Seguinos en redes

Mundo

Japón financiará la salida de sus empresas de China y abre el camino para Trump

Japón decidió invertir más de 2 mil millones de dólares para que las empresas japonesas puedan mover sus fábricas radicadas en China devuelta a Japón o a otro país del mundo, luego de un choque diplomático por el coronavirus.

Publicado

en

El gobierno japonés anunció la semana pasada que utilizará un presupuesto de emergencia de 2 mil millones de dólares para ayudar a las empresas japonesas que tengan fábricas en China a volver a su país.

El premier japonés, Shinzo Abe, decidió finalmente hacerle frente al Partido Comunista Chino, tomando represalias por su manejo del coronavirus y aludiendo a razones de seguridad nacional. De hecho, el Presidente chino Xi Jinping iba a viajar a principios de abril a Japón en lo que iba a ser la primera visita de un mandatario chino a la isla japonesa en más de 10 años, pero la pandemia pospuso los planes y ahora el Primer Minisitro Abe, enfurecido con Xi, parece que va a cancelar la visita en su totalidad.
Este fondo de 220 mil millones de yenes será destinado a otorgarle dinero a todas las empresas que quieran mover sus fábricas de China a Japón durante los próximos 2 años y, a su vez, habrá otro fondo de 24 mil millones de yenes para las empresas japonesas que muevan sus fábricas de China hacia otros países del mundo.
Ahora surge una oportunidad histórica de derrocar el comunismo en China. India está hace años esperando un giro en la economía mundial que enfoque la inversión en su país, que desde 2014 está bajando impuestos, fortaleciendo los derechos de propiedad privada y fomentando el consumo, con el objetivo de convertirse en la sucesora de China, sin las groseras violaciones de los derechos humanos.

De izquierda a derecha: el Presidente de los EE.UU., Donald Trump, el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, y el Primer Ministro de India, Narendra Modi

Ad

De esta manera, el tridente Trump, Abe y Modi puede ser el que lidere al mundo en un nuevo rumbo, que tumbe el orden mundial creado por Henry Kissinger en la década del 70 cuando convirtió a China en la fábrica del mundo y, finalmente, el mundo entero entienda que el libre comercio es el mejor sistema posible; en este caso, solo cuando no se está comerciando con un país que esclaviza a su población e inyecta millones de dólares en sus empresas para sacarle ventaja a las compañías privadas del resto del mundo.

Cuando la crisis mundial por el COVID-19 termine, y si Trump es reelegido, deberá ser él quien tome el timón y navegue el barco hacia un nuevo esquema económico mundial que obligue al gobierno chino a cambiar radicalmente su trato para con su población o, de lo contrario, fracasar con su industria nacional débil y sin inversión extranjera. Esto último ya fue intentado por Mao en la década del ’50 y del ’60, y por Stalin en la Unión Soviética: el fracaso fue rotundo.
Finalmente, la guerra tarifaria que enarboló Trump podrá llegar a su conclusión, y no será un acuerdo de libre comercio, que es lo que se había firmado antes de la pandemia, sino que será una destrucción total del sistema económico dependiente de China y la aislación de este país del resto del mundo si así lo decide. ¿Estará dispuesto Xi Jinping, un líder que se ha mostrado moderno y abierto al diálogo, a retroceder 50 años en la política internacional?
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

La opinión que nadie pidió: La ONU condena la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre el aborto

Publicado

en

El fallo que le devuelve a las legislaturas estatales la decisión de prohibir el aborto o no fue condenado por la Comisión de los Derechos Humanos que encabeza la chilena Michelle Bachelet.

Este viernes, la Corte Suprema de Estados Unidos dio sentencia sobre una causa que deroga la despenalización del aborto enmarcada en el fallo Roe v. Wade de 1973, y le devuelve a los estados la potestad de legislar una prohibición al aborto o no.

A pesar de que nada tiene que hacer la ONU opinando sobre un caso judicial interno de uno de sus países miembros, la presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Michelle Bachelet dijo que es “un gran golpe para los derechos humanos de las mujeres y la igualdad de género”.

El acceso al aborto seguro, legal y gratuito está firmemente arraigado en el derecho internacional de los derechos humanos y es el núcleo de la autonomía y la capacidad de las mujeres y las niñas para tomar sus propias decisiones sobre sus cuerpos y vidas”, dijo Bachelet en el comunicado.

Esta decisión despoja de tal autonomía a millones de mujeres en los Estados Unidos, en particular a aquellas con bajos ingresos y pertenecientes a minorías raciales y étnicas, en detrimento de sus derechos fundamentales”, dijo la ex presidente chilena.

“Más de 50 países con regulaciones restrictivas han relajado sus leyes de aborto en los últimos 25 años”, aseguró. “Pero con el fallo de hoy, Estados Unidos lamentablemente se está alejando de esta tendencia progresista”.

El fallo sin embargo no hace que el aborto sea ilegal, si no que devuelve a Estados Unidos a la situación anterior a Roe v. Wade, cuando cada estado era libre de permitirlas o no.

Es extremadamente irónico el comunicado de la ONU, especialmente teniendo en consideración que el Consejo de Derechos Humanos actualmente tiene miembros como Catar, Emiratos Árabes Unidos, China, Pakistán, Bolivia, Cuba, Libia, Sudán, y Venezuela, todos países donde realmente se violan los derechos humanos, con persecución de disidentes políticos, campos de genocidio y tortura de presos políticos. Incluso Rusia era parte del Consejo, pero fue suspendido tras el inicio de la guerra contra Ucrania.

Seguir Leyendo

Mundo

Persona del Año 2021: Javier Milei, el liberal que revivió a la derecha en Argentina después de 30 años

Publicado

en

En un año todavía marcado por la pandemia y un creciente autoritarismo en el mundo, el economista libertario logró traer ideas que parecían extintas en Argentina y Latinoamérica al centro del debate político.

Como todos los diciembres, desde la redacción de La Derecha Diario elegimos la persona política más influyente del año. A diferencia del año pasado, esta vez la votación fue unánime: el ganador fue el argentino Javier Milei.

El economista liberal inició un cambio de paradigma en Argentina, en un año donde hizo de todo. Pasó de ser un simple divulgador en los medios de comunicación a meterse en política, ganar una elección, entrar al Congreso, fundar un movimiento político con aspiraciones presidenciales, convertirse en tercera fuerza en su distrito, y catapultar al liberalismo como tercera fuerza a nivel nacional.

Nada de esto lo hizo solo. Estuvo acompañado de importantes figuras como Victoria Villarruel, José Luis Espert, Martín Menem, y otros cientos de dirigentes políticos en CABA y el resto del país donde el liberalismo logró por primera vez en 30 años volver a presentar una lista competitiva y entrar al Poder Legislativo en todos los niveles. Pero sin lugar a duda, Milei estuvo al frente de todo esto.


¿Por qué Javier Milei es la Persona del Año 2021?

Desde la redacción destacamos cómo Milei logró construir un movimiento político con enorme proyección a futuro y una buena base de votantes en cuestión de meses, prácticamente sin plata ni grandes donantes, siendo un outsider y prometiendo poner patas para arriba la política argentina.

Milei llegó al Congreso siendo el político con ideas más extremistas a la derecha no solo en Argentina si no que en Latinoamérica y el mundo. No existe otro país con un diputado liberal libertario anarcocapitalista de derecha en el Congreso.

Logró ser elegido con más del 17% en su distrito prometiendo “volar por los aires” el Banco Central, “echar a patadas” a la casta política y defender las ideas liberales en el Congreso.

Pero lo más destacable es que su votante promedio está lejos de ser un libertario de libro. En general, el voto a Milei fue un voto antisistema, cansado de las mentiras y la manipulación de los políticos, a parte de ser de gente muy joven. Es destacable que en el pasado, este voto iba dirigido a la extrema izquierda revolucionaria, pero ahora, ese mismo voto va para un liberal de derecha.

La influencia de Milei por fuera de Argentina

La victoria legislativa de Milei no fue un fenómeno que impactó solamente en Argentina. En todo el mundo miraron con atención lo que había pasado. En Brasil, los Bolsonaro vieron en la gran elección del oriundo de Devoto una ruta hacia dónde ir con el discurso para 2022.

En Chile, el derechista José Antonio Kast y el libertario Franco Parisi miraron con atención el fenómeno Milei y trataron de emularlo lo más posible en las elecciones presidenciales, al menos hasta la primera vuelta.

En Colombia, la senadora María Fernanda Cabal está preparando su pre-candidatura a presidente usando la campaña del economista como hoja de ruta. En México, diputados y senadores del PAN miran con atención la manera en la que Milei encara su tarea legislativa. En Paraguay, José Luis Chilavert también está diagramando su campaña a presidente en base a la de Javier.

En España, la dirigencia de VOX celebró la victoria de Milei y le pidieron que se sume a un evento por la hispanidad. Milei usó muchas de las tácticas del partido de derecha español para su campaña, como las recorridas barriales o los actos informales en plazas donde hablaban todos los candidatos, y ahora son los de VOX los que miran con atención el meteórico ascenso del libertario.

Solo el tiempo dirá si esta nueva derecha en Iberoamérica podrá seguir cosechando triunfos y mantenerse competitivo o si será un movimiento efímero. Lo que no hay dudas es que Javier Milei fue una pieza fundamental para empezar todo esto.

Tapa de la Persona del Año 2021. Elaboración: Ignacio Ledesma, para La Derecha Diario.
Seguir Leyendo

Mundo

Un G20 enfocado en el cambio climático pero sin escatimar en vuelos privados

Publicado

en

Los líderes de las 20 principales economías del mundo se reúnen en Roma para deliberar en cómo reducir las emisiones de carbono. Extrañamente, rechazaron hacerlo por Zoom para no contaminar.

Los líderes de los 20 países más importantes del mundo (Estados Unidos, China, Reino Unido, Rusia, India, Alemania, Francia, Italia, España, Japón, Australia, Canadá, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Corea del Sur, Indonesia, México, Argentina y Brasil) se reunieron este sábado en Roma para llevar a cabo la cumbre anual del G20.

A diferencia de otros años, en los que este grupo promovía las propuestas del Consenso de Washington como baja de impuestos o apertura del comercio internacional, en esta oportunidad el G20 se ha enfocado en dos temas centrales: subir impuestos y combatir el cambio climático antropológico.

En la primera reunión de este sábado, los líderes acordaron implementar un impuesto empresarial global del 15% para todas las multinacionales del mundo. El objetivo principal es eliminar la existencia de paraísos fiscales y sociedad offshore.

Este delirio con claro enfoque socialista, ni siquiera es el peor que salió de la jornada. Los líderes mundiales hablaron también de implementar impuestos al carbono, cuotas de uso de carbono y regulaciones para minimizar la huella de carbono de todas las personas del mundo.

Todo esto lo piden para la gente común, obviamente, no para ellos. Ellos viajaron de todas las partes del mundo en avión a Roma, allí se trasladaron en caravanas de autos y luego volverán a sus países de la misma manera.

A menos que seas un mentiroso, un idiota, o Joe Biden, sabés muy bien que tanto los aviones (y especialmente los jets privados) como los autos queman hidrocarburos para ejercer su desplazamiento.

¿Qué dice de los mandatarios que van a una cumbre para hablar en contra de la quema de combustibles fósiles, diciendo que eso está asesinando al mundo, pero ellos mismos no pueden prescindir de ese medio de transporte?

Todos los mandatarios que hablan contra el cambio climático llegaron a Roma en avión.

Tal vez la razón por la que ni ellos pueden evitar usar autos o aviones para ir a una reunión donde se va a hablar de no usar más autos y aviones, es la misma por la que se inventaron en un primer lugar: el desarrollo humano es prioridad para los humanos; facilitar el trabajo y así aumentar la productividad y sacar a las personas de la pobreza es el único fin de la humanidad como tal.

Este problema no afecta solamente a los mandatarios, aunque molesta más porque lo hacen con la plata del contribuyente. En la actualidad, los jets privados contribuyen a casi el 1% de las emisiones de carbono de EE.UU., una cantidad enormemente desproporcionada, dado que el porcentaje de la población que vuela regularmente en aeronaves privadas es menos de 150.000, o menos del 0,0005% de la población.

Y según un estudio del Hollywood Reporter, más del 50% de los viajes en jets privados de Estados Unidos los realizan actores o productores del mundo cinematrográfico, que luego van a recibir sus premios y hablan en contra de realizar una actividad que solo ellos tienen el privilegio de poder hacer.

Seguir Leyendo

Tendencias