las muestras de cariño no estarán bien vistas”, repitió, haciendo una clara alusión a que probablemente los qataríes no serán tolerantes a besos o abrazos entre homosexuales en las calles y en los estadios de fútbol.

Millones de personas viajarán al Mundial de Qatar, como lo hacen en todos los mundiales, y además de ir a los partidos, se alojarán en hoteles qataríes, comerán en restaurantes locales y visitarán atracciones turísticas. En todos estos momentos, los homosexuales que quieran participar de esta experiencia mundialista tendrán que esconder su preferencia sexual.

El jugador australiano Josh Cavallo, el único jugador que participará del Mundial que es abiertamente gay, declaró no sabe si podrá asistir. El futbolista que juega en el Aidelaide United Football Club confesó tener “mucho miedo” de que las autoridades lo apresen, torturen o castiguen.

Un Mundial cubierto de polémicas

Esta Copa del Mundo es sin lugar a dudas la más polémica de la historia. Qatar no es un país que se caracterice por su fanatismo del fútbol, y es claro que se eligió la sede por cuestiones políticas y económicas, luego de acuerdos poco claros entre la FIFA y la familia real qatarí.

Además de los peligros que corren los homosexuales en Qatar, “no se recomienda” que los cristianos o judíos lleven colgantes visibles de la cruz o la estrella de David.

Por otro lado, múltiples organizaciones internacionales denunciaron la deplorable situación de los derechos humanos en el país, en especial la de los trabajadores que fueron empleados para la construcción de los estadios y la infraestructura para el mundial. Recordemos que Qatar fue entregada fondos para edificar no solo estadios si no que hoteles, restaurantes, bares, y otros comercios para apoyar el masivo flujo de turistas que provocará el Mundial.

Según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo, tan solo en el último año antes del Mundial se pudieron registrar más de 50 trabajadores inmigrantes fallecidos y al menos 500 con lesiones graves por las pésimas condiciones laborales.

En Qatar, es costumbre que los nacionales no hagan trabajos de cuello azul, si no que importan inmigrantes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka. Estas personas trabajan en condicions infrahumanas. Desde que comenzaron las construcciones para el Mundial, en diciembre del 2010, más de 6.500 trabajadores han muerto durante las obras.

Los jugadores de la Selección de Alemania salieron a la cancha con remeras formando “Derechos Humanos”, en crítica a la situación de los trabajadores en Qatar.

Los trabajadores se exponen a jornadas laborales inhumanas de entre 16 y 18 horas diarias bajo temperaturas mayores a los 45 grados y no se les permite renunciar o cambiar de puesto de trabajo, ya que al llegar al país sus empleadores les extraen sus pasaportes para que no puedan emigrar nuevamente.

Este tema provocó que selecciones nacionales y jugadores protestasen en favor de serias reformas al mundial, como es el caso de la Selección de Alemania en un reciente partido de Eliminatorias, y en repetidas ocasiones la Selección de Noruega, con Erling Braut Haaland como principal exponente.

Trending