Seguinos en redes

Yemen

Los hutíes de Yemen atacan Emiratos Árabes Unidos y demuestran su poderosa capacidad militar

Publicado

en

Los rebeldes pro-iraníes atacan Emiratos Árabes Unidos con drones y misiles, probando su renovada capacidad militar. Hasta el momento, solo habían atacado fuera de Yemen a Arabia Saudita, pero la situación desesperada los hizo dar un nuevo paso.

El pasado 17 de enero, los rebeldes hutíes de Yemen, en guerra civil contra el gobierno central hace ya 10 años, atacaron con drones y misiles los Emiratos Árabes Unidos, dejando 3 muertos y 6 heridos en Abu Dhabi, la capital.

La respuesta por parte de la Coalición Árabe liderada por Arabia Saudita no se hizo esperar, y rápidamente su aviación bombardeó Saná, capital yemení y ciudad actualmente controlada por los hutíes.

A pesar de que Arabia Saudita es un blanco constante y habitual de parte de los hutíes y sus drones, misiles y barcos explosivos cuando buscan probar su capacidad militar en el exterior, nunca habían atacado los Emiratos Árabes Unidos, o si lo habían hecho, no lo reivindicaron, como sucedió en esta oportunidad.

Hace algunos años, nadie hubiera podido imaginar que los hutíes tendrían la capacidad militar para realizar un ataque así, pero la financiación de Irán cada vez se hace más grande y este grupo rebelde terrorista ya es un Ejército bien equipado y entrenado que pone contra las cuerdas a los árabes.

Esta nueva ofensiva hutí sobre los Emiratos es una reacción ante una gran pérdida de territorio en los últimos días.

En enero de este año, las fuerzas independentistas del Movimiento de Yemen del Sur, aliado de lso Emiratos pero enemigo del gobierno central, lanzaron una campaña denominada “Tornado del Sur” en la que le arrebataron gran parte de la zona de Shabwah.

Manifestantes secesionistas del Movimiento de Yemen del Sur.

En respuesta a Tornado del Sur, los hutíes atacaron los Emiratos, y denominaron a la operación como “Tornado de Yemen”. Si bien el gobierno central, respaldado por los saudíes, están en retirada, grupos independentistas también apoyados por el mundo árabe han tomado la posta en tratar de frenar a los hutíes.

Además de Shabwah, desde el comienzo de 2022, los hutíes han retrocedido posiciones en buena parte del frente sureño, como Marib, mientras que en el norte han logrado reforzar posiciones.

Yemen

Guerra civil en Yemen podría estar llegando a su fin: El Presidente entrega sus poderes y se espera un acuerdo con los hutíes

Publicado

en

El presidente Al-Hadi, reconocido internacionalmente, entrega sus poderes al Consejo de Liderazgo Presidencial y extiende una mano de paz a los rebeldes hutíes.

El presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, quien gobernaba Yemen desde 2012 y era reconocido internacionalmente por prácticamente todos los países del mundo, decidió entregar sus poderes al recientemente formado Consejo de Liderazgo Presidencial (CLP), y dejó de ser Jefe de Estado el pasado 7 de abril.

Se espera que esta decisión contribuya a llegar a un acuerdo de paz con los rebeldes hutíes, un grupo terrorista financiado por Irán que está en guerra civil contra el gobierno central desde 2014.

Los hutíes, si bien empezaron sin prácticamente recursos militares, han hecho enormes avances en los últimos dos años, y actualmente controlan Saná, la capital de Yemen, y han empezado a lanzar ataques contra Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, lo que revela el enorme poderío militar que han acumulado en el último tiempo.

Los hutíes se ven más aptos para negociar con el pluralista CLP, que tiene representantes políticos, militares y de seguridad ajenos al establishment político yemení, contra quienes el líder subversivo Abdul Malik al-Houthi lanzó su revolución.

El CLP también tendrá facultades para, mientras se lleva a cabo la negociación para el fin de la guerra civil, tomar decisiones en política exterior, justicia, seguridad nacional y anti-terrorismo.

A su vez, antes de dejar su cargo, Al-Hadi destituyó su vicepresidente Ali Mohsen al-Ahmar, una poderosa figura militar del país, y así dejando vacante la oficina de la presidencia y evitando cualquier toma del poder que pueda enfurecer a los hutíes.

La decisión de Al-Hadi vino después de la cumbre por la paz en Riad, donde las autoridades de Arabia Saudita, principal aliado del gobierno yemení, le habrían recomendado que era hora de entregar el poder y buscar un acuerdo por la paz.

Los saudíes están preocupados por las incursiones hutíes afuera de Yemen, que ya han derribado varias plantas refinadoras de Saudi Aramco, causando miles de millones de dólares en daños y poniendo presión a la producción de petróleo.

El Consejo de Liderazgo Presidencial está presidido por Rashad al-Alimi, quién supo ser viceprimer ministro y ministro del interior. Al-Alimi cuenta con el respaldo no solo de Arabia Saudita sino que de múltiples sectores políticos de Yemen.

A su vez, el CLP cuenta con 7 vicepresidentes, todos los cuáles gozan de alta influencia política y militar sobre la situación nacional. Por ejemplo, uno de estos es Aydarous al-Zubaidi, jefe del independentista Consejo de Transición del Sur, un grupo de milicias respaldadas por Emiratos Árabes Unidos que buscan la independencia del sur de Yemen.

Además de los 8 miembros con voto (presidente + vicepresidentes), 50 especialistas en temas jurídicos, económicos y de otras áreas constituirán un órgano consultivo del consejo.

La inclusión de todas estas figuras ponen en duda que se les vaya a entregar el poder a los hutíes, y no se descarta una división del país en territorios respaldados por los árabes saudíes y otro por los chiítas hutíes.

Rashad Al-Alimi.

La sorprendente e histórica noticia se produce en un contexto muy favorable a la paz, tras haber sido recientemente anunciado por la ONU un alto al fuego por 2 meses negociado entre el gobierno de al-Hadi antes de dejar el poder, la Coalición Árabe y los hutíes. Desde 2016 que ninguna tregua había logrado ser establecida por acuerdo multilateral.

Además, Arabia Saudita y los Emiratos se comprometieron a enviar extensas donaciones económicas tanto al Banco Central de Yemen como a instituciones financieras locales y a la agencia de la ONU encargada de brindar ayuda humanitaria a la población del devastado país.

Según las Naciones Unidas, Yemen atraviesa la peor crisis humanitaria del mundo, con una guerra civil de ya casi 8 años de duración que ha dejado decenas de miles de fallecidos y millones de personas en la pobreza total.

Seguir Leyendo

Yemen

Los hutíes se resisten a los esfuerzos por la paz de la Coalición Árabe

Publicado

en

Pese a los intentos del Consejo de Cooperación del Golfo de llevar a cabo una cumbre de diálogo por la paz en Arabia Saudita, los hutíes se niegan a los esfuerzos diplomáticos y optan por seguir en el camino de la guerra y la lucha armada.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), liderado por Arabia Saudita, propuso una fallida cumbre de diálogo por la paz en Riad, capital saudí. Los esfuerzos diplomáticos fueron frustrados por la milicia hutí (pro-iraní), que prefiere continuar en la senda de la guerra, la violencia y el terrorismo.

La cumbre, con el objetivo de poner fin a la guerra civil que ya hace más de 8 años que azota al país árabe, hubiese contado con seguridad con la participación del internacionalmente reconocido gobierno central yemení, bajo el mando de Abd Rabbuh Mansur Al-Hadi, presidente de la República de Yemen.

Las reuniones de paz propuestas estaban planificadas para ser llevadas a cabo entre el 29 de marzo y el 7 de abril. A pesar de que no haya hasta el momento ninguna respuesta de parte de los hutíes, está claro que la invitación fue rechazada, y fuentes hutíes afirman que el problema del diálogo no es la paz en sí sino que las conversaciones se llevarían a cabo en Arabia Saudita, país enemigo.

Tras el anuncio por parte del CCG, el subsecretario del Ministerio de Información de Yemen, Abdul Baset Al-Qaedi, afirmó: “Se espera la negativa de la milicia hutí (…) Los hutíes son un cáncer maligno del cuál hay que desprenderse para que Yemen sea estable. La milicia hutí se aferra a la opción de la guerra porque se beneficia de ella acumulando riqueza, saqueando propiedades yemeníes y usurpando el poder en áreas bajo su control”.

Como informamos desde La Derecha Diario poco después de la invasión rusa a Ucrania, la situación militar ha agravado seriamente la ya frágil situación socio-económica de uno de los países más pobres y conflictivos del mundo, por el incremento del precio de los alimentos y del combustible.

Seguir Leyendo

Yemen

La guerra en Ucrania provoca escasez de alimentos y combustibles profundizando la hambruna en Yemen

Publicado

en

Los efectos internacionales de la guerra en Ucrania como el aumento de precios de alimentos y combustibles profundiza la hambruna en Yemen dejando a 8 millones de personas con apenas la mitad de su ración alimenticia diaria proveída como ayuda social.

El Programa Mundial de Alimentos (WFP – World Food Program) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), advirtió que la crisis ucraniana está provocando que se produzca escasez de combustibles y alimentos globalmente, especialmente en los países que están en guerra con fuertes influencias de Rusia, lo cual lleva a fuertes subas de precios.

Rusia y Ucrania, dos de los mayores productores de granos globalmente, se enfrentan en una escalada militar sin precedentes, provocando aumentos de precios en alimentos y así agravando la dependencia del pueblo yemení para con la asistencia social del WFP y favoreciendo aún más el hambre generalizado.

Yemen está hace más de una década en guerra civil, entre el Gobierno central, respaldado por Arabia Saudita, otros países árabes, y Estados Unidos, y los rebeldes terroristas hutíes, respaldados por Irán, y en menor medida, por Rusia.

El Director Ejecutivo del WFP, David Beasley, advirtió que cada vez es más difícil paliar el hambre de la población del país más pobre de la Península Arábiga con los escasos fondos que manejan.

En la actualidad, el WFP asiste a 13 millones de yemeníes, pero con la suba de alimentos, se necesitarán 800 millones de dólares semestrales extra para poder mantener las raciones alimentarias diarias de todos los beneficiados.

De no lograr la recaudación necesaria de fondos, el déficit causaría que solo se pueda alimentar diariamente de forma completa y adecuada a solo 5 millones de personas, dejando a 8 millones en la hambruna y con media ración.

David Beasley, del Partido Republicano y ex gobernador de Carolina del Sur, dijo que “esto será el infierno en la tierra”, de no recibir el dinero precisado o de que la guerra en Ucrania se prolongue.

The UN World Food Program Boss, Mixing Work With Religion? - PassBlue
Beasly en Yemen.

Seguir Leyendo

Tendencias