Seguinos en redes

Canadá

Protesta de camioneros entra en su tercera semana y ya inspira manifestacionones en todo el mundo

Publicado

en

El convoy de camioneros está siendo emulando en protestas a lo largo de todo el mundo, especialmente en Francia y Australia, donde los gobiernos han puesto medidas igual o más autoritarias que en Canadá.

Las protestas de camioneros en Canadá pusieron al gobierno de Justin Trudeau y al resto del mundo en jaque. Más de 50.000 camioneros y por lo menos otros 20.000 manifestantes a pie ocupan las calles de Ottawa, con marchas intermitentes donde reclaman el fin del pase sanitario.

La declaración del estado de emergencia y la criminalización de la protesta no los hizo desistir. Los manifestantes siguen siendo decenas de miles en la capital, e incluso otro grupo de camioneros, asistidos por camioneros estadounidenses, empezaron a bloquear el puente fronterizo entre el estado de Michigan y la provincia de Ontario.

También están bloqueados otros dos ejes fronterizos. Uno en Emerson, que conecta la provincia de Manitoba con Dakota del Norte, y otro en Alberta con Montana.

El movimiento, que entra en su tercera semana y quedará en los libros de historia, inspiró a otros más allá de las fronteras, especialmente en París, donde, a pesar de la brutal represión de Macron, cientos de miles de personas marcharon contra el pasaporte sanitario, y en Canberra, donde miles de australianos marcharon hacia el Parlamento.

La ocupación de Ottawa: La marcha más importante del siglo

El sábado por la mañana, por tercer fin de semana consecutivo, miles de personas volvieron a las calles de Ottawa, para unirse al convoy de camioneros ubicado en el centro de la ciudad, y protestar contra las restricciones sanitarias de Trudeau. 

Con música, cánticos, pistas de baile y puestos de venta de alimentos, bebidas y parafernalia de la protesta como banderas y stickers para los autos, miles de manifestantes protestaron en la capital del país, con duros mensajes contra el gobierno y las farmacéuticas.

“No estoy vacunado y no estoy muerto”, dijo Marc-André Mallette, de 38 años, entrevistado por AFP, señalando que ha apoyado la causa “desde el principio“. 

John Pacheco, otro entrevistado, cuenta que acude tres veces por semana a manifestarse junto a los camioneros, llevó el sábado a su hija Sofía, de 15 años, para que “sea parte de este momento histórico”. Asegura estar convencido de que el movimiento vino para quedarse: “No van a tomar medidas duras, no van a traer al ejército, no tienen equipo para mover todos los camiones, no se van a animar. Así que podremos estar aquí durante meses“.

La protesta partió de camioneros que se oponen a la medida que Trudeau firmó el pasado 26 de enero que los obliga a vacunarse para conducir un camión de larga distancia, a pesar de que la gran mayoría de estos trabajos son en soledad en la cabina del vehículo, sin posibilidad de contagiar a nadie.

La masiva manifestación se extendió, y ahora abarca por el fin de la vacunación obligatoria no solo para camioneros si no para toda la población, además de pedir por el fin del barbijo obligatorio y el fin del aforo.

Trudeau calificó la protesta de ser una “minoría marginal y ruidosa”. Pero en un país donde las medidas sanitarias son en la mayoría de las provincias más restrictivas que en otras partes del mundo, el movimiento recibió un apoyo popular más amplio de lo previsto por las autoridades. 

Según una reciente encuesta, el 95% de los no vacunados apoya la marcha, y el 44% de los vacunados también. Además, el 60% de los canadienses en general “entiende la causa y las frustraciones que transmiten los manifestantes”, y el 52% de los canadienses respalda la manifestación.

En comparativa, Justin Trudeau ganó la última elección tan solo con el 32% de los votos, por lo que ya hay más canadienses que apoyan las movilizaciones contra su gobierno que los que lo votaron el año pasado.

Desde el inicio de la protesta, varias provincias han anunciado el abandono del pase de vacunación y el uso del barbijo, una respuesta directa a los reclamos de los canadienses, pero Trudeau se mantiene firme y no ha dado indicios de que pretende eliminar el mandato de la vacuna. 

Canadá

Gerente editorial de un diario de izquierda canadiense pidió dar armas al grupo terrorista islámico Hamás

Publicado

en

Davide Mastracci, editor en jefe del importante diario Passage, dijo que antes de enviarle armas a la población de Ucrania deberían enviar al grupo terrorista palestino Hamás.

Davide Mastracci, Gerente Editorial del diario canadiense de izquierda Passage, hizo un llamado al gobierno canadiense a regalar armas al grupo terrorista islámico Hamás, en un intento de hacer una analogía con el envío de armas a las fuerzas armadas ucranianas.

Mastracci, que se auto-describe como marxista, trabaja hace tiempo en Passage, un popular diario de izquierda en Canadá, además de haber sido columnista en importantes diarios estadounidenses como Buzzfeed News, Huffington Post y Vice News.

Por su cuenta, además, gestiona un diario alternativo llamado “Now You Know (“Ahora Ya Sabés”, en español), en el que hace intentos de investigación de las supuestas huellas del lobby pro-israelí en los medios de comunicación canadienses. Hasta el momento, no presentó ninguna evidencia creíble en más de una decena de artículos publicados.

En esta ocasión, Mastracci despertó una multitud de críticas tras llamar a enviar armas al grupo terrorista islámico Hamás, que según su postura, se defiende de una ocupación ilegal de parte de Israel, al igual que Ucrania contra Rusia.

“Si el gobierno canadiense realmente se preocupara en combatir la ocupación ilegal y la anexión de tierras en el extranjero, como ahora dice hacer, enviaría armas a Hamas”, aseguró en Twitter, Davide Mastracci, el pasado 23 de febrero.

Desde el comienzo de la invasión rusa a Ucrania, el 23 de febrero de 2022, el gobierno canadiense ha tomado una fuerte postura contra los dirigidos por Vladimir Putin en la que se incluyó la prohibición de entrada al espacio aéreo a cualquier tipo de avión ruso, la prohibición de sus aguas territoriales a barcos y pesqueros rusos y el envío al ejército de Ucrania de cascos, chalecos antibalas y más equipamiento militar valuado en millones de dólares.

Además, Justin Trudeau, presidente de Canadá, anunció un préstamo de 500 millones en la moneda norteamericana al gobierno del presidente ucraniano Volodimir Zelénski, con quien ha dicho que mantiene una estrecha amistad.

Seguir Leyendo

Canadá

Habiendo reprimido a los camioneros y sin poder ganar en el Senado, Trudeau revoca la Ley Antiterrorista

Publicado

en

La Ley de Emergencia Antiterrorista había facultado al gobierno canadiense a declararle la guerra a su propia ciudadanía.

El primer ministro Justin Trudeau anunció esta noche que revocaría el uso de la Ley de Emergencias Antiterrorista, la poderosa herramienta legislativa de dudosa constitucionalidad que le había otorgado poderes extraordinarios al Gobierno para “combatir al terrorismo doméstico”.

La ley se implementó en respuesta a las protestas y bloqueos de los camioneros que se manifestaron en Ottawa y en los cruces fronterizos en las últimas semanas en contra del pase sanitario que deja a decenas de miles de conductores sin trabajo por no estar vacunados.

Con las facultades otorgadas por esta ley que convirtió al país momentáneamente en una dictadura, el Gobierno congeló y cerró las cuentas bancarias de miles de manifestantes, movilizó a la Policía Militarizada para reprimir brutalmente a quienes marchaban en la capital, e incautó los camiones de los protestantes.

Además, el Gobierno arrestó a Chris Barber y Tamara Lich, principales organizadores del Freedom Convoy, a pesar de que no cometieron ningún delito, bajo la premisa de que son “líderes de una organización terrorista”, algo solamente posible bajo esta ley.

“La situación ya no es una emergencia”, dijo Trudeau en una conferencia de prensa. “Confiamos en que las leyes y los estatutos existentes ahora son suficientes para mantener a las personas seguras“.

El Primer Ministro firmó la revocación este mismo miércoles, por lo que el estado de emergencia no se encuentra más vigente en Canadá.

Los parlamentarios de la Cámara de los Comunes votaron para aprobar el uso de la Ley este lunes. Sin embargo, el Senado estaba debatiendo la ley hoy, miércoles, y parecía que Trudeau no iba a poder pasarla por la Cámara de los Lores.

Para evitar una fuerte derrota legislativa, y ya habiendo desmovilizado a los camioneros, el mandatario socialista decidió revocarla formalmente y cerrar este episodio como una victoria, al menos desde el punto de vista ejecutivo.

La realidad es que la derecha en Canadá, que estaba totalmente adormecida, volvió con toda la fuerza y con la mayor movilización de la historia del país. Si bien no todos los que participaron de esta masiva protesta pueden considerarse de derecha, sin lugar a dudas la respuesta dictatorial de Trudeau hizo que muchos entendieran a lo que se están enfrentando, y muchos otros que tal vez no estaban muy metidos en la política de su país, se politizaran completamente.

La decisión del gobierno de invocar la ley el lunes 14 de febrero se convirtió en una fuente considerable de controversia y críticas. La ley nunca se había utilizado desde que fue aprobada por el Parlamento en 1988, y en aquél entonces se había intencionado para ser firmada cuando el país entrara en guerra, teniendo en mente las provincias con intenciones de independencia como Québec.

Dentro de 60 días comenzará una investigación sobre la decisión del gobierno de invocar la ley y las acciones policiales posteriores. El Parlamento establecerá un comité para supervisar esa revisión la próxima semana, pero lamentablemente estará dominada por diputados del partido de Trudeau y probablemente será una escribanía.

Seguir Leyendo

Canadá

Dictadura en Canadá: La Policía de Trudeau reprime brutalmente a los camioneros y los pisa con caballos

Publicado

en

Cientos de personas fueron arrestadas, y miles fueron golpeados, disparados o pisados por la Policía, que pueden actuar así por la Ley Antiterrorista que firmó Trudeau.

Este fin de semana, el primer ministro Justin Trudeau puso en acción los poderes extraordinarios que se adjudicó al firmar la Ley Antiterrosimo de 1988, y ordenó la brutal represión de los camioneros que están protestando en la capital de Canadá, Ottawa, en contra del pase sanitario.

El sábado, la Policía montada atravesó las calles cortadas por los manifestantes, pisando a varios manifestantes. Entre ellos una señora mayor en andador que terminó hospitalizada.

Las imagenes de los caballos pisando a las personas se viralizaron rápidamente en redes sociales, pero no fueron lo peor de la jornada. Policías armados sacaron por la fuerza a miles de camioneros de sus asientos, y se llevaron los camiones con remolque. Otros les pegaron con palos a los manifestantes, incluidas mujeres, y les tiraron gas lacrimógeno.

La periodista de Rebel News, Alexandra Lavoie, fue golpeada con un palo por un policía y luego otro le disparó una bala de humo a quemarropa en el pecho y en la pierna. Tuvo que ser asistida por médicos.

Este sábado la situación empeoró. Trudeau escaló la represión y envió a policías y agentes federales de Gendarmería a combatir las protestas. Esto lo pudo hacer nuevamente por la Ley Antiterrorista, que identifica a los manifestantes como “terroristas”, y faculta al Estado a usar todas sus herramientas militares para “aniquilarlos”.

Cientos de arrestos fueron hechos en la mañana de hoy, mientras miles de personas fueron reprimidas brutalmente por la Policía y el Ejército. Principalmente despejaron la plaza frente al edificio del Parlamento, donde la oposición está tratando de votar para suspender la Ley Antiterrorista que ha convertido a Canadá en una dictadura.

Las imagenes más brutales de la represión de Trudeau

Cops are filmed shoving protesters during Saturday's operation to break up the remaining Freedom Convoy
Policías y soldados empujan a los manifestantes tratando de alejarlos del centro de Ottawa
A freedom convoy protester is hit with pepper spray Saturday as cops in Canada clear the final Freedom Convoy protesters away from the Parliament building in Ottawa
Instante en que uno de los manifestantes recibe un tiro de gas pimienta en la cara
A female protester was snapped on the ground with a cop behind her during what appeared to be an apprehension
Un policía se lleva arrestada a una manifestante después de golpearle la boca con un palo
Ottawa riot police are pictured scuffling with a Freedom Convoy protester during Saturday's so-called last stand next to the Canadian Parliament building
Policías golpean y detienen a múltiples manifestantes
A woman kneels before police in Ottawa as protesters are arrested at the end of a three week protest
Policías muestran a una de las mujeres arrestadas para disuadir a los manifestantes de avanzar
Police storm a caravan and arrest a person who refused to leave
Policías sacan por la fuerza a los camioneros de sus vehículos
Officers in Ottawa ready to move in on Friday afternoon to break up the protests
Policías con armadura completa
Riot cops with tear gas cannons converge on the Ottawa protests in a crackdown on the Freedom Convoy
Soldados del Ejército y Policías con máscaras antes de tirar gas lacrimógeno
Quebec Provincial Police hold a line as they work to bring the protest to an end on Friday in Ottawa
La imagen de una dictadura: Filas de policías en atuendos monocromáticos no permiten a los manifestantes acceder a sus camiones
Armed police officer deploy to remove demonstrators against Covid-19 mandates in Ottawa on Friday
Agentes de la Policía Federal y Gendarmería con rifles y equipamiento táctico
A protest truck is towed as police begin to clear demonstrators against Covid-19 mandates in Ottawa on Friday
La Policía se lleva los camiones remolcados
Seguir Leyendo

Tendencias