Seguinos en redes

Qatar

Polémica por el Mundial de Qatar: Comité Organizador recuerda que la homosexualidad no está permitida en el país

Publicado

en

El presidente del Comité Organizador volvió a meter el dedo en la llaga y recordó que “las muestras de cariño homosexuales no estarán bien vistas” y recomendó a los turistas no hacerlas en el país árabe.

Nasser Al-Khater, presidente del Comité Organizador del Mundial Qatar 2022, recordó que la homosexualidad y “los géneros LGBT” no están permitidos en el Emirato de Qatar. De todos modos, prometió que cualquier persona será recibida y podrá asistir a los partidos, sin importar su orientación sexual, mientras no hagan demostraciones públicas de afecto.

“Las muestras de cariño no estarán bien vistas”, repitió, haciendo una clara alusión a que probablemente los qataríes no serán tolerantes a besos o abrazos entre homosexuales en las calles y en los estadios de fútbol.

Millones de personas viajarán al Mundial de Qatar, como lo hacen en todos los mundiales, y además de ir a los partidos, se alojarán en hoteles qataríes, comerán en restaurantes locales y visitarán atracciones turísticas. En todos estos momentos, los homosexuales que quieran participar de esta experiencia mundialista tendrán que esconder su preferencia sexual.

El jugador australiano Josh Cavallo, el único jugador que participará del Mundial que es abiertamente gay, declaró no sabe si podrá asistir. El futbolista que juega en el Aidelaide United Football Club confesó tener “mucho miedo” de que las autoridades lo apresen, torturen o castiguen.

Un Mundial cubierto de polémicas

Esta Copa del Mundo es sin lugar a dudas la más polémica de la historia. Qatar no es un país que se caracterice por su fanatismo del fútbol, y es claro que se eligió la sede por cuestiones políticas y económicas, luego de acuerdos poco claros entre la FIFA y la familia real qatarí.

Además de los peligros que corren los homosexuales en Qatar, “no se recomienda” que los cristianos o judíos lleven colgantes visibles de la cruz o la estrella de David.

Por otro lado, múltiples organizaciones internacionales denunciaron la deplorable situación de los derechos humanos en el país, en especial la de los trabajadores que fueron empleados para la construcción de los estadios y la infraestructura para el mundial. Recordemos que Qatar fue entregada fondos para edificar no solo estadios si no que hoteles, restaurantes, bares, y otros comercios para apoyar el masivo flujo de turistas que provocará el Mundial.

Según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo, tan solo en el último año antes del Mundial se pudieron registrar más de 50 trabajadores inmigrantes fallecidos y al menos 500 con lesiones graves por las pésimas condiciones laborales.

En Qatar, es costumbre que los nacionales no hagan trabajos de cuello azul, si no que importan inmigrantes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka. Estas personas trabajan en condicions infrahumanas. Desde que comenzaron las construcciones para el Mundial, en diciembre del 2010, más de 6.500 trabajadores han muerto durante las obras.

Los jugadores de la Selección de Alemania salieron a la cancha con remeras formando “Derechos Humanos”, en crítica a la situación de los trabajadores en Qatar.

Los trabajadores se exponen a jornadas laborales inhumanas de entre 16 y 18 horas diarias bajo temperaturas mayores a los 45 grados y no se les permite renunciar o cambiar de puesto de trabajo, ya que al llegar al país sus empleadores les extraen sus pasaportes para que no puedan emigrar nuevamente.

Este tema provocó que selecciones nacionales y jugadores protestasen en favor de serias reformas al mundial, como es el caso de la Selección de Alemania en un reciente partido de Eliminatorias, y en repetidas ocasiones la Selección de Noruega, con Erling Braut Haaland como principal exponente.

Qatar

Qatar recomienda no traer la bandera LGBT a quienes visiten por el Mundial y recuerdan que la homosexualidad está penalizada

Publicado

en

Las autoridades no han garantizado la seguridad de las personas gay en Qatar, un país cuyo código penal destaca la homosexualidad y el sexo fuera del matrimonio como actividades ilegales.

Las autoridades de Qatar no han garantizado la seguridad de los homosexuales en la Copa del Mundo, según informa The Guardian, que le envió una serie de preguntas al Comité Supremo, el organismo encargado de organizar la Copa, pero no recibió respuesta concreta.

Las preguntas fueron:

  • ¿Las personas LGBTQ+ estarían protegidas por las autoridades de Qatar si fueran amenazadas por su sexualidad en el país?
  • ¿Los artículos del código penal de Qatar, incluidos los que prohíben “dirigir, instigar o seducir a un hombre de cualquier forma a cometer sodomía”, serían suspendidos durante el torneo?
  • ¿Los fanáticos que lleven banderas LGBT podrán llevarlas a los estadios?
  • ¿El Comité Supremo daría la bienvenida específicamente a las personas LGBTQ+ como visitantes de la Copa Mundial?

Las autoridades decidieron no responder ninguna pregunta particularmente y contestaron brevemente: “Somos una sociedad relativamente conservadora; por ejemplo, las demostraciones públicas de afecto no son parte de nuestra cultura. Creemos en el respeto mutuo y, si bien todos son bienvenidos, lo que esperamos a cambio es que todos respeten nuestra cultura y tradiciones“.

Respecto a las banderas LGBT en los estadios, el propio Jefe de Seguridad del Mundial, el Mayor General Abdulaziz Abdullah al-Ansari, había dicho en abril que serían confiscadas para “protegerlos” de la agresión de los árabes.

Esto fue interpretado por todas las organizaciones LGBT a lo largo del mundo como que su seguridad no estará garantizada y recomiendan a sus miembros y a la comunidad gay en general no pisar Qatar bajo ninguna circunstancia, ni siquiera para ir a ver el Mundial.

La FIFA, que durante el Mes del Orgullo Gay cambió la foto de todos sus perfiles de redes sociales a la bandera LGBT excepto en la cuenta del mundial de Qatar, le dijo a The Guardian que creía que había recibido garantías suficientes de las autoridades qataríes con respecto a la seguridad de los fanáticos homosexuales, aunque no compartió detalles específicos.

Cabe recordar que en Qatar la homosexualidad está prohibida, y cualquer acto sexual entre hombres o entre mujeres es un delito. Si bien antes se aplicaban penas de muerte, habiéndose registrado apedreos, gente tirada de edificios y demás, desde 2004 los árabes pasaron un nuevo código penal en el que se otorga entre 5 y 10 años de prisión.

En Qatar también está fuertemente penalizado el adulterio y el sexo fuera del matrimonio, incluso para parejas heterosexuales. Según un reciente reportaje de la revista Marca, que venía siendo completamente apologista del Mundial en un país árabe, las personas que sean agarradas por la policía teniendo relaciones sexuales con una persona que no sea su mujer o marido, podrían enfrentar hasta 7 años de prisión.

El sexo está fuera del menú en este Mundial, a menos que vengan con tu marido o mujer“, dijo una fuente policial al Daily Star. “Definitivamente no habrá sexo casual de una noche en este torneo. No habrá fiesta en absoluto, de hecho“, dijeron fuentes consultadas.

Es realmente preocupante que la prensa y las organizaciones occidentales, en pleno Mes del Orgullo Gay, le presten tan poca atención a lo que ellos mismos dicen que es el tema más importante de esta generación, la diversidad de género y la revolución sexual.

Seguir Leyendo

Deportes

La insólita frase de Infantino: “Las obras de Qatar 2022 dieron dignidad a los trabajadores”

Publicado

en

El presidente de la FIFA afirmó que las obras del Mundial “dieron dignidad y orgullo” a los trabajadores de Qatar, a pesar de que se estiman en 6.500 las muertes durante la construcción de los estadios.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se metió en el centro de la polémica con sus dichos sobre los obreros que trabajaron en la construcción de los estadios del Mundial de Qatar 2022. 

La Copa del Mundo en el país árabe necesitó construir de cero la gran mayoría de sus estadios, además de infraestructura para recibir el flujo de turistas que se prevé por un mundial. En estas construcciones, se estima que hubo más de 6.500 fallecidos desde el comienzo de las obras, todos trabajadores extranjeros.

En la conferencia mundial del Instituto Milken en Los Ángeles y al ser consultado sobre si la FIFA utilizaría sus ganancias para ayudar a las familias de los trabajadores que murieron, el dirigente ítalo-suizo esquivó la pregunta y aseguró que los obreros se pueden sentir “orgullosos” por la posibilidad de trabajar en los preparativos de la cita mundialista en lugar de “recibir caridad”.

“Cuando le das trabajo a alguien, incluso en condiciones difíciles, le das dignidad y orgullo. No es caridad. No haces caridad. Estados Unidos, por ejemplo, es un país de inmigración. Mis padres también emigraron de Italia a Suiza”, declaró Infantino ante la presentadora de MSNBC, Stephanie Ruhle, sobre el escenario.

Cabe aclarar que el modelo qatarí está diseñado que los nativos del país árabe no tengan que hacer ningún labor de cuello azul, en cambio, toda la fuerza laboral para fábricas, talleres y obras es importada del extranjero, principalmente de India, Pakistán, Nepal y Bangladesh.

Este modelo se conoce como “Sistema Kafala“, y en síntesis permite que un ciudadano qatarí “importe” trabajadores del exterior, teniendo que hacerse cargo de su visa, su estado legal, su alojamiento, su alimentación y su salud.

El sistema está catalogado como “semiesclavitud“, ya que una vez que entran a Qatar, pasan a ser propiedad de la persona que los trajo al país, y hasta que no terminen su labor, no se les permite abandonar el trabajo ni volver a su país.

Es interesante destacar que la población de Qatar es de 2,8 millones de personas, pero solo 400.000 son ciudadanos qataríes con plenos derechos. El resto, casi 2,4 millones, son estos trabajadores expatriados de sus países.

Qatar negó que 6.500 obreros hayan muerto en la construcción de los estadios del Mundial, información que había sido difundida por el periódico The Guardian. Si bien el diario británico presentó una enorme cantidad de evidencia, el presidente de la FIFA se respalda en las declaraciones de la monarquía qatarí para defender su decisión de hacer el Mundial allí.

Infantino a su vez recalcó que desde que fue otorgado la venia del Mundial, Qatar introdujo el salario mínimo para los trabajadores extranjeros y “mejores derechos laborales” para los inmigrantes.

“6.000 personas también podrían estar muriendo en otros sitios (…) Y claro, la FIFA no está para ser la Policía del mundo ni es responsable de todo lo que pasa en el mundo. Pero gracias a la FIFA, gracias al fútbol, se ha contribuido a un cambio social positivo en Qatar. Estas polémicas ciertamente han ensombrecido la preparación”, sentenció.

Seguir Leyendo

Deportes

Qatar advierte que confiscarán banderas LGBT en los estadios: “No se pueden cambiar las leyes por 28 días de Mundial”

Publicado

en

El Jefe de Seguridad del Mundial advirtió que podrían retirar distintivos de la comunidad gay “por su propia seguridad”.

Faltan varios meses para el arranque del Mundial en Qatar pero los estrictos protocolos del país árabe ya están instalando la polémica. En el Congreso FIFA del jueves ya hubo un cruce picante por el tema de los derechos humanos en Medio Oriente y ahora un anuncio que generó indignación en la comunidad gay: podrán retirarles a los hinchas las banderas LGBT “por su propia seguridad”.

La noticia fue confirmada por el propio Jefe de Seguridad del Mundial, el Mayor General Abdulaziz Abdullah al-Ansari. A pesar de que las relaciones homosexuales siguen siendo condenadas en Qatar, durante el anuncio se dijo que hinchas y parejas de la comunidad LGBTQ+ serán bienvenidas durante el Mundial en los meses de noviembre y diciembre, pero que no podrán hacer demostración de afecto mientras se encuentren allí.

Previamente la FIFA avisó que las banderas del orgullo estarían permitidas en los estadios, pero Al-Ansari aseguró que no habrá ningún tipo de promoción de los derechos de la comunidad homosexual. 

Cuestionado por el cambio de postura, Al-Ansari dijo que la ley en contra de la homosexualidad responde al Corán y “no se puede cambiar por 28 días de Mundial“.

“Si un hincha muestra la bandera del orgullo yo se la saco. No es porque realmente quiera o porque quiera insultarlo, sino para protegerlo”, le dijo a la agencia de noticias AP, y agregó: “Porque si no soy yo alguien más que esté cerca puede atacarlo. No puedo garantizar el comportamiento de todos y le diría: ‘Por favor, no hay necesidad de mostrar esa bandera en este momento'”.

En Qatar, la homosexualidad puede ser penada con prisión y, en caso de que los homosexuales sean musulmanes, éstos pueden llegar incluso a ser ejecutados.

En el país de la península arábiga rige la Ley Sharía; un conjunto de normas islámicas que salen directamente del Corán, que detalla el código de conducta de la sociedad, los criterios morales y lo que es aceptado o no

Seguir Leyendo

Tendencias