Conecte con nosotros

Mundo

Twitter: así fue el mayor hackeo de cuentas de alto perfil de la historia

El pasado 15 de julio, la famosa red social Twitter sufrió el mayor ataque de su historia, logrando estafar 150 mil dólares y comprometiendo las cuentas de personas y empresas reconocidas, entre ellas, Joe Biden, Barack Obama, Elon Musk, Jeff Bezos y Apple. ¿Cómo sucedió?

Publicado

en

La semana pasada, Twitter experimentó el mayor hackeo en su historia, en la que más de 100 cuentas de personas y empresas de alto perfil se vieron vulneradas. 


Entre ellas se encontraron los perfiles de Jeff Bezos, Elon Musk, Warren Buffett, Barack Obama, Michael Bloomberg, Kanye West, Wiz Khalifa, Apple, Uber, Joe Biden, Bitcoin, Coinbase, Binance, Gemini, Kucoin, Coindesk, Ripple, Justin Sun, Charlee Lee, y muchos más.
El ataque consistió en el hackeo y secuestro de las cuentas para la publicación de un tweet que compartía un link y aseguraba que duplicaría el dinero que las personas donen en Bitcoins a través de esa billetera virtual.
Estos días se supo que el ataque fue dirigido y planeado previamente de manera meticulosa, para lograr así una estafa de criptomonedas de gran alcance. Estos hackers lograron su cometido, ya que una inspección rápida sobre la dirección de la billetera virtual compartida indica que se llegó a recaudar más de 150.000 dólares en Bitcoins.
El problema principal, sin embargo, subyace en la vulnerabilidad notoria de la red social Twitter, donde líderes de Estado de todo el mundo articulan sus políticas. Un hackeo de este nivel podría haber causado una catástrofe mundial si se hubiera usado de otra manera.

Ad

A raíz de este ataque, ese mismo día Twitter cerró todas las cuentas verificadas (ya que se descubrió rápidamente que el hackeo había apuntado únicamente a cuentas de alto perfil) y aseguró estar investigando lo sucedido.

Horas más tarde, la red social inhabilitó el uso de ciertas funciones, como la posibilidad de restablecer las contraseñas o la publicación de tweets en varias cuentas verificadas. Además, suspendieron aquellas publicaciones que contengan direcciones de billeteras virtuales de criptomonedas.

También, en un comunicado, Twitter agregó que creen que comenzó con un ataque de ingeniería social hacia los empleados. 

En este momento, creemos que los atacantes apuntaron a ciertos empleados de Twitter a través de un esquema de ingeniería social. ¿Qué significa esto? En este contexto, la ingeniería social es la manipulación intencional de las personas para realizar ciertas acciones y divulgar información confidencial.

Los atacantes manipularon con éxito a un pequeño número de empleados y utilizaron sus credenciales para acceder a los sistemas internos de Twitter, incluida la obtención de nuestras protecciones de dos factores. A partir de ahora, sabemos que accedieron a herramientas solo disponibles para nuestros equipos de soporte interno para dirigirse a 130 cuentas de Twitter.”

Mientras tanto, el Director Ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, tuiteó: “Un día difícil para nosotros en Twitter. Todos nos sentimos terribles de que esto haya sucedido”.

Ad

Pero, ¿cómo ocurrió el mayor hackeo de la historia de Twitter?

A pesar de que tanto el FBI como el Departamento de Seguridad de Twitter todavía están investigando, el diario estadounidense The New York Times entrevistó a cuatro personas que aseguran haber sido los responsables del hackeo a la red social.

Éstos compartieron registros y capturas de pantallas de lo sucedido, aunque se mantuvieron en el anonimato. En la entrevista, aseguraron que el hackeo fue a través de un intermediario que trabaja o trabajaba dentro de Twitter, y que el acercamiento se dio por medio de Discord, la reconocida plataforma de chat utilizada en gran parte entre gamers.

Oye, hermano”, le escribió un usuario bajo el seudónimo “Kirk” a uno de los hackers. “Trabajo en Twitter, no le enseñes esto a nadie, en serio”. A lo que siguió con una demostración de que podía tomar control de valiosas cuentas de Twitter, el tipo de cosas que requerirían acceso a la red interna de la compañía.

El hacker que recibió el mensaje, utilizando el nombre de usuario “lol“, decidió durante las siguientes 24 horas afianzar la relación con este tal “Kirk”.

NYT verificó que las cuatro personas estaban conectadas al ataque, haciendo coincidir sus cuentas de redes sociales y criptomonedas con las cuentas involucradas con el evento ocurrido. Además presentaron pruebas que corroboran su participación, como los registros de sus conversaciones en Discord.

Estas entrevistas comprueban hasta cierto punto que el ataque no fue obra de un país como Rusia o un grupo de hacktivistas organizados, como se creyó en un principio.

Conversación entre uno de los hackers y “Kirk”, quien les garantizó el acceso a la red interna de Twitter.

Ad

Este tal “Kirk” le dio acceso a los hackers a cuentas históricas de Twitter, como aquellas que tienen nombres muy simples y que fueron tomadas en los primeros días del lanzamiento de la plataforma, como “@y”, “@dark”, “@w”, “@l”, “@50”, “@6” entre otras más.

Otro de los hackers, alias “ever so anxious” aseguró que por cada una de estas cuenta se llegó a pagar alrededor de 1.500 dólares en Bitcoins a compradores en el mercado negro, dividiendo las ganancias con “Kirk”, quien fue el facilitador. Mientras que el hacker “PlugWalkJoe”, aseguró haber obtenido la cuenta @6 por unos 3.000 dólares en Bitcoins.

PlugWalkJoe”, al no haber estado directamente relacionado con los siguientes hackeos, reveló al NYT su nombre verdadero: Joseph O’Connor, quien asegura vivir en España y no haber cometido ningún ilícito.

Pero este esquema de venta de cuentas originales quedó obsoleto ante la oportunidad de hackear de la misma manera a las principales empresas de criptomonedas. Poco antes de las 3:30 p.m. del día 15 de julio, los tuits de las principales compañías criptos como Coinbase comenzaron a solicitar donaciones en Bitcoin para el sitio web cryptoforhealth.com. 

“Acabamos de entrar a Coinbase”, le escribió “Kirk” a “lol” por Discord, un minuto después de tomar el control de la cuenta de Twitter de la compañía.

El registro público de transacciones en Bitcoin muestra que la cartera que pagó para crear cryptoforhealth.com era la cartera que “Kirk” había estado usando toda la mañana para vender las cuentas originales. Luego, “Kirk” junto a los otros hackers decidieron publicar esta estafa en las cuentas de alto perfil.

Ad

Como el hack se dio desde la red interna de la compañía, Twitter no tuvo otra opción que suspender la actividad de todas las cuentas de alto perfil.

Tras casi 6 horas de incertidumbre, Twitter confirmó que este hacker había sido expulsado de la red interna definitivamente.

Los resultados preliminares de investigaciones privadas revelaron que las credenciales de Twitter del “modo Dios”, esto es, credenciales que le permiten a los desarrolladores acceder a la red interna con todos los permisos habilitados, habían sido enviados por un ejecutivo a otros empleados a través de la red de mensajería privada Slack. Este tal “Kirk”, siendo un empleado de bajo rango o una persona ajena a Twitter pero con acceso a ese chat, habría leído las credenciales e inmediatamente decidió contactarse con los hackers.

Cabe mencionar que de ser cierta esta hipótesis, los hackers habrían tenido acceso también a la cuenta del presidente Donald Trump, como también de sus principales ministros y del vicepresidente, pero ninguna de estas cuentas fue hackeada.

No sé sabe a ciencia cierta por qué los hackers omitieron estas cuentas; tal vez por afinidad política, por olvido o incluso omisión voluntaria, para evitar que el Gobierno se involucre directamente con la investigación.


Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Mundo

“Christchurch Call To Action”: la cumbre internacional que busca terminar con el anonimato online y restringir las redes sociales

Publicado

en

Tras la masacre en la ciudad neozelandesa de Christchurch, el gobierno laborista de Jacinda Ardern lanzó una cumbre internacional que ya se reunió dos veces para “contrarrestar” el “extremismo” online.

Luego de la masacre en la ciudad de ChristchurchNueva Zelanda, cuando un autodefinido “eco-fascista” entró a una mezquita y asesinó con un rifle a 51 musulmanes mientras se filmaba en vivo y transmitía a más de 1,5 millones de personas, la primer ministraJacinda Ardern hizo un llamado internacional para “eliminar contenido que pueda promover el extremismo online” de las redes sociales.

La primer reunión del llamado Christchurch Call to Action fue celebrada en París en 2019, y contó con la firma del presidente francés Emmanuel Macron, y otras 16 naciones, que se sumaban al pedido a las empresas tecnológicas para que hagan un trabajo más intenso de supervisión y censura en las redes sociales.

Pero este pedido de censura no apunta solamente contra el contenido explícito, si no que busca eliminar cualquier publicación que pueda llevar potencialmente a un “pensamiento radical”especialmente enfocado en el “terrorismo blanco”, a pesar de que no se esté cometiendo ningún delito.

En su momento, el entonces presidente Donald Trump había determinado que Estados Unidos no se sumaría, ya que la cumbre internacional promovía la censura en redes sociales de personas que no habían cometido ningún delito.

Sin embargo, el pasado 14 de mayo, luego de que en 2020 no haya reunión por la pandemia, se celebró la segunda cumbre, y el gobierno de Joe Biden ingresó a Estados Unidos al llamado, convirtiendo este plan en algo concreto que se empezará a aplicar en los próximos años.

Ahora 50 países están afiliados, además de las empresas tecnológicas AmazonDailymotionFacebookGoogleMicrosoftQwantTwitter, y YouTube.

Países afiliados al Christchurch Call To Action al 14 de mayo del 2021.

Este es uno de los avances más preocupantes sobre la libertad de Internet desde el 2001. El Christchurch Call To Action baraja acciones como promover leyes en los países firmantes para terminar con el anonimato onlineremover contenido categorizado como “extremista”imponer severas multas a quienes publiquen contenido en contra del Islam o en contra de la comunidad LGBT, entre otras cosas.

En la primera reunión se reconoció la necesidad de construir “resiliencia” e “inclusión” en las redes sociales, la importancia de promover “contra-mensajes” y brindar alternativas al extremismo violento, lo cual llevó a que compañías como Twitter y Facebook empiecen a poner carteles por todos lados de “esta información está disputada” a las publicaciones extremistas. 

La segunda cumbre marcó que es importante también promover narrativas alternativas para contrarrestar el “extremismo violento”. Así, las compañías empezarán a publicar sus propias noticias con “información verdadera”, tachando las publicaciones que digan cosas contrarias.

Esto, obviamente, genera un enorme problema porque todo el poder lo tendrán un puñado de compañías y gobiernos marcadamente de izquierda. Noticias verdaderas de La Derecha Diario ya han sido tachadas como falsas en varias oportunidades, solamente porque iban en contra de la narrativa que quieren construir estas empresas donantes del Partido Demócrata, y esto sólo se profundizará a partir de ahora.

Seguramente se deberán llevar a cabo varias reuniones más de la Christchurch Call To Action antes que se lleven acciones concretas que cambien para siempre cómo usamos las redes sociales, pero si no se frena ahora, mañana será muy tarde.

Seguir Leyendo

Mundo

Bill Gates lanza un programa junto a varios gobiernos del mundo para enseñar Matemáticas “con menos racismo”

Buscando hacer un revisionismo histórico de las grandes figuras de la ciencia que permitieron avances inimaginables en la sociedad, la Fundación Gates quiere impulsar una agenda que elimine el “sesgo blanco” de las matemáticas.

Publicado

en

Por

La Fundación de Bill y Melinda Gates lanzó un programa con el apoyo de varios gobiernos en todo el mundo para terminar con un supuesto sesgo “supremacista blanco” en las matemáticas y otras ciencias exactas.

Titulado «Un Camino hacia la Instrucción Matemática Equitativa. Desmantelando el Racismo en la Instrucción Matemática», el proyecto globalista busca hacer lobby en los ministerios de Educación de todo el mundo para que se incluya en las currículas contenido científico “más inclusivo“.

El plan de estudio, diagramado por Bill Gates, tiene como objetivo principal “desmantelar el racismo en la enseñanza de las matemáticas” y, lo que puede ser más preocupante, involucrar “el giro sociopolítico en todos los aspectos de la educación, incluidas las matemáticas“.

El programa tendrá el apoyo de importantes instituciones como el Lawrence Hall of Science de la Universidad de Berkeley, la Asociación de Administradores Escolares de California y la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles, revelando lo ligada que está la agenda progresista a las más prestigiosas universidades del mundo.

Este tipo de proyectos tienen como objetivo promover un discurso marxista, de confrontación entre clases, sexos y razas. Según la teoría marxista, la historia del hombre es la lucha entre distintos grupos, unos merecedores de la victoria, y otros de la aniquilación absoluta.

Planes como estos le meten en la cabeza a los más chicos, durante su proceso de formación, no sólo educativa si no como persona, esta “lucha continua”, llevando el enfrentamiento entre “blancos y negros” incluso a algo tan objetivo, abstracto y contrario a las ideologías como es las matemáticas.

El documento de 82 páginas que lanza este programa aclara: “La cultura de la supremacía blanca se infiltra en las aulas de matemáticas en las acciones cotidianas de los profesores. Junto con las creencias que subyacen a estas acciones, perpetúan el daño educativo a los estudiantes negros, latinos y multilingües, negándoles el pleno acceso al mundo de las matemáticas“.  

Bill Gates, la nueva cara de la opresión globalista y del reformismo histórico.

Ad

Según la Fundación Gates, el hecho de que más del 99% de los teoremas enseñados en clases de matemáticas hayan sido descubiertos y publicados por autores blancos es un problema, ya que según la retorcida encíclica marxista ultra-igualitaria, si tiene mucho “blanco” es porque tiene poco “negro” y eso es motivo de lucha, porque debería ser 50/50.

La solución que se otorga ante este problema, además, es poco ortodoxa. En vez de explicar que los teoremas de la matemática y de la física tienen mayoritariamente nombres de personas blancas del siglo 17, 18, y 19, porque en esos años se dio la Revolución Industrial en países como Inglaterra, Estados Unidos y Europa, donde más se estudiaron las ciencias y más se divulgaron estos temas, se quiere eliminar la explicación de estas teorías e investigaciones, reemplazándolos por teoremas descubiertos por personas de color de Asia, África o América del Sur.

Tal vez la pregunta debería ser, ¿por qué las matemáticas deberían ser explicadas con 50% de teoremas de blancos y 50% teoremas de negros, si el 99% de los teoremas fueron descubiertos por blancos? ¿Por qué se debe interferir para lograr más de uno que de otro si naturalmente esto no ocurrió? ¿Por qué Bill Gates, un hombre blanco de clase alta-alta de Estados Unidos, debe ser quien decida qué teoremas se pueden enseñar y cuáles no?

Una solución que han propuesto algunos legisladores demócratas en el pasado es que en la enseñanza escolar no se nombren más los teorías por la persona que los descubrió, y que en cambio se le apliquen nombres conceptuales o didácticos para los más chicos.

Esto ignora un punto fundamental de la construcción de la ciencia. Como dijo Stephen Hawking: “todos los científicos nos paramos en los hombros de los gigantes“, en referencia a que toda la ciencia está construida a partir de lo que otros descubrieron. 

Eliminar estos nombres es eliminar el camino histórico que llevó a que el humano haya visto una explosión de avances tecnológicos y científicos en los últimos 100 años como nunca se podría haber imaginado.

El Congreso de Solvay de 1927, que reunió a los científicos más importantes del siglo 20. Todos sus nombres aparecen en los libros de matemáticas, física, y química.

Seguir Leyendo

Mundo

Soros pide la cabeza de Mark Zuckerberg

El magnate globalista George Soros, reconocido por ser el financista de muchos movimientos de izquierda alrededor del mundo, ha apuntado contra Facebook y en especial contra su presidente. Afirma que Zuckerberg debe ser removido de su cargo.

Publicado

en

Por

 George Soros, fundador de la Open Society Foundations.
Por
medio de una breve carta publicada en el Financial Time, denuncia que el hecho de que Facebook permitiera anuncios
políticos de cara a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos,
demuestra los intereses de la empresa con la administración Trump.  

 “Zuckerberg parece estar involucrado en algún tipo de acuerdo de asistencia mutua con Donald Trump que lo ayudará a ser reelegido. Facebook no necesita esperar a que las regulaciones del gobierno dejen de aceptar publicidad política en 2020 hasta después de las elecciones del 4 de noviembre. Si hay alguna duda sobre si un anuncio es político, debe ser precavido y negarse a publicar”, sostuvo el multimillonario filántropo.

 

“Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg deberían ser eliminados del control de Facebook. No hace falta decir que apoyo la regulación gubernamental de las plataformas de redes sociales”, sentenció. 


Saludo entre el Presidente Trump y Zuckerberg en septiembre de 2019, reunión que el mandatario estadounidense calificó como “agradable”.

Lo cierto es que Soros es uno de
los más acérrimos opositores al gobierno de Donald Trump
, y ha expresado en reiteradas
ocasiones su miedo a que el actual presidente de EE.UU vuelva a ganar en el
2020. Recientemente manifestó que la senadora ultra-progresista, Elizabeth
Warren, es la candidata “más calificada” para competirle la presidencia a Trump
este año.

Seguir Leyendo

Trending