Conecte con nosotros

Canadá

Fracasa el aumento impositivo sobre las grandes fortunas en Canadá

Justin Trudeau había logrado impulsar una fuerte suba de impuestos a las clases altas en 2015 pero, para su sorpresa y preocupación, en vez de aumentar la recaudación, ésta bajó. Desde el Instituto Fraser le piden al primer ministro que “aprenda de historia”

Publicado

en

En los últimos meses del año 2015, el primer ministro canadiense Justin Trudeau logró la aprobación de una importante reforma fiscal, que a diferencia de las medidas de Trump, apuntó al aumento de impuesto, en especial a las ganancias más altas

La reforma pretendía dotar de más recursos al Estado, sin la necesidad de afectar a las clases medias o al sector empresarial. El gobierno canadiense aumentó la tasa impositiva máxima sobre los ingresos, pasando del 29% al 33%. Sin embargo, los efectos no fueron los esperados.

La administración Trudeau pretendía un aumento sustancial en la recaudación neta pero, lejos de aumentarla, se produjo una caída considerable en alrededor de 4,6 mil millones de dólares canadienses para 2016en comparación a lo que se recaudaba antes de la reforma. 

Si bien la recaudación volvió a aumentar desde 2017, en consistencia con el crecimiento económico, lo cierto es que no pudieron ser cumplidas las metas fiscales formuladas, y los gastos gubernamentales aumentaron progresivamente. 

La administración Trudeau no logró retornar al equilibrio en las cuentas públicas.

Ad

Dentro de las numerosas explicaciones brindadas al respecto, existe consenso para pensar que las personas de mayores ingresos cuentan con una asesoría legal y financiera sustancialmente mayor a la media, y un aumento impositivo de estas características siempre tiene una cierta tendencia a resultar contraproducente para el Estado. 

A pesar de que el Primer Ministro prometió que las clases medias no se verían afectadas por las medidas, resulta evidente que no pudo cumplir sus objetivos, a partir de intentar gravar exclusivamente a las grandes fortunas. El impuesto resultó un verdadero fracaso, pues bajó la recaudación y afectó enormemente a la competitividad

El Índice global de competitividad, desarrollado y publicado anualmente por el Foro Económico Mundial, reflejó el impacto de las medidas tomadas por el gobierno de Trudeau. Canadá perdió 8 posiciones desde el año 2017, y cayó al puesto número 18 en el ranking mundial, sobre un total de 140 países. 

Si bien es una posición excelente, en términos dinámicos resulta un problema para Canadá.

Parte de la pérdida en el nivel de competitividad se explica a las medidas tomadas en el exterior, principalmente en los Estados Unidos. 

Ad

En directo contraste con Canadá, el gobierno de Trump redujo enormemente el impuesto corporativo hasta el 21% actual, mientras que se implementaron numerosas rebajas fiscales a casi todos los deciles de ingresos. 

Las medidas convirtieron al país norteamericano en el más competitivo del mundo, según propio índice mencionado, e impactaron en el flujo de capitales internacional, que vieron con mejores ojos una posible inversión en Estados Unidos en detrimento de otras economías. 

Los informes del Instituto Fraser señalan que la brecha impositiva, tanto en impuestos sobre ingresos personales como en impuestos corporativos, es creciente entre Estados Unidos y Canadá.

Nuestras altas tasas de impuesto sobre el ingreso pueden disuadir a los profesionales y empresarios de trabajar e invertir en Canadá, lo cual es malo para la economía canadiense, ya que buscamos recuperarnos de la recesión de la COVID“, señaló la economista Tegan Hill, del Instituto Fraser. 

El gobierno de Trudeau no volvió a aplicar una reforma impositiva sobre las alícuotas a los ingresos, pero los distintos gobiernos locales, principalmente distritos bajo el dominio del Partido Liberal canadiense, continuaron con la agenda presentada a finales del 2015. 

Ad

En la Provincia de Alberta, la tasa impositiva local aumentó un total de 9 puntos desde 2016, Ontario aumentó su tasa en más de 7 puntos y Quebec la aumentó 5 puntos. Es preciso recordar que estas tasas provinciales de ningún modo sustituyen a las federales, sino que se adicionan a las mismas. 

Los tipos impositivos consolidados en Canadá aumentaron considerablemente, en concordancia con un incremento en el número de regulaciones que afectan a las empresas.

El gobierno de Trudeau respondió a la situación mediante una baja sustancial en las cargas sociales, tanto para empresas como para trabajadores, en un intento por compensar parte de la competitividad perdida e incentivar el crecimiento del empleo formal. 

Sin embargo, en el año 2019 se dio marcha atrás con parte de las rebajas impositivas para el sector laboral, y la reforma quedó a medio hacer.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Canadá

Trudeau busca prohibir la propiedad extranjera por dos años y aplicar un impuesto a la vivienda ociosa

Publicado

en

El Partido Liberal de Canadá completa su giro hacia la izquierda y buscará aprobar medidas extremistas sobre el mercado inmobiliario.

El Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció sus propuestas para el mercado inmobiliario en medio de la campaña electoral para las elecciones legislativas de mediados de septiembre, donde prometió impulsar medidas extremistas de izquierda, completando el viraje ideológico del mal llamado Partido Liberal canadiense.

Por un lado, Trudeau prometió prohibir la inversión extranjera en nuevas propiedades en Canadá por un plazo de dos años. En otras palabras, los liberales canadienses buscan bloquear completamente la nueva inversión extranjera en bienes inmuebles, una medida típica de países subdesarrollados y que no tiene nada que envidiarle al libreto de propaganda kirchnerista en Argentina.

No conforme con esto, Trudeau prometió introducir, además, un nuevo impuesto para viviendas desocupadas que sean propiedad de extranjeros o fondos de inversión internacionales. El Partido Liberal de Canadá ya había aprobado un impuesto sobre las propiedades ociosas, el cual entrará en vigencia a partir de 2022, por lo que de ganar Trudeau en las próximas elecciones, se acumularán ambos tributos sobre la misma base imponible el año que viene.

Con estas medidas que atrasan, el Primer Ministro pretende bajar el precio del alquiler, y así captar el voto joven que busca alquilar por primera vez, mediante una intensa intervención estatal en los mercados.

Sin embargo, las medidas poco ortodoxas de Justin Trudeau tienen un escaso margen de viabilidad en la práctica, y a pesar de sonar muy lindas para el electorado canadiense, que tiene poca experiencia con este tipo de políticas socialistas, generará una brutal distorsión de precios y no cumplirá con su objetivo.

Los impuestos para la vivienda ociosa fueron ampliamente estudiados a lo largo de la literatura económica moderna, y los pésimos resultados empíricos de este tipo de medidas a lo largo del mundo fueron contundentes.

Desde el punto de vista de los alquileres, un impuesto para cada vivienda ociosa es contraproducente. Genera incentivos para la venta de las propiedades y no para su alquiler. En consecuencia, la estrangulación de la oferta de viviendas en alquiler supondría una traba más para los jóvenes que buscan insertarse en el mercado y acceder a una vivienda por primera vez, porque implica precios de equilibrio mucho más elevados que antes.

Por su parte, el bloqueo para la inversión extranjera en viviendas también produce efectos negativos sobre el mercado, esta vez también involucrando a la construcción. Los liberales canadienses culpan a las inversiones extranjeras por la volatilidad de precios entre 2001 y 2008, pero lo cierto es que esto simplemente obedece a un efecto secundario de la política monetaria en aquel período sobre los precios inmobiliarios.

Por el contrario, el bloqueo sobre la inversión internacional produce un fuerte desincentivo para la construcción de nuevas propiedades, por lo que el resultado a largo plazo para los propios canadienses tampoco promete ser positivo conforme sigue creciendo la demanda y la oferta tiende a estancarse o incluso reducirse con el paso del tiempo.

Seguir Leyendo

Canadá

Escuelas en Canadá queman más de 5.000 libros considerados racistas, incluidos Tintín y Asterix

Publicado

en

El Ministerio de Educación y la Junta Escolar de Ontario realizó una quema de libros para chicos como Asterix, Tintín, Disney, novelas, biografías o enciclopedias acusadas de ser eurocentristas y dar una mala imagen de los indios.

Como en la obra de Ray Bradbury Fahrneheit 451, el Ministerio de Educación de Ontario promovió la quema de más de 5.000 libros para chicos, en un intento de “borrar el pasado racista” del país norteamericano.

La selección de libros estuvo dirigida por la Junta Escolar Católica de Providence, que reúne a 30 escuelas de lengua francesa en todo el suroeste de Ontario. 

Se identificaron miles de novelas, comics, enciclopedias y libros infantiles donde se tratan temas relacionados a pueblos aborígenes, algo que el gobierno canadiense ha dicho que se debe tratar según los lineamientos estipulados por el Ministerio de Educación.

Entre ellos están las populares tiras de Asterix y Tintin, además de una gran cantidad de cuentos de Disney, según ha podido saber Radio-Canadá.

Un video grabado por las profesoras para los estudiantes explica el proceso: Enterramos las cenizas del racismo, la discriminación y los estereotipos con la esperanza de crecer en un país inclusivo donde todos puedan vivir en prosperidad y seguridad“.

“Es un gesto de reconciliación con las Primeras Naciones y un gesto de apertura hacia las demás comunidades presentes en la escuela y nuestra sociedad”, dijo Lyne Cossette, portavoz de la Junta Escolar, quien además aseguró que las cenizas de la quema de libros se utilizarán como fertilizante para plantar árboles.

Los profesores de las escuelas usan las cenizas de los libros para abono de tierra.

La peligrosa figura detrás de la moda de quemar libros infantiles en Canadá

Quien impulsó esta idea es Suzy Kies, una asesora educativa marxista que se presenta a sí misma como “guardiana del conocimiento” de Canadá, y viene promoviendo la quema de libros desde 2019 en distintas escuelas de Ontario.

Denuncia que los personajes indígenas son presentados en los libros infantiles como poco fiables, holgazanes, borrachos, estúpidos… Cuando perpetuamos este tipo de imagen en la mente de los jóvenes, es difícil deshacerse de ella”, asegura en un video suyo de presentación.

“La gente entra en pánico por la quema de libros, pero estamos hablando de millones de libros que tienen imágenes negativas de los indígenas, que perpetúan estereotipos, que son realmente dañinos y peligrosos”, concluye.

Suzy Kies se presenta a sí misma como una investigadora independiente que ofrece asesoría a escuelas de Ontario. También ha sido la presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas del Partido Liberal de Canadá desde 2016. El sitio web del partido de Justin Trudeau la presenta como una aborigen urbana de ascendencia Abenaki y Montagnais, a pesar de que sus rasgos son claramente caucásicos.

Suzy Kies con Justin Trudeau.

Seguir Leyendo

Canadá

Un líder musulmán en Canadá instó a apoyar la causa Talibán en un sermón a sus fieles

Publicado

en

Un imán canadiense incitó a la violencia contra judíos, cristianos y las mujeres: “Son nuestros enemigos”.

Los grupos islámicos en Canadá cada vez tienen más terreno para promover su discurso de odio. Esta semana, el imán Younus Kathrada, del Centro Islámico de la Juventud Musulmana de Victoria, pronunció un acalorado discurso donde dio su apoyo al nuevo régimen talibán en Afganistán, atacó a judíos y cristianos, a los que calificó “enemigos” y dijo que la violencia contra este grupo de personas está justificada.

Kathrada les pidió a los musulmanes canadienses que apoyen a los terroristas talibanes y sus esfuerzos por imponer la ley islámica Sharía, que incluye la muerte por lapidación, adulterio y homosexualidad, en Afganistán.

En su discurso, el líder islámico acusó a judíos y cristianos de intentar gastar “montañas de oro para alejarnos del Islam”, y pidió acciones a sus fieles para demostrar su apoyo al Talibán:Los incito a mostrar su apoyo a sus hermanos en Afganistán, que quieren establecer la sharia en su tierra (…) Alá, concede la victoria a los muyahidines que luchan por tu bien en todas partes, Alá concede el éxito a nuestros hermanos en Afganistán para que establezcan su sharía en esta tierra”.

El odio hacia las mujeres fue otro de los puntos centrales del peligroso discurso de Kathrada. Vemos que Occidente quiere hablar sobre los derechos de la mujer… Ah, sí, su derecho a ser prostituta. Su derecho a acostarse con quien quiera. Quiero que entendáis cuáles son esos derechos, por cierto. Sus derechos a ser abusadas. Su derecho a mostrar su cuerpo a los hombres, que se divierten viéndolas en porno y más”, agregó.

En respuesta, el Centro Canadiense para Asuntos Israelíes y Judíos (CIJA) ha expresado su profunda preocupación por la retórica de odio. “Estamos muy preocupados de que el imán canadiense Younus Kathrada continúe su larga historia de escupir odio contra los cristianos , los judíos y las mujeres”, escribió en un comunicado el CIJA. 

Esta no es la primera vez que Kathrada expresa una retórica radical y odiosa, ni siquiera la primera vez en el año. Hace algunos meses, dio un discurso denigrando al maestro de escuela francés Samuel Paty, quien fue asesinado por un joven musulmán por mostrar a sus alumnos caricaturas de Charlie Hebdo que representaban al profeta islámico Mahoma. Después de referirse a Paty como “maldito” y “de espíritu maligno“, Kathrada imploró a Alá a que aniquilara a los que calumnian a Mahoma.

Seguir Leyendo

Trending